Header

Google+ Badge

Directores y productores

Yo no soy fan de Tarantino, ni de lejos, pero sé de muchos que fueron a ver Hostel creyendo que era película suya. No es que sean tontos: es que en los carteles de las calles aparecía un enorme Quentin Tarantino presenta mientras que el nombre del director del filme aparecía más abajo y con letra casi invisible. No he sabido que Quentin presentase la peli en ningún cine, al menos en Valencia, por lo que creo que fue más bien un engañabobos. Un gancho para sus fans. Y que si yo fuese el director de la película (un tal Roth, por cierto) sentiría una tremenda vergüenza si lo que quisiese fuese prestigio antes que dinero. Claro que no será el caso.

Ahora sucede algo parecido con El Orfanato, la cuál nos van a meter como la última de Guillermo del Toro y no es así. A menos que queramos pensar que el productor es el autor de la película, y entonces Jose Luís Moreno es en definitiva el padre, madre y tía de toda la televisión española. No, no lo es. Es el que pone la pasta, el que se juega las pelotas, pero no es el autor ni el nombre que debería aparecer primero. Aunque claro: ¿quién conoce al verdadero director? Engañabobos, en definitiva.

Se ven cosas así muy a menudo: el productor se usa mucho como gancho, pero en realidad nunca es garantía de éxito. El productor ni escribe ni dirige, su trabajo es muy simbólico (y económico), y atribuirle la calidad de un trabajo es básicamente decirle "qué bien has invertido, tío". Y ni con esas puede que recupere la pasta. Lo que pasa es que con todo el primer engañado de este cuento es el espectador, que cree que va a haber una película de alguien que sólo la ha producido, y sin olvidar al verdadero director, al cuál casi nadie tiene en cuenta.

3 comentarios:

Nazaret dijo...

Pues a mi me da exactamente igual quien la dirija, aunque en este caso creo que se ha dejado bastante claro que Guillermo del Toro no la dirige. Al menos yo, cualquier cosa menos cinéfila ya lo sabía, cosa que con Hostel no. Pensaba que era de Tarantino. Tampoco la he visto, en fin.

Yo quiero ver El Orfanato porque las escenas del trailer y demás me llaman bastante la atención. Me da igual que esté o no nominada a los oscars, y los que me conocen sabem que no voy al cine por cuestión de principios. Sólo para ver películas que yo sienta que merecen la pena. No me dejo llevar por nombres ni por premios.

Así que esperaremos dos semanas a que se estrene para verla y saber si el trailer tiene algo que ver o no con la peli, que me parece muy mucho que nos están dando gato por liebre.

ana ryder dijo...

Hay películas que son hijas del director, pero muchas, muchísimas otras lo son enteramente de su productor, que no sólo pone el capital sino su sello personal. Y si no, que se lo pregunten a las de la factoría Dreamworks.. aunque el ejemplo más claro y famoso de toda la historia del cine sea "Lo que el viento se llevó", prodigioso resultado de su productor, no de su realizador.

[y para todos los nacidos a partir de los noventa: el cine comenzó ANTES de Tarantino..]

pruna dijo...

A veces también me he encontrado con carteles que dicen del nominado al Oscar, haciendo referencia a algún actor, que ni si quiera es el protagonista.

Yo me dejo llevar por los tráilers y también por el consejo de algún amigo que tenga gustos parecidos.

Por supeusto que el cine comenzó ANTES de Tarantino :)