Header

Google+ Badge

El morbo del rumano "a lo bonzo"

Me parece sumamente desagradable que saquen por la televisión las imágenes del rumano que se ha prendido fuego en Castellón. La noticia es suficientemente impactante como para ahorrarnos la escena en vivo: no es informativo, es puro morbo. Es enfermizo tener interés por esas imágenes. De verdad: un cero a todos los noticiarios que lo han sacado.
Y la pregunta reposa en mi cabeza: ¿Por qué todo el mundo sabe lo que es quemarse "a lo bonzo"? Jo. Soy consciente de mi incultura. Os juro que hasta hoy no lo había oído, o no lo recuerdo. Pero todos usan la misma expresión. ¡Qué listos son todos los periodistas!

P.D.: Tengo otra visión de los inmigrantes desde que leí Las Uvas de la Ira. Dios, cómo te puede cambiar un libro.

4 comentarios:

Sirius Holmes dijo...

Estoy de acuerdo contigo, he tenido que ver las imágenes y me he quedado O_o se me ha quitado el hambre por unos minutos. Últimamente, por desgracia, muchas de las noticias de este tipo se tratan más por el morbo que por el mero hecho de informar.
Ah!! y no te preocupes, no eres el único inculto porque yo tampoco había oído ni sabía que significaba la expresión "a lo bonzo".

Fenix_209 dijo...

Hola, Cronista.
Pues no sé si sabes o no lo que es quemarse a lo bonzo, pero si quieres te explico brevemente... Me ha parecido que no lo sabes.
Quemarse a lo bonzo hace referencia a la manera en la que se suicida alguien quemándose, como lo ha hecho el Rumano.
Pero, ahora bien, la expresión se debe a la utilización de este método por un monje llamado Thích Quảng Đức en 1963.
Era un monje Budista Vietnamita, a los cuales también se les conoce como "bonzos", y roció gasolina sobre su cuerpo para posteriormente encender fuego a sus ropas y sentarse en la calle sin emitir ningún sonido mientras era consumido por las llamas; es decir que ni siquiera se inmutó ante las llamas que abrazaban su cuerpo.
Existe una imágen de el monje mientras es consumido por el fuego, y en ella se le ve sentado en una expresión de meditación.
Pareece increíble que no haya dado ni un respingo en este acto, pero ya ves como es todo.

Ese es el significado de quemarse a lo bonzo, y espero que no te haya molestado que te lo explicara, y si ya lo sabías, pues igualmente espero que no te moleste.

Cuidate y me gusta mucho leer tu blog, yo también soy de los que escriben a ratos.

Nazaret dijo...

Pues yo no sé qué es quemarse a lo bonzo. Pero después de las imágenes prefiero que me ahorren la explicación.

No estoy de acuerdo contigo. No es morbo. Es realidad. Una realidad que sucede cada día, la situación de muchas personas. Deberíamos plantearnos, de vez en cuando, su situación, sobre todo si están dispuestos a prácticamente suicidarse por conseguir que les hagan un poco de caso.

Debería ser un toque de atención para todos aquellos que únicamente se miran su ombligo.

Creo que el error fue la forma de tratar la noticia Eso sí fue morbo, ahí reconozco que el periodista (o los periodistas) en cuestión se dejaron llevar por el sensacionalismo. Pero esas imágenes, dentro de un reportaje sobre las dificultades de los inmigrantes rumanos (en este caso) por conseguir una vida digna creo que habrían conseguido lo que tendría que haber sido su objetivo.

De cualquier manera, creo que las imágenes, más que para debatir si son o no son morbosas, deberían servir para mover conciencias.

José dijo...

Aún cuando ya conocía la expresión, solo he tenido que dar una pequeñisima vuelta por el amigo "Google" y he conseguido esto:
Muchas veces hemos escuchado e incluso utilizado la expresión "quemarse a lo bonzo", pero... ¿sabemos lo que estamos diciendo? ¿Qué es eso de "bonzo"?
El término "a lo bonzo" no hace referencia a quitarse la vida prendíendose fuego, sino que indica un suicidio como forma de protesta política. Así, te puedes tirar por un puente "a lo bonzo", o lanzarte frente a un tren en marcha "a lo bonzo", si antes especificas el motivo que te arrastra a ello. Eso sí, la expresión que ha prevalecido es la relativa a prenderse fuego.
Un bonzo no es más que un monje budista. Y es que fue un monje budista, Thich Quang Duc el que da origen a la expresión. Este monje nació en 1897, y se quitó la vida quemándose vivo en una céntrica calle de Saigón en 1963. Decidió protestar de esta forma por el modo en que la Administración oprimía a su colectivo.
Mientras su cuerpo ardía, no gritó lo más mínimo, y mantuvo la compostura. Tras su muerte, su comunidad intentó incinerar su corazón, pero éste permaneció intacto.
Espero haber podido ayudarte en algo.