Header

Google+ Badge

Ciento tres

Les engañaron. Pensaban que esos niños eran huérfanos e iban al encuentro de sus familias de adopción, o que sufrían enfermedades graves que sólo podían ser tratadas en Europa. Algo tuvieron que pensar. Algo, por favor, algo que no les convierta en culpables.
Una falsa ONG francesa fue a la República de Chad a por niños. En el avión iba tripulación gala y española y no sabemos cómo, se hicieron con ciento tres niños africanos, negritos y descalzos, pobres de solemnidad. Se los iban a llevar de vuelta a Francia cuando las autoridades les pararon. "No os los lleváis: estos niños ni están enfermos ni son huérfanos". Desde entonces están detenidos en Chad, a la espera de que la justicia se pronuncie sobre lo que parece un fraude y secuestro a gran escala. Pero lo tienen crudo, y cada vez más. Incluso pusieron vendas falsas a los críos para que su engaño fuese un éxito. Ahora, todo eso va en su contra. Si es que son culpables, claro.
No lo sé. Es una historia rara. Rara o terriblemente siniestra. Malvada. Si han hecho eso, son de verdad malvados, en el sentido más puro de la palabra. Si lo han hecho, espero que no salga ningún Garzón con ánimo de protagonismo que los extradite: no habrá pena en nuestro país que les haga justicia. Que se queden en Chad. Si son culpables.

Esto me recuerda a ETA y la afición suicida por solicitar la extradición de los países donde les han cogido. ¡Que se queden en Canadá, México, Francia! ¿Para qué traerlos, cuando nuestra justicia es un hazmerreír?

Experimento en el metro

Yo se lo propongo a los científicos, porque este experimento me resulta un pelín más interesante que el crear gusanos homosexuales o los hábitos de fumador del mono de culo rojo. El asunto está en saber qué opina la gente de otras personas, cómo las juzga en cuestión de milésimas de segundo, y cuanto interviene su subconsciente.
Esto empieza así: una mujer entra al vagón del metro. El asiento más próximo es un espacio entre un negro y un sudamericano. El siguiente, entre un anciano y una fondona cajera de supermercado uniformada. Y más allá, un par de asientos vacíos donde podría estar más ancha. ¿Dónde se sentará? ¿Dónde te sentarías tú?
Todo esto viene porque me quedo mosqueado algunas mañanas cuando la señora de turno pasa de largo y prefiere ir un poco más lejos para sentarse al lado de otras personas. En el caso de hoy, el hueco estaba entre servidor y un latinoamericano. ¿Será él? ¿Seré yo? ¿Será que llevo la música muy alta o que tengo pintas de ir a abalanzarme encima del primero que pase? Sea lo que sea, algunas personas prefieren otros asientos. Otras, en cambio, no se lo piensan tanto. O me prefieren a mí al inmigrante de turno, no importa que se vea que viene de trabajar en la obra y que es el más vulnerable de todo el vagón. O no. Es igual: todos, al entrar al vagón, tomamos rápidas decisiones. El porqué, se lo dejo a los científicos. O a los sociólogos. A quien quiera encargarse, en fin.

La Hillary argentina

Hoy se habla en los medios de la Hillary argentina, como llaman a Cristina de Kirchner. Las comparaciones son obvias pero existe una sutil diferencia: una ya ha llegado a la Casa Rosada, mientras que a la otra le queda mucho por andar si quiere regresar al despacho oval. ¿Por qué la Hillary argentina, cuando en realidad quieren decir la Kirchner estadounidense?

Reminiscencias argentinas

En un día como hoy me encantaría ver Crónica TV. Qué recuerdos.

Suerte a los argentinos con lo suyo.

La decepción de Woody

No me ha gustado El Sueño de Cassandra, la última de Woody Allen. Nada. Me ha aburrido, como también lo hizo Match Point en la mitad de la película, pero la diferencia entre una y otra es que Match Point tenía un giro de tuerca genial e inesperado y sin embargo, en El Sueño, no hay nada de eso.
Quitando que ayer tuve una tarde surrealista en el centro, la película me dejó totalmente despaga'o. Y volví oir a mis amigos de Cumbres decir aquello de "¡Eso nos pasa por dejarle elegir!". Aunque duela reconocerlo, esta vez tienen razón...
Así que si esperas encontrarte un peliculón, baja las espectativas y quizá incluso te guste. Yo no es que tuviese muchas esperanzas, pero desde luego no contaba con llevarme semejante decepción. En fin. Woody Allen saca una película al año: supongo que es natural que unas veces acierte y otras naufrague. Eso no cambia que sea un gran guionista y director.

Posdata: Se viene temporada de estrenos y hay unas cuantas que me apetecen. Aunque ya me han dicho que Invasión no merece la pena. Pero bueno: para ver a Kidman ya tengo otra en mente: La brújula dorada.

Las tentaciones

Todos hemos tenido quince años y sabemos la de tonterías que se cometen. Por un tiempo nos sentimos el centro del universo y creemos saber más que nadie. Pensamos que es nuestro derecho hacer y probar todo. Menuda tontería. Pero eso fue a los quince.
Con veinte años no tendrás toda la cabeza amueblada y sigue quedándote mucho camino por andar, pero hay sutiles diferencias. Creo que somos más inteligentes y conocemos más las consecuencias de caer en determinadas tentaciones. Sí, puedes hacerlo, pero sabes a lo que te expones. Con quince años, ni te lo planteas. Así que no puedo culpar a un quinceañero que empieza a fumar: pues sí, es tonto, pero oye, todos hemos sido adolescentes. Ya se dará cuenta él solito con el tiempo.
Sin embargo, que un veinteañero se enganche ahora al tabaco es basicamente irracional. ¿Qué te puede llamar a esta edad? O vives una segunda adolescencia, o eres básicamente idiota.
Aunque mi enfado no viene por los nuevos fumadores. La cosa es mucho más grave. Bastante más. Ocurrió meses atrás y todavía le doy vueltas. Un amigo, en una discoteca, decidió que había llegado el día de probar el cristal. No hablo de drogas blandas. Y sigo preguntándome, como le pregunté a él, qué le llevó a ese extremo. Qué se le pasó por la cabeza. Qué no ha aprendido de la vida. Cómo se puede ser tan idiota.
Él le quitaba peso al asunto, diciendo que no lo había vuelto a probar. Me es igual. El caso es que por una vez, has caído en la tentación y no tenías ningún motivo. No es alguien a quien imaginaría yo en Proyecto Hombre. Y no pongo en duda que no tenga interés en repetir, pero el simple hecho de que le reste importancia, y que otros amigos me dijesen que no era para tanto, me aterra. Tenemos una edad y unas circunstancias que no invitan a la droga. Ya no se trataba de un debate de salud: mi preocupación iba más allá, en el peligro de lo vulnerables que somos a las tentaciones. Hay cosas con las que no se puede jugar. Y probar el cristal es una de ellas.

Don't look back into the sun


Esta canción siempre logra animarme. Y hacerme bailar, esté solo en mi habitación o en el coche con mi prima. Da igual. No mires atrás. Tienes toda la vida por delante.

P.D.: ¿Quién dijo que el ex de Kate Moss sólo se droga? Alguno debería dar una oportunidad a The Libertines, grupo del cuál formó parte.

No en el mismo saco

Me la juego mucho con esta entrada del blog: igual que cuando he defendido a Zapatero o Rajoy (o del mismo modo, los he criticado), cuando he dicho que lo que hace Israel es un genocidio o esas otras veces en las que expreso opiniones incómodas, me juego a que se me tache de cualquier cosa. Tampoco me importa. Esto es sólo una declaración de intenciones.
En un tiempo en el que se habla tanto de la telebasura, que existir existe, me molesta que se meta a todos los programas en el mismo saco. No todos, pero el concepto que tienen algunos de la telebasura es a todas luces mucho más amplio (y agresivo) que el mío. Para mí es telebasura el A3Bandas. También Está Pasando. Y el rey de la telebasura es sin duda el Tomate.
Lo que no me parece telebasura, y aquí es donde me la juego, es El Diario de Patricia. Y me molesta que lo metan en el mismo saco que el Tomate. No puedo considerarme seguidor de ninguno de estos programas, pero los he visto todos los suficientes minutos como para hacerme una idea bastante aproximada de sus objetivos. Y con todo, mientras que en los programas casposos sólo se persigue, humilla y lapida a seres humanos, en El Diario de Patricia la gente te cuenta sus vidas, pero te las cuentan los propios protagonistas, no de boquilla. Y al programa no va gente a amenazarse de muerte ni a interponer demandas, sino a volver a ver a sus parientes que dejaron en otro país años atrás o a pedir perdón a un ser querido. Me parece muy distinto. De hecho, me parece -dentro del morbo- el polo opuesto del Tomate. Cuando una escena se pone demasiado tensa, el programa corta. Para otros espacios, los gritos son el principio de la emisión. Y si bien no todas las historias que cuenta Patricia tienen finales felices, jamás provocan ellos mismos los embrollos. Jamás iría a un programa a soluccionar mis problemas, ni a dar un mensaje a nadie. Pero no puedo culpar a las personas que acuden porque de otro modo, jamás dispondrían de los medios para volver a abrazar a los suyos.
Ala, ya lo he dicho. Tampoco ha sido tan grave.

Con Z de Sinvergüenza

Qué valor hay que tener para prometer que España será la primera entre las diez potencias mundiales en destinar el 0'7 si ganas las elecciones de 2008, cuando todavía no han pasado ni veinticuatro horas desde que aprobastéis los presupuestos del año que viene. Un poco de disimulo, por favor, o menos vergüenza. Pudiste hacerlo ayer, ZP, y en cambio lo utilizas de moneda de cambio para votos en Marzo. Con Z de Sinvergüenza. Tiempo no te ha faltado.

La musa a mi lado

Tengo una de esas rachas de inspiración que me da miedo mencionar por temor a que terminen por sorpresa. La musa no avisa ni cuando viene ni cuando se va.
Hoy he llevado a imprimir BeP en su cuarto borrador y el que creo que es casi la versión definitiva. Casi me da algo al ver los complicadísimos trámites para llevarla al Registro de la Propiedad Intelectual. No sé porqué lo hacen todo tan difícil.
Y con la misma emoción de haber cerrado una historia, me muevo empezando otra. Tengo una planificación de catorce capítulos mas epílogo que tracé en Marzo y me gusta bastante (el epílogo lo escribí hará más de un año, el día que se me ocurrió la historia, pero tengo que buscarlo porque no tengo ni la más remota idea de dónde lo dejé). Ahora mismo estoy perfilando personajes y detalles de la trama. Tengo ganas de escribir esta idea. Es un viaje largo, costoso pero muy gratificante. Y todo, dentro de mi cabeza. ¿A dónde te lleva tu musa?

Actualizado: ¡Sí! He encontrado el epílogo (es de Junio de 2006) y otros tantos papeles que daba por perdidos. Por ejemplo, uno donde apunté el nombre de un personaje importante de BeP que luego olvidé y tuve que inventarme otro sobre la marcha (ya tengo una excusa para que el cuarto borrador no sea el definitivo...). Me encanta encontrar borradores que doy por perdidos XD me trastorna todos los planes.

A cada uno por su justo nombre

Josep Lluis Carod-Rovira se ofendió mucho cuando le llamaron "Jose Luís" en la Primera. "Yo me llamo Josep Lluis, aquí y en la China". Sin embargo, él mismo ha pedido explicaciones al gobierno en el Concreso de los Diputados porque la Expo de Zaragoza tendrá en cuenta el Valenciano para las traducciones a distintos idiomas, entre los que diguran el italiano, inglés, vasco, gallego y por supuesto, el catalán. Según su partido, es intolerable. Así que responderé a este caballero:

  1. Mucho se queja de la opresión del castellano sobre el catalán, pero lo que él pretende es eliminar el valenciano a base de catalán. Eso sí es fascismo y no el que él denuncia.
  2. ¿No le gusta que le llamen por su nombre? Pues a la lengua que se habla en el Reino de Valencia no se le llama catalán: se le dice valenciano y desde hace más de cinco siglos, antes incluso de que se descubriese América. No es poco tiempo para hacernos a la idea de una puñetera vez que tiene identidad propia. Parecidos los que quieras, pero si desde hace medio millar de años se le trata de lengua auténtica, no sé a qué tiene que venir nadie a pisotearla. No consiste en sus parecidos sino en que tiene nombre propio. Y desde que tiene nombre propio, y por tanto tiempo, debe respetársele como una lengua propia. No hace falta hablar ni ser valenciano para entenderlo.

Nunca terminará este debate, ni en otros quinientos años.

La Maldición de los Personajillos

Ha existido desde siempre y nos hemos negado a aceptarlo. Pero así están las cosas: nueve amigos de toda la vida que jamás podrán irse más lejos de Vergel. Aparentemente hacer un viaje juntos sería fantástico, estrechar todavía más los lazos de la amistad, tener experiencias únicas... pero es obvio que alguien allá arriba no quiere que lo hagamos. Y yo empiezo a tener la sospecha de que lo mejor que podemos hacer es no realizar ninguno de los viajes que organicemos: básicamente, lo que llevamos haciendo desde siempre. No sé. Las cosas no cambiarán. Seguiremos como siempre. Visto que tenemos una maldición, yo no tentaría la suerte... a veces es mejor resignarse a las circunstancias y aceptar que nunca, jamás de los jamases, podremos ir a ningún lugar juntos.

Irresponsable

El político que dice que el problema del cambio climático no es tan importante, quitando hierro al asunto, es un auténtico irresponsable. ¿Que los ecologistas han inflado algunos datos? Eso no cambia la realidad. Ni quita que sea un asunto de vital importancia.
Os pongo un caso: imaginad que hoy hay litros de sangre de más en los congeladores de los hospitales y alguno se va a tirar porque como sabéis, caduca. ¿Qué pasaría si saliese el Ministro de Sanidad diciendo que no hace falta que la gente siga donando, que tenemos exceso? Sería un auténtico irresponsable. A veces hay datos que se deben ocultar porque su verdad es mucho más peligrosa. Si bien nunca hay que mentir, no conviene dar algunos datos. No creo que sobre sangre en realidad, pero si un día ocurriese, produciría un efecto muy negativo el decir que no sigan donando.
En realidad no tenían mucha relación estos dos temas... los he atado con pinzas.
Otro que es un irresponsable es el Ministro de Justicia, el Pendejo, por eso de ser fiscal o juez sin opositar, solo con la nota de las universidades. Lo cierto es que en cada centro puntuan de una forma y para mayor peligro, a algunos etarras encarcelados les han regalado la carrera de derecho. Ahora sólo falta que les inflen las notas y tendremos de fiscal a Mujika y de juez, a de Juana Chaos. Me parece una preocupación bastante seria. Qué peligro con Bermejo...

FUERA DE ESPAÑA

Eso le digo, y seguro que tú igual, a este hijo de puta. Que se aplique el cuento: FUERA DE ESPAÑA. Es a gente como él a quienes no queremos. Siento mi vocabulario pero es que con sujetos así, no me sale otra cosa.

El juego del Rey

Que me diga Don Juan Carlos a qué diablos juega, porque yo quiero enterarme. Y de paso, divertirme.
No diría que es un retroceso tener corona en el siglo XXI, porque honestamente, creo que nunca en la historia ha tenido verdadero sentido. Ha habido reyes mejores y reyes peores, pero todos chupando del bote. Lo que es evidente es que el rey de España es rey por unas circunstancias muy especiales, que pasan por la voluntad de Franco y por la tolerancia de todos los españoles. Mientras dure.
Por eso me quedo perplejo al observar que el rey se lleva un juego muy raro: tenemos un monarca que se las da de progre, o algo así, porque siempre parece del lado de los republicanos. Un rey que no ha levantado la voz ante el Estatuto de Cataluña y que se atrevió a comparar el conflicto vasco con el de Irlanda. Un rey que lejos de defender la unidad de España, secunda a aquellos que la fragmentan y que además, ataca por las espaldas a aquellos que defienden su institución. No es Losantos sea santo de mi devoción, pero él sí es monárquico y sin embargo el monarca le anda poniendo verde, igual que hizo en su día con Aznar. O el rey es basicamente idiota, porque se tira piedras en su propio tejado, o tiene un plan B del que nadie sospecha nada.
Soy republicano, así que por mí que el rey se vaya cuanto antes. Pero eso sí: que no olvide contarme qué juego se lleva, porque sigo sin entender cómo se puede ser tan rematadamente idiota, además de cobarde. Está poniendo su continuidad en manos de los primeros que quieren verle fuera. Pues como si me da a mí la opción: una patada en el culo y empezamos a cumplir eso de que todos los ciudadanos somos iguales. Porque menudo cuento hasta ahora.

Esos apóstatas

Creo que me puedo permitir ahorrarme el discursito de que no soy creyente, porque los que leéis este blog ya sabéis de qué pie cojeo en lo religioso. Pero de no creer a ser un ateo reprimido, hay un abismo. Por eso alucino con esos apóstatas que quieren que les quiten del registro del bautismo, como si la Iglesia se dedicase a enviar boletines semanales a todos sus miembros. Qué narices.
Hay que tener tiempo para quejarse de eso. Hay que tener tiempo y tener muy mala leche, mala saliva, mal todo. Hay que tener una ira creciente hacia la Iglesia y todos los que trabajan en ella, y además, hay que tener una tontería inmensa. Para empezar, son los padres los que deciden bautizar. Teniendo eso claro, el bautismo tiene un significado si eres creyente, pero ninguno si no lo eres. Por lo cuál, si son ateos como dicen debería importarles un comino que les echasen agua de críos, porque ese acto no tiene valor para ellos. No debería, si son coherentes. Como si me viene la gitana y me echa un mal de ojo, pues lo mismo: no voy a ir luego a los juzgados a exigir a que me lo quite.
Pero van más allá: quieren que se destruya el documento donde aparece que fueron bautizados, porque ya sabes, el pasado siempre vuelve. Quizá su problema es que quieren encabezar la próxima revolución comunista y les da miedo que eso reflote en un futuro Hormigas Blancas. No sé: es que no le encuentro otra explicación. Qué afición tienen algunos a perder el tiempo.

Rohn

Hoy ha venido Rohn a casa. O Rhon. O Ron, es igual. Mi perro. Hacía tiempo que no lo veía y todavía más tiempo que no lo veía en Valencia. Rohn vive en Dénia, con mis padres, y cuando ellos vienen a pasar la noche a casa él se queda allí, custodiando. Sin embargo, cuando vamos al campo mi padre lo trae a Valencia, en esas horas de tránsito, y puedo disfrutarlo. Se pone un poco bastante histérico cuando me ve, porque me quiere mucho pero no suele pasarse por aquí, y esta tarde hemos ido a pasear juntos.

Vale, un poco caótico.
Hay que ir a su velocidad, porque no sabe frenarse. Es porque no está acostumbrado a pasear, más habituado al jardín de Dénia o a moverse libremente por el caminal y bajar a la playa solo. ¿Pero llevar correa? Eso no va con él, así que te va arrastranto todo el camino. Pero hoy se me ha ocurrido una idea divertida: conocer la parte de atrás de mi edificio. Sí, esa que ves siempre por la ventana pero por la que nunca pasas, jamás de los jamases. Desde el séptimo piso te la conoces a la perfección, pero sin embargo nunca has puesto el pie encima. Con Rohn, tengo una buena excusa para hacerlo: lo estoy paseando, ¿no es suficiente motivo? Hemos ido hasta este callejón por donde no pasa casi nadie y me he sentido un poco pez. Porque a fin de cuentas, ese callejón es lo que ven decenas de familias cuando se asoman a la ventana. Yo mismo me he quedado atontado mirando a la gente de abajo cuando estoy arriba, como si se tratase de un acuario. Y ahí estaba yo, como si de una hormiguita se tratase, paseando a otra hormiguita. Luego hemos ido por otra callejuela que suelo ver de lejos pero por la que nunca cruzo, la del casal fallero de Bachiller. Estaban montando una cena o algo, así que he pasado de largo. Al volver a casa, una chica se pone a jugar con el perro. "Es muy bonito", me dice. "Lo sé", respondo yo emulando a Han Solo (no me deberían dejar salir de casa...). "Me parece que ya conocía a este perro", cuenta, "me suena de haberlo visto por la callejuela de la falla". En eso le explico que es justo la primera vez que le he llevado por ahí, pero me oigo y me sueno a tipo raro que las hace de espía por las tardes. En fin. Entro al edificio. Pero con Rohn, voy más chulo que un ocho.

Filosofando en clase

Hoy estaba pensando en clase...
Dios es Dios porque es capaz de todo, Todopoderoso Él. Por lo cuál, Dios no fue Dios hasta que no hizo Todo. Dios no fue Dios hasta la Creación. Entonces, ¿qué fue antes, cuando todavía no había hecho Todo y no existía Nada? ¿Por qué la Nada iba a convertir a Dios en Dios?
Así que si Dios fue Dios a partir de que creó algo que le diese el mérito de Dios, tendremos que enterarnos de qué es un Dios antes de ser un Dios. Y cómo era Dios antes de ser un Dios.

Deu meu: tendré que hacer caso a mi madre y tomarme un actimel antes de salir de casa...

Probre Joan Ignasi Pla

Dimite Joan Ignasi Pla (¿ves como te llamo por tu nombre, aquí y en la China?) como líder del Partido Socialista del País Valenciano. Con ese nombre, normal que fracasen en las urnas. A ver si se enteran en Cataluña de que eso de Valencia catalana sólo se lo creen los profesores de la Universidad de Valencia y cuatro gatos del Carmen, que nadie más.
No puedo decir eso de probre Pla. Porque ha sido un egoísta, así ha sido. Cuando una cabeza pierde con tanta diferencia unas elecciones, debe retirarse. Y no tener los huevos de decir que tiene que cambiar su equipo. Así lo ha hecho dos veces, la última en Mayo. Después de la polémica de las obras de su casa que han costado setenta y tantos mil euros, y que por supuesto no ha pagado él, por fin deja el cargo. ¡Pero ojito! El tío va y culpa a la gente de su partido por lo que considera un montaje. Ahí queda la cosa. Como nota curiosa, lo creáis o no, ha agradecido al Partido Popular que no se haya aprovechado de la situación. Más bien me huele a que Camps sospechaba que Pla caería por sí sólo, sin necesidad de meter cizaña. Así ha sido.
No deja de ser curioso que los que critican al PP de Valencia y el Reino de Valencia (no mezclemos con el PP central, que es otro mundo muy lejano) siempre lo hayan hecho acusando de corrupción. Sin embargo, a fecha de hoy tanto Rita Barberá como Paco Camps están limpios, o todavía no se les ha pillado (y tiempo de pillar a Rita han tenido, que ya lleva dieciséis años gobernando... y los que le quedan). Mira por donde, el líder del PSPV tiene las obras de casa pagadas por una constructora. Mucho señalar... y al final el virus está dentro de casa.
En fin: que Pla se vaya es una buena noticia, tanto para los de un partido como los de otro. Yo, que no me adscribo a ninguno, me alegra que entre sangre nueva porque la anterior estaba más que seca. Siempre es bueno para un gobierno tener una justa oposición y era imposible que Pla llegase a las aspiraciones de sus votantes. Eso sí: ni me planteo votar al PSPV hasta que no cambien las dos últimas siglas, denigrantes para los valencianos. Después, hablaremos.
El PSOE lo tiene crudo por estos lares. Les salió mal como Pla para Presidente y con Alborch para alcaldesa. Porque menudas narices las de Carmen Alborch: ¿quién tiene narices para enfrentarse a la archiadorada Rita Barberá? De nada le sirvió haber sido Ministra en el pasado. Alguien debería decirle a Alborch que si quería ganar en las urnas, tenía que parar de felicitar a la actual alcaldesa. Nunca decía una palabra en contra: todo eran felicitiaciones y decir "todavía se puede hacer más". La política del halago al contrario no funciona en España, visto está. Aunque debo agregar que Alborch mostró mucha clase durante toda la campaña, que ya querrían otros políticos para sí.

P.D.: ¿Este Blanco siempre tiene que poner la puntilla? Si tiene nombres, que los diga. Lo que no se puede hacer es tirar la piedra y esconder la mano. Lo único seguro a fecha de hoy es que Pla no ha sabido explicar lo de las obras de su casa. Y por esa razón ha dimitido.

Terabithia

Acabo de terminar de ver la película Puente a Terabithia. Leí el libro cuando se estrenó el filme, pero no llegué a ir a verla al cine. Ahora la he visto y debo decir que es muy buena adaptación. Y el libro era muy bueno, así que queda una muy buena película. He llorado como un descosido. Tendré que sumar Terabithia a la minúscula lista de películas que me han hecho llorar...

Si tenéis ocasión de verla, no os la perdáis. Eso sí: no os guiéis por el póster promocional. De hecho, creo que tuvo una promoción muy falsa y poco acorde con lo que en realidad era. La película no va de hadas ni gigantes, en absoluto. Es un mero recurso, quizá usado de gancho. Tenéis que verla. Ay. Me pican los ojos.

¡Que el Agustín tiene un ascenso!

Pues sí, y esta vez no es un ascenso místico: al arzobispo de Valencia, Agustín (¿qué más da lo que siga? Es el arzobispo Agustín y punto) será pronto cardenal.

Y ya rizando mucho el rizo, si hay que elegir nuevo Papa nuestro amigo estaría más cerca de conseguirlo. Vale que todos los hombres podamos serlo (lo siento por las mujeres, pero no os dejan) pero estar en el mísmo cónclave a la hora de votar ayuda, ¿o no? Creo que los valencianos no dejamos muy buena impresión en el Vaticano después de los Borgia, y ya es hora de que cambien las cosas.

Nah, ahora hablando en serio: no soy quien para opinar sobre quién debe ser Papa ya que no soy católico. Y de serlo, me daría igual que fuese valenciano que moscovita, con tal de que diese la talla. Es que las cosas como son: el Santo Pontífice es uno de los líderes más grandes que existe en el mundo, y merece todo el respeto sólo por eso. Sí, soy papista.

Relato: Terminal

La anciana tose, produciendo un desagradable sonido. Siente como gotas de sudor cruzan su frente arrugada. El frío se apodera por segundos de su cuerpo, haciéndole tiritar. Está enferma. Muy enferma.
Nació hace muchos años. Ha vivido todos los inviernos. Pero a pesar de la edad, todavía no es su hora. Su cuerpo debería resistir, es más joven de lo que aparenta, pero desde que esa enfermedad la atrapó, ya nada volvió a ser lo mismo.
Quiere sonreír, pero algo se lo impide. Ni siquiera encuentra fuerzas para estornudar, y siente un picor por toda la cabeza. El vientre, desnudo, apenas se hincha y sus pies parecen de hielo.
Va a morir, de eso no cabe duda. No queda mucho por hacer. Ella ha dado todo lo que estaba en sus manos, ha sido fuerte, ha resistido a muchos ataques. Pero no ha sido suficiente, se dice y lamenta. La enfermedad cada vez la domina más. No hay escapatoria. Ya no responde a sus estímulos, y eso le hace cada vez más y más vulnerable. Silenciosamente, con tristeza, sabe que ha perdido la guerra. No importa cuantas batallas ganó cuando era joven: sólo existe un final, y en ese, ella pierde.
Pero a la anciana le queda una esperanza.
Una amarga y retorcida esperanza.
Va a morir. Para eso no hay vuelta atrás. Tarde y temprano se convertirá en un cadáver, y más tarde de ella sólo quedarán los huesos.
¿Y qué le ocurrirá entonces al germen?
Morirá.
Porque no puede sobrevivir sin ella.
La mata, poco a poco, pero le es imprescindible si quiere seguir viviendo. No existirá el daño sin ella. Tampoco podrá existir la enfermedad.
Y la anciana tiene una nueva esperanza: morir, para que su dolor muera con ella. Logra reunir sus últimas fueras para esbozar una sonrisa. Una macabra sonrisa. Vengativa, toda ella, pero justa. Si muere, su verdugo morirá con ella. Y así ha muerto. Así ha muerto la Tierra. La Tierra, su nombre. Su enfermedad, la humanidad.

Escrito hace dos años y pico. No es gran cosa, pero si lo fuese no lo publicaría aquí XD supersticiones mías. Al menos que a alguien le sirva para meditar lo muy parásitos que somos... y el favor que le haríamos al planeta de morirnos todos. Aunque duela pensarlo.

Hambre en África


¿Dónde estás, Eliancito? (y otras Noticias Perdidas)

Amigo Eliancito, ¿dónde estás? Porque hace un tiempo no se hablaba de otra cosa que del Niño Balsero. Recuerdo al ejército entrar a tu casa y sacarte del armario mientras gritabas histérico. Luego Cuba, que te recibió como héroe nacional. Y nunca más se supo. Si estás ahí, envíame un mensaje, contáctame de cualquier forma. De verdad que me tienes muy angustiado, amigo Eliancito. Muy pero que muy angustiado. Ojalá estés bien y no olvides mandarle saludos a Fidel de mi parte.

Como Eliancito, otras tantas noticias tienen su momento de gloria y después... después NADA. Eliancito es un ejemplo, pero también lo es la Gripe Aviar o la Neumonía Atípica (dos enfermedades con las que los medios de verdad nos angustiaron). Y como esas, mil. Los medios juegan con nosotros como títeres, decidiendo a dónde dirigir nuestras miradas. Para qué hablar de los conflictos de África cuando se tiene un Irak a mano. O de Yéremi, con una niña como Madeleine. Ay, Eliancito: desde mi querida Valencia hasta tu requerida cuba, sólo puedo desearte el mejor de los destinos. Y que la próxima vez que te vea en los medios no sea en una necrológica. Que te quieran para algo más que eso.

Barajando ideas

Llevo meses, que se dice pronto, decidiéndome por qué historia escribir. El problema no es que espere la musa con una idea maravillosa de la muerte que me solucione la existencia, sino que tengo ideas que me gustan pero no me decido por cuál empezar. Tengo una historia de ciencia-ficción que en realidad no es ciencia-ficción, ahí está lo retorcido. Y otra sobre un orfanato a la que tengo que cambiar el título por culpa de la película (no es la primera vez que algo de del Toro se parece a algo que ya he escrito, aunque las dos veces han sido simplemente nombres. Nombres raros, pero nombres). También tengo una trilogía que empecé a escribir cuando tenía unos trece años, y que a estas alturas me posee. Hay unos cuentos infantiles que nunca terminaré de escribir y otras tantas historias, algunas más interesantes, otras más experimentales, que siguen aguardando su momento en el cajón.
Da igual el tiempo que espere: la primera historia que terminé (a falta de edición) la empecé a gestar sólo unos meses antes, mientras que la segunda, que he acabado este año, es una idea de los diecisiete años. El tiempo no me agobia: lo que me angustia es que pasen los días y no me decida por cuál escoger. Porque una vez elija, ya no hay vuelta atrás. Es adentrarse en un auténtico torbellino y hacer de tu vida la de los personajes, y la de los personajes la tuya. Es vivir dos vidas a la vez y con todo, mantener el más inaudible de los silencios.
Aunque hay una novedad: para lo reservado que soy yo para contar detalles, le pasé una libreta con la segunda de las historias (BeP) a una meticulosa lectora. Y su crítica fue favorable. Teniendo en cuenta que era la primera vez que me atenía a una opinión exterior con una novela, el resultado fue positivo. ¡Qué nervios, siempre! Cuando esperaba su veredicto me sentía como un padre esperando noticias en el paritorio.
¿Y por qué cuento esto? Necesitaba descargarme.

Conocimiento chino

"No olvides que todo líder merece su oportunidad. Dale una y no esperes a que falle. Si lo hace, enséñale el camino para seguir avanzando. Si vuelve a fallar, asegúrate de que no lo repita. Pero si el líder falla por tercera vez, y es terco y aferrado al trono, entonces debes ser responsable y separarle del cetro. Sólo entonces el líder verá sus errores, pero su orgullo le impedirá reconocerlo jamás".

~ Extracto de literatura de mi libro de Lengua de 2º Bachillerato.
¡Ay, para cuantos ejemplos se aplica esta frase en el mundo de hoy!

La gran riada del 57

Hoy hace medio siglo desde la Gran Riada de Valencia, esa de la que son testigos muchas placas desperdigadas por la ciudad. "Hasta aquí llegó el agua", recuerdo que decía un pequeño letrero a la altura del techo, en mi primer colegio. Como ese cartel, decenas.
De aquello aprendimos la lección y se desvió el río Túria para que ya no pasase por la ciudad. Nos quedó un cauce sin agua y oye: le hemos sacado mucho partido. Si no que se lo digan a la Ciudad de las Artes, que de la noche a la mañana se ha convertido en símbolo valenciano, o al nuevo zoo que ya está medio abierto. O el pulmón verde que tenemos ahí. Esa gran riada trajo muertes, pero qué ironías, sus consecuencias han traído mucha vida.

La peor pena de todas

Lo estudiamos en Penal I, Penología, Penal II y Crimonología (sí: el vicedecano que Derecho era penalista, y así lo pagamos). Hablamos mucho sobre las penas (naturalmente) y a la mayoría se les llena la boca hablando de lo horrible de la pena de muerte. Otros salen con la reivindicación de la cadena perpetua, y con unos y otros, ya tenemos el San Fermín. El caso es que tengo una opinión bastante peculiar sobre el tema, y en clase jamás la he comentado (y no será porque yo hablo poco: pero la veo muy peliaguda como para explicarme en un minuto).

Empiezo:

Creo en la libertad sobre todo lo demás. Creo más en la libertad que en la vida, porque no concibo la vida sin libertad. Una vida cautiva no es vida, de ningún modo. Al menos no para mí (no pretendo convencer a nadie). Y como tal, prefiero un millón de años antes la muerte que el que me encierren para los años que me quedan (sean dos o veinte). Me parece increíblemente cruel que nadie te robe tu libertad, y absolutamente improporcional por delitos que no requieran una separación de la sociedad. Resumiendo: creo que más se mata quitando la libertad que matando. Pero no deja de ser una opinión personal, y conociendo las limitaciones del sistema, lo que tenemos es lo menos malo. Y para algunos, que sea todo lo denigrante que quieran pero por el alma de Dios: que no salgan jamás de la cárcel. No hay derecho a que con su libertad, coarten la de otros. Y con todo, que haya gente encerrada en las propias calles por culpa de asesinos, violadores y otros mequetrefes.

En fin. El sistema es el que es.

El segundo término más buscado

Me lo dice Vito y apenas me lo creo: en el pasado mes de Septiembre, en el popularísimo Google, HarryLatino fue el segundo término más buscado en España. Guau. En momentos así uno no sabe qué pensar. Lo único evidente es que tenemos un equipazo, no queda otra.

P.D.: Con resultados así, uno no puede dejar de preguntarse por qué diantres es tan complicado conseguir empresas que quieran publicitarse. El internet comercial está por nacer.

El más español de todos los españoles

Hoy me he propuesto ser el más español de todos los españoles: inventar una cancioncilla con todas las provincias, ondear la bandera constitucional (nada de franquistas ni republicanas), hasta poner letra a nuestro instrumental himno y todo. En resumen: lo que se dice un día muy patriota.
Lo que pasa es que todavía no me he curado de la garganta, hace un día de perros en Valencia (lo siento por todos los que han venido al Reino a pasar el puente) y con bufanda y batín no voy a ninguna parte. Además, que tampoco veo la necesidad de la vena patriótica una vez al año que no hace daño. Pero oye, me siento español y no me quita la vida que nadie grite el ¡VIVA ESPAÑA!. Negar la realidad sería cosa de idiotas.

Lo que podría pasar

Menuda noticia si digo que Estados Unidos tiene muchas armas. Que es una cultura propia y tal, vale, ya lo sabemos todos. Allí están los típicos detractores, los que queman pistoles de cartón en las puertas del Congreso y la típica madre de víctima de un disparo, llorando para deleite de la corresponsal de Ophra.
Los amigos de las armas se defienden con un gran argumento: si no tenemos armas nosotros, ¿cómo nos defenderemos de los delincuentes? Así asustan a todos y cada noche, después de cenar un congela'o, se marchan a la cama sin perder de vista de sus pistolas y escopetas.
Lo que podría pasar es un futurible para ellos, pero toda una realidad para nosotros. En España sabemos lo que es vivir sin armas. Sí, los cazadores tienen la escopeta de turno y alguno que otro una pistola Dios sabrá para qué, pero no hay necesidad de arma para un ciudadano de a pie. Lo que podría pasar es que no pasase nada, señores estadounidenses. Aunque claro: difiero mucho de su concepto de "defensa". No es nuevo.

Los telediarios

Los telediarios están cambiando. No sé si tendrán que ver las nuevas cadenas (Cuatro y laSexta) pero lo cierto es que los de antes han movido ficha.
Hace unos días me impresionó cómo el telediario de TeleCinco sacaba una noticia que elogiaba las subvenciones del Reino de Valencia para adquirir una vivienda, con reportaje de familia feliz incluído. Hay que tener en cuenta que el Reino es bastión del Partido Popular. ¿Habría sacado una noticia así el antiguo telediario de Angels Barceló? Lo dudo. Me gusta la nueva línea. No porque elogie al PP, sino porque ya no es tan partidista.
Quizá tenga su explicación: con un gobierno psocialista y un telediario como el de Cuatro que es anti-PP por naturaleza (y sin olvidar el telediario de laSexta, que ha conseguido estar todavía más ido de la olla y ser más tendencioso que Gabilondo, o casi) es natural que a TeleCinco ya no le salga tan a cuenta su línea de antes. Ahora le conviene irse más a un punto neutral y competir con Antena3, porque las nuevas cadenas son a cada cuál peor. Guay por TeleCinco.
También me siento a gusto con el telediario de la Primera, el cuál no es tendencioso como cabría esperar de una televisión público (claro que tienen sus ramalazos, pero veo mucho más presente al PSOE en Cuatro que en la propia TVE. Vergonzoso). Hoy, política al margen, me ha parecido maravilloso que la cadena, al hablar del video de un discapacitado vejado retirado de YouTube, haya decidido no publicar las imágenes por respeto a la familia. La noticia era que el padre había ido a los Tribunales y la cadena no ha caído en el morbo de emitirlo. Olé por ellos.
Y tú, Matías, sigue en tu línea. Aunque a tu jefa se le vio mucho el plumero en el debate de las elecciones municipales y a ninguno nos quedó duda de qué pie cojeaba.

P.D.: He buscado el video de Bono y Lomana en YouTube, pero ni rastro. De verdad: vergonzoso cómo trató la directora de informativos de Antena3 al ex-ministro Bono en un debate en el que estaba invitado. Hizo muy bien al decir que no había derecho. Pero quitando eso, Antena3 me suele gustar. Aunque como El Mundo, empieza a apuntar hacia quien piensa que ganará las elecciones...

Primeras impresiones

Cuando en alguna ocasión se habla de las primeras impresiones, siempre tiendo a cambiar de tema o irme a la cocina a por algo. La pregunta llega tarde o temprano: "¿Cuál fue la primera impresión que tuviste de mí?". Y luego, como si hubiese preguntado, dicen qué pensaron de mí la primera vez que me conocieron.
Supongo que no puedo hacerle esta pregunta a la mayoría de mis amigos más cercanos, porque o los conocí en la guardería o en primero de E.S.O, con doce años. Sí lo sé por gente de después, de la universidad y campamentos, y tarde o temprano reconocen que pensaron que era un empollón. De hecho, alguna vez he tenido que desmentirlo. Dos en particular no me creyeron a primeras (luego vieron mis notas y no les quedó otra, jé) y una llegó a exclamar, ante mi desmentido: "¡Y UNA POLLA!". Deu meu. Nunca olvidaré eso.
Más tarde preguntas por qué pensaron eso. Porque desde luego, no me considero una persona aplicada en los estudios (más bien no lo soy, al margen de lo que me considere). Normalmente no saben responder, o responder un nosé, que viene a ser lo mismo. Pero bueno, mientras tanto seguiré dando pinta de empollón por el mundo. Y tampoco es tan malo: estoy seguro de que en la universidad al menos una asignatura me la han aprobado creyendo que era un estudioso, y que quedaría feo en mi historial suspenderme. Con qué cara se quedó esa profesora al verme en Septiembre con cuatro suspensos. Mi nota en su asignatura había sido de las mejores en clase.
Ayer también me dijeron que soy frío. ¿De verdad lo soy? No lo creo. Voy a preguntar a alguien que me conozca bien.
Vale. Ya le he preguntado a Eme. Dice que no soy frío. Quizá fisicamente, porque no soy de dar abrazos a diestro y niestro, pero no verbalmente. Dice que tampoco soy "caliente". Aunque agrega que las miradas que le doy son muy intensas (sic). Y agrega (esto me encanta) que a veces me dan ramalazos pasionales.
Luego pregunto a G, que me conoce desde que llevábamos babi en el Colegio Inglés, si me engancha el adjetivo "frío". Según él no, pero cuenta que "loco" y "raro" me pegan más (desde el cariño lo dice, digo yo XD). Vale. paso por loco y raro. Demasiadas tonterías cada día como para negarlo. De hecho, dudo que alguien que me conozca en persona de más de un minuto pueda desmentir que sea loco y raro, porque yo no me atrevo. Pero oye, todo con cariño, que este loco y raro no hace daño a nadie.
¿Cuál es la primera impresión que das? ¿Te sueles fiar de las primeras impresiones? ¿Qué primera impresión tuviste de mí, si es que nos conocemos? Deu meu, dejando preguntas para el final me siento como uno de los psicólogos de sexo de elmundo.es. Cosas mías.

Dos fechas

Por un lado se celebra el aniversario de muerte del Ché, del que sólo espero que no resucite si no quiere morir de un infarto. Por otro lado los valencianos celebramos el día del Reino de Valencia, todos felices nosotros. Dos fechas que nada tienen que ver en un mismo día.

De nuevo en mi querida Valencia

Ya estoy otra vez en la ciudad que me vio nacer. Y Dios mediante, que sea la que me vea morir. Sublime Amsterdam. Pondré fotos en cuanto me las pasen. Pero destaco algunos momentos claves del viaje:

  • El concurso del Simpático del Viaje, el cuál ganó Julián después de un pucherazo (¿por qué no gané yo, POR QUÉ?).
  • La botella de Licor 43 que me fundí ayer, y tan feliz.
  • Mi faringitis, resfriado bestial y sangrar por la nariz, en ese orden cronológico. Siempre que empiezo mal de la garganta acabo con las otras dos. Ahora sigo en la tercera fase (menuda carnicería he hecho en el baño del avión, Deu).
  • Nicolás el comunista argentino (espero que Penny me perdone que haya cantado Volver con otra persona: no pude evitarlo) y David el... nunca supimos que era. Estadounidense. Listo.
  • La fiesta, lalalala.
  • La comida internacional: porque lo que es holandesa, ni rastro.
  • Fede, Juanes y Julián, con creces. Marcamos la ruta 66 para un futuro no demasiado lejano, ¿vale?
  • ¡¡¡TODO!!! Porque seguro que olvido muchas cosas... y otras haré como que las he olvidado.

Amsterdam, ¡quiero volver a Amsterdam!

Os lo cuento desde Amsterdam

Llegamos ayer al mediod'ia. Recorrimos sus calles y conocimos sus misterios, o m'as bien empezamos a concoerlos. Esto es Amsterdam, t'io, ponte al d'ia. Hoy me he despertado con la garganta mal (primera vez desde que me operaron de anginas, narices) y he pasado un d'ia un poco tocado, pero sin resignarme a divertirme. Claro que muy apagado. Apenas he comido y busco desesperado cualquier l'iquido ardiente que tirarme por la garganta. Creo que empiezo a mejorar, algo es algo, y no pienso pasarme el viaje en la cama.
Est'a siendo una pasada. Ni en mis mejores sueNYos imagin'e Amsterdam as'i y la compaNYa no puede ser mejor. Nos estamos divirtiendo como idiotas que somos. No hay minuto sin reirme. Quitando que hoy he estado un poco apagado, pero bueno.
Hemos visitado el Museo de Van Gogh y es una pasada. Qu'e se puede esperar de 'el? La entrada me sal'ia por un cuarto si me hac'ia pasar por menor de edad, as'i que he tenido mi momento caradura del d'ia. La mujer, extraNYada (a fin de cuentas iba con tres "mayores") me ha pedido el DNI, pero le he dicho que no lo llevaba.
- Y cuando es tu cumpleaNYos?
Pillada. No me acordaba si hab'ia dicho que ten'ia 16 o 17. Y con lo espesito que ando hoy con resfriado y garganta, como para sacar cuentas.
- 17 de Febrero de...
Entonces me he hecho el loco, como si no me saliese el aNYo en ingl'es. Un minuto despu'es se ha dado por vencida muerta de risa y me ha dado mi entradita barata. Juli'an, Fede y Juanes muertos de envidia, jejeje. 10 eurazos a ellos!
Hemos visto m'as cosas, y paseado por la ciudad, que con todo creo que es lo mejor. S'i, hemos estado en el Barrio Rojo y no es tan "denigrante" como dec'ia mi madre (la cu'al, por casualidades de la vida, tambi'en est'a en Amsterdam estos d'ias pero con unas amigas. Pura coincidencia. Ella lo ten'ia planeado de antes). El caso es que putas hay en todas partes, solo que aqu'i no tienen que esconderse. Siempre y cuando ellas sean libres de elegir su empleo, no veo qu'e tiene de malo. Pero ese no es el asunto.
Vuelvo el lunes a EspaNYa pero reconozco que tengo pocas ganas. Me encanta este lugar! Salir de fiesta, conocer nuevos mundos, hacer el turismo puro... todo de una. Acabar'e reventado, pero si tengo la oportunidad, Amsterdam tiene todas las papeletas de ser mi destino ERASMUS. Me encanta. Sencillamente me encanta.
Bueno, hasta aqu'i mi relato del viaje, por ahora. El hostal te cobra internet y hasta la toalla (por qu'e no sal'i de casa con una, por qu'e???). Compartimos habitaci'on con un franc'es y un estadounidense emporrao. Su horario de dormir es un poco extraNYO. Al neoyorquino le calculo m'as de doce horas al d'ia en la cama. Qu'e placeres!
Encantado de estar aqu'i, y de estar con quien estoy. Despu'es de aquel Londres 2005, ya quer'ia repetir yo un viaje con estos cucarachos. Adi'os y disculpad el teclado, que es lo que tiene salir de casa.

La tediosa actividad de tomar apuntes

Soy pésimo tomando apuntes. En realidad no tomo apuntes, hago como que los tomo, y estas son algunas cosas que me sorprenderían haciendo mientras el profesor explica:

  1. Dibujar. Especialmente dibujar a los compañeros de la zona diciendo frases estúpidas. Habré hecho millones de dibujillos en los últimos dos años y pico.
  2. Escribir. En primero de Derecho escribí casi toda una novela entre horas lectivas y de biblioteca. Es muy inspirador tener el hilo de voz del profesor de fondo.
  3. Leer el periódico. Con disimulo, claro. En mi universidad me pueden echar de clase (y con razón, lo reconozco).
  4. Tomar apuntes al pie de la letra. Incluyendo las coletillas, expresiones y repeticiones. Escribir hasta el "¿Me he explicado bien?". El entretenimiento está en ir a la misma velocidad que el profesor habla.
  5. Tomar apuntes en otros idiomas. En mi caso, en valenciano e inglés (debo decir que se me da bastante mejor en inglés que en valenciano).
  6. Tomar apuntes con abreviaturas de móviles.
  7. Escribir los apuntes en castellano, pero con una condición: cada letra debe estar hecha con líneas rectas, y un máximo de tres por grafía. La que más me ha costado ha sido la M, R y W. Pero lo he conseguido :) aunque debo decir que mis apuntes acaban pareciendo más un manifiesto rúnico que los modos de adquirir la propiedad de Civil III.

Contando estas experiencias, reales y demasiado habituales todas ellas, alguno preguntará que por qué voy a clase. Pues porque la asistencia es obligatoria en mi sistema (bendito Platón). Y bueno, con tanta tontería algo que da, ¿no? Nunca JAMÁS de los jamases uso mis apuntes para estudiar: siempre se los pido a algún compañero.

Y quien diga "tú sí que te aburres, chaval"... pues qué le voy a decir: que pruebe a dar Derecho Administrativo, a ver si es la diversión de la vida. A mí también me gustaría no tener ciertas asignaturas.

El repentino interés por el Ramadán

Todos los años ocurre el Ramadán pero qué cosas, este año son bastantes los medios que les dedican especiales con titulares tan sorprendentes como "¿Qué es el Ramadán?". Como si fuese algo nuevo. ¿No será que los medios se copian entre sí?

Viñeta: Mares contaminados