Header

Google+ Badge

Un cambio de diseño

No me gusta verme en fotos, por más que me evocase aquella de Edimburgo en el 24 de Calton Hill. Un cambio no le viene mal a nadie. Espero que no os disguste demasiado, que si os gusta ya será demasiado.

Viñeta


Una cuestión espinosa

Dejo la pregunta en el aire para quien la quiera responder: ¿prefieres una dictadura afín a tus ideas o una democracia gobernada por la opisición del partido al que apoyas? Da miedo lo que me han respondido hasta ahora. Por lo menos doy gracias a la sinceridad.

La Peor Feria del Libro

Un año más la Feria del Libro (o Fira del Llibre, como le gusta que le llamen) nos sale con un pasillo de casetas a cada lado, las mismas que el año anterior y de seguro que más que el siguiente, con la presencia de las librerías más representativas de la ciudad: Soriano, París-Valencia, la célebre catalanista Tirant lo Blanch (y no sé yo por qué esto es vox populis, como lo de Rita...) o Primado, la mía de barrio. Editoriales, las justas e innecesarias, porque aquí no viene nadie de Madrid ni Barcelona. ¿Cómo, si la Asociación de Editores del País Valenciano (¡se cagó la perra!) es tan inteligente de poner la feria a la vez que la de Cataluña? Así no vienen ni escritores ni editores, porque dicho sea de paso, es una pérdida de tiempo. La Feria, que nunca ha sido gran cosa, se viene a menos. Si la gente fuese a librerías con asiduidad, nadie se molestaría en montar el tenderete. ¿Para qué, si son los mismos libros en todos los puestos? Firmas las justas y Laura Gallego la única que arrastra masas, pero tranquilos que la cola que ha formado no la ven nunca los periodistas y mañana nos dedicarán una crónica a los jóvenes de lo poco que leemos. Lo mismo de todos los años.
No soy una persona de colecciones, pero todos los años guardo el separador de página de la Feria. Algún día tendré que buscarlos todos. Este año, por cierto, me he comprado El Juego del Ángel (por masoca, porque seguro que es idéntico al resto de Zafón - si es así, NO ME LO DIGÁIS), La Ladrona de Libros (recomendado en El Templo) y Al Este del Edén (que mi librero, avispado, lo ha traído hoy a la feria después de verme a mí ayer que no lo encontraba por ningún sitio). El de la chica Banana tendrá que esperar, Eme, que Steinbeck ha tenido su aparición estelar en el último segundo.

Tontín, cuando pusiste a caldo a Rita sólo te di la razón en un punto: que la cultura es su asignatura pendiente. A ver cuando tenemos un evento literario como Dios manda, porque no todo tiene que ser Fórmula 1, Copa América y demás bombazos.

Música pasada

El otro día F.V. (que no Polivalente - esto ya ha causado dudas anteriormente, Torrent lo sabe bien) cogió mi mp3 y se puso a escuchar música. Le sale una canción equis, me mira con asombro y burla y me dice: "esto está ya muy pasado". Creo que era una canción de James Blunt. Al rato escucha otra del mismo cantante (la otra que tengo de él, porque no hay más) y me dice: "esto está mejor", con satisfacción. Las dos canciones son del mismo disco, del mismo año, pero para F.V. una está pasada y es estúpido "resucitarla" mientras que la otra, por deseo de los 40 PRINCIPALES, es lo más del momento. No lo entiendo.
No es la primera vez que me pasa. Canciones que me dicen que ya no molan, como si el tiempo pudiese caducarlas. A mí, si me gusta una canción, no me deja de gustar porque no la saquen por la tele o radio. Mi mp3 (o iPod, que ayer me riñeron por llamarlo a la vieja usanza) tiene canciones de antes y ahora, canciones que estuvieron muy de moda en su momento y que ahora no escucha la gente cool, y que sin embargo, a mí me siguen gustando. ¿Por qué tendrían que dejar de gustarme? No concibo la música como la ropa, que cambia con cada temporada. No seré yo quien decida qué canciones son inmortales y cuales ya han muerto.

Ya lo hice una vez. Lo hago de nuevo, para comprobar este experimento de canciones pasadas. Si lo están, lo están para el resto. A mí me pueden aburrir, pero no será porque se hayan pasado de moda. Este es mi repertorio de diez canciones en aleatorio:

  1. She's like a rainbow - Rolling Stones
  2. Una rosa es una rosa - Mecano
  3. Lucy in the sky with diamonds - Los Beatles
  4. Slices of you - Electric Six
  5. Try your best - Kaiser Chiefs
  6. Un millón de años luz - Soda Stereo
  7. Algo para cantar - Pereza
  8. Hey yah - Outkast
  9. Stan - Eminem
  10. Children of rock - Shakira

Supongo que los Rolling, Mecano, Beatles y Soda entran en la categoría de canciones inmortales. Electric no es popular aquí (tampoco lo es Soda, pero bueno) y habrá quien diga que la de Pereza, Outkast y Eminem están exageradamente pasadas. La de Children of rock no se llama así: es que me grabé las canciones de un cedé que me dejaron y al no tener el nombre de las canciones, las rebauticé todas a mi gusto. Ya lo hice con dos discos de los Strokes y ya no sé cuáles tiene títulos originales y cuáles inventados por mí.

Un trabajo para mí

Más lo veo y más lo pienso. Si el nuestro fuese un estado utópico, de esos en los que uno nace y por su personalidad ya se sabe cuál será su profesión, lo último a lo que me dedicaría, porque va totalmente en contra de lo que soy, es a relaciones públicas de discoteca. ¿Pasarme la noche repartiendo flyers por la calle, acercándome a gente que no conozco de nada a prometerles la fiesta de su vida, caminar y hablar con pose flipa'o...? No, no va conmigo. Más les veo y más me río. Son mi antítesis.
Claro que en un estado utópico, creo que directamente no existirían los relaciones públicas. O mejor dicho: no existiría yo.

Los peores de la semana

Que no se peleen, que hay para todos. Carmen Chacón, de vergüenza por hacer de su irresponsable viaje a Afganistán una causa por las embarazadas. Ya me parecía estúpido desde hace días, algo innecesario y sumamente desaconsejable para una embarazada de siete meses, pero es que ahora me entero que lo ha hecho por ser una embarazada de siete meses, contra la discriminación de las otras mujeres encinta. Estúpida para no echar gota. Lo juro: me tiene muy cabreado. No entiendo como se puede ser tan grotescamente subnormal. Que dimita ya.

Y los otros gilipollas del día son los del PP de Mondragón. Vale que tengan razón de fondo, y que ellos llevaban pidiendo que quitasen a ANV de las instituciones desde hace tiempo. Pero es que abstenerse en la votación de ayer es para ponerles en fila a todos y darles collejas del primero al último. Si una alcaldesa debe irse por no condenar a un terrorista, ¿qué ocurre con quienes no condenan a los que no condenan?

Me quedo con la idea de las primarias. Me gusta. Igual que la Ley Electoral, no sé qué se inventarán para apagar la mecha. No puedes negar lo que es justicia pura, pero si pudieron negar el trasvase, yo ya me creo todo. O me creo que los demás pueden creérselo todo.

El Día de la Tierra

Páginas extras en los diarios, edificios emblemáticos iluminados con focos verdes, reportajes en la tele...

Y sí, ando pesimista. Y también me corté el pelo, para quien pregunte.

La leyenda urbana

Recibo este mensaje de Ana:

El otro dia un moro empezo a gritar n l metro de valcia q el 21d abril(mañana) pasaria alg gordo dl tipo 11-m en valencia.unas xicas lo dijeron a la poli,les enseñarn fotos y era uno d los implicados n l 11-m.alomejor es un loco xo yo xsi akso aviso!y no es coña!

Veo que algún amigo se lo ha tomado en serio y me recomiendo evitar el metro en el día de hoy. Lo siento, pero yo no. Con otros amigos, en la comida, me entero que ha circulado un sms parecido pero con un centro comercial donde en el mío decía metro. Leyendas urbanas. Es curioso la velocidad con la que se transmiten, y esta parece haber llegado bastante lejos. Básicamente, porque un grupo de amigos no conoce al otro, y sin embargo todos estaban enterados.
Esto me recuerda a la anterior leyenda urbana que circuló hace dos años por aquí, esa de la chica a la que unos latin kings (o "linkin parks", según la versión deformada) habían hecho la sonrisa del payaso. Algunos juraban conocer a la famosa chica, aunque había contradicciones con dónde había sido. Nunca leí una sola nota oficial al respecto. No sé quién lo dijo, pero una mentira ya habrá dado la vuelta al mundo antes de que la verdad se ponga los zapatos.

e-Books y demás pamplinas

Que no os engañen: todavía no se ha inventado un objeto capaz de suplir al libro en momentos de lectura, y si no ha cambiado de formato durante siglos será porque es casi inmejorable. Desde luego lo digital no es la solución, de eso estoy seguro, pero cada cierto tiempo vienen con eso de que las novelas en papel tienen los días contados.
La última en subirse al carro es Amazon con su kindle, pero irá tan mal como el resto de e-Books hasta la fecha. No cuajan. Llevan muchos años intentándolo y no hay manera, por más márketing que le metan por medio.
Puedo hablar del tema porque durante mis seis años en el colegio Cumbres, siempre hice las oratorias anuales de este tema. Sí, se suponía que había que cambiar, pero yo era muy perro como para estudiarme algo nuevo y además con este asunto podía improvisar. Nos sacaban uno por uno a la pizarra, y durante un cuarto de hora interminable teníamos que soltar un discurso preparado sobre el tema que quisiésemos. A los mejores los seleccionaban para el concurso escolar, y repetían lo mismo en el salón de actos, con padres y abuelos incluídos. No sé por qué, pero un año escogieron mi discurso del e-Book (sólo Dios sabrá en qué se distinguía de los años anteriores, pero eso es otro asunto). Y como además de perro soy tocapelotas, decidí que sería más divertido cambiar de topic sin avisar. Así, sin que nadie supiese nada, subí al escenario y hablé durante un buen rato sobre el franquismo y la influencia en los jóvenes, esos que ni sabían de lo que iba pero se corrían cantando el "Cara al sol". La verdad es que el discurso era muy apropiado en mi colegio, nido de hijos de franquistas, pero también muy peligroso. Al terminar me aplaudieron y muchos profesores se acercaron a felicitarme. Nadie, ni el jefe de estudios, se atrevió a reñirme por salir con un tema que no estaba en el programa. Sólo recuerdo un idiota rabioso que se me acercó para llamarme "rojo". Creo que ese fue uno de los mejores días en el colegio. No me dieron el premio.

Sudacas

Me ponen malo esos de "yo no soy racista, pero no querría que mi hija se casase con un negro". No soporto los insultos como "sudaca" y ahora veo que hay un racista peor que el español que lo emplea: el sudamericano que viene y se obsesiona con desmarcarse de "esos machu pichus" para que nadie le meta en el mismo saco. No, no tendrá sangre indígena, pero sí muy mala sangre. Es lamentable que vengan a España a darnos ejemplo de racismo, como si nosotros no estuviésemos suficientemente servidos. Ahora me arrepiento de no haber estado más atento para callarle la boca. Espero que este asunto se me olvide pronto, porque todavía me arrepiento de no haber alzado la voz con aquel paralítico, en aquel 2004...

Derecho a una vivienda digna

De entrada no soy una persona de políticas intervencionistas. Me gusta más educar que imponer, empezando por la paridad. Para mí no existen tanto las izquierdas y las derechas como el intervencionismo y no intervencionismo, y por eso juzgo más las leyes que proponen los partidos que a los propios partidos.
He dicho que no soy de políticas intervencionistas, pero en lo que se refiere a la vivienda soy un absoluto intervencionista. No por vena okupa, sino por pura Constitución. Que no me digan lo de que todos tenemos derecho a una vivienda digna si es mentira. Ni las viviendas de protección oficial me sirven, porque sólo van a los más necesitados y hasta donde sé, la Constitución habla de todos. ¿Que otros se lo pueden permitir? Sí, pero ¿y a qué precio? ¿Por qué para tener una vivienda digna tienes que tener una vida indigna? ¿Es que vale más un piso que una vida? ¿Por qué resignarte a dejarte el sueldo en la hipoteca?
Vale que las inmobiliarias sean un negocio, y que especular sea lícito, pero no lo veo compatible con ese artículo de la Constitución. No es que lo contradiga, pero sí pone las cosas muy muy difíciles para que se cumpla. La Constitución se tiene que cumplir, así que si por el camino tenemos que cambiar las cosas de fondo, que se cambien. Y si no estamos dispuestos a cambios tan extremistas (e intervencionistas), pues que se quite el puñetero artículo de la Constitución porque a mí, mentiras, ni una. O una cosa o la otra. Pero un derecho constitucional que se queda en el intento desprestigia nuestra Carta Magna, y yo no estoy dispuesto a ello.

Carta abierta a mis comensales del Open de Tenis

Vais todos los días a comer de gratis, porque un amigo os ha dado tickets que valen por un menú de 68€. Como para resistirse a ese arroz con bogavante, o mero, o tartar de atún o solomillo con nosequé salsas. Os da igual con quién os sienten, porque ya sabéis de antemano cuales van a ser las conversaciones en la mesa: restaurantes muy caros, colegios privados para vuestros hijos y los coches que estáis pensando compraros pero-qué-casualidad-no-tenéis-ninguno. Me parece estupendo que hagáis del Open de Tenis una actividad social donde pavonearos con vuestros suéters atados al cuello y bolsos de LV, y no me importa que ni siquiera os dignéis a ver un mísero partido: estáis en vuestro derecho, como invitados que sois. Pero oye, lo siento, pero estáis muy lejos de ser lo más cool de Valencia. Quien es capaz de ir todos los días hasta el tenis sólo por comer de gorra no puede dar ejemplo de clase. Y si para colmo, no dejáis una puñetera propina con la excusa de "oh, cómo no pago no saco la cartera...", sois una horda de cutres.
Cutres todos.
Tenéis la misma clase que monedas en el bolsillo, horda de cutres. Esto no es una competición de tenis: es la Convención Anual de los Quiero-y-no-puedo. Bienvenidos seáis todos.

El peor presentador de la televisión

Sin imaginación, nulo para improvisar, asquerosamente tendencioso, con poco vocabulario, mal informado, aburrido, adulador... debe tener un buen amigo en TeleCinco, porque no me explico cómo sigue dedicándose a la televisión el tal Jordi González. Que levante la mano el que quiera indultarlo. La pira está a punto de prender.

El sueño europeo

Estamos en periodo de crisis, en crisis desde que salieron los primeros "no" al Tratado Constitucional (t.c.c. "Constitución Europea"). Al final dio lo mismo lo que votásemos aquí, porque nuestros hermanos europeos barrieron el sueño europeo. ¿Os podéis creer que no estoy seguro de qué fue lo que voté? Don Memoria Pez hasta el final. Creo que fue un "no", pero sólo porque me tocaba las el que no fuese vinculante. A mí, si me piden opinar, que no sea una simple opinión. Aun así no estoy seguro de qué voté. ¡Justo a los tres días de cumplir los dieciocho! Eso sí que es entrar a la democracia desde el primer momento.
Europa es un buen proyecto. Confío en él y me siento europeo. Soy europeo y europeísta, qué le vamos a hacer. Valenciano, español y europeísta empedernido, y me encanta el modelo institucional que no atropella la identidad de ningún pueblo. La Unión no mata sentimientos, sino que los protege a todos bajo un mismo manto. Así de bonito lo veo en mi cabeza. Soy europeísta, ya lo he advertido.
Me da pena que se bajen las pretensiones y vayamos a una Europa de menos. Reino Unido tocando siempre las narices, pero es que ellos nunca se van a subir al carro hasta asegurarse de que no descarrila. Ahora también tenemos a los del Este, esos teletubífobos que no hacen más que tirar gravilla a los zapatos. Nunca facta el caracter español, que dice sí a lo que le pongan por delante.
Europa tiene varios problemas. El primero, que es una completa desconocida; nuestros gobiernos, todos, tienen la mala costumbre de culpar a Europa de todas las leyes impopulares y atribuirse el mérito de todo lo que nos traen bueno. Así nunca llegará a ser una niña querida, es imposible. Y con todo, la Unión Europea es la única institución internacional que tiene auténtica autoridad, sin ñoñerías voluntaristas a lo ONU, sino verdadera potestad para decir basta y que todos paren.
El año que viene son las elecciones del parlamento europeo. Lo interesante será ver cómo le beneficia a UPyD la única circunscripción estatal (que es lo que piden, con total justicia, para las generales) pero lo que me apena es que no haya ninguna fuerza verdaderamente europea. ¿Partido Socialista Obrero de Europa? ¿Partido Popular de Europa? Los mismos partidos, a la europea. Me suena rancio y obsoleto. Para mí el parlamento europeo debería tener verdaderos partidos europeos. ¿Por qué forzarme a votar a una plataforma española? ¿Y por qué no abogar por un paso más allá, por una fuerza europea?
Claro que todo sería distinto si del parlamento europeo saliese el presidente de la Unión Europea. Parece mentira que todavía no tengamos algo parecido. ¿Cuanto tendremos que esperar para eso? ¿Soportarán las ciudadanos que su presidente sea un nacional de otro país, y que nuestro Zapatero no sea más que la autoridad de un escalafón más bajo, igual que Camps lo es de Zapatero? El presidente de la Unión Europea podría considerarse definitivamente la persona más importante del mundo, y nosotros no encontramos el momento para tocar el cielo. Yo estoy dispuesto a vivirlo.
Europa es el viejo continente que se rediseña. Es la nueva tierra de oportunidades. Creo en el sueño europeo. ¿Cómo negarlo, cuando hay gente que se juega la vida por alcanzarlo? Es innegable que existe una conciencia europea por más distintos que seamos todos. ¿Turquía es Europa? Dejad de trazar líneas en los mapas para encontrar excusas. No es una cuestión geográfica. Son musulmanes y punto.

Pura semántica

Ahora será que un trasvase no es un trasvase, y que es un lío de semántica. De la Vega está exhausta por su malabarismo lingüístico con tal de evitar la dichosa palabrita, y es que en España estamos más que acostumbrados a los caminos largos con tal de evitarnos piedras incómodas.
El problema del valenciano no sería tal problema si el catalán no se llamase catalán.
El matrimonio, que pica en los ojos que se use para gays.
Hasta la hemos tenido con nación, porque significa eso y no aquello. Todo sea por tenernos contentos.
Trasvase es la última en sumarse al carro. A veces parece mentira que exista la RAE, porque cada uno acaba entiendiendo lo que le apetece. En mal momento salió la Larousse.

Relato: Pescado plástico

— Cariño, ya está la cena.
Lucía echa sal al pescado emplatado. Está la pieza completa, con ojos y cola. Carlos lo mira con horror.
— No me gusta el pescado.
— Hay que comer de todo —le dice ella con dulzura. Lucía también se sienta y mira su plato vacío. No le preocupa, porque ha decidido que está a régimen. Quiere estar delgada. Delgada y con los pechos operados.
— El pescado me da asco. Sabe a plástico.
Lucía le retira el plato y se va a buscar otra cosa en los armaritos de colores. En el interior queda una manzana roja y otra verde. Se las sirve a Carlos sin cruzar palabra. Para ella sólo quiere el santo ayuno.
— No me gusta la verdura.
— No es verdura, es fruta.
— Pues no me gusta.
Pero Lucía no piensa volver a levantarse, porque todavía tiene por digerir su nada. Polvo sobre el plato, vacío en el estómago. Es una mujer y puede con todo.
— Si quieres otra cosa, te levantas tú. Yo no tengo porqué cocinarte nada.
— Claro que tienes —a Carlos le salen chispas de los ojos—. Eres mi mujer.
— Soy una mujer, no tu mujer. Si quieres cenar otra cosa te lo cocinas tú.
Una vez mentalizado el ayuno, Lucía se levanta y echa el plato al friegue. Ya se encargará Carlos de eso. Pero él también se levanta y sus manos no se dirigen a la esponja y jabón, sino a su mejilla dorada. Va a pegarla.
— ¡Carlos, Lucía! ¡A merendar!
Los dos niños corren a la cocina a por su bocadillo de Nocilla. La televisión, encendida sobre la encimera y vomitando palizas y denuncias de acoso, ya se encargará de que sus juegos no vuelvan a ser los de antes.

Asesinos de focas

Cada vez que vemos imágenes de la caza de focas nos alarmamos y nos sumamos a las campañas ecologistas que piden su supresión. Nos parece una barbaridad y cerramos los ojos al verlo por la televisión. Basta. Esto no puede seguir ni un día más.

¿Pero qué coño? ¿Por qué tanta sensibilidad con las focas? No están en peligro de extinción ni se hace un espectáculo ni "fiesta nacional" de su muerte; sólo se matan los justos ejemplares para mantener el justo equilibrio en su ecosistema y por mucho que critiquemos, nunca tendremos ni la mitad de conciencia ecológica que los canadienses.

Las focas no merecen más defensa que una vaca o un pez emperador. No, a menos que el único argumento para diferenciarlos es que parezcan animalitos adorables. En ese caso, apaga y vámonos. Yo por lo menos seguiré comiendo carne, que hipocresías ninguna.

Mis queridas ministras

El hecho de que Zapatero hable "del primer Gobierno de la historia donde hay más mujeres que hombres" me hace pensar que ha estado buscando las cuotas como un condenado, y un par de ellas han entrado por darle el gusto del titular. No querría ser una de ellas. Diría que me parece lamentable que los diarios escojan un titular como ese, pero es que nuestro presidente se ha ocupado bien de que a nadie le pase el dato desapercibido. No sé cómo van a hacer en Vogue para meterlas a todas en la portada. Supongo que en un desplegable. ¿Para cuando un desnudo de Chacón embarazada, a lo Demi Moore? Salvando TODAS las distancias, válgame Dios.
Pero bueno, hoy he visto titulares peores. Como el de Las Provincias, donde hablaban de la continuidad de los ministros valencianos. ¿Y a mí qué más me da de donde son? Yo quiero que trabajen para España, no para el Reino de Valencia. Y es que además los del diario son unos atontolina'os: ni que nos hubiesen sido de ayuda en los cuatro años anteriores. Nada más lejos de la realidad. De la Vega no fue valenciana hasta que tuvo que pedir el voto. De otros mejor ni hablar.

El fusilamiento de Torrijos

A quién le importa besar la muerte, si se tiene el orgullo de haber cumplido en la vida.

Bonnie and Clyde - Serge Gainsbourg

Bendita ignorancia

Fry131 (o "flesguata", a lo american pronunciation) me dice que no les caigo mal. Qué alivio.
Comentarios de "Fulano dice que eres un capullo" o "Menganita me ha contado que le caes fatal" siempre me han sentado como una patada en los huevos, exageradamente mal, no sé por qué. Posiblemente les de más importancia de la que de verdad tienen. Más me han dolido cuando he sido tan tonto de tratar con total naturalidad y simpatía (¿por qué no?) a esa gente que no me traga. Si alguien me cae mal no se lo digo, pero se lo hago ver. De hecho, pongo todo mi interés en que capte la onda y no se me acerque a un kilómetro de distancia, pero no soy nada falso. Prefiero ser antipático a falso, pero tampoco es que me mole andar de borde por la vida. Ni siquiera es necesario ser borde para que una persona entienda que te cae mal. Basta no tratar con ella. Acercarte a preguntarle cómo le ha ido el examen, qué tal el verano, qué moreno tan bonito y cuál es su opinión de la física cuántica o el mestizaje de ornitorrincos con arañas es una tremenda falsedad. A mí quien me cae mal no me importa, para bien o para mal. Y por lo tanto, no me interesa lo que pase con su vida, ni le deseo ningún mal.
Recuerdo que dije esto un día en el descanso de las clases de la mañana, hace unos pocos meses: "Lo paso mal cuando me dicen que le caigo mal a alguien, así que si sabeis algun caso prefiero no saberlo. Seré más feliz".
Y como un reloj de puntual, esa misma noche me lo dijeron. Manda huevos. Alfredo se reía entre dientes al oírlo, porque sabía de la mala casualidad de la situación.
— ¡Te he dicho que si era yo el que le caigo mal, no quería saberlo! ¡Esta mañana hablaba precisamente de eso, y justo ahora me vienes con esto!
— Lo siento, tío... es que me han insistido para que lo diga.
— ¡Pero yo no! ¡No quería saberlo!
El daño está hecho.
— Pero a lo mejor ya no piensa eso de ti. No le des más vueltas.
A lo mejor sí, a lo mejor no, es igual. Es alguien que me trata como si le cayese fenomenal y ahora me dices eso. Yo la he tratado fenomenal. Si eso es verdad, y si sigue pensándolo, es una hipócrita y yo un ingénuo.

Da igual. Ha pasado medio año desde entonces. Y mucho más tiempo desde otros ejemplos de no-me-digas-y-ya-lo-has-dicho. Lo último ha sido hoy. No sé cómo les caigo. Pero qué coño: ¡no quiero saberlo! Si al final será verdad eso de que la ignorancia nos hace felices y el conocimiento, desgraciados. Cada día estoy más convencido. Cada día quiero más mi estupidez.

Google es Dios

— El profesor se inventó ese nombre para publicar el poema.
— Aioshue: ese poeta no existe. No podía ser menos discreto.
— ¿Y cómo sabéis que no existe? A lo mejor es un poeta japonés o...
— No existe. En Google no hay ni una sola entrada con ese nombre.
Y es verdad. Ante semejante afirmación, todos callamos y aceptamos la realidad: que quien no existe para Google, no existe y punto. Dios dejará de existir el día que no tenga entradas en el famoso buscador. Ya no se necesitan balas para matar: basta borrar su rastro de la red. Esto es el siglo XXI, darling. Y Google no será omnipresente como Dios, pero todo lo presente está en Google. La inversión copernicana, a lo teológico y tecnológico.

Absolución por los pecados de otros

Qué manía tienen los líderes mundiales con eso de pedir perdón por las atrocidades de otros, especialmente por los que ya están a dos metros bajo tierra. Que si el Papa disculpándose por la Santa Inquisición o el silencio durante la Segunda Guerra Mundial (como si hubiese sido durante su mandato), a la canciller alemana haciendo lo mismo con los judíos del holocausto (y digo yo que también había gitanos, pero supongo que como no han usurpado un país para ellos solos ya no molan tanto) y el último en sumarse al carro, aunque no sea ni tan relevante a nivel mundial, es Jordi Pujol.
Dice que la Generalitat debería pedir perdón por la barbarie de la Segunda República y la Guerra Civil, porque los nacionales fueron los más afectados en tierras catalanas (según él, los de derechas fueron el triple de las víctimas de la izquierda, que fue más sanguinaria y siempre con el respaldo de su gobierno de entonces). Vale que Pujol esté entrado en años pero joé, ¡no estaba ahí decidiendo como para tener que entonar el mea culpa!
A mí me molesta cuando salen con estos discursos tocafibra, porque qué queréis que os diga: la única conclusión a la que llego es que personas que deberían estar trabajando y tienen un sueldo nada desdeñable con nuestros impuestos, se la pasan con asuntos de pega. Asumen responsabilidades que no ayudarán en nada al pueblo y mientras tanto, otras de urgencia y de absoluta necesidad se quedarán en el cajón. El siguiente mandatario ya tendrá tiempo para pedir disculpas por los pájaros en la cabeza de su líder. Se trata de perder el tiempo.

La Ley del Papel

Al político que me quiera escuchar le propongo la Ley del Papel. Sería menos polémica que la del Vino, menos diana de bromas que el Plan Simio y sin ánimo de violar constitución alguna (aunque creo que precisamente este punto es el que menos preocupa a nuestros políticos, lástima que sí). Ahora que nos ponemos tan serios todos con el asunto mediambiental, alarma comprobar cómo se malgastan los materiales en la producción. Cuando no queda más remedio, pues tragas aire y t'echás p'alante, pero cuando no es mas que por capricho de la empresa productora, pues te pillas mosqueo. Cuando ese capricho de la productora, para colmo, es para engañarte a tí... oh, no, no. Hasta ahí no. El Estado está para protegernos y el Gobierno debe legislar estos abusos.
Qué queréis que os diga: me molesta comprar un libro y comprobar que hay como mínimo una decena de páginas en blanco por pura estética. Yo puedo sobrevivir sin ellas, ¿que tú no? Teniendo en cuenta la de libros que se producen en España al año (una trillonada, al margen de lo poco lectores que digan que somos -porque yo ya no me creo NADA después de que digan que los jóvenes no leen y voy a empezar a pensar que somos los que más leemos) el papel que se ahorraría sería considerable. Luego están los libros que por ser cortos, te ponen unos márgenes de aúpa ya por arriba, por abajo como por los lados. Y se quedan tan anchos: si el libro tuviese unos márgenes naturales, sería un tercio. ¡Pues que sea un tercio! Al lector le va a ocupar el mismo tiempo leerlo, lo único que ocupará será en el estante. Y tal y como están los pisos, cuanto más compacto todo mejor. Un dos por uno, el progreso es el progreso.
La de chorradas que nos imprimen en clase, o que nos hacen imprimir, para nada. Pase esta chorrada, porque no puedes ser intervencionista hasta el punto de decir qué es interesante y qué no, pero ¿no se podría obligar a las universidades a imprimir a doble cara? Me desquicia que impriman decenas de copias de una sentencia internacional a una cara y con más de veinte páginas para que simplemente nos hagan leer tres frases y a casa, que ya hemos terminado.
Pero ojalá fuese sólo el papel. Compras unas papas y te dan una bolsa de plástico de infarto, pero hasta que no la palmas no te pistas de que no la han llenado ni por la mitad. No es sólo cuestión de que te están engañando impunemente: es que además, están contaminando con plásticos, gastan agua y más materiales con el único propósito de aparentar en perjuicio tuyo. Hasta aquí podríamos aguantar. Legislación al respecto. ¿Y por qué no? Podemos cambiar este país, podemos hacerlo mejor, podemos hacerlo como nosotros queremos. ¿Y por qué no?
Deu meu, qué buen lema de campaña B-) ¿y por qué no?

Esa palabreja

Sucede que a veces los periodistas le cogen el gusto a una palabra y como si fuese contagiosa, se propaga entre todos los medios. Da igual que la palabra no sea nueva, ni que por su contexto, tampoco debería serlo. Pero siempre las hay. La última esa de los "barones" del PP.

Y si la baronesa Aguirre quiere ser la nueva líderesa (humor interno, sigan andando) ella sabrá. Lo que nunca me ha gustado de ella es la obsesión que tiene por Gallardón, pero fuera de eso podría sacar al PP del bache y hacer una decente oposición. Si no lo hace ella es posible que se le ocurra a él; a lo mejor es por eso que en vez de correr, vuela. Aunque claro: nada sería más divertido que unas primarias. Qué pena que nadie se alarme porque algo así quede absolutamente descartado, porque la democracia debe brotar precisamente de la democracia. Si no, chirría.

Democracia

Creo en la democracia hasta el final, o casi el final, y tengo siempre presente su concepto. No será el mejor sistema, pero es el menos malo. Salga quien salga, no me puedo enfadar porque es parcialmente lo justo (digo parcialmente teniendo a IU y UPD en mente, pero Zapatero hubiese ganado igualmente). Si por mi fuera, cambiaría el modelo de Estado para que los ciudadanos fuesen mucho más participativos y que fuesen ellos y no sus representantes quienes adoptasen las medidas más importantes. Eso no era concebible hace dos siglos, ni tampoco hace una década, pero sí es viable en la actualidad con las nuevas tecnologías. Deberíamos estar a la altura de las circunstancias, y lo mismo nuestra democracia.
Pero no venía a hablar de la democracia presidencial ni mucho menos. Me refiero más a la democracia de la calle, la de la gente normal para decisiones normales, la de ¿qué preferís, paella de pollo o de marisco?, la de cine o billar, Match Point o La cosa más dulce. La democracia del día a día, de las cosas pequeñas, aquella a la que ni siquiera llamamos democracia.
¿Cuantas veces habéis visto grupos de amigos en los que una persona manda sobre todos los demás, y siempre se hace lo que le entra en gana? ¿Y cuantos de esos grupos se han separado después, con insultos de "borregos" para unos y "mandones" para otros? ¿Cuantas rencillas hay entre amigos, aun sin llegar tan lejos, porque uno no soporta que el otro se pase el día imponiendo sus decisiones o de lo contrario no respira?
La solución está en tomar las decisiones entre todos. En preguntar del primero al último y escuchar, uno a uno, qué es lo que prefiere cada uno. Y una vez se haya conocido la opinión del grupo al completo, y no antes, tomar una decisión. Imponer es muy impopular, pero algunos lo aceptan con estúpidas resignaciones para evitar berrinches del acomplejado napoleónico. No será mi caso.
Lo último que estoy dispuesto a escuchar es que decidir entre todos es ridículo. "Que no son decisiones de Estado, coño". Por supuesto que no, pero las cosas van mejor cuando todos tienen conciencia de estar decidiendo, y no que uno decida por ellos. Naturalmente el que critica el sistema es el que ha votado lo que no ha salido. La democracia se le hace grande y el absolutismo al que estaba acostumbrado le explota en la cara, haciéndole llorar.
Os aseguro que mientras me critiquen por ser "excesivamente" democrático, estaré encantado. Siempre serán los perdedores, pero los hay en los grupos de amigos, en la junta de vecinos y hasta en el Congreso de Diputados. La democracia es nuestro pan de cada día, y el mejor regalo que podemos hacernos en la vida social.

Una de cal y otra de arena

Eme tuvo un mes HdOP y no fue capaz de llegar ni a la mitad la pobre. Mu lo ha devorado en día y medio y le ha gustado. Sobre gustos... no sé con qué me quedo: supongo que un término medio no estaría mal. Ahora a seguir corrigiendo y meterme en otros proyectos, para variar.

La carta

Hay días que pagaría por estar en el colegio: el día que echaron al Padre Marcial Maciel de la vida pública por sus antecedentes pederastas (sí, mi segundo colegio fue de Legionarios de Cristo), el día que murió el fundador ante la más absoluta indiferencia vaticana o este día.

Me lo cuenta Limix y me quedo a cuadros: alguien con acceso a todos las direcciones postales de los alumnos ha enviado una carta en la que pone a caldo el colegio, anónima y con matasellos de la misma Godella. La carta no tiene desperdicio. La dirección no tiene ni idea de quién ha podido ser su autor y los profesores están muy nerviosos. Algunas reflexiones:

  1. El jefe de estudios sí está ahí por "herencia". El colegio, antes de ser comprado por los Legionarios, era propiedad de su padre. Cuando lo vendió, lo hizo a condición de que su hijo fuese jefe de estudios hasta la jubilación (y por lo que dicen, su sueldo tampoco es nada desdeñable). De la vida familiar de él no digo nada, pero bueno... nada que no hubiese oído antes.
  2. Dicen que sólo envían a Selectividad en Junio a los alumnos sobresalientes, pero al menos no ha sido así en todas las promociones. Yo fui en Junio y era más bien mediocre, así que la afirmación es errónea. Luego sólo aprobé tres de siete (pasé de estudiar, pero tenía la media que necesitaba. ¿Para qué me iba a esforzar más? XD)
  3. Dice que alumnos Cumbres no han entrado a carreras con media alta pero el año pasado la segunda media más alta en Selectividad fue la de mi colegio. Otra contradicción.
  4. Que hay padres que paguen para que sus alumnos sigan, es verdad. En mi curso no hubo ningún caso, y el que pone de ejemplo (cuatro cursos más, promoción de mi hermano) al final no tuvo más remedio que irse. No terminó el colegio en Cumbres, no.
  5. La atención de profesor-alumno-padres era excelente en mi colegio, uno de los puntos por los padres lo defendían siempre (y me adscribo). Quizá esta madre no tuviese esa suerte.
  6. Lo de que deportistas de élite suspendían Gimnasia, me chirría: en mi clase, precisamente el más "de élite" aprobaba por la cara, aunque ni siquiera diese clase. Yo tenía que partirme los cuernos para un mísero aprobado.
  7. Lo de las duchas, los bañadores y el Padre Marcial Maciel es muy divertido XD qué mala leche, caray.
  8. Los profesores me parecieron generalmente buenos, a excepción de uno que no me explico que no haya tenido su propio párrafo en la carta. Se lo merecía mucho más que el jefe de estudios.
  9. Es cierto que prometen instalaciones que no hacen. Mi hermano y yo estuvimos pagando un extra en la mensualidad (supuestamente voluntaria, pero quién se atreviese a no "donar"...) para unas obras que nunca vimos, y que todavía hoy, siete años después de terminar mi hermano y tres después de terminar yo, siguen sin hacerse (ni planearse). Vergonzoso.
  10. La comida es de cátering desde hace tres años (justo para cuando me fui), pero como en el 99% de los colegios. Lo raro es que hubiesemos llegado hasta 2005 con cocina casera.

En fin, una carta con muy mala leche pero ciertos puntos muy ciertos (y otros, muy erróneos). Sigo pensando que mi colegio era muy bueno, aun con sus fallos. Dirán que es ultra-católico (y quizá lo sea) pero jamás nos comieron el tarro (como quizá si hagan en otra orden de peor fama). Incluso en los últimos años, con el nuevo director (el mejor que tuvimos, y todavía sigue) podíamos no ir a misa si queríamos, y no había consecuencias.

Sea lo que sea, esta carta ya es una pesadilla para el colegio. Nunca me alegro del sufrimiento ajeno pero no podrán negar que el Anónimo está muy acertado en algunos puntos. ¿Os imagináis una carta así de vuestros colegios? Demasiadas polémicas en el mío desde que me fui, qué pena.

Literatura atemporal

He conocido gente que dice que sólo lee novedades, que cualquier libro que haya cogido polvo en el estante de arriba ya no le interesa. Son gente del día, supongo. Parece ser que a cierto porcentaje de los lectores les preocupa la fecha de publicación, como si eso fuese una orientación a tener en cuenta.
Para ser honesto, no recuerdo haber leído jamás un libro por ser nuevo ni por ser antiguo. Me fijo en la fecha de la primera edición por pura curiosidad, y me da igual que el autor esté vivo que muerto. De hecho, a veces he leído libros que hubiese situado hace un siglo y son más jóvenes que yo, o por el contrario, otros que no tienen ninguna pista de su tiempo y luego son de antes de mi abuelo. Los he disfrutado todos, y cuando no, ese no ha sido el problema. A diferencia del cine, incluso la música, puedes ir completamente perdido en la fecha de publicación si lees, por ejemplo, un drama de la Edad Media. ¿Acaso no es maravilloso? Una obra completamente atemporal, que la gente seguirá leyendo sin vicios. No podrían hacer lo mismo en el cine, a menos que diesen un paso atrás en efectos especiales y quitasen el color, pero en la literatura nadie tiene que retroceder, simplemente imaginar.
Y a quien diga que ya no se escriben historias originales, sino copias de todo lo anterior... querría preguntarle qué ha leído. Supongo que mucho, si conoce las copias y los copiados, pero claro: permítanme dudar. Porque dudo abiertamente.

Hipócritas boicots

No me di cuenta hasta que en Ámsterdam, recogían firmas en contra de los Juegos Olímpicos de Pekín. Fue ahí cuando tomé conciencia del problema (e incluso entonces reconozco que pasé un trecho, desde aquella vez que un sordomudo jovencito me dio un papel a firmar y después tenía que escribir la cantidad que donaba, sabiendo la de fraudes que hay al respecto). El único mandatario serio que ha salido en defensa del boicot es Sarkozy, tan superhéroe él (cosas de estar junto a Bruni, claro). El resto, ni mú. ¿Miedo? No sé todos, pero es una cuestión de coherencia.
Si quieres fastidiar a China lo haces de verdad, y no de boquilla. Entendería que se boicoteasen los Juegos de Pekín si el problema fuese con la organización del evento, pero no por algo que se lleva arrastrando desde hace años como son los derechos humanos. Así que quien no quiera saber nada de China hasta que mejore la situación de los suyos, que rompa todas las relaciones comerciales. Eso sí es un boicot, y no dejarse a los deportistas en casa. Si hablamos de algo tan serio como ejecuciones, torturas y detenciones ilegales, el boicot debe estar a la altura de las circunstancias.
Pero poderoso caballero es don Dinero, y si alguien iba a perder cortando hilos comerciales esa no iba a ser China. Panda de hipócritas. Someter algo tan trivial como un evento deportivo a la liberación del Tibet es vomitivo.

C de Camarero

Que tiemblen las nenas, que El Camarero vuelve a los ruedos (o al Open, casi lo mismo) el próximo 12. Ana, va por tí B-) Ni vivo para trabajar ni trabajo para vivir: trabajo para viajar. Nueva York espera.


(banda sonora del Open)

En potencia

8:20 de la mañana aproximadamente. El metro para en la estación de metro de Rocafort y espera a que los pasajeros entren y salgan. Se demora más de lo normal. En esas, veo un grupo de niñas sentadas en un banco. Esperan el metro en sentido contrario y van todas uniformadas para un colegio privado. La mayor tendrá catorce años, la pequeña ocho. Conversan divertidas ajenas al tío que a sólo dos metros, las devora con la mirada. No tiene más de veinticinco años: algunos dirán que le falta vergüenza, pero de lo que de verdad carece es moral.
Así, durante un minuto entero, me quedo boquiabierto viendo cómo el joven observa babeando las piernas desnudas de una de ellas. Las niñas no se enteran. Él sigue, con total descaro, y nadie dice nada. Da asco. Debería ser delito. Mirar a unas niñas así debería ser delito. Deberiáis haberlo visto. Qué repugnante.

Fe de erratas

Por segunda ocasión salgo a desmentir que no me gustase 300 y si antes decía que me malinterpretastéis, ahora descubro que no fue culpa vuestra sino mía, por que lié los dos títulos en la conclusión final:

"Y es que Horton mola. ¿Que es para niños? 300 es para subnormales"

Ahora entiendo vuestros comentarios. Donde dije 300, quise decir 10.000. Si fui a ver 10.000 fue precisamente porque tenía un mínimo de esperanza de que se pareciese a 300, pero no. De ninguna manera. Qué asco de película, qué dolor de 5€ y medio.

Rectificar es de sabios. ¡Siento la confusión!