Header

Google+ Badge

Historietas de hace ocho años

En los cajones de mi habitación de Dénia estoy encontrando relatos y cómics que había olvidado por completo, escritos con máquina de escribir o dibujados a lápiz. Uno de los que más ilusión me ha hecho encontrarme son las viñetas de Bug, escritas y dibujadas en el verano de 2000 (¡hace ocho años, con trece!) y que recuperaban un personaje de otro planeta que había creado unos años atrás. Bug ya había tenido su cómic entero (de unas cincuenta páginas, y no sé dónde lo guardo) con su amigo Longui y se llamaba nosequé del Círculo Espacial. El verano de 2000 quise recuperarlo con unas tiras de humor, humor del mío (que no es precisamente humor) y la nueva historia contaba sus aventuras y desventuras compartiendo piso con una mosca que se llama Pi y el fantasma de su abuela recién fallecida, a cada cuál más atípico. Aprovechando el escáner os traigo las primeras tiras. No os he dicho que os vayan a gustar. Siempre podéis ir a otro blog a pasar el rato.


Es frustrante comprobar que dibujo prácticamente igual que hace ocho años. Pero bueno. Tampoco me ha ido la vida en ello...

Aleluya

Decidme que no os gusta.

El Rey León

Vito me ha preguntado antes cuantas veces he visto El Rey León. Muy pocas. La vi en el cine, luego en VHS y creo que no la había vuelto a ver hasta ahora, en dos tandas separadas por meses. Eso no quita que me conozca gran parte de su banda sonora o que la tararee constántemente. El ciclo de la vida es de mis canciones favoritas del mundo mundial, y hay que reconocer que el resto del repertorio son muy buenas. Hoy la he empezado a ver donde la dejé hace meses, poco antes de morir Musafa, y estaba emocionándome más y más a cada escena que pasaba. Es muy buena esta película.
Mientras la veía me iba preguntando por qué no ganó el Oscar a la Mejor Película. Tiene méritos de sobra, y menos mal que estaba nominada. Al entrar a Internet se ha rebajado mi mosqueo: el Oscar se lo arrebató Forrest Gump, que para ser justos también es una película muy buena. Pero hacedme caso: volved a ver El Rey León. La veréis con distintos ojos, y no os gustará menos. Me da igual lo que piensen, para mí es un peliculón. Y espero que el Oscar a la Película de Animación no signifique que las películas de animación ya no pueden optar a Mejor Película, porque sería injustísimo.
Quería ir a ver el musical de Wicked en Nueva York (¡si me leí el libro adrede, y antes me leí El Mago de Oz más adrede aún!) pero veo a mis amigos poco por la labor. Mi segunda opción será El Rey León, aunque ya lo vi hace muchos años en Londres. Merecerá la pena.

P.D.: Antes de que me vengan los esnobs de turno a decirme que los Oscar están amañados y que son unos premios que no valen nada... pues ya lo sé, no me descubrís América. Pero más que esnob, yo soy muy curioso. Y los premios gordos como estos, por poco prestigio que tengan, siguen alimentando mi curiosidad. Soy un estúpido, qué le vamos a hacer.

Gmail para los alemanes

Hú. Sigo en tierras alemanas, y hoy nos ha pillado la lluvia en el lago Titisee o como sea.
Hace tiempo leí en la prensa nosequé rollo de que Gmail con Alemania, que el nombre ya estaba registrado de antes y la empresa de Google no podía usarlo para su correico. Esto es lo que pasa si tecleas www.gmail.com desde una conexión alemana:

No podemos proporcionar servicio con el nombre Gmail en Alemania, aquí nos
llamamos Google Mail.
Si viajas por Alemania, puedes acceder a tu correo
en
http://mail.google.com.
Y nos gustaría enlazar la URL anterior, pero
no
podemos hacer eso tampoco. ¡Que fastidio!
Para obtener información
general
sobre Google, visita www.google.com o www.google.de.

Sin novedad por el frente. Ah, sí, que hemos conocido a una japonesa de Osaka y me he acordado del plan siosí de ir al país nipón con quienes ellas saben. Dicho queda.

Hú desde Friburgo

Son las primeras horas de la madrugada, hemos pasado el día moviéndonos y ni siquiera así estoy suficientemente cansado como para irme a la cama (bueno... "saco"). Estaba mañana cogía un avión con Polivalente destino Basilea, Suiza, y hemos dedicado la tarde a conocer la ciudad. Un rollo (y el hecho de que fuésemos todo el tiempo con la mochila a cuestas no facilitaba las cosas). A las ocho hemos llegado a Friburgo, el Friburgo alemán (sí, ya he oído del Suizo, pero estoy en el alemán, ¿tan difícil es de entender?) donde nos hemos contrado a Chumino, anfitrión del viaje y titular de la habitación de residencia donde nos metemos dos okupas sin pagar un duro. Así da gusto viajar.
Pondría una foto (la única que me he hecho en Basilea) pero Polivalente ha desaparecido en el camino a la cocina comunitaria y no voy a meter la mano en su equipaje para buscar el cable de la cámara. Tampoco merece la pena la foto. Sed buenos y cuidadme el blog. Vuelvo el lunes.

+100

Es verdad que no puedes escribir una novela obsesionado con la cantidad, y S.F.I. se está extendiendo inesperádamente (para mí era un relato medio, ni corto ni largo, pero sin darme cuenta ya es más larga que BeP). Pero qué queréis que os diga: uno siente un gustirritín cuando en el Word se pasa de la página 100. Porque la historia ya no es un relato breve, definitivamente, sino una novela que ya no se puede abandonar. Cuando pasas un límite no sólo sientes satisfacción, sino que se sella un compromiso de no abandonarla.
Y eso que a ratos me encanta y a ratos la odio.

Ana Belén la comunista

Que alguien me explique cómo se puede ser a la vez comunista y rostro publicitario de unos cosméticos "de lujo" (el "de lujo" lo pone en los carteles, por si alguien no lo sospecha). Esa es Ana Belén con Vitesse. ¿Y por qué no me esperaba otra cosa de esta mujer, que no me sorprende?

Ediciones sangrientas (ii)

El otro día hablé de lo desastrosas que pueden ser algunas ediciones de libros, pero todavía he encontrado nuevas aberraciones editoriales. La última, Ruido y furia de Faulkner en una edición de Grandes Clásicos del Siglo XX de EL PAÍS (colección que, por otro lado, es muy decente y de la que no tenía queja hasta el otro día). Me sorprendió mucho que los diálogos no fuesen con guiones, sino entrecomillados. Sí, como los escriben los ingleses. Lo que pasa es que el libro era en castellano.
Me costaba muchísimo leerlo. Al final lo tuve que dejar. Me quedé mosca, porque quizá se usaban comillas por alguna razón especial. Pero era raro: en inglés es lo común, y el libro estaba traducido del inglés. ¿El traductor podía haber sido capaz de olvidar los guiones, en un error que merece despido? Le di mi voto de confianza y como me quedé en la página 10, capaz era cosa de la historia.
Pero hace dos días, en una librería, lo encontré por casualidad y lo ojeé. Naturalmente, usaba guiones y no comillas. Como tiene que ser. La edición de EL PAÍS es para pegar al traductor, corrector y al editor de paso. ¿Cómo se puede ser tan zopenco de no poner guiones si están traduciendo al castellano? ¿Cómo es que nadie se dio cuenta del error, cuando es evidente que era un error?

PSPV

Buenas noticias para los socialistas valencianos. En realidad, buenas noticias para todos los valencianos, porque con una sana oposición se hace un sano gobierno: el partido de la oposición, el PSPV (Partido Socialista del País Valenciano) se ha dado cuenta por fin que con esa coletilla nacionalista en el nombre no iba a ninguna parte, que los valencianos no nos sentimos atraídos por esas movidas y que nos gusta España tal y como está. Ya no convencen ni a los suyos, porque el próximo septiembre se cambiará oficialmente el nombre del partido por uno más acorde con el pueblo valenciano (Partido Socialista Valenciano, de los Valencianos, de la Comunidad Valenciana...). Fin de la tontería del País Valencià, tan falso e irreal que no ha existido ni por un segundo de toda nuestra historia salvo en sus siglas. Dije hace tiempo que no votaría jamás al PSOE de aquí mientras mantuviese ese título enfermizo. No debía estar tan loco con mis pretensiones, porque ellos mismos van a dar el paso conscientes de que es lo primero para salir del larguísimo bache. Que nadie me diga que lo del nombre es una tontería, porque de ser así no estarían dispuestos a cambiarlo. Les aplaudo y me alegra muchísimo, porque el PP de la comunidad autónoma necesita ya una voz que le frene esa soberbia. Aunque bueno, tal y como van las cosas... mi voto en las próximas autonómicas no irán ni para unos ni para los otros. Pero en la variedad está el gusto, oye.

P.D.: El cambio real vendrá cuando los municipios gobernados por los psocialistas cambien las calles y avenidas del País Valencià por calles y avenidas de la Comunidad Valenciana. Me gustaría más el Reino de Valencia, lo verdaderamente histórico, pero ya es mucho pedir. Pero bueno: ¿reconocen que eso de país está equivocado? Pues que lo reconozcan del todo. Medias tintas ninguna. Fuera esas calles con tanta intención política.

Zapatero va con Obama (pero no viceversa)

A Zapatero le pierde lo mediático. Los titulares de igualdad, de mira cómo voy a cambiar el mundo, mira qué paciencia tengo, escribe bien clarito en portada que he nombrado a una ministra embarazada. ¿Has puesto ya que es la primera mujer en Defensa? Ponlo bien grande, por favor.

A Zapatero, que es muy mediático, le gusta juntarse con los que pueden ser más mediáticos que él. Serrat, la comunista-jajá de Ana Belén, Almodovar o el qué-hace-este-aquí de Fran Perea. Se junta con ellos porque le permite transmitir mejor imagen al pueblo, mostrar que con amigos así uno no puede ser malo. Si encima le hacen un anuncio pidiendo el voto para él, a lo campaña estadounidense, ya es la leche. Zapatero es un experto de marketing y en eso invierte buena parte el PSOE. ¡Oye, y felicidades! Por lo menos les ha salido rentable el cuento. Mira cómo nos reíamos todos del ZP y mira dónde está él ahora. Como para reírse del Z de Zapatero.
Yo me acuerdo muy bien de aquel desfile del ejército en el que Zapatero no se levantó de la silla cuando pasaron las fuerzas armadas de Estados Unidos. Tú también te acordarás, porque se habló mucho de ello. Algunos lo criticaron a lo bestia y otros le alabaron como un dios. En lo personal, haciendo retrospectiva, creo que no fue muy avispado. Quizá se podía permitir esos malqueda porque no se imaginaba de presidente, a lo mejor era eso. En cualquier caso yo tampoco soy nada pro-EEUU, así que no le culpo relativamente. Está en su derecho de caerle mal EEUU, aunque como líder de la oposición que era entonces y presidente que es ahora, menos que quiera, tiene que tender la mano a George Bush. No para irse a su rancho en Texas, sino por el bien de nuestro país. Ahí patinó, pero bueno. Fue un maleducado, pero no se puede exagerar más el asunto.
Es feo que no se haya entrevistado con Bush en los cuatro años y pico de gobierno que lleva. Es feo o triste. Más bien triste. Hablar con él no significar irte de copas, sino buscar ventajas para España. ¿O no van todos detrás de China, y mira que esos son todavía peores? O los Castro. O Chávez. Zapatero nunca ha sido muy listo buscándose sus amigos. Sospecho, también, que si Bush no ha tenido ningún interés en acercarse a Zapatero, Aznar también ha tenido que ver. Pero bueno, los dos están suspensos en relaciones diplomáticas recíprocas. El problema es que a nosotros nos conviene mucho más EEUU que a ellos España, y esto es lo que tenemos que reprocharle a Zapatero.
Todo esto viene porque para mí, cuando alguien no se levanta ante una bandera extranjera en un desfile, a quien hace el feo no es al presidente de allí sino al país, lo gobierne quien lo gobierne. El feo de Zapatero fue a Estados Unidos, no a George Bush. No sé qué pretendía exáctamente, y de nuevo me huele todo a efecto de márketin y sacar titulares, pero ahora descubro que Zapatero no vive tan aislado de la potencia mundial. De hecho, se atreve a pedir el voto para Barack Obama. Hay muchos modos de apoyar a un candidato: llamarle por teléfono es una, hacer una declaración puntual en una rueda de prensa es otra, y el colmo del apoyo es poner un banner pro-Obama en la web del PSOE. Eso es apoyarlo explícitamente y de un modo muy descarado.

Ahora no quiero que gane McCain, que al tipo no le pasaría desapercibido este apoyo (¿u os creéis que no se enteran de estas cosas, o que no les dan la menor importancia?). Por otro lado podría pensar que nos irá bien con Obama, pero ¡tachán! Obama pasa de Zapatero. Zapatero se pega como una lapa a la gran camapaña de márketin de Obama (a ver si se le pega algo) pero Obama le ignora concienzudamente. ¿Por qué Obama no visita España en su tour europeo, más cuando está recibiendo tal apoyo explícito por el partido que gobierna? Si no quiere él, ¿por qué será? Si no se lo aconsejan su entorno, ¿a qué se deberá? Nada se pasa por alto. Y España queda fuera del tour europeo.
Añado, además, que me parece un error que Obama no pase por España. No por devolverle el favor a Zapatero, sino porque creo que sería provechoso para él. Ya que no va a hacer ruta latinoamericana, por lo menos que tenga un gesto hispano que le sirva de algo. Y España también es puerta a África, así que motivo doble para hacer un alto en Madrid. Pero no quiere. Y su equipo de campaña lo tendrá todo estudiado. Zapatero apoya con fervor a Barack Obama, a pesar de que hace cinco años daba la espalda a la bandera estadounidense (y con ello a todos los estadounidenses, no a George Bush) y estoy convencido de que no me sabría decir cinco propuestas de campaña del candidato negro. Pongo la mano en el fuego. Pero Barack Obama ya es el candidato cool, es la apuesta de márketin, y Zapatero no pierde ni una oportunidad de anunciarse, da igual lo que anuncie. Lástima que la relación no sea recíproca. Zapatero ha jugado muy mal sus cartas en política exterior y seguirá haciéndolo.

Elmundo.es recula

En su mapa de carteles que vulneran el bilingüísmo, elmundo.es había cometido la estupidez de decir que en Valencia hay carteles "sólo en catalán". Lo aceptaría si estuviesen escritos en la variedad catalana, pero no era el caso. Les escribí protestando y supongo que como yo otros tantos harían lo mismo. Ahora en su mapa español se han corregido y mencionan el valenciano entre las otras lenguas. ¿Quién es tan estúpido de luchar contra los nacionalismos que aplastan una de las dos lenguas y se carga de golpe la única región donde conviven sin contextos politizados? Muy poco inteligente. No entraré en debates de si el valenciano es igual que el catalán, muy parecido, parecido o primos hermanos. No afecta en absoluto: el caso es que desde que somos lo que somos, a nuestra lengua autóctona le hemos llamado valenciano, desde antes que se descubriese América y cuando El Quijote ya merodeaba por Castilla. Si ha sido así durante siglos que no vengan ahora otros a cambiarlo. No es un debate del contenido (de los parecidos entre catalán y valenciano) sino del nombre. Y a nadie le gusta que le cambien el nombre cuando lleva tantos siglos usando otro. Mucho menos que lo cambien por unas intenciones tan politizadas. Que me hablen de los parecidos que quieran, porque yo no hablo de eso: ¿al valenciano se le llama valenciano desde el primer día? ¿Verdad que sí? Pues que no reescriban la historia.

Sol

El sol brilla con más fuerza, el cielo está claro como el futuro, la gente me sonríe por la calle y yo les sonrío con simpatía, los perros aúllan de gozo, los peces forman la palabra "GUAY" con sus burbujitas, las monjas del convento de las carmelitas han hecho un musical improvisado durante la limpieza de las doce, y hasta la madre superiora ha improvisado una canción totalmente original y marchosa. Después todas han vuelto a su sitio, a sus labores, con una sonrisa de satisfacción en los labios. Los abuelos abrazan a sus nietos y sus nietos a los abuelos, y los padres, tranquilos, pueden dedicarse al amor por un respiro. Cuando he llegado a casa todos los vecinos esperaban en el caminal y han hecho la ola al verme pasar. Todos me daban palmaditas en la espalda y aplaudían, y decían "¡ya era hora!". Al entrar he sacado por fin las tres bolsitas del bolsillo. Tres increíbles bolsitas de M&Ms Crispy. Desde febrero que no los probaba (gracias, Dune (y su intermediaria Naza); gracias, Buena). Las tres bolsitas están caducadas, ¿pero y qué?
Hoy estoy más contento con un tonto con un lápiz.

Un cumpleaños exagerado

¿Soy el único al que le parecen excesivos los festejos por el 90 cumpleaños de Nelson Mandela? ¿Excesivísimos? Tanto concierto, tanto "envía tu felicitación al 5545", tanto invitado... No sé qué harán si llega a los 100. Capaz que sacrifican vacas en su honor.

Cuestionario Proust

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?
No saber lo que es la infelicidad. La ignorancia, básicamente.

¿Cuál es su miedo más grande?
Fracasar.

¿Cuál es el rasgo que más deplora de usted mismo?
Mi mala memoria. En realidad no, porque no me amarga. Nada en especial.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?
Unos cuantos. Colarme en el Museo de Historia Natural de Londres, por ejemplo (ahora que hace un año); pasar las tardes de mi infancia en la Facultad de Medicina. En general, entrar a sitios donde no estaba invitado.

¿Cuál considera que es actualmente la virtud más sobrevalorada?
La templanza. Es una virtud que no me atrae.

¿Qué es lo que más le disgusta de su apariencia?
Qué peligro reconocer los complejos.

¿Qué nombres te gustan más?
Arturo, Julio, Guillermo, Santiago, Wenceslao; Matilde, Carmen, Lola, Ginebra.

¿Cuáles son las palabras que más usa?
Me encanta, demonios, ché, un montón de palabras. Y últimamente me da por todas las expresiones derivadas de toro y torear. No tiene explicación.

¿Qué es de lo que más se arrepiente?
De haberme mordido la lengua en determinados momentos. De haber sido demasiado entusiasta en otros.

¿Cuál considera que es su estado actual de ánimo?
Normal.

¿Cuál es su posesión más preciada?
Lo que yo he hecho, porque no lo podría conseguir en ningún otro sitio.

¿Cuál considera que es la peor miseria?
La hipocresía. Me da mucho, mucho asco.

¿Cuál es la cualidad que más le gusta de una mujer?
La lealtad y sinceridad.

¿Y en un hombre?
La lealtad y sinceridad. ¿Por qué deberían ser distintas a las de una mujer? No me han preguntado por la mujer de mis sueños.

¿Quién es su héroe de ficción?
Atticus Finch (justo hoy repasaba Matar un ruiseñor), Albus Dumbledore, los protagonistas de Roald Dahl (por razones perversas) y muchos más.

¿Cómo le gustaría morir?
Rápidamente, cuando termine con mi vida propuesta. En casa.

¿Qué apodos tiene?
Cronista, Hombre con criterio (en realidad este es simple del blog) o los que me llaman por el apellido, que son unos cuantos.

¿Cuándo miente?
Cuando me preguntan por algo que creo que no concierne a quien pregunta. Típica pregunta de cortesía que prefiero responder con una mentira piadosa antes que con un "¿y a tí qué te importa?".

¿Cuál es su idea de la muerte?
La del resto del mundo, estar sin vida. Pero la acepto con naturalidad. Quizá con demasiada naturalidad, aunque para algunos sea frívolo.

¿Qué no perdonaría?
La traición.

¿Qué le hace reír?
El ingenio.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?
Terminar un libro; participar en un proyecto que llega a miles de personas. Ni uno de los dos logros se valoran lo más mínimo.

¿Cuál es su idea de la fidelidad?
Un mal invento. Creo en la lealtad, no en la fidelidad. La fidelidad, si no se quiere, es un sufrimiento. Es un engorro. La lealtad sin embargo ennoblece a todos.

¿Te consideras buena persona?
Con quien quiero. Y con quien no quiero, le ignoro soberanamente.

¿De quién sientes envidia?
Soy más de envidia sana. Por muchos detalles que me alegran.

¿Con qué error humano te muestras más indulgente?
La flaqueza.

¿Con qué eres intolerante?
La soberbia.

¿Qué despierta tu ira?
La injusticia.

¿Por qué serías capaz de matar?
Por muchas razones.

¿Dónde te gustaría vivir?
En ciertas casas de mi calle, en Valencia. Con una me conformo.

Un hecho de armas que admire
Las rebeliones de negros en Sudáfrica o Estados Unidos. Agotada la vía diplomática, yo hubiese hecho lo mismo.

Solidaridad

Quien apoya la solidaridad entre las rentas de las personas no puede ignorar a la torera la solidaridad entre comunidades autónomas. "¿Y porqué tengo que pagar yo las subvenciones a un extremeño?", se escucha con frecuencia. Solidaridad. Por lo mismo que si tú trabajas, y tu vecino de escalera está en el paro, tú contribuirás a su prestación.
Es un concepto absolutamente extraño para muchos, solidaridad. El gobierno catalán ha pedido las balanzas fiscales de las comunidades autónomas (petición que me parece muy loable, no me parece en absoluto criticable) y se han visto cuáles dan y cuales reciben: dan la Comunidad de Madrid (que no Madrid a secas, igual que también les da por llamar "Valencia" a la "Comunidad Valenciana". Vale que sea un nombre horrendo, pero ya le hemos inventado bastante nombres hasta la fecha), dan Cataluña, Baleares, la Comunidad Valenciana, la Rioja, Navarra y Aragón. Reciben más de lo que dan: País Vasco y a partir de ahí cuenta hasta el final, Extremadura.
Digo que me parece estupendo que se exijan las balanzas fiscales, lo que no comparto es la intención con las que se piden. Que Cataluña da más de lo que recibe es algo que sabemos todos, y en general la lista no sorprende en absoluto (me ha sorprendido que el País Vasco reciba, pero poco más). Ya lo dije hace tiempo en el blog y lo vuelvo a decir: mientras demos, no hay de qué preocuparse. Yo estoy contentísimo por vivir en un sitio que contribuye al Estado y que no tiene que ser ayudado por él. Eso es señal de prosperidad y no lo otro.
Quien me venga a decir que no es justo tener que repartir las ganancias con las comunidades vecinas, le preguntaría si le parece justo la distribución de la renta de las personas. Es una distribución más que cuestionable, desde el momento en que el porcentaje es progresivo. Si eso se apoya, no veo el problema a lo otro. Solidaridad. Es muy fácil decirlo cuando te están dando. Pero tiene más valor si lo dices cuando eres tú el que contribuyes.

Mujeres curas


Esta es una de las cosas que la Iglesia de Roma tendrá que acabar aceptando, porque es de cajón, así que ¿para qué esperar? En la Biblia no se dirá que las mujeres pueden ser ministras de la Iglesia, pero igual que no especifica tantas cosas que los Papas han ido sacándose de la manga a lo largo de la historia según les ha convenido. No creo que el Vaticano pueda alargar eternamente esta restricción, cuando detro de sus filas hay muchos partidarios de que las cosas cambien. De hecho, por más despacio que vayan las cosas de palacio, no pueden pasar otros cien años sin que las mujeres se alcen al otro lado del altar. San Pedro era hombre, sí, pero también era muchas cosas que no se han considerado requisito para el sacerdocio ni para el papado.

Resociabilización

La resociabilización no es doble socialista, más bien no tiene nada que ver. Y que la Constitución promulgue resociabilización para todos, como si fuesen unas rebajas de verano, es peligroso hasta el extremo. Lo peor de todo es que nos llenamos la boca con la palabreja, pero no ponemos ningún medio para que los presos de resociabilicen. En resumen: que salen antes de la cárcel y no han cambiado nada.

El terrorismo merece cadena perpetua, a la vista está con los antecedentes. ¿Cuantos etarras han salido resociabilizados de la cárcel? No digo que cero, pero creo que van por ahí las cifras. Ahora pensemos, ¿cuantos etarras han seguido delinquiendo después de salir de la cárcel? No tengo manos ni pies para contarlos.

Igual que el terrorismo tiene unas condiciones especiales, que alargan diez años el tiempo máximo que puede estar una persona en la cárcel, debería debatirse la cadena perpetua también para los casos de terrorismo. ¡Cadena perpetua, pero qué barbaridad que dices! Los peperos que están acomplejados y no se atreverían a sacar el debate ni harto de vino, y los psocialistas que son pura propaganda y por muy conscientes que sean de esta no-resociabilización, nada harán para evitarlo: el público es el público, y tienen una imagen de buen rollito que salvaguardar.

Pero cuando el PSOE se debate reformar la ley de víctimas del terrorismo para que víctimas y bestias no puedan ser vecinos (como sucede con frecuencia, y ahora en boca de todas con el etarra De Juana que vivirá justo debajo de la viuda de un asesinado por ETA), cuando el PSOE dice que esta situación es "tremenda para las víctimas", cuando reconoce implicitamente que estos etarras que salen no lo hacen con la mejor intención con las víctimas, nos dice entre líneas que estos etarras no están nada resociabilizados. Entonces que asuma el debate, que asuma que la resociabilización lleva treinta años de fracasos.

El terrorismo merece cadena perpetua. Ya nadie da un duro porque los etarras puedan reintegrarse en la sociedad, y la experiencia dice que les dejan los nuevos, vuelven a las filas de ETA. Hay que tener menos vergüenza y miedos para poner sobre la mesa ciertos debates. La resociabilización no significa salir de la cárcel cuanto antes, sino que una persona salga de la cárcel con ganas de reintegrarse en la sociedad. Y hasta que el Estado no ponga medios para esto, y símplemente abra la puerta de salida con la mejor de las sonrisas, mejor que se queden dentro. Los únicos vecinos de Jose Ignacio de Juana Chaos deberían ser los compañeros de celda: ni la viuda de la víctima nº312, ni tú, ni yo.

Mis leyes de Murphy


Tengo unas cuantas de leyes de Murphy personales. Por ejemplo, cuando quiero rotar una imagen en el Photoshop jamás acierto la dirección (y eso que es una de dos). Pero bueno, también tengo las leyes que me favorecen: con los auriculares del iPod siempre encuentro primero el izquierdo. Unas por otras, como quien dice.

Mein Kampf

Me preocupa que Alemania prohiba la compra e impresión de Mi lucha, Mein Kampf, el libro ideario de Adolf Hitler escrito con su puño y letra. Me preocupa porque la represión contra la opresión nunca es la mejor de las salidas. La gente, sobre todo las cabezas blandas, se sienten atraídas hacia todo lo prohibido. Semejante veto sólo puede provocar que los más influenciables de los alemanes se acercan a este libro como polillas a la luz.

Si después de tantos miles de años se historia la gente todavía no sabe que determinadas prohibiciones son contraproducentes, no es de extrañar que las cosas vayan como van. Prohibir Mi lucha de Hitler es un gravísimo error, porque si alguien lo quiere leer lo va a leer igualmente. ¿Cuál es la diferencia? Con la libre distribución el libro puede ser explicado y contextualizado. Si por el contrario, haces del libro algo prohibido, los únicos que lo ofrecerán son la peor calaña y los más interesados en que su mensaje cale. ¿Exagero? Lo dudo mucho. En la Wikipedia en inglés hay un enlace externo a Mi lucha traducido al castellano que lleva auna web de absoluta apología nazi. Y eso ocurre en una traducción al castellano, cuando los países hispanos no prohíben su venta ni posesión. Si esto es así con nosotros, ¿quienes serán los que ofrezcan Mi lucha a los alemanes, los que sí lo tienen prohibido?

Prohibiendo se fomenta el interés. Así lo único que consigue Alemania es que cuando un chico trastocado quiera conocer las escrituras de Hitler, vaya a leerlas a dónde más tergiversadas estén, entre esvásticas y heil hitlers. Una decisión muy acertada la de los alemanes. Aplauso, aplauso, aplauso.

Eutanasia y aborto

Ahora que el PSOE reabre el debate (y a mí me parece estupendo: si Rajoy sólo quiere hablar de crisis es asunto suyo, pero yo creo que hay tiempo para todo) debo decir que estoy totalmente de acuerdo con la eutanasia. Faltaría más. Si uno quiere morir, que se muera, siempre y cuando sea una decisión personal y meditada (lo contrario sería cacotanasia, y eso no es eutanasia. Lo sé por Wikipedia, qué os pensáis). Me parece injusto que ellos que sufren y no tienen al alcance de la mano la forma más digna de quitarse la vida, que vean como las leyes se lo prohíben, y mal destino le espera al que les ayude. Lo pienso en frío y me parece injusto que yo que no quiero quitarme la vida lo pueda hacer con facilidad y ellos, que de verdad quieren perderla, no cuenten con las facilidades para hacerlo. Sí, soy muy frívolo hablando de la muerte, pero me parece horrible la idea de no consentir a alguien que se muera.
Creo que la eutanasia tiene todo su fondo en la religión, con eso de que nosotros no somos dueños de nuestras vidas. No se me ocurre otro punto de vista por el que se pueda prohibir la eutanasia, decídmelo vosotros si se os ocurren. Algunos podrían decir que los contra-abortistas son los mismos cristianos de turno, pero me opongo radicalmente a esta idea. En absoluto: yo soy contra-abortista (con sus limitaciones, sus sanas limitaciones) porque creo que el niño tiene derecho a la vida por sí mismo, y no porque ningún Dios se reserve el derecho a decidirlo.
Es un debate de vida. Si defiendo la eutanasia y voy contra los abortos bananeros es porque defiendo la vida. Pero no defiendo la vida en sí, sino que cada uno decida sobre su vida. Si alguien quiere morir, que muera. Si encima cuenta con el apoyo de sus amigos y familia, que le entienden y no quieren verle sufrir ni un segundo más, nos ahorraremos además un drama familiar. Las mujeres tienen derecho sobre sus vidas, pero alguien debería decirles a esas feministas descarriadas que el aborto no es un derecho de la mujer. De hecho, el aborto no es un derecho de nadie. El aborto intencionado es un asesinato, es quitar una vida: que cada cuál lo justifique como más le convenga, o mejor: según lo limpia que quiera tener la conciencia.

RSS

He aprendido ¡por fin! a usar un lector de fuentes rss. Qué fácil me va a hacer la vida esto, caray.

Cartas y libros

¿Por qué será que en los libros y las películas, cuando alguien le esconde las cartas que recibe otro, con el fin de que no se pueda poner en contacto con esa persona, ese alguien siempre guarda todas las cartas en un escondite, aunque pasen muchos años? Digo yo que una persona real las iría destruyendo o tirando, pero no te quedas la prueba del crimen que va creciendo poco a poco. Así te acaban pillando. Los autores deberían buscarse otros recursos, porque este está más que triturado.

¿Por qué será que en las películas, todos los personajes que están leyendo un libro, van exactamente por la mitad de la historia? ¿Es que los personajes no las empiezan ni las terminan?

¿Por qué será? ¿Por qué será?

España laica (nada que no diga la Constitución, básicamente)

O de cuando volvieron las viñetas a Crónicas Salemitas.

El final perfecto

El mundo se puede dividir entre guapos y feos, buenos y malos, y también entre los que creen que La boda de mi mejor amigo termina bien y los que creen que termina mal. De hecho, es una división de gente muy interesante.
Suponiendo que todos hemos visto la película, la recuerdo rápidamente: la amiga del novio, que nunca le hizo ni caso, se pone celosa perdida cuando descubre que él se va a casar. La novia, Cameron Díaz, es la chica perfecta y la amiga, Julia Robert, pretende sabotear la boda a toda costa. Al final no lo consigue y los dos prometidos se casan, quedando Julia más sola que la una bailando con el editor gay de turno.
Para mí ese era el final perfecto. No para la protagonista, no, pero lo contrario me hubiese parecido injustísimo. El caso es que tuve esta conversación el otro día y me decían que no, que la película terminaba fatal, que Julia Robert tenía que acabar con su amigo. ¡Pero ella no lo quiso hasta que vio que el otro se casaba, Déu meu! No se puede ser tan envidioso. Y conste que Julia era inceíble, ¡pero Cameron más!
Normalmente los finales gustan o no gustan, pero no generan debate. Por eso creo que tanta gente recuerda esa película, porque no nos ponemos de acuerdo con cómo tenía que terminar. ¿Y cómo tenía que hacerlo, según tú?

Independizado

- ¿Dónde guardáis los platos?
- Qué tomates más grandes, caray.
- ¿Y esa antena de ahí para qué sirve?
- ¡Vaya, si tenéis peces!
- ¿No os funciona la TDT?
- ¿Y para qué sirve este trasto?
- Qué desordenado tienes esto, ¿para qué usas esta habitación?
- ¿Dónde están las toallas?

Preguntas que hace un invitado en la casa del anfitrión. O de otro modo, las preguntas que hago cuando llego a casa de mis padres después de un año sin aparecer por aquí, a excepción de dos días contados en Pascua. De hecho, llamarla "casa de mis padres" ya dice mucho de sí. Y lo curioso es la forma en la que estoy independizado, tan extraña, tan cómoda... no fui yo el que se fue de casa. Fueron mis padres. ¿Se puede pedir más?
Que mi habitación no sea la de los invitados. A fuerza de no venir, lo he conseguido. Premio al tonto.

Ediciones sangrientas

No me gustan los libros comentados. Tienen que existir, no digo que no, pero que los vendan con paneles luminosos que indiquen que hay prólogo de nosequé soplaflautas, que hay tropecientas notas de pie de página y un glosario para los subnormales que no sepan el significado de "desván".
Un libro es un libro, pero una mala edición puede amargar la lectura y hasta conseguir que el lector abandone. No he podido con libros que parecían fotocopias de páginas escritas a máquina; no he podido con libros con letra minúscula; no he podido con libros archi-comentados, que no teniendo suficiente con las notas al pie han incluido hasta anotaciones al margen.
Los libros de estudio no deberían venderse con los demás. Un librero podría presumir que si el precio es el mismo, al lector le da lo mismo una edición que otra. Pues no, no tengo ganas de páginas extra que no me interesan ni de continuas explicaciones del especialista en cuestión. Sólo me interesa lo que el autor quiso contar, nada más. Cualquier otra cosa es desvirtuar la historia. Por varias de estas razones nunca pude terminar La casa de los espíritus o La guerra de los mundos, por poner dos ejemplos. Dichosos académicos, que tienen un concepto de ennoblecer la lectura radicalmente opuesto al mío.

Íngrid Betancourt

Tenía a mi hermana al lado viendo el concierto de Alejandro Sanz en La 2 cuando el cantante ha dedicado una canción a los colombianos. Ha hablado de las quince liberaciones, de quince personas, pero en ningún momento ha mencionado ningún nombre. No ha pronunciado "Íngrid Betancourt". Me ha gustado que lo hiciese así.

El otro día estaba parado en un restaurante, por la noche, cuando entré a ver las noticias en el iTouch. El titular de portada me saltó a los ojos, "Íngrid Betancourt liberada". Y después un sentimiento de satisfacción.

No sé cuál era la popularidad de Betancourt antes del secuestro, pero es evidente cuál es ahora. Acapara portadas completas, embriaga con sus declaraciones y es imposible no adorarla. No puedes salir de seis años de la selva con tal entereza, con la cabeza tan bien amueblada, con tantas ganas de hacer. No quiero llevarme por el típico populismo y pesar que Betancourt merece volver a presentarse a las elecciones y ganar. No sé cuál es exáctamente su ideología, no sé qué gran presidenta podría llegar a ser. Quizá hace seis años no tenía verdaderas posibilidades de ganar, no lo sé. Posiblemente hoy arrasaría, tampoco estoy seguro. La visión internacional es una, la colombiana es otra. Hoy más que nunca me interesan los comentarios de colombianos que alguna vez se pasan por aquí.

Sea cual sea su verdadera influencia, sí me gustaría que Betancourt volviese a Colombia para hacer política. No sé si será la mejor, pero una voz demócrata nunca está de más. Y antes de todo eso, que haga caso de los médicos. Reposo. Esta mujer no ha parado desde que salió de la selva. Que le dejen dar un respiro.

P.D.: Íngrid Betancourt no entra en el "Bestiario moderno", lo siento. Pero la sección se mantiene y el próximo personaje lo merece, ya lo veréis. Me vais a llamar de todo.

La diferencia entre adueñarse y dejar que se adueñen

Zapatero dice que "no hagan con la lengua lo que han hecho con la bandera", en alusión a los que defienden la lengua castellana y lo que es más reciente, el Manifiesto de la Lengua Común. Creo que nadie de los que defiende el castellano está haciendo nada más estrafalario que pedir que se cumpla la Constitución, igual que se pedía con las banderas. Que se cumpla la ley, ni más ni menos. Pero eso a Zapatero le suena horrible, y mira hacia otro lado, mientras los nacionalistas de turno muestran su odio hacia el castellano como si el castellano les hubiese hecho algún mal.
Vivo en una comunidad donde existe bilingüísmo, y también puedo decir que existe uno de los bilingüísmos más sanos de España. No es perfecto, pero por el momento tampoco es dañino con ninguna de las dos lenguas, no como se ve en otras regiones del país.
Zapatero compara la lengua con el asunto de la bandera porque a sus ojos y al del resto de españoles, son asuntos que sólo han apoyado unos y no todos. Pero no es que unos se hayan adueñado de la bandera española, sino que él ha renunciado a ella desde el primer día. Negándose a reconocer la realidad cuando decenas de municipios dejaban la bandera española en el armario de las escobas y no llevándola jamás a ningún mítin político (salvo en Francia, y fueron los franceses). Si ahora otros apoyan un Manifiesto de la Lengua Común que no nos cuente que determinado sector se apropia de algo de todos: es que más bien, él está ignorando las aberraciones que se hacen con el castellano en el territorio español. Hay gente que no sólo odia España: también odia nuestra lengua, como si eso fuese posible, y quien odia el castellano no odia a los españoles sino a todos los que hablan el español. Se ven cosas surrealistas a diario. ¿Qué lengua hablarán entre sí los nacionalistas vascos y catalanes? Ayer entré a la web de nosequé partido catalán (hubiese jurado que era CiU, pero ahora reviso y no era esa web; sería otra) y para mi sorpresa, sólo había enlace directo a la versión en inglés del sitio. La versión en castellano tenías que buscarla en una sección con otras traducciones, situada en los últimos puestos y sin ningún criterio ortográfico que lo justificase. Eso es odio al castellano.
Zapatero debería empezar asumir las responsabilidades que conllevan ser presidente de España. Y el Rey, ese títere campechano inútil hasta decir basta, cumplir con su única función de monarca. Lo vergonzoso no es sólo que exista un Manifiesto de la Lengua Común, lo más vergonzoso es que Zapatero se niegue a aceptar la realidad y siga renunciando a los símbolos que los unen por él sabrá qué complejos anti-franquistas. Que Franco ya murió hace mucho, gracias a Dios. Que pase página, hombre.

Dicen que solidaridad

Hablaban esta tarde en la televisión de este caso: una anciana que vive en una finca de pisos, en nosequé piso, y que no puede salir a la calle porque en el vestíbulo sólo hay unas escaleras muy empinadas. El método Gonzo denunciaba la insolidaridad de los vecinos que se negaban a pagar el trasto electrónico que pudiese llevar a la ochentañera de la puerta hasta el ascensor, "unos siete u ocho mil euros" a pagar entre unas doce puertas. En el programa han llamado a la presidenta de la escalera y todo, que se ha negado a dar declaraciones. "Gracias por su insolidaridad", le ha dicho el tal Gonzo antes de colgarle sin darle derecho a réplica.
La situación de la señora es horrible. Está realmente cautiva en su casa, porque no tiene forma de salir. ¿Pero quién se molesta en escuchar a la otra parte? Démosle la vuelta a la tortilla, a ver qué sale: los vecinos no tiene ninguna culpa de que la anciana necesite desplazarse en silla de ruedas, o de que el edificio esté mal hecho. Seguramente, y a juzgar por las imágenes, deben ser familias bastante humildes, una humildad que sabe a más en situaciones de crisis como la de ahora. A esas personas, que a lo mejor no pueden permitirse ni una semana de vacaciones en Benidorm, les piden que suelten mil euritos por puerta para una plataforma especial para una vecina. Esos mil euros posiblemente sea todo el sueldo mensual de algunos de ellos. Hay que entender a la anciana, pero también hay que entender la otra parte. Por lo menos hacer el esfuerzo. Del modo en que se cuentan estas noticias nos venden vecinos siniestros e insolidarios que dejarían morir a la anciana desangrada en medio de la escalera, pero la realidad seguramente será otra. Personas cubiertas de deudas, que lo último que necesitan es desembolsar la friolera de mil euros para una plataforma que ni necesitan. La solidaridad está muy bien, ¿pero quién dona el sueldo de todo un mes, cuando tiene una familia a la que alimentar?
Estado social. Socialismo. El Estado tendría que ayudar a esta señora, a ésta y a todas las demás personas necesitadas, y no tildar de insolidarias a unas familias que ya tienen sus propios problemas. La Ley de Dependencia fue un gran avance porque permitía dar un respiro a las familias de todos los necesitados. Esa ley no debería olvidarse de estos vecinos, que hoy son maltratados en la televisión cuando necesitan un respiro igual que el resto del mundo.

Verano

Ya es oficialmente verano (para mí, claro). Pero tengo la sensación de tener muchísimas cosas que hacer :-S ¡Feliz verano a quien lo empiece ahora!