Header

Google+ Badge

El origen de las historias

Hoy he tenido un sueño. Bueno, todos los días sueño y los recuerdo la mayoría de las veces, pero el de hoy era una idea genial para una subtrama de novela. Nada más despertarme he corrido a apuntarla a la Moleskine de ideas, que un día hice a bien de dejarla en la mesita de noche. El 90% de ideas se me ocurren mientras intento dormir, de madrugada. Lo que no es tan frecuente es que se aparezcan en sueños.

Pero las ideas me vienen de otra forma, y es un tanto peculiar: por confusión. Por leer mal un enunciado, por ver sólo unos segundos de tráiler, por una imagen en la calle que en realidad no es lo que es. Luego ves la versión completa y adviertes que no tiene nada que ver, y dices ¿por qué no existirá esa historia? Y ahí ya tienes una. LGdP, de hecho, se me ocurrió al leer por encima la contracubierta del DVD de Magnolia. Ahora vuelvo a leer la sinopsis y no sé qué fue lo que leí la primera vez, porque cualquier parecido es pura coincidencia.
Ya he terminado la primera corrección de JWG#1, quitando páginas enteras y agregando otras, y tengo la vista puesta en qué escribiré después. No será JWG#2, sería incapaz. Necesito escribir una o dos historias mientras, por mi salud mental.
Cuando estoy a mitad redacción, me suele entrar un pánico injustificado a quedarme sin historias. Injustificado porque tengo un cajón con muchas por escribir, pero no sé, siempre me pasa. Más bien creo que tiene que ver con un "oh, voy a terminar una novela y no se me ha ocurrido ninguna nueva. Esto se puede agotar". Pero con JWG#1, de repente, llegaron dos. Una infantil, otra para adultos. Fantástica y realista. Alivio.
Y en eso estoy ahora, debatiéndome qué historia elegir. Cuál será la próxima, porque no es una decisión arbitraria. Tengo historias de antes de JWG#1, algunas que quiero muchísimo, pero ahora mismo no me nace escribirlas. Tengo una saga de fantasía épica que llevo casi una década construyendo, pero me resulta demasiado ambiciosa todavía. JWG#1 lo era, hasta hace un año. Todo llega. Tengo, por último, las historias que me han venido a la cabeza más recientemente. Creo que voy a apostar por la infantil, mi primer cuento de hadas. Qué reto. Capaz vuelvo en un mes y os cuento que he dejado el manuscrito en un cajón y me he puesto con otra historia, que no será la primera vez. Pero lo que queda en cajón no cae en saco roto...

Posdata: No olvido el texto sobre la vida que prometí publicar en este blog. Pienso empezarlo estos días. No es una novela, ni un ensayo. Llamémosle entrada-de-blog-demasiado-larga-para-leerse-de-una.

8 comentarios:

Pruna dijo...

¿Ya has resgistrado JWG#1?

Si es que sí, porque no publicas en este blog el primer capítulo. Quizás algún editor te lea, no sé por probar no pierdes nada.

Saludos

Rocy dijo...

A mi a veces se me ocurran pequeños detalles de historias en cierta clase que odio y a la cual no prestó mucha (demasiada) atención xD y tengo los márgenes de las hojas de apuntes escritos (los cuales tengo que borrar, que no quiero que nadie los lea ¬¬').

Bueno, como has dicho (escrito) no será el momento de escribir esas historias, así que ya llegará, cuando te sientas preparado, escribe, y no hay más :D

Sobre esa entrada que nos prometiste, ya te dije que la leeré, pero no creo que me hagas cambiar de opinión.

Uzume dijo...

Yo suelo recordar bastante bien lo que sueño y también me ha pasado alguna vez soñar las tramas de algunas historias. ¡La gente siempre me miraba raro cuando lo decia! Consuela saber que no soy la unica. Mis sueños a veces suelen ser bastante de cine, con banda sonora incluida xD

Bueno, me alegro que tus proyectos como escritor vayan viento en popa, pero a ver cuando vemos algo tuyo por ahi , eh? ;)

Nazaret dijo...

Si, yo todos los días me despierto pensando, ¡esa idea sería guay para un libro! Pero se va olvidando y adiós, si pierdes la mitad ya no tiene sentido.

Menos el otro día que soñé que iba al curro en tren con una compañera, y veíamos una montaña nevada. No, no estaba nevada, era un volcán, lo blanco era ceniza y se aproximaba la lava. Y no, no nos salvamos. Mis sueños suelen tener ese punto trágico...

Un volcán en Zorroza. Oye, podría servir. Al menos para una de ciencia ficción, por qué no.

Yo creo que algún día te animarás a publicar alguna cosilla, o a intentarlo. Ojalá no me equivoque ^^

Rubén Mato dijo...

Si, has hecho bien en dejar la moleskine al lado de la cama xD creo que lo intentaré xDDDD. Es cierto que los momentos más productivos de ideas se encuentran en la cama. XD

Pazcual dijo...

Uhhh..¿felicitaciones?

Paz

Linita dijo...

es una pregunta bien aparte pero...es verdad que te vas a ir a estudiar a Polonia?

ConfidentLinarola dijo...

A mi se me ocurren cuando me aburro en clase tambien... claro que siempre termino por olvidarlas y ni desarrollarlas pero bueno...

y aunq a veces recuerde lo q sueñe... la mayoria de veces son sinsentidos de lo mas raros y cosas mezcladas-...


pero muy bueno el origen de las historias, ni deberia decir q hagas mas... porq no nos dejas leerlas jiji ^^ pero no seriua capaz de hacer algo asi.. entonces.... q vivan vuestras istorias..... por cierto, q la idea de Pruna me parece bien ^^ ...