Header

Google+ Badge

Crónicas de los Barco de Vapor escrita porque me da la gana, que nadie me la ha pedido

Ay, Madrid. Creedme si os digo que no tuve ni un minuto de respiro. Ni para comprarme M&Ms Crispy. Vale, ahora sé que me creéis.

Han sido poco más de veinticuatro horas en Madrid donde la actividad ha ido aumentando segundo a segundo, hasta las últimas horas que han sido un auténtico estrés. Pero habrá que comenzar por el principio.
Bueno, no tanto, que a nadie le interesa lo que no fueron los Premios.
Vale, ese será mi comienzo. Los premios. El hemos-traído-cinco-portátiles-y-no-funciona-ninguno, el ¿quién viene, quién no?, el padecimiento de las tres letras de la palabra sed (y una máquina expendedora que se tragaba las monedas) y la felicidad de estar en La Noche.
Los Premios Barco de Vapor (y Gran Angular, e Internacional de Ilustración, y Jordi Sierra i Fabra, pero yo los abrevio como "Premios Barco de Vapor", más mal esté) son de infantil y juvenil, y yo claro, en mi salsa. La gente no se los toma en serio, naturalmente, pero diles que la dotación económica es de 100.000€ o que asistió Esperanza Aguirre y ya se empiezan a interesar. O ni eso. Los de ayer se celebraron (otra vez) en la Casa del Reloj, que yo decía Palacio de los Relojes y no me negarán ustedes que el nombre le da más caché. Claro que digo yo: quién quiere caché cuando tiene a Aguirre en sus pasillos.
Ché, ya me he ido de madre. Estaba hablando de los premios, qué grandes. De verdad, no finjo: fueron estupendos y geniales, y yo lo iba recogiendo todo en nuestro Twitter (digo nuestro porque yo ayer, por unas horas, fui chico SM. Lo mismo que chico Almodóvar, igual, pero sin drogas ni sexo; y los otros chicos SM, que qué destreza para evitar el foco rojo que todo lo empañaba: saludos desde aquí si me leen). No sé si por hacer bromas de Aguirre (muy meditadas, lo prometo) o por confundir el apellido del presidente de la editorial, el caso es que han desaparecido muchísimos de los mensajes que escribí en la cobertura de ayer. Joder, con lo chisposo que estaba. Ahí iba publicando lo de la Leotería, que si daban el de Ilustrador (genial ganador), que si Dunia Esteban como la flamante valenciana de la noche con su Jordi juvenil, y luego los platos fuertes, los misteriosos, los de la plica de última hora: Antoni García Llorca por Salvaje y Care Santos por Se vende mamá. Si alguien quería enterarse de los premiados en directo, doy fe de que ningún otro medio más rápido que el nuestro. Del primero, Gran Angular, nos preguntábamos los reporteros 2.0 si sería novel. A Care ya la teníamos calada, y quizá fue por eso por lo que nos llevamos más sorpresa todavía al verla alzarse con el Barco de Vapor (nota mental: ¡para conocer los nominados antes de tiempo sólo hay que ver quiénes traen pareja! ¿pero cómo no pudimos advertirlo antes?). No voy a ser hipócrita y diré que lo único que he leído de Care Santos me pareció insufrible (y no sé cómo, lo terminé). Fue la LaLuna.com y entonces ya me convencí de que no era mala escritora, sino que sólo era un mal libro (al menos, un mal libro para mí) porque sigo su blog desde hace tiempo y me gusta cómo escribe. Ahora tengo Los ojos del lobo dedicado por ella en la noche que se hizo con tan preciado galardón, y se suma al buen montón de libros que me he traído de la capital. Me llevé decenas de libros al campo porque no me cabían en la ciudad. Llevé más a la habitación de mi hermano, re-conquistando la estantería que él nunca aprovechó en mi ausencia, y ahora he empezado a poner filas de libros delante de otras filas, porque no me caben en ningún sitio. Los libros de mi padre ya ocupan suficiente del resto de la casa, dominada por el papel.
Una vez entregados los premios, empezó eso del cóctel. Aguirre se marchó cabizbaja porque la Leotería le tocó a Gallardón y el resto corrimos a beber, no por ganas de alcohol, sino porque teníamos la garganta que le salían grietas. Ahí pude saludar a autores como Fernando Lalana, Gómez Cerdá hijo, Jordi Serra i Fabra, la joven Dunia, Carlo Frabetti (el primer escritor que he conocido en mi vida, en una charla escolar en Primaria que recuerdo la mar de bien), Juan Muñoz, David Lozano... Dios, dicen que el mundo de literatura de adultos es mucho más sectario y serio, pero lo de ayer era tan bonito que en cualquier momento veíamos llegar a los Osos Amorosos para repartir besos. De verdad, muy buen rollo. No es que les saludásemos: es que podíamos retenerlos el tiempo que quisiésemos, y anda que si lo hicimos.
Mis amigos ya saben que tengo un serio problema con la soledad en público. Me explico: tan a mi bola que voy siempre, lo que no puedo es estar solo acompañado. Es decir: estar solo rodeado de desconocidos. Cuando alguien me dice que ha sido solo al cine me escandalizo, "¡te hubiese acompañado!", y lo digo en serio y como si fuese la mayor obra de solidaridad del mundo. No concibo que haya personas que no tienen mi problema. Cuento todo esto porque durante todo el cóctel, y en medio de todo el fregao, un buen hombre de perilla y comisa de rayas esperó el alma caricativa que le sacase de la soledad, pero no hubo forma. Yo les preguntaba a los de SM quién era, en mi papel de Madre Teresa de Calcuta en favor de los necesitados, pero ellos no sabían. Ojalá olvide pronto su imagen, porque sigo padeciendo por él. Lo imagino ahora mismo en Atocha, en el invernadero, esperando que una mujer de la limpieza le pida que se aparte para fregar las baldosas del suelo.
No padezco, porque le sobran méritos, por Carmen Pacheco. La pobre estaba nominada en Barco de Vapor y Gran Angular, ¡a la vez y en absoluto secreto incontenible! y no se llevó ninguno de los dos. Si no os conmueve suficiente, sumo que el pasado año también estuvo nominada al Barco de Vapor y más de lo mismo, nada. Es la autora de Misterioso asesinato en Oz, que sí se llevó premio Leer es vivir, y al que quiero echar el guante muy pronto. ¿Mala suerte? Pues sí, pero desbordante de talento, digo yo.
Fijaos si los de SM fueron buenos que hasta me llevaron al hotel, yo, que sé tan poco del Madrid de Cela. Eso fue lo último, pero impecables en todo lo anterior. Voy a renunciar a pronunciar un sólo nombre porque correré el riesgo de dejarme alguno, así que dense todos por (muy) agradecidos. De verdad, así da gusto. Déu, cuánto me cuesta no decir nombres, pero no puedo. Lo mismo da, si no lo van a leer. O sí, pues hola entonces.
Y qué más decir cuando ya está todo dicho. Hoy rueda de prensa de rigor, y luego corriendo a una reunión llamémosle profesional, que Dios quiera que llegue a buen puerto. Me declaro oficialmente especialista del Metro de Madrid, que qué dominio el mío. Ya podía, por la cuenta que me traía. Sin un minuto de respiro en toda la mañana, he llegado al tren con rigurosa puntualidad británica. Llega a ser española y no lo veo. Hasta aquí la crónica. Corto y cierro.

16 comentarios:

Rudolph dijo...

Que padre todo lo que viviste, ser reportero 2.0, conocer escritores, ser de los primeros que te enteraste de los ganadores, en fin ¡Felicidades!

Y estaría bien que participaras por que a lo mejor y ganes algo xD.

Por cierto, ya me imagino tu casa ¡montones y montones de libros! que padre :D

Que te la paces bien :-)

Un saludo, Rudolph :D

Rocy dijo...

Yo te seguí por twitter, y como se notaba que eras tú quien los escribia! xD (menos una de las veces, que me parece que escribió Ruescas) y he visto un video en youtube, cuando le dan el premio a Care Santos, ¿quién era el que se sorprende y dice ese "Ohhhhh"?

El metro de madrid tampoco tiene mucho misterio (vale, si, lo confieso, yo todavía necesito el plano para guiarme, pero es que hay tantas estaciones!! o.O)
Y no viste las vaquitas que nos han soltado por aquí?? No sé como algunas están durando tanto (había dos en el retiro, las "reporteras" que han durado un telediario).

Tú en Madrid y yo sin verte, si es que no puede ser, a ver si es verdad que vienes pa la feria y nos vemos xD

Y otra cosa, a ver si es posible que pueda hablar con el señorito mañana, pero claro, con fiestas allí en valencia, a saber cuando te piyo...

Eme dijo...

Me he gustado mucho. Te imagino ahí... :)

También he leído lo de twiter, o como se escriba, y sí que es verdad que estabas chisposo...

Bru dijo...

Tiene gracia que menciones a Carmen Pacheco, yo la conozco desde hace tiempo pero como bloguera y publicista, me enteré hace poco de lo de su libro. Si te interesa leerla, tiene dos páginas: egoismo.com (ahora lo tiene muy abandonado y sólo se dedica a hacer recomendaciones; el Cheescake cambió mi vida :P) y egoinstant (eso búscalo en San Google y te sale) donde publica más a menudo con fotos y vídeos principalmente, pero también con posts de verdad, contando cosas de su vida. No sé si ya conocías sus dos espacios, pero ya se sabe, por si acaso.

Qué suerte tienes, chaval, me alegro de que te lo pasaras bien. A ver si lo próximo van a ser los Planeta :P. Un beso,

Cristina

Srta. Julia dijo...

Te puedo asegurar que me hiciste vibrar en el sofá con todo lo que ibas escribiendo el en Twitter. Era como si dejaras un agujerito abierto para que el resto disfrutáramos con lo que tú ibas viviendo-viendo-sintiendo.

¡¡Realmente mereces ser reconocido por ello. Me encantó!!!


{Una cosa, "Gómez Cerdá hijo", tiene nombre: Jorge Gómez Soto!, y así sale en sus libros publicados :P)

Laura dijo...

Que suerte amigo. Yo también envié mi solicitud para ser reportera ese día. Os eligieron a vosotros. Y menos mal que lo aprovechasteis que sino...
Me imagino la magnifica noche que pasasteis, y más al conocer y hablar con algunos de los escritores que había sueltos por allí, al menos he tenido la oportunidad de hablar con ellos en otras ocasiones. Yo suelo cazarles por la feria del libro de aquí de Madrid y la verdad es que la mayoría son magnificas personas.
Espero leer pronto los libros premiados de este año, que según SM los enviarán a todos los participantes. ¡Que caritativos que están! Al menos apuestan un poco por lo jóvenes.

Un saludo reportero.

Anónimo dijo...

He ido unas cuantas veces solo al cine. Otra para responder en el frikitest

Helena dijo...

Es que el Metro mola, ¡y al final no te quedaste con mi plano! xD

A mi personalmente la retransmisión twittera me encantó, fue emocionante :P

Antonio dijo...

¡Eso mismo digo yo! Tanto que te pongo "el de Madrid" y no avisas a nadie de la capital para que te hagamos de guía. Juro que hubiera sido una experiencia inolvidable conocerte, en serio. Y, por qué no, a Rocy también, y así charlábamos un rato de literatura, hombre.

Bueno, al igual que Rocy, yo también quiero que te vengas a la Feria, que la he vivido desde pequeñito porque mis padres trabajan en una librería y no sería un mal guía para la ocasión ;-)

El de Madrid~ (aunque ahora pongo mi nombre xD)

Nazaret dijo...

Ama... me has subido el nivel de estrés a un punto insostenible!!

Yo también espero que la reunión llegue a buen puerto, y me alegro de que lo pasaras tan bien! Sí que se te veía en tu salsa si... supongo que sería lo mismo que si me mandaran a mi a unos premios de la música, que no pararía de ir detrás de todos los cantantes habidos y por haber XD

Pues ya puedes descansar que esta noche es la cremá, y nos tendrás que hacer otra croniquilla, ¿no?

Sayah dijo...

¡Hola!

Yo también te seguí por el Twitter (soy Irialune)y te escribo principalmente para felicitarte. Nerea es amiga mía y me ha hablado muy bien tanto de Javier como de ti. A ella ya le di mi enhorabuena antes de que fuera por haber sido elegida, así que a ti te la doy por el excelente trabajo que hiciste. ¡Actualizaba la página cada cinco segundos!

Muchas gracias por pasarnos toda la información de la gala y sobre todo, por hacerlo con tanta gracia.
A partir de ahora te seguiré en el blog (soy nueva en todo esto de los blogs), porque ya os sigo desde hace tiempo en el Templo. Lo dicho, ¡felicidades!

Sibila dijo...

Lo hiciste genial, yo me partía leyéndote. Se notaba que estabas eufórico y no es para menos.

PD: Espero que tuvieses suerte con la reunión misteriosa.

Ladynere dijo...

Espero que tuvieses suerte en la reunión misteriosa hasta la que te acompañamos ^^

Estupenda crónica no-oficial de la noche SM y de tu labor como reportero. Tan estupenda que me da pereza ponerme a hacer la mía ;)

Qué par de días más estresantes, pero qué bien nos lo pasamos!

Besos!

[Anda, está Sayah por aquí ^^ Es la chica que os dije que ganará el GA el año que viene, jaja!]

Prigkinissa dijo...

Yo también me reí mucho leyendo el twitter. Estabas más chistosos de lo habitual,jaja.
El Metro de Madrid es el único transporte que domino con soltura, me salva la vida. A Helena sólo le ha faltado decir: "Metro de Madrid: Vuela" ;)

ConfidentLinarola dijo...

Waz =( q yo no segui en twitter porq me acabo de enterar (menudo momento para desaparecerme del internet el mio....) pero bueno ya con la cronica algo se ha salvado... (gracias)


Ay, me imagino que fue una experiencia de lo mas... te lo mereces niño... y que bueno que lo aprovechaste al maximo.... lastima de las Mm`s ^^

MARISA dijo...

jajajaja que genial eres!yo tambien lo seguí por twitter los malo que hasta hace poco no me he enterado de este blog!(ya si lo frecuentaré mas) y no te reconocí! pero si que tienes personalidad escribiendo siii!!^^
un saludo y enhorabuena!
(mejor tarde que nunca)