Header

Google+ Badge

Direccionismo

Supongo que cuando Aznar dijo eso de "déjenme beber lo que quiera. No conduzcan por mí", trataba de hacer una crítica contra el direccionismo. Claro que le salió rana. Claro que no tenía razón (beba lo que quiera, señor, pero el volante ni tocarlo). Pero me sirve de introducción para hablar del direccionismo.

No encuentro definiciones. Básicamente lo describiré como que te obliguen a hacer lo que es bueno para ti, ¡como si tu no lo supieses ya! Es más: ¡como si tú no tuvieses derecho a equivocarte! Los debates de direccionismo salen a flote sobre todo con los vicios, que a los fumadores les sienta como una patada en el codo que les digan que apaguen el cigarrillo. "¡Son mis pulmones!", te sueltan enbravecidos. Y sí, tienen razón, pero si suyos son sus pulmones, míos son los míos, y me procuro muy bien de no ensuciarlos con sus cigarros. Para Aznar, el tabaco debería ser como el catalán: en la intimidad. Chiste fácil.
Vicios aparte, es interesante el direccionismo con el que vivimos. Te dicen que no fumes, que no bebas, te dicen que tienes que ser un fantástico ciudadano y cuídate de que las normas no cambien de un pueblo a otro, porque suele pasar. Deberíamos respetar incluso los extremos, tanto los de izquierdas como derechas, siempre y cuando ellos nos respeten a nosotros: ¡pero toda opción es válida, que no te digan lo contrario!
Si hay que estudiar una carrera no es porque de verdad la necesites: es porque te han hecho creer que es lo mejor. Te dirigen a la creación de la familia perfecta, te dirigen al chalé en Marina D'Or, te dirigen a huir de la marihuana y renegar de la prostitución.
Qué coño: que cada uno haga lo que le salga de las santas pelotas. Mientras no moleste a los demás, como si se suicida. Faltaría más.

12 comentarios:

Nazaret dijo...

Pues si. Pero las plantaciones de marihuana en casa molestan a los demás. Doy fe.

Yo en mi caso tengo siempre a mi madre coaccionándome a no hacer cosas o a hacer cosas. Y casi siempre trago por evitar discusiones. Pero cuando realmente quiero algo, ahi no puede conmigo. Al menos, ya no. ¿Que me equivoco? ¡Forma parte de la vida, y hay que aprender de los errores! Quiero vivirlos, quiero aprender por mi misma y darme la ostia contra la pared. Para después decir, esto no volverá a pasar. Si te previenen de todo, y te dicen lo que tienes que hacer, jamás estarás preparado para afrontar los problemas que surjan en la vida.

Nazaret dijo...

PD: cambia la fecha, que si no nos liamos! :P

Estelwen Ancálimë dijo...

Hombre, eso como teoría está muy bien. El problema es que a menudo fumando, bebiendo, suicidándote o yéndote de putas sí que haces daño a los demás, al menos en determinadas circunstancias.
Por ejemplo, si bebes en exceso, o conduces borracho, o fumas, estás perjudiacndo tu salud y exponiéndote a morir prematuramente de cirrosis, accidente de coche o cáncer, respectivamente. Y si eso sucede vas a hacer mucho daño a la gente que te quiere. Lo mismo con el suicidio. Si estás solo en el mundo, aún, pero si hay gente que te quiere no es bueno poner en riesgo tu salud y tu vida, porque si enfermas o mueres les harás sufrir por tí. También desde un punto de vista social es absurdo auto enfermarte de cirrosis o cáncer, porque consumirás una cama de hospital y recursos hospitalarios que se podríane star utilizando en atender a una eprsona que no ha enfermado por su propia culpa.
Del mismo modo, irte de putas es perjudicial para la prostituta si es una de esas inmigrantes secuestradas que se tienen que prostituír en contra de su voluntad. Tambiés es perjudicial para tu pareja si la tienes, porque la estás engañando.

Vamos, que estoy totalmente de acuedo contigo en que el direccionismo excesivo es malo y que mientras no se haga daño a nadie cada cual puede hacer lo que quiera. Pero también creo que antes de hacer cualquier cosa, se debe reflexionar seriamente si no vas a hacer daño a alguna persona con tu actitud (yy eso incluye tanto a los demás como a tí mismo).

Guy Debord dijo...

Pero el direccionismo es en lo que se basa la sociedad en la que vivimos. La publicidad es direccionismo, los medios de comunicación son direccionistas, y sin medios de comunicación de masas este sistema no funciona.
Por eso intenta cargarse los reductos de pensamiento libre y no contaminado (a menos en parte) como pueden ser internet.
Utilizando la piratería, o cualquier cuestión (pornografía infantil, fraudes, cualquier problema real) van a recortarnos derechos en internet hasta que todo este perfectamente controladito, y aunque parezca dificil, hay filtros muy avanzados que pueden censurar cualquier palabra que digas. Bien puede ser "preservativo" si la Iglesia tuviera el poder o "república" si la tuviera un Rey, etc.

El direccionismo es otro mal más del capitalismo (claro que la altenativa es bastante peor, prefiero que intenten dirigir mi opinión a que me la anulen bajo pena de Campo de concentración, pelotón de fusilamiento o gulag según que caso).

PS: Direccionismo me parece anunciar el libro en HL.com, sobre todo teniendo en cuenta lo blando que son la mayoría de los cerebros que la visitan (no es un insulto, ni desprecio, ni nada. Solo leer los comentarios como hago normalmente, y por 10 comentarios más o menos correctos independientemente de su opinión hay mil comentarios tontitos de mentes reblandecidas a las que si les dices "mira que libro!" lo van a comprar. Que se que no es problema tuyo, dirás, que hagan lo que quieran etc. Pero no me parece bien, aquí si, lógico es tu blog, pero en HL...

Cronista dijo...

Tampoco me olvidaría del que critica el libro por direccionismo... me parece bastante más probable, viendo los argumentos blandos.

Anónimo dijo...

no creo que no te moleste que tu mejor amigo se suicide, a ti, total, no te afecta...experiencia propia.

Eneri dijo...

Más que cierto. Mientras no perjudiques la vida de los demás, deberías de poder hacer lo que te diese la gana. Tanto como pegarte un tiro, como si no. "Estelwen Ancálimë" dice que quizás afectara a gente que quieres, cierto es. Pero yo pienso que tu vida la eliges tú, y que no se puede vivir al gusto de todos y de los sentimientos de los demás.
Aunque a veces el propio miedo a ser libre hace que decidamos cosas que pensamos que son más correctas por el mero hecho de que a otros les ha funcionado. Y por el miedo a equivocarnos más que nada.

Y como siempre, me ido por las ramas y he acabado hablando de otra cosa. Pero no tengo remedio ;D

¡Saludos!

Rocy dijo...

Yo lo que pienso es que cada uno haga lo que quiera, pero que sus acciones no afecten a los demás. Pero la mayoria de las cosas suele afectar a otras personas, directa o indirectamente.
Hay veces que solo aprendemos al equivocarnos (como ha dicho Naza). Si, eso es verdad, no somos perfectos, y son esas cosas las que hacen que, a la próxima, no las hagamos, y si lo hacemos, ya sabemos las consecuencias.

Francisca dijo...

Como dice un comentario Allá arriba “Pero el direccionismo es en lo que se basa la sociedad en la que vivimos”.
“Desde que nacemos el Direccionismo se hace latente”
Siendo racionalistas sin Direccionismo ¿En que sociedad viviríamos?, al ser humano siempre se le ha guiado en su “deber hacer”, imaginaos si no existiera el Direccionismo, negativamente todos se desquiciarían; positivamente libre pensamiento, Ja…

La propaganda es direcccionista, ir a la Universidad, trabajar, levantarse, estudiar, caminar, correr, puesto que indirectamente hay factores que te dicen que debes hacer.

En cierta forma el Direccionismo se basa en el bien general, lo que no es malo, pero en ciertos casos tampoco es bueno. El direccionismo es “Anti Natura” (eso me recuerda a algo), va contra las leyes naturales, atenta contra la autonomía y libertad, pero esa es la sociedad en que vivimos, y la que hemos forjado a lo largo de la historia.

Lo que apoyas es bastante bueno e ideal, pero utópico, lamentablemente en este planeta no es posible, eres minoría, la sociedad ya se acostumbro a vivir así, “esta condicionada por el direccionismo”

Si no existiera el direccionismo todo el orden sociocultural se derrumbaría, ¿Cuántos desearían seguir viviendo? ¿Cuántos seguirían estudiando? ¿Cuántos creerían en algo? ¿Cuántos?

Muchos comentarios hacen alusión a la decisión de suicidarse, y de si eso afecta o no a los demás, pero yo considero que es decisión de la persona, si elige vivir o no, además vivimos en un planeta de sordos a quien le importa si alguien se suicida o no, “es su vida”, aun así suicidarse no es la mejor forma de afrontar los problemas, con suicidarte solo consigues ser un cobarde.

En síntesis el direccionismo basándonos en un ámbito general no es malo, porque guía a la sociedad en su “bien general” pero en un ámbito intrapersonal, se debería limitar, que cada uno haga lo que desee con su vida sin perjudicar a la sociedad.

Pazcual dijo...

Claro, que cada quien haga se su trasero un candelero decía el comediante. Lástima chico que para tanto desorden, haya gente que (todavía) se rige por el sentido común no permita tal desfachatez que propones. No es tener una familia perfecta, de pasta de dientes. Es un poco de sentido común. Que no cuesta nada de nada.

Saludos van,

Paz

Guy Debord dijo...

¿Si? ¿Y a mi quien me podría dirigir? ¿Has leido alguna opinión,artículo etc. que haya podido influir para que mi opinión sea esa?

ConfidentLinarola dijo...

Pues con que me digan algo una vez a mi me basta i me sobra pa saber lo que hago, si a la primera no me trague el cuento... ia despues .. dificil, con lo cabeza dura q soi...

pero bueno, eso del direccionismo no ha de estar tan mal, digo si ia la sociedad esta algo chafada... no me imagino sin un poco menos de una buena direccion (o intento de ella)