Header

Google+ Badge

Un análisis más de las elecciones europeas

Ayer votamos menos de la mitad de europeos, en una fiesta de la democracia que debía significar una alegría para el continente en su conjunto y se quedó con la indiferencia a la que estamos acostumbrados. Cada país se jugaba lo suyo: imposible hacer elecciones en clave europea si los mismos partidos son nacionales, y cada uno gana o pierde de acuerdo a su porción. Ayer no perdió el partido socialista; perdió el grupo socialista europeo, que si éste hubiese ganado y el PSOE naufragado, todavía hubiesen podido hablar de victoria. Claro que esta vez, sí, la conjunción de los astros ocurrió y PP y PPE coincidieron en España y en Europa.

Cada uno ve la botella como quiere, pero las expresiones de sus rostros cuentan lo que callan sus palabras. Rajoy se sentía vencedor, Zapatero... ¿dónde estuvo Zapatero? Zapatero, sencillamente, no apareció. El discurso de López Aguilar fue decente, el de Mayor Oreja me resultó horrible: ¿cómo nos va a inculcar europeísmo un político cuyas palabras de victoria fueron única y exclusivamente en clave nacional? Qué cosas. Digan lo que digan, ni el PP ha arrasado ni el PSOE ha naufragado en medio de la crisis mundial. Sí, hay ganadores y vencidos, pero tampoco para tirar petardos.
Quienes tendrán que hacer un riguroso examen de autocrítica son los psocialistas, que han abusado del Obamismo y ahora les ha estallado en la cara. Si los europeos están atentos a esa conjunción, ha querido que sea de demócratas con centro derecha. También es una mentira, dicha por Pajín, que los gobiernos hayan perdido: quizá no hayan sacado sus mejores resultados, pero los centroderecha Sarkozy y Merkel han sido los claros vencedores, y nadie ha votado a los socialistas para que nos saquen de la crisis. No sé qué análisis sacar a esto, pero el pueblo es soberano y así lo ha decidido. Sobre el éxito -nada exagerado- de Berlusconi, pues no sé. Me ahorraré lo que pienso de verdad por si tengo que visitar Italia en los años venideros.
Sí es preocupante la subida de extremistas y euroescépticos en el parlamento. El PSOE, que tanto ha jugado con que el PP es la extremaderecha, reconocerá ahora que no tiene nada que ver con lo que se ve en el resto de Europa, y que bien agradecidos podemos estar a que partidos como Falange o Democracia Nacional se queden en casa. Pero tampoco pequemos de antidemócratas: están ahí porque les han votado. Habrá que ver qué han gestionado mal los gobiernos para que los europeos se sientan perjudicados por la inmigración. No podemos insultar tan rápidamente.
El PP ha crecido ligeramente en el Reino de Valencia, clásico entre sus feudos, y eso que había trama de corrupción (bastante flojita, todo hay que decirlo) de por medio. El PSOE (o PSOE-PSPV, arg) va a menos, y ya es hora de que hagan el examen de conciencia de sus vidas. Sólo Leire Pajín advirtió los miles de votos que perdía su partido por unas "inocentes" siglas, y el Congreso de Valencia hizo oídos sordos a cambiar el nombre. Pues mientras el Partido Socialista sea del País Valencià, el poder lo tendrán a años luz. Nunca fue tan fácil quitarse un lastre (no creo que el psoe actual sea catalanista, ya pasaron esa moda) y sin embargo, siguen obstinados con ello. Pero hago una predicción: lo del nombre se volverá a someter a votación, y acabará cambiándose. No faltará mucho tiempo para eso, y Moncloa tendrá algo que ver. Digo que el catalanismo es inexistente porque incluso ERC, que se presenta aquí y con una fuerte campaña (sobre todo en los campus universitarios) no ha sacado mas que el 0'50% de los votos. Decir que el 0'50% de los valencianos son catalanistas es menos que cuatro gatos, así que hay que quitarse de una vez el sambenito.
Y UPyD, que me dejo para el final. Voté con poca ilusión, básicamente porque soy europeísta convencido y todavía no encuentro partidos puramente europeos. Quería que sacasen representación y la han conseguido, y grité de alegría cuando lo vi, y me di cuenta, entonces, que sí había votado con muchas esperanzas. Cuando era pequeño, Izquierda Unida, los comunistas, eran la tercera fuerza de España. Hoy esa tercera fuerza está más que diluida y difícilmente puede llamarse "fuerza", mientras que un partido con menos de dos años de vida, en un país claramente bipartidista, ha conseguido hacerse un hueco ya por fin indiscutible. Rosa Díez sufre vetos continuos (es increíble que no les invitasen, esta vez tampoco, a los programas electorales de TVE, la televisión pública. Las excusas eran como siempre peregrinas y contradictorias) y sin embargo consigue llegar a la gente y ser una política muy bien valorada. Cuando Rosa (en España, a las mujeres políticas se les llama por el nombre de pila. No es machista, es una costumbre inexplicable) dejó su escaño europeo por liderar un partido nuevo, "transversal", muchos auguraron su muerte política. Hoy, sin embargo, es en ocasiones la única líder con aprobado en el ámbito nacional y sus intervenciones en televisión son audiencia asegurada. Es de risa que Cuatro no la haya mencionado en toda la campaña electoral, y hoy, a bombo y platillo, anunciaban que mañana estará en Las Mañanas. Claro, ya no puede quitar votos. Lo que puede dar es audiencia. Jodidos hipócritas de los medios.
No odio a ningún partido. Tengo fe en casi todos, y no me salen granos cuando habla Zapatero o Rajoy. Pero tengo un modelo de Estado en la cabeza, centralista, igualitario, justo, y el único partido que lo defiende se llama UPyD. No sé si en las próximas elecciones será lo mismo. Mi voto no le pertenece a nadie. Pero estoy satisfecho de mi voto útil, también del de las elecciones generales de 2008, y es un ejemplo de superación y esfuerzo que esta mujer y sus chicos hayan llegado a donde están. Los del PSOE ven por fin que también les ha quitado votos a ellos. No serán tan malos estos upedeystas, no. No serán tan malos.

10 comentarios:

Marta Weasley dijo...

Hacía mucho que no pasaba por aquí, pero como muchas veces he leído que
estabas en contra del aborto, creo que deberías saber esto.

Supongo que ya las habrás leído, pero como te declaras anti-abortista, no sé...

Es la postura de Rosa Díez respecto al aborto.

http://www.abc.es/20081217/nacional-politica/rosa-diez-coincide-psoe-20081217.html

http://www.elpais.com/edigitales/entrevista.html?id=3521

http://www.europapress.es/nacional/noticia-aborto-rosa-diez-aboga-ley-plazos-porque-cree-norma-actual-escapa-todo-20081216120925.html

http://www.upyd.es/web_medida/plantilla_general/contenedor.jsp?seccion=5&noticia=22280

Son entrevistas en donde Rosa Díez se ha pronunciado sobre el cambio en la Ley actual, revelando que, aunque el proyecto de Ley del Gobierno es una "chapuza" (palabras textuales suyas), sí que está a favor de una ley de plazos despenalizadora del aborto.

Cronista dijo...

A mí la ley anterior del aborto me parecía un coladero. La de ahora es más coladero a corto plazo, pero se termina el coladero a largo. Cada una tiene sus defectos y sus virtudes.

Nazaret dijo...

Pues si son elecciones europeístas que nos dejen votar al partido que queramos del país que queramos, digo yo. Igual me siento identificada con el partido pirata sueco y no puedo votarles ¬¬

tantos años de Unión Europea, pero no acabamos por sentirnos europeos. No sé cómo terminará ese sueño de convertirnos en una potencia capaz de tener su importancia en el mundo. De momento, no nos llama. Y no me extraña, no he oído una sola palabra de campaña europea. Era un PP vs. PSOE, en el que los españoles le han dado un empujoncito a Rajoy y un zas en toda la boca a Zapatero. Ahora, que hagan acto de reflexión y cambien lo que tengan que cambiar...

Silvia dijo...

Mi pequeña refelexión después de la jornada electoral, es que el electorado con tendencia socialista es mucho más exigente que el electorado del PP. Los del PP (una gran parte, algunos realmente votan por el programa electoral)vota al PP pase lo que pase, que estás viendo como los problemas que te tienen que solucionar los gobiernos populares van a más no importa, que te saltan delante de la cara políticos corruptos no les importa.
Sin embargo, si eso mismo lo hace el Psoe se encuentra con menos votantes, con votos a otros partidos (y aquí el premio gordo se lo lleva Rosa Díez, que para algo ha sido socialista) o con votos en blanco.
Y esto me lleva a la conclusión de que da lo mismo lo que haga la derecha que los votos los va a tener igual.

Keyra dijo...

De acuerdo con Silvia. Yo creo que en todos los partidos hay "fieles" que se toman la política casi como dogmas y nunca castigan con su voto hagan lo que hagan e independientemente de los candidatos que les pongan. Pero a mí siempre me ha dado la impresión de que ese tipo de votante es más frecuente en la derecha... Es un alivio para ellos XD

PD: ¿Por qué ayer, sin venir a cuento, me acordaba del sistema de las elecciones generales, circunscripción provincial y ley d'Hont y me ponía maliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima? XDD La de cosas que se solucionarían cambiándolo, se acabaría el dichoso voto útil y tb el tan exagerado bipartidismo... En fin XDD

Beatriz.del.silencio dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo en que hay que votar. Defiendo a capa y espada un derecho importante, que cuando no tenemos nos quejamos... será eso de que cómo los jóvenes han nacido (hemos nadico) en democracia no valoran absolutamente nada. Menos mal que hay un pequeño porcentaje que sí sabe aunque sea un poco valorar estos derechos y libertades.

Yo estuve de mesa ayer y aunque igualmente hubiera ido a votar, estaba decepcionada... un poco más de la mitad de votantes vinieron a ejercer su derecho... cuando lo normal sería una participación del 80% como super mínimo... en fin.


un saludo señor de Salem, con muchas ganas de adquirir su publicación pottérica .)

Prigkinissa dijo...

Puede ser que IU tenga fama de comunista -quizá más cuando eramos pequeños- pero mira lo que dicen en su programa electoral europeo: "Ante esta situación, IU
plantea una política económica guiada por el interés
social y por el respeto a los límites de los recursos naturales,
una política que tiene al socialismo como la alternativa
al capitalismo." Quizá planteen un socialismo más "utópico", un socialismo más radical, un socialismo con ciertos tintes comunistas, pero no son comunistas de pura cepa.
Y, por cierto,es por la fiebre bipartidista y por el injusto sistema electoral, por lo que IU pierde muchos votos en beneficio del PSOE ( al menos en mi entorno). Ayer mismo me dijo mi madre: "¿Para qué votas a Izquierda Unida en vez de al PSOE? Vas a hacer que gane el PP?" Pero me gusta pensar que he ayudado a que consigan 2 escaños y he sido fiel a mis ideales, que he votado más allá de lo que nos inculcan desde los medios.
( Lo cierto es que es sorprendente lo rápido que ha calado UPyD entre el electorado)

Pazcual dijo...

Creo que estas elecciones les dejaron un sabor a...La gente sigue con ese pensamiento -erróneo- de que el voto no sirve para nada. Y me preocupa mucho que grupos de extrema derecha lleguen al poder. El resultado de las elecciones es interesante, pero hay que fijarse con lupa para ver quiénes y qué políticas están entrando y cuáles están saliendo.

Saludos,

Paz

Guy Debord dijo...

Prigkinissa, y calará aún más porque UPyD es el Partido Radical y Rosa Diez es Alejandro Lerroux. Es el voto a una personalidad, no a un partido. Si mañana Rosa Diez se va del partido no les vota nadie, a pesar de que su propuesta sea la misma. Sabemos cual empezó siendo la opción política de UPyD, a ver en cual acaba...

¿A nadie le extraña que en España los verdes obtenga una representación del 0,5 % y en Francia sea del 15%, en Alemania del 12%, del 9% en Portugal... en Grecia se consigan dos escaños (pudiendo elegir menos de la mitad de escaños que en España), Holanda, Finlandia, Suecia, Bélgica.... se consigan al menos dos escaños en cada uno de esos paises... y en España nada.
Si los triunfadores totales en Europa fueron los PPs, los triunfadores secundarios fueron los Verdes.

anzoni dijo...

Hola, Cronista. Pasé por aquí para lo del concurso (me enteré por HL)y me quedé porque me interesaron un par de entradas, especialmente esta.

Yo también voté por UPyD y coincido contigo en muchas cosas de las que has escrito en esta entrada.

Tú que eres de Valencia, siempre me llamó la atención lo que comentabas de las siglas del PSOE en tu comunidad. ¿Allí hacen un discurso nacionalista? Porque si no, no se entiende que se llamen "del País Valenciano".

Por otro lado, comentando otro aspecto de tu entrada, yo sí me arrepentí de mi voto en las elecciones de 2008. Voté al PP, y me decepcionó bastante ver cómo en un principio parecía que Rajoy iba a dejar paso a otro líder en su partido, y al cabo de dos días verlo defendiendo su poltrona con una fiereza y una vehemencia que nunca ha empleado en discursos ni debates.

¡Qué bien le hubiera ido de haber sacado antes ése carácter!

Sin más, un saludo.