Header

Google+ Badge

La censura

Tres personas me han dicho últimamente que debo empezar a tener cuidado con lo que escribo en el blog.

-¿Y eso por qué?
-Porque ahora has publicado un libro.
O, dicho de otro modo, porque ahora soy "más identificable".
De los más de dos años y medio que lleva rodando este blog, no me arrepiento de ningún artículo. Las barbaridades que he dicho las he justificado, luego está que los lectores les sirvan esas excusas o no. He hablado de asuntos espinosos como la humanidad de los terroristas, la inferioridad de las maltradas (igual que de sus maltratadores), valenciano y catalán, aborto y mucho más, y la cosa nunca ha pasado a mayores. Los lectores os habéis convertido en participantes en muchas ocasiones y la cosa no ha pasado a mayores, gracias a que hay un mínimo de inteligencia y una buena dosis de respeto.
Pero el hecho de que haya tocado muchos temas espinosos no significa que los haya tocado todos. De hecho, hay temas que nunca me atreveré a escribir, opiniones que nunca me atreveré a manifestar. Sí, en este blog hay censura, pero es auto-censura. Y es una pena, porque seguro que esas entradas serían las que más comentarios reunirían. Todos tenemos nuestro yo talibán. Yo me quedo el mío para la intimidad. A riesgo de obviar los asuntos más interesantes.
Es el mundo, qué le vamos a hacer. Todos valemos más por lo que callamos que por lo que decimos, y mal le irá a aquel que diga todo lo que sabe. Las historias más interesantes suelen tener un nosequé que obliga a mantenerlas en la oscuridad, e igual que pasa con nosotros la gente de a pie, ocurre con los gobiernos. ¿Cuáles serían las noticias si saliese todo lo que ocultan? Los periódicos no tendrían espacio para ni una noticia de las leídas hoy si publicasen todo lo más secreto, lo que tardaremos mucho en saber.
Yo no sé si hay vida extraterrestre, ni si mi vecino tiene un Picasso robado en el salón, ni cuántos seres humanos clonados pululan a estas horas por el mundo. Lo que callo es mucho menos interesante. Pero como ocurre con todos nosotros, lo que callamos es más interesante que lo que solemos contar.

5 comentarios:

Rocy dijo...

Veo normal que haya cosas que no quieras decir, tampoco tienes esa obligación. Creo que te vales por ti mismo para decidir qué es lo que quieres contar y que no quieres, por mucho "personaje público" que seas.

Bert! dijo...

Me parece de lo mas normal... No todos los temas son tratables, algunos se deben esquivar por diversas razones... Yo no lo llamaria censura, sino sentido comun, perfectamente puede cualquier persona escribir o halar de algo, pero si tienes sentido comun sabes de lo que tienes y no tienes que hablar...
Muy inteligente Cronista.

Pazcual dijo...

Estoy de acuerdo de que ciertas cosas no hay que escribirlas, sin importar cuantos libros publiques. No se puede esperar que un ser humano exponga todas las verdades o las opiniones que tenga como ropa tendida al sol. Es una estupidez. Y como tu lo has dicho, creo que nosotros, los que opinamos poseemos cierto sentido de respeto e inteligencia, al igual que tú.

Saludos,

Paz

will09 dijo...

Bueno, yo cro que es natural que no cuentes cosas. Según la psicología, nuestra personalidad se divide en cuatro partes: la que tú y los demás conocéis, la que solo conoces tú, la que solo conocen los demás y la que no conoce nadie, ni tú mismo. Está bien que te guardes algunas cosas, porque hay opiniones que no queremos que nadie sepa, solo nosotros lo sabemos, es como esa parte de la personalidad, y realmente esas cosas que no revelamos reflejan ese trozo de personalidad que solo tú conoces.

Por lo del libro, no te preocupes, cosa que por lo visto no haces, muy bien. El que seas más identificable da lo mismo, venga hombre, sales más en google que algunos grupos de música, desde fotos hasta entradas separadas de tu blog, unas tres páginas tienen fotos tuyas y otras tantas entradas del blog(creo que exagero un poco, no se, búscate) Ya eras seguible entonces, y además, qué importa lo que piensen los demás, tú eres tú, y tienes tus opiniones y tu criterio, has dado tu opinion sobre muchos temas interesantes, cosas de las que otros no habrían hablado en su vida, pero tú sí. Si de buenas a primeras dejaras de publicar esos temas tan interesantes y que tanta polémica podrían suscitar y conviertieras tu blog en un blog sobre banalidades, dejaría de leerte y me decepcionaría mucho. Yo que tú seguría así.

ConfidentLinarola dijo...

Concuerdo con lo q mas q censura se llama sentido comun (en uno de los comens), yo a veces siento que soy demasiado autosensurada...
Y ai veces que preferiria betar ciertos temas porq siempre termina mal... si fuera ninio ya lo creo q siempre terminaria a los puños!

No me parece mal que haya cosas que no quieras contar, a la final y justamente son cosas que yo no quisiera saber XD
Y sabes, yo tambien pense en que ahora serias identificable (no es q antes no lo fueras, pero ahora mas, me refiero) pero no te veía cambiando el estilo del blog solo por eso, la verdad que ai veces que siento que se entender más a las otras personas que a mi misma. Y por eso no ahonde en el tema de tu identificacion nueva.
Es mas, fue solo una idea errante.

Ui, me han llamado respetuosa e inteligente, wiiii XD jajaja