Header

Google+ Badge

Más ediciones sangrientas


Daba una vuelta por Casa del Libro (¿o la nuestra es Casa del Llibre?) cuando me he parado al ver la horrenda portada de un título de Anagrama, que de normal saca tapas interesantes. Pero si ilustración de cubierta es cutre, de juzgado de guardia es la sinopsis de la contraportada. Sinopsis o descripción de las primeras 400 páginas, no sé cómo llamarla. ¿Quién escribe estas cosas?

Una profesora de instituto espera en su casa a que el repartidor del supermercado le traiga la compra. El repartidor se retrasa y ella se marcha. Horas después encuentra que le han dejado la compra a unos vecinos y se han estropeado los productos congelados. Llama al supermercado para quejarse. Al día siguiente, la profesora aún no se ha quitado la camiseta de dormir cuando llaman al timbre; es el repartidor del supermercado, un hombre de Ecuador. El hombre le dice que por causa de su llamada telefónica le han despedido. La profesora lamenta el incidente, pero el hombre insiste: ella es responsable de su despido, debe encontrarle otro empleo. A partir de ese momento, la vida de la profesora se ve afectada, y con ella, la vida de su familia. En el cuento tradicional, el padre de Blancanieves está en el castillo, asiste a las maquinaciones de la madrastra pero guarda silencio. ¿Por qué no advertimos que estaba ahí? ¿Existe la clase media o es una ficción hermosa y triste? ¿Puede el padre de Blancanieves llevar su ánimo a la altura de su espíritu? La autora prosigue su certera indagación en las fronteras que unen y separan las habitaciones privadas y los espacios públicos; un proyecto narrativo sin parangón en nuestras letras.
Un poco más y te cuentan la secuela. El texto de contraportada de mi libro no lo vi hasta el jueves, pero era una versión retocada de una sinopsis que escribí hace meses para los editores americanos. No es nada del otro mundo, pero tampoco es lo mismo un libro como un mío que una novela. Yo prohibiría las sinopsis de en las novelas. Jamás las leo hasta que termino el libro. ¿Y sabes otra cosa que prohibiría? Las sobrecubiertas. Se supone que son elegantes. Pero a mí me ponen histérico.

15 comentarios:

Helena dijo...

Siempre quito las sobrecubiertas y las vuelvo a poner al terminar, sino no puedo leer el libro xD

Keldor dijo...

No entiendo la relación entre el trabajador ecuatoriano despedido y el padre de Blancanieves. Y te doy toda la relación con lo de las sobrecubiertas ¿existen para algo más que para abrirse, caerse y que tengas que estar recolocándolas continuamente mientras intentas leer el libro en cuestión?

Pazcual dijo...

Vaya libro más enredado. Casi que me deja sin palabras.

Saludos,

Paz

will09 dijo...

esta vez no estoy de acuerdo contigo. Me encantan las sobrecubiertas, es toda una aventura mantenerlas en su lugar mientras lees. Lo de las sipnosis no me gusta, nunca las leo, a veces ni siquiera al terminar el libro, poer, hay gente a la que le gustan porque así saben más o menos lo que les espera y si les gustará el libro o no, aunque lo vardad, quitan la ilusión.

Rocy dijo...

Yo para leer necesito quitar las sobrecubiertas, tampoco las aguanto.

Y sobre la sinopsis, a mi me gusta leerla, por lo menos para saber por donde van los tiros (claro que hay algunas que te spoilean a más no poder, pero bueno, cosas de las editoriales, no te parece? xD)

Antonio dijo...

En fin, para gustos los colores...Sí, todos esos colores que han chapurreado en ese intento de acuarela de la portada...

Yo quito las sobrecubiertas también. Así me curo en salud, que una vez se me rompió una, y casi me suicido por haber tratado así a un libro...

Estelwen Ancálimë dijo...

Pues a mí sí que me gustan las sinopsis. Si no, no podría saber de qué va el libro que tengo en las manos, y si no sé de qué va, ¿cómo voy a saber si me interesa leerlo o no?

Eneri dijo...

Si te ponen tan nervioso haz lo que casi todo el mundo suele hacer. Quitas la sobrecubierta y la guardas hasta el día que termines el libro.

Y en cambio las sipnosis las leo todas. A veces leo opiniones de gente sobre el libro y la hoja final. Mucha gente me suele hechar la bronca. Pero bueno, ¿cada uno con sus manias no?

Aleena dijo...

Hola! La verdad es que me he pasado varias veces por este blog, pero hasta hoy nunca me había decidido a comentar.
Yo también quito siempre las sobrecubiertas cuando leo: siempre se can y hay que estar toquiteandolas para que esten en su sitio y no se rompan, además la mayoria no son más bonitas que el libro tal cual.
Tampoco leo nunca las sobrecubiertas, parece que te expliquen todo el libro, y la sinopis de este libro?? ¿Quien la ha echo? Si parece un resumen de esos que te hacen hacer en el instituto para un trabajo de un libro...

anzoni dijo...

En estos momentos estoy leyendo "La casa de los espíritus", de Isabel Allende. Tiene sobrecubiertas, pero desde que empecé a leerlo han permanecido en el huequito que ha dejado el libro en la estantería.

Las odio con toda mi alma, deberían estar prohibidas. ¿Algún ser humano es capaz de leer un libro entero sin quitarlas?.

PD: espero que tu libro no tenga...xD

Blanca dijo...

¿Y luego como sabrías de que va el libro? Sin sinopsis... ¿No te estarías arriesgando a comprar un libro que no te va a gustar?

Alfonso dijo...

Pues yo siempre leo las sinopsis que hay atras de los libros. ¿O hay alguna otra manera de saber de qué trata el libro antes de leerlo?

Francisca dijo...

Por lo que noto no se ve un pésimo libro, al contrario es como oír las quejas y preguntas un tanto existencialistas de una persona que intenta hablar de la sociedad, una persona bastante enérgica y con ganas de decirle a todos lo que opina sobre un revoltijo de aspectos que va a tratar, suena algo alborotada esa sinopsis…Pero tampoco es tan mala, he leído peores, aunque la verdad es bastante extensa, pero bueno, no culpo a la autora pues yo siempre me extiendo al escribir…
La sinopsis de las novelas debe ir, es para interesar a la persona a leer dicho libro, yo por mi parte si leo la sinopsis, cuando lo recuerdo o si no al final, y si la leo es por que tengo clavado en la cabeza la frase de una profesora conductista que tenia, y quien sabe donde este hoy en día, que decía así:” Niños y Niñas Lean la sinopsis de los libros”
Con todo, aun así el titulo de la novela no es muy atrayente, es imposible que el lector no asocie el nombre con la película de blancanieves, lo que resulta un tanto “Extraño, rayando lo patético, eso lo digo a visión personal…
La portada es bastante Buena, pero no me leería el libro, a no ser que en un indeterminado momento de ocio lo leyese…
Yo las sobrecubiertas, no las saco al leer, a no ser que me molesten bastante, lo peor es que se doblan y se arruinan, en ciertas ocasiones resultan un estorbo…
Dicen que sirven para que no pierdas la pagina, pero al ser el libro un tanto grueso la sobrecubierta se arruga, se dobla, y arruina la vista del libro…

Ladynere dijo...

Uf, no recomiendo ese libro en absoluto. Me costó horrores terminarlo. Lo tuve que leer para una asig algo rara de mi carrera y tuve que hacer un trabajo todavía más raro que el libro...

Y odio las sobrecubiertas. Nada más llegar a casa, se la quito al libro, y ya no se la vuelvo a poner más. Es incomodísimo leer con una sobrecubierta!

Lunático dijo...

apoyo tu moción de las reseñas y sobrecubiertas, si haces una campaña, avisame ;)