Header

Google+ Badge

Vecinos y videojuegos empiezan por V

Instalarte en una nueva casa no implica sólo compañeros de piso, sino también nuevos vecinos. Yo, que fue elegido El Joven Más Amable de la Escalera 2005-2009 (con excepción de 2004, cuando le dije a la del sexto que dejase de tratarme como si tuviese ocho síndromes graves, cuando el único que tengo es el de los pies inquietos) en mi finca de Valencia, me veía en la incógnita de cómo me tratarían mis nuevos compatriotas de escalera en esta etapa. Y

  1. Ya les he conocido mucho más de lo que jamás hubiese esperado. Sobre todo a los de mi planta.
  2. Son bastante amables, y casi todos merecen un personaje de novela
  3. A los madrileños les desconcierta que uno les diga 'gràcies' o 'adéu'. Digo desconcertar por no decir jode, que es precisamente lo que me propongo. El día que alguien se queje se expondrá a mi discurso más ensayado sobre las lenguas cooficiales y la intolerancia a las otras lenguas.
En mi casa tenemos una figurita, más bien una hucha agujereada, con forma de dos payasos montados en un cochecito leré. Es treméndamente fea, nada que ver con las jirafas de la misma mesilla, pero supongo que mis compis le ven cierto valor sentimental porque pertenecieron a los anteriores inquilinos, unos supuestos drogodependientes que sólo salieron de allí cuando un juez dictaminó sentencia (lo segundo lo he comprobado en Google, donde encontré la sentencia completa. Lo primero lo podemos dejar en cultura de Radio patio). El caso es que yo quiero sacarle partido a esa figurita horrenda, y como lo de tirarla sería muy fácil, he pensado en crear el Torneo de la Figura de los Payasos. ¿Que por qué el torneo?
  1. Porque es una excusa para invitar a los vecinos y conocernos de algo más de un 'hola' en el portal.
  2. Porque es una buena forma de deshacernos de los payasitos sin hacer añicos la figura. Tengo miedo que las almas de los drogadictos se conserven en su interior cual monedita de diez céntimos, y que al romperla salgan los fantasmas y nos atemoricen en el retrete cada vez que les entre mono de ectoplasma.
Claro que como somos muchos vecinos en la escalera, tampoco es plan de invitarlos a todos. Por eso he hecho mi pequeña selección, que incluye a tres personajes imprescindibles. Necesito una lista más:
  1. El chino de la tienda de alimentos de abajo. Tiene un nivel nulo de castellano. La gente se cree que sabe decir 'hola', pero eso eso sólo porque 'capullo' en mandarín se pronuncia exactamente igual.
  2. La pareja de ancianos de la puerta de al lado. Son los clásicos abuelos de edificio. Los que utilizan el ascensor por separado no sea que se queden encerrados allí y nadie les pueda rescatar.
  3. El loro (sería el único invitado animal) del segundo, al que sacan a pasear al descansillo varias veces al día.
  4. El chico del Cuarto-Centro, el auténtico motivo por el que se da la reunión (aparte de deshacernos de los payasos, claro).
Si Mercedes Milá necesita una veintena de personas para hacer un experimento es porque no le conoce a él. Yo con uno me basto: le sigo desde la mañana hasta la noche, y apunto mentalmente todas sus evoluciones. Desarrollo mis propias teorías y las comparto con todos los que pasan por casa. También me atribuyo ciertos descubrimientos que son el resultado de más de quince días de obstinada investigación.
Lo que hace tan especial a mi vecino del Cuarto-Centro es que nunca deja de jugar a la X-BOX. Mires a la hora que mires, siempre está con lo mismo. Y el videojuego, salvo alguna rara ocasión en el que se pasa al fútbol, siempre es el mismo de la metralleta en mano. A todas horas. Todos los días. Y según mis compañeros de piso, que me cedieron a regañadientes esta reservadísima investigación, ya lleva así tres años.
Como grita mucho al jugar, al principio pensaba que en realidad no eran uno sino dos. Luego advertí que por más que hablase, en realidad nunca había respuesta, de modo que sólo se trataba de una persona. La explicación a sus monólogos interrumpidos está en que usa (o debe usar, porque no hay nada comprobado) algún tipo de comunicación internetero que le une a otros jugones, que imagino también inspiración de sus vecinos detectives. De hecho, creo que los vecinos de estos jugones deberíamos crear algún tipo de fundación para unir datos, porque siento que me estoy perdiendo muchos porqués de la historia.
Tengo que admitir que sólo veo la pantalla del videojuego. A él nunca le he visto, pero sus gritos son tan fuertes que no hay planta a la que no lleguen: yo, que estoy justo al lado, estoy condenado a enterarme de cuántas veces le matan, pero oye, aquí encantado, porque uno se siente así más acogido por el vecindario (aunque se trate de un obseso de los videojuegos. Bueno, retiraré lo de obseso por si luego del Torneo dela Figura de los Payasos se convierte en mi mejor amigo. No le podré ocultar este blog por demasiado tiempo. Por cierto, saludos a la librera salemita que el otro día me reconoció en Madrid. Juro que mi estupefacción al presentarse no iba con ella, sino conmigo. En ese momento yo estaba haciendo un ridículo espantoso que dudo que le pasase desapercibido). Yo tengo muchas ganas de celebrar el Torneo, pero mi compi #1 no está muy por la labor. No sé, creo que al final le convenceré. Pero lo que está claro es que entre las pruebas de estas grandes olimpiadas no podrá haber ni diccionarios (a menos que queramos fusilar al chino al más puro estilo 2 de Mayo), ni pruebas físicas (diría que por los abuelos, pero creo que yo estoy peor) ni de videojuegos, porque el del Cuarto-Centro nos puede dar un palizón. Y no es plan. Por más que queramos perder de vista a los payasitos.
Pensaba el otro día el tiempo que hace que no juego a videojuegos. Recuerdo cuando no me perdía un número de la Hobby Consolas, y mírame ahora, que no sé por qué número van de la Play. Antes las teníamos todas: la Game Gear (que la trajeron mis padres de un viaje a Nueva York, y que era algo así como un trillón de veces mejor que la Game Boy), la Master System, la Mega Drive, la DreamCast (mi favorita), la Game Boy Color y la Advance, la Play 1 y la 2, en la que me quedé yo estancado.
Si tuviese que elegir un juego, ese sería sin duda el Chu Chu Rocket. Era un juego que para colmo, era gratuito: llamabas a un teléfono de Sega y te lo enviaban a casa por la cara. Era simple hasta decir basta y sin embargo, adictivo. Creo que eso es lo que tienen los mejores juegos.
Otro que me encantaba era el Jet Set Radio, el de los grafitis: pura originalidad. O el Metal Gear Solid, pero lo que me pasaba con esa clase de juegos es que no podía jugarlos solo. Tenía que estar mi hermano presente para rebajar un poco la tensión. El Crash Bandicoot (los primeros) era genial, aunque las fases de agua siempre me han provocado un agobio inmenso. Tengo miedo al mar abierto en la realidad y las pantallas, cosas que pasan. O el Spyro the Dragon, otra chulada. Pero poco más. Seguramente habrá más títulos, pero hoy soy 0% jugón. No creo que tenga que ver nada con la madurez. Me temo, simplemente, que a veces nuestros gustos cambian. Gracias a Dios que tengo al vecino del Cuarto-Centro para recordarme lo mucho que antes me divertían. Por él y por la figura de los payasos va este post. Ya os contaré cómo fue el torneo.

16 comentarios:

Nazaret dijo...

Eres puro radio patio. Me he descojonado viva con la entrada. Y con los payasos. Lo del vecino, la reostia.

No parecía un bloque tan animado cuando estuve por allí xDDD

Rocy dijo...

Chico, ¿pero donde te has metido? Según iba leyendo flipaba más. ¿No decías que querías un barrio tranquilo? xD

Sobre los videojuegos, yo tengo la master system (pero con estos avances tan modernos, parece ser que ya no se puede concetar a estas teles, total, videoconsola y montones de juegos ahí en una caja están (con lo que molan esos juegos *_* los de sonic, asterix...) la dreamcast la tengo rota (culpa de mi primo) así que esa nada, las game boys las tengo a buen recaudo jejeje y recuero que hace unos años estaba viciada al spyro year of the dragon, pero hice una tonteria (nada, intenté jugar con ese juego, que era de la psone en la play2, metí la memoria, adios partida. Pero no fue idea mia ¬¬')

Y ya por curiosidad, a lo mejor el juego de tu vecino es el counter strike o el day of defeat. Hace años estaba viciada a esos juegos (me iba al ciber con mis primos y eso era la ostia, que años aquellos...). Tienes razón, no es por madurez, los gustos cambian, quien no te dice que volvemos a caer en los videojuegos xD

pd: y esos juegos no me han causado ningún trauma. no he salido a la calle con un "camper" (se escribía asi?) ni nada por el estilo ¬¬'

Pazcual dijo...

Me parece a mí que el vecindario te va como anillo al dedo. Vamos, que es la primera que se te oye tan satisfecho por un grupo de personas que son más o menos desconocidas. Esperemos que la reunión vaya muy pero que muy bien.

Saludos,

Paz

Helena dijo...

Quiero a ese loro, dile que si quiere algo conmigo xD

Ellishp9 dijo...

Uyy... las historias de nuestros vecindarios, son la literatura de la vida xD.

Me paso lo mismo con las consolas, pensé que la consola mas genial era el Nintendo 64 y el play 2 jajaja.

Que estes bien!!

evelin dijo...

pues suerte con tu torneo!! los concursantes vaya k si son unos personajes!, yo le voy al perico!! jajajaja
creo que tienes razon, ya habia olvidado lo mucho k me gustaba crash y spyro, tambien son unos de mis favoritos......aunque siempre odie la etapa de la roca que trata de aplastarte. Está por demás decir que moría frecuentemente, jajaja. Tiene siglos que no toco una consola!

Siempre es divertido descubrir a tus vecinos, vaya que si te pueden llegar a sorprender. Tu vecino grita solo...... mi vecina grita el himno nacional cada que hay partido de soccer. Es todo un espectaculo!

Lunático dijo...

No me acordaba que existieran tantos tipos de consolas... si te sientes atrasado, yo soy (en serio) una cavernícola respecto a los videojuegos, para mi siempre estará en la cumbre Mario Bros (el original), que me lo pasaba cinco veces seguidas los ocho mundos rescatando a la princesa y realizando de memoria todos los secretos habidos y por haber. Por cierto, el último contacto que tuve con algo parecido a una consola era el PS3 de la amiga de mi hermana menor, y por dios santo ateo! sí que quede con ojos de huevo frito cuando la veía matar zombies...
En fin, siempre es un agrado leerte. No me había pasado por aquí desde hace mucho tiempo, y ahora que tengo un tiempo te visito. Espero que la pases fenomenal en Madrid, el "gran paso" es el principal, el hecho está en que no se quedó en la idea (lo que debo admtir, me psa continuamente). Sip, sé que ya la has pasado de lo mejor estos días. Felicidades.
Espero tu libro con ansias acá por los últimos rincones del mundo (Stgo. de Chile).
Besos. Karla.

Lether_Ireth dijo...

Los vecinos en el mundo parecen quererse superar. Los míos casi todos son ancianillos y hay de todo: desde aquellos que te ofrecen caramelos hasta los que te preguntan por tu tía tercera que vivía antes en tu casa...
Suerte con esos vecinos y a ver si nos topamos alguna vez más.
Por cierto, el barrio es tranquilo pero... gente especial hay en todo el mundo (hasta en las "mejores" familias)

tioserio dijo...

Efectiviwonder, para la Xbox360 existen auriculares con micrófono incorporado para jugar online con otra gente. Yo los tengo inalambricos pero amos... que ni pego esos gritos ni me gusta en demasiá jugar online (aunque hay algún juego que tiene su aquel). Seguro que ese vecino tuyo es vecino mio y nos terminamos haciendo amigüitos del alma... ^^

Eneri dijo...

Si no fuera porque no vivo en un cuarto y no tengo una Xbox, juraría que te tengo de vecino y al que escuchas es mi hermano.

Pero yo puedo de presumir de bloque más cavernícola (si es que de eso se presume xDDD).

Antonio dijo...

Así, totalmente off-topic que suficiente tienes con lo que tienes, ¿ya ha salido "Tres veces la mujer de gris" de Pacheco? Qué ganas <3.

Cronista dijo...

Si no ha salido estará a un tris. Impreso está, que lo tengo en casa.

Lya dijo...

Librera presente =)
Y tampoco te creas que hiciste el ridículo, en ese momento estabamos demasiado liados con los libros de texto para darnos cuenta xD

En cuanto a los vecinos... si viviérais en un pueblo sabríais lo que se les puede llegar a detestar. Toda mi comunidad de vecinas, y digo vecinas porque vecinos yo no veo, es como la Vetusta de Clarín. Todo el mundo cotilleando siempre, todo el mundo murmurando, todas las señoras (que a mí es como con los chinos, yo ya no las distingo a unas de otras) siempre contándose los últimos chismes y cotilleos. Una señora, que yo ni siquiera conozco, llamó un día a mi puerta para preguntarme directamente si mi madre estaba en casa, porque creía haberla oído (y no vivo con mi madre, ni ellas se conocen ni nada, solo era por cotillear, lo juro). Las vecinas deberían ser ilegales.

Y yo que pensaba que en la ciudad las cosas eran distintas... ya veo que no xD

ConfidentLinarola dijo...

Me he reido con la entrada porq me lo iba imaginando todo tal cual! XD
mmm me suena a un lugar muy propicio para inspirar entradas juju

Q bueno q estes bien instalado y conociendo nueva gente.... me ha causado mucha impresion lo de la investigacion al vecino, quien sabe y un dia de estos se aparece diciendo "oie leo tu blog no sabia q me conocias"... io por mi parte del guitar hero, mario bros y Contra nunca e salido... ni me e obsesionado menos /talvez un poquiiiiiiito muchito mas de guitar, pero no duro mucho/ el parrafo de los videojuegos me lo lei a volandas jaja....


hablando de leer, alguna noticia de la guia en el sur??? Ecuador!!
ia estamos a medio de septiembreeeee....

Anónimo dijo...

Ya sta n colombia i nadie me dice nada??!!!!
que tenemos problemas con las fronteras, pero para algo tienen q servir las dichosas fronteras no?!
aora solo me falta ver como consigo el libro desde colombia...

ConfidentLnrl

MaríaJosé dijo...

En el piso donde vivo, mis vecinos son todos unos personajes. Pero sin duda la que se lleva la pelicula es una que no sale jamás, la he visto salir no mas de 4 veces en estos 6 meses que vivo aca y cuando la he saludado es como si le hubiera dicho alguna ofensa, me mira con odio y se denuevo a su casa.

Dicen que trabaja, yo me imagino que se va muy temprano y llega muy tarde. A su departamento le puse el sarcófago xD, quizas que cosas pasen allí.

Sin duda, se sacan muchas historias viviendo en un edificio