Header

Google+ Badge

Feria del Libro de Madrid

La feria del libro de Madrid es alucinante. Estaba más feliz que un niño en un parque de atracciones. Hasta me llevé postales promocionales de mi libro (caseta 237, Ediciones B), pero lo más curioso fue cruzarme con lectores (comentaristas o no) de este blog (y de grupos separados, personas que no había visto en mi vida). ¿Creéis que me preguntaban por HarryLatino? Qué va. ¡Eran de Crónicas Salemitas!

-Hola... soy lectora de tu blog. Te he visto y te quería saludar.
-Hola. Leo tu blog a menudo. Pero no comento nunca.
-Hola. Entro a tu blog. Soy _______. Sólo comento cuando creo que tengo algo que aportar.
Parecerá que me las doy de importante, pero nada más lejos de la realidad. Algo me huele a conspiración madrileña, que tengo dos años de blog y nunca me han parado hipotéticos lectores en Valencia para presentarse. Eso me pasa por decir que voy a la Feria :-P eso, y que en un ambiente tan literario teníamos más probabilidades (¡dichosa probabilidad!) de encontrarnos.
Esto, sumado a personas que conozco y que un día, sin venir a cuento, hacen referencia a determinada entrada de mi blog (y yo nunca hubiese dicho que entraban a leerlo) me hacen pensar que debería empezar a anunciar yogures entre entrada y entrada. No, es broma. Cuando la gente es agradable, estas experiencias sólo pueden ser bonitas. Y la dirección del blog aparece en la página de créditos de mi libro, así que va a haber un nuevo público en pocas semanas (suponiendo que la gente presta atención a esa página, aunque algunos lo van a hacer sólo por la curiosidad de mi nombre). Ya veremos qué impresión se llevan...

Plaerdemavida

Hay pocos placeres en esta vida como encontrarse con un relato de tu autor favorito que no has leído antes. Ayer fue The Minpins, de Roald Dahl. Desde que leí ¡Qué asco de bichos! en primaria, no he dejado de seguirle.

Ahora descubro que este relato se publicó después de muerto, y si le sumamos que no tiene ilustraciones del incombustible Quentin Blake (¿sería tan fan de Dahl sin ese ilustrador al lado?) no es de extrañar que sea uno de sus títulos más desapercibidos.
No sabría qué libro recomendar de Roald Dahl, porque casi todos me parecen buenos. Relatos de lo inesperado es sencillamente soberbio, aunque lo cierto es que tengo varias antologías de sus relatos y acabo liándolos todos, así que no sé a qué libro pertenece cada historia. Digamos que casi todas son buenas. Recuerdo la del enólogo, el abrigo del amante o el vicario y los muebles, simplemente geniales. Y si nos vamos a terreno infantil, Las brujas es genial, igual que El GGB, Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate, y muchos más. Espero que la próxima vez que vaya a Reino Unido sea para visitar su museo. Cruzo los dedos. Claro que hay que salir de Londres, y no todo el mundo tiene la misma dahlmanía que yo. Pero no me rindo, no.

Expresiones y palabras que irrumpen en tu vida por todos los frentes (i)

Llevaba tiempo queriendo abrir esta sección del blog. Expresiones y palabras que te suenan extrañas y que sin embargo, por una confabulación mundial, parece que todo el mundo se ponga de acuerdo para utilizarlas. No significa necesariamente que se trate de una moda; puede deberse, simple y llanamente, a la ignorancia de servidor. Y abrimos la sección con...


"A tope, con la cope"

De no oírla nunca, a oírla el mismo día de boca y teclado de personas que no tienen nada que ver entre sí.

Ante situaciones desesperadas, ...

Leo en la prensa que el gobierno de Suazilandia pretende tatuar con una marca en el culo a todos los seropositivos del país. "Como reses", dicen los medios. Si a un colectivo marginado le pones un distintivo, lo marginas más, es de primero de primaria. Y supongo que eso es lo que han pensado los periodistas del contienente europeo.

Claro que ellos, imagino, no tienen tatuajes en el culo pero piensan con él.
Que esta medida sea llamativa no quita que pueda ser positiva. Me explico.
En Suazilandia tienen sida el 26% de los ciudadanos. Más de uno de cada cuatro, toma ya. E imagino que el sida se extiende como la pólvora, que los preservativas serán pocos y pésimos y que el gobierno estará desesperado por solventar una situación de grisis (y nosotros preocupados por cuatro gatos con gripe A). El sida se transmite por relaciones sexuales. Si bien es cierto que se puede evitarcon preservativo, ¿no debería ser derecho de la persona no contagiada decidir si quiere mantener relaciones o no con un seropositivo? Porque entiendo todo aquello de la reinserción, como no marcar a los expresidiarios, pero este caso es bien distinto: no son ex-, son miembros activos de una enfermedad letal. Miembros que pueden contagiarte una enfermedad si falla el preservativo, y tener hijos es un riesgo, pero coger el sida es mucho más. No me parece moco de pavo que las personas quieran saber con quién se acuestan, cuando tienen una probabilidad contra cuatro de dar con un contagiado. Yo no me lo jugaría a las probabilidades de que se rompa el condón, menos en un país tercermundista. Una cosa es dárselas de tolerante y otra cosa ponerse enfrente de una pistola y confiar en que se encasquille.
Los judíos de la Alemania nazi llevaban un brazalete con la estrella de David, pero nadie está marcando a estas personas en las calles de Suazilandia. Digo yo que no irán con el culo al aire, de modo que sólo verán el tatuaje aquellos que mantengan relaciones sexuales con ellos, y digo yo, insisto, que merecen tener esa información. No hablamos de personas que quieren librarse de su pasado. Más bien, son personas con un presente contagioso. Sería horrible estigmatizarlos, y países como España deben luchar por reintegrarlos socialmente y librarlos de la sombra de sospechosos. Pero aquí hablamos de riesgo de contagio, relaciones sexuales. Cualquier precaución es poca. A situaciones alarmantes, medidas desesperadas.

El listo

Algo que nunca he entendido, con ciertas personas:

  1. Cuando digo que no sé algo, como una palabra, me dicen que es imposible.
  2. Cuando se demuestra que no conozco la palabra, ¡lo disfrutan como si fuese la derrota del listo!
Los mismos que que pretenden que sea muy listo se regodean cuando demuestro mi más que constatada ignorancia. Ante semejante despropósito, la naturalidad. A veces lucho contra una imagen que se han creado de mí mismo sin darme oportunidad a cambiarla. A poco que me conocen descubren lo equivocados que estaban. ¿Pero se disculpan? ¡No! Me echan en cara no ser como decían sus cabezas. Sea como sea, me tengo que llevar guantazos.

La campaña de las europeas

Mientras López Aguilar y Mayor Oreja sueltan sus peroratas por televisión (si eso es un debate, que baje Dios y lo vea) el resto de españoles se piensan su voto para las elecciones europeas. Al menos, los españoles que piensan votar, que el panorama ya está bastante flojo.

Estaba claro que el efecto Obama iba a impregnar la campaña, y al PSOE -primero publicistas; después, políticos- le ha faltado tiempo para adjudicarse al presidente como si fuese su aliado transoceánico. Cuando con una mano saludas a Estados Unidos y con la otra a Venezuela, Cuba y Bolivia, es evidente que con uno de los dos mientes. Pero a quién le importa si la mitad del electorado es clínicamente idiota.
Las elecciones europeas son importantísimas. Igual que las nacionales, más que las autonómicas. La gente las ignora porque el parlamento europeo importa bien poco en España. Nuestro gobierno, líder en intervencionismo, obliga a las cadenas privada los costes de la pública (grotesca barbaridad), aunque eso no es nada comparándolo con el hecho de que también están obligadas a financiar el cine español, lo que provoca que nuestro país ruede más películas que en ningún otro sitio y sigan siendo tan infumables como siempre. Ante semejante grado de intervención en la televisión pública, no sé yo cómo no han hecho algo que tendría algo de sentido, como obligarles a dedicar un mínimo de minutos semanales al parlamento europeo, algo que acabarían haciendo sin imposición a poco que lo hiciesen todos. Pero no, el parlamento europeo no es imprescindible. Pagar bodrios que nunca llegarán a la cartelera, está visto que sí.
Déu, que me salgo de tiesto. Esta entrada no es para hablar ni de Europa ni de los programas, sino de las campañas. La más visible es la del PSOE, bipartidista -y frontal- donde las haya, aunque es indiscutible su nivel estético. Me gusta el diseño, no lo voy a negar. Como mensaje, sólo me provoca la risa floja cuando camino por la calle. Para quien no esté al tanto, el PSOE pide el voto bajo un juego de "este partido se juega en Europa", donde a un lado tienes las libertades y derechos y al otro, la intolerancia y la discriminación. Lo hacen hasta con fotos de su candidato y el de la oposición, no se cortan, y uno no deja de preguntarse qué clase de compatriotas tendremos para que esa campaña haga efecto. Porque insisto: desde el punto de vista visual, es genial. Pero en cuanto a mensaje, chirría.
No chirrían y de hecho molan los videos de Oreja Mayor, la parodia del candidato conservador (de nombre Mayor Oreja. No olvido que este blogs lo leen apolíticos y extranjeros). No faltará quien diga que los cómicos de Muchachada Nui no deben meterse en asuntos políticos, pero supongo que ellos no se olvidan de la vez que el PP intentó quitarles de la parrilla televisiva desde el Congreso. Se han ganado la sátira, las cosas como son.
Del Partido Popular todavía no he visto nada. Y eso ya merece comentario por sí mismo, porque está claro que se han empezado a mover tarde. El único gráfico que he visto ha sido en Internet, y soso donde los haya. Claro que tampoco hay que caer en la burda confrontación como los otros.
Leía el otro día en el blog de Duran i Lleida, de CiU, que no quieren sólo el voto de catalanes sino de todos los españoles, porque (cito textualmente) han "demostrado tener propuestas, coraje y capacidad para defender los intereses del conjunto de la sociedad española". Un discurso precioso de un político impecable, claro que luego entro a su web a leer el programa y
  1. La web no está traducida al castellano, de modo que no sé cómo pretenden llegar a la sociedad española.
  2. El programa, que tampoco está en castellano, no hace ninguna referencia a España. Todo es Cataluña y Unión Europea. Que es lógico en un partido catalán como CiU, pero que no tengan la vergüenza de pedir el voto al resto de españoles cuando no hacen ni una sóla propuesta para ellos, ni se molestan en traducir sus textos a la lengua común.
Quien entre a este blog (otros sois de RSS, me consta) habrá visto que a la izquierda tengo un banner de UPyD. Soso a mansalva, para qué engañarnos. Pero bueno, es lo que votaría a fecha de hoy. Ya veremos cuando llegue el día.

Quien avisa

La sabana mola, pero supongo que Madrid no está mal.
Photobucket

El bote de Colón

Uno tiene que prepararse para Madrid y su movida (enlace spotify, que se oye mejor). ¡Por fin iré a la Feria del Libro! De visitante, nada más. En la caseta de Ediciones B, por cierto, hay material promocional de mi libro. ¡Pedidlo! :-)

Dos años de Crónicas Salemitas

Mira que ni me había entera'o. Si no me lo dicen en comentarios, lo paso por alto, pero se han cumplido dos años de la creación de Crónicas Salemitas, mi blog bloguero que actualizo con tanto cariño.

Me gusta escribir, qué se le va a hacer, y cuando tengo una opinión no hay persona que me la censure. Estoy satisfecho con cómo ha resultado todo: no es que sea un blog muy popular, pero siempre hay comentarios y me leen una media de doscientas personas al día, que no está mal. A veces me han sorprendido comentarios de amigos que no ellos, ¡sino sus padres! me leen. Cosas de tener el blog en los Favoritos del ordenador familiar. O estar en una comida y que de golpe te digan: "¡Sí! ¡Lo leí en tu blog!", de alguien que nunca te imaginarías que entraría a este cuchitril bloguero. Así di la bienvenida el 21 de Mayo de 2007 y así celebre el primer aniversario. Hoy hacemos dos, y digo hacemos porque algo tendréis que ver con todo esto. Tanto como si os he convencido de algo como si no, me conformo con haberos entretenido esos minutos muertos entre que os hacen la perdida y llaman al telefonillo. Gracias por leer el blog.

Uno tiene que preparar su muerte a conciencia

A mucha gente le escandaliza la muerte. No pueden ni oír hablar del tema. ¿Preferencias funerarias? ¡Tabú! Con lo importante que es dejar estas cosas bien atadas.

A un profesor del colegio le pareció de muy mal gusto que nuestros padres nos dijesen cómo querían celebrar sus funerales. A mí me parece de vital -y no es un chiste- importancia, porque el sentido común me dice que si no lo dejas claro antes, no lo podrás hacer después.
De modo que en eso empeño mi poca memoria: en atesorar las preferencias mortuorias de todos los que me rodean. El que quiere ser incinerado, el que prefiere el entierro en su jardín. El que quiere Las golondrinas de música, la que quiere U2. Doy mi palabra que pondré todo mi empeño en que los funerales de estas personas sean como desearon en vida, por excéntricos que sean sus deseos. Más les vale no haber bromeado al respecto, porque sus deseos van a misa -y esto tampoco es un chiste-.
Para dejar constancia: quiero que me incineren y quiero que tiren mis cenizas por el campo. Mis órganos, a la ciencia. Mi cuerpo, no (jamás, después de saber lo que hacen los estudiantes de Medicina con los cadáveres que les llegan. ¿El Árbol de la ciencia? Peor. Los compañeros de Pío Baroja no tenían móviles con cámaras de fotos). Si tuviese que elegir una canción, El ciclo de la vida (¿acaso no he dicho que valían excentricidades?) y si se trata de dar yuyu a mis parientes, pues Volver. Si te quedas más tranquilo, deja en comentarios lo que quieren que hagan contigo. Es posible que tu familia y amigos agradezcan esa información llegado el momento.

Mitos de la pintura

Recuerdo presenciar una conversación bastante absurda sobre La Mona Lisa.

-Es una pasada de cuadro.
-Joer, sí.
-Mola.
-Más que eso. ¡Es guay!
*Se trata de una recreación. Al menos una de las dos personas no hubiese usado estas expresiones y es una persona brillante*
-Pues lo de la mirada es bestial.
-Ya te digo.
-¡Te pongas donde te pongas, la gioconda te mira!
-¡Y que lo digas! ¡Es súper fuerte!
-¿Cómo lo haría? ¡Ese Da Vinci...!
Dios mío. Sentido común. Cualquier retrato, cuando el retratado mire de frente, parecerá que mire al observador da igual dónde se ponga. ¡Es 2D, cojones! ¡Da Vinci era un genio, pero no tanto! Probadlo con cualquier otro cuadro y el resultado será exactamente el mismo.
Ahora que he actualizado la sección de Creencias erróneas, tendré que buscar un nuevo personaje para el bestiario moderno. ¡Buah, ya se me ha ocurrido uno!

Barcelona

Los memos de YouTube no me dejan pegar aquí el video, pero quiero que lo veáis para que se os ponga la piel de gallina. Barcelona, con el Mercury y la Caballé, un temazón. He tenido que escuchar la canción algo así como un trillón de veces para pisparme de que lo que canta ella es cas-te-lla-no. ¡Pero si le entiendo mejor a él, mil veces! Así que ya no me creo que mis amigos las canciones de El fantasma de la ópera en Nueva York. A veces no está demás reconocer que no entendemoos algo, chiquillos. La ignorancia no desmerece a nadie. Y si quiero ir al Tibet con vosotros, tendremos que asumir que sólo nos servirán las señas.


Posdata: La Caballé cantaba su parte en castellano (hablamos de las Olimpiadas de Barcelona). ¿Lo haría hoy, o le obligarían a usar el catalán? Digo obligar porque ella es pro del bilingüismo. Y también lo es CiU, si lees a fondo sus programas (y debo ser el único gilipollas no catalán que se lee los programas de PSC, CiU, PPC, ERC y Ciutadans) pero deben tener el complejillo del PP de aquí. Pues qué pena. Si mi ilusión es tomarme un café con Durán i Lleida. Le haría más preguntas que a Rosa Díez o a Zapatero. Me parece el más interesante del panorama nacional, que soy su fan namber uan (de Artur Mas no, alma de Dios. Ese me parece un peligroso iluminado).

Educación

Rosa Díez, la de UPyD (¿o debería decir "UPyD, el de Rosa Díez"?) propone mañana que la competencia de la educación vuelva al Estado, ya que en su opinión el estado de las autonomías sólo la ha empeorado.

Yo espero el día en que el Estado recupere (casi) todas sus competencias. Soy centralista, sí, porque creo en la justicia y en la igualdad. Cuando las autonomías exigen competencias, ¿en qué beneficia al ciudadano? Se supone que un modelo general de país debería ser más satisfactorio. Pero está visto que los políticos quieren algo con lo que entretenerse, y los votantes son muy manipulables. La mitad de problemas de este país son consecuencia del inagotable aburrimiento de los políticos. Si tuviesen más trabajo, no se preocuparían por tonterías.

Y no me preocupa menos el hecho de que los partidos políticos ya hayan adelantado su votode mañana con un NO rotundo. ¿Pero de verdad no hay ni un sólo diputado entre los más de trescientos entre PSOE y PP que apoye esta propuesta de Díez? Me cuesta creerlo. ¿En qué momento vendieron su alma -su dignidad- por un asiento en el Congreso? Si ser de un partido exige votar en bloque, voy a proponer que lo hagan máquinas en vez de humanos. Nos ahorraríamos millonadas. El resultado sería el mismo.

Demon dayz - Gorillaz

Llevo años escuchándola y no me cansa.

Probabilidad

No creo en el azar. La probabilidad es a la ciencia como la fe a la religión: una excusa para cuando no se pueden explicar las cosas. Me parece una auténtica barbaridad que los niños la estudien en los colegios: ¿con qué sentido les enseñas que hay una probabilidad entre seis de que salga 5 en el dado, y luego no sale hasta el trigésimo intento?

Sencillamente, no creo que exista nada por azar, simplemente no tenemos los conocimientos suficientes para determinar porqué sucede. Cuando tiramos un dado y sale un dos, no es azar. Cuando jugamos a los palitos y sale el más corto, tampoco es azar. Ni el hecho de que uno sea niño o niña.
Estoy seguro de que llegará el día en que conozcamos los factores que determinan el sexo, porque estoy seguro de que los hay (ya sea por la temperatura, condiciones de los progenitores, yoquesé), igual que un súper ordenador podrá precisar qué carta de la baraja va a salir, si analiza las decisiones del humano (que somos más predecibles de lo que nos creemos, e incluso cuando no somos predecibles, lo somos) o el orden en que están colocadas las cartas. Incluso la lotería de navidad: habrá una máquina capaz de reproducir el movimiento de las cientos de bolitas del bombo, sus choques, su situación de acuerdo al momento en que se han tirado, la presión terrestre, los efectos externos, y predecir con exactitud cuál será la primera bola en caer.
Los científicos se ríen de la fe de los creyentes. Llegará el día en que otros se rían de la probabilidad de los científicos.

Un popurrí de asuntos de España

Ya no me agobio con que España se divida. Porque

  1. prefiero que las regiones tengan derecho a separarse, cuando todos tengamos derecho a opinar.
  2. para mí la unión la hace el castellano, no la bandera. Y defenderé la conservación del castellano en todos los territorios, me da igual que cambien su nacionalidad
  3. el día que España se desvertebre, no querré que el Reino de Valencia se quede hasta el final. No somos capitán de barco. Si el barco se hunde, votaré por la independencia.
Pero hay que relativizar las cosas. ¿Qué más dan pitidos al himno, cuando somos un país de narices? Compáralo con países tercermundistas y su adoración por sus banderas, pero no cambiaría mi España por nada del mundo. Vivimos bien, de norte a sur, con un equilibrio que si bien no es perfecto, está conseguido. Siempre admiraré a Carrillo por el día que lanzó ese mensaje institucional con la bandera constitucional de fondo. No entiendo esos que ondean la republicana y luego se las dan de anti-españolistas. No sé qué era la República, sino una España sin más. Hay que estar enfermo para odiar la España actual, una España socialista y libre. Una España en manos de la izquierda, se supone. ¿Por qué la izquierda no está orgullosa de su propio proyecto de Estado? Yo me considero de centro izquierda y españolista. Sin pasiones, pero españolista. Y no sé qué cojones pinta Franco en todo esto, ni Franco ni la República. La España que quiero es la actual, y hoy da la casualidad que la gobierna Zapatero.
Lo de los pitidos me parece fruto de la exaltación de un gran evento deportivo, nada más. Del pitido del histerismo. Del borreguismo deportivo. Sabemos que en las Tierras Vascas son hoy mayoría los españolistas, y ni eso significa que todos los peneuvistas sean anti, pero lo de Cataluña es harina de otro costal. El PSC de la ambigüedad. El PSC socio de Zapatero, que no servil. El PSC culpable de sus propios socios. Pero aquí igual entran CiU y el resto de partidos políticos de Cataluña, a excepción del terminal Ciutadans y Partido Popular: sin ser independentistas, han jugado a serlo. Es la estrategia de te-pido-diez-para-que-me-des-cinco, la del regateo. Y en una España de las autonomías con vía hacia la federal, pedir diez es pedir la independencia. El cinco es el Estado asociado. Pero no podemos hacer política a base de amenazas de irnos. No es justo, no es limpio. No es ni educado.
Claro que a mí plín. Lo de las Tierras Vascas demuestra por segunda vez en un siglo que tres décadas de fascismo no convencen a la gente. No lo hizo Franco, no lo iba a hacer Ibarretxe. Por eso estoy tranquilo, porque veo que el pueblo acaba alzándose por el sentido común, da igual lo que le hayan contado. Y lo seguirá haciendo por los siglos de los siglos, amén.
Y Camps. Imputado. La mujer del César. ¿Qué trajes llevaría ella? Dudo que por 30.000 euros. Sólo para dejar las cosas claras:
  1. Camps no ha robado 30.000 euros de las arcas públicas. "Símplemente" ha aceptado trajes por ese valor.
  2. Camps, como presidente del Reino, tiene al alcance de su mano no 30.000€, sino MILLONES si quisiese.
Pero te han pillado, Paquito, y te toca dimisión. Me da igual el podría-ser-peor, los pero-fue-un-regalo o, el más grave, el-PSOE-es-peor. Pues que les pillen a todos, pero hoy le toca a Camps. Yo no sé si quiero al PSOE gobernando aquí. La discriminación del castellano es cosa del PP, de modo que dudo que note la diferencia. Pero me dan miedo con sus païssos catalans, con sus sueños húmedos de noches políticas. No sé a quién quiero gobernando en mi tierra. Desde luego, a alguien moderno. Y ni Alarte ni Camps están a la altura.
Contaba ayer Mayor Oreja, lleno de orgullo, que su abuelo les prohibió hablar vascuence en casa. Toma. Joder. Y para colmo pide el voto. Pero tampoco estoy de acuerdo con eso de que las lenguas regionales tengan que ser co-oficiales del Estado. Es una piltrafa. La lengua regional, para la región. Y si el castellano es obligatorio por carácter constitucional, no hay reysanto que excuse que todos los documentos de caracter estatal se traduzcan al resto de idiomas (no diré dialecto, que siempre me ha sonado altamente despreciativo). Ahora bien: a mí que me expliquen bajo qué criterio la web del Ministerio de Cultura se traduce al valenciano (con traducción distinta del catalán) y la de Industria no. No puede ser que según el edificio de turno se nos reconozca sí o no la lengua. No es serio. Que empiecen por dejar las webs ministeriales en castellano y chimpún. Luego en su región, que cada uno hable lo que le salga de la sinhueso.

¡OH!

Pensaba que lo había visto todo en el periodismo, pero la portada del ¡HOLA! de esta semana me ha hecho replantearme la prensa e incluso mi existencia. Mi teoría es que todo es fruto de una apuesta del director de la revista: "¿Te crees que no me atreveré a poner esto en portada? ¿Cuánto te apuestas? Pues espera...". DIOS MÍO. Y les daba por lo más serio y respetado del corazón.


La sexta

La primera novela que terminé, hace ahora unos tres años, la escribí a mano. Ocupé dos libretas de esas gordas, por las dos caras, sin márgenes, y sin concederme ni un hueco para dibujar. El problema es que cuando la terminé no había modo de enseñársela a nadie, y con el tiempo se me quitaron las ganas de pasarla a ordenador. No era lo mejor que podía hacer.

Después de aquella, las siguientes cuatro novelas que escribí, que me han ocupado los últimos años, las escribí directamente a ordenador. Y sí, era una comodidad enorme, pero perdía ese punto romántico de escribir de puño y letra, con sus tachones, con la caligrafía que baila según el estado de humor. Por eso, cuando al terminar JWG#1 me decidí a escribir un cuento largo, tomé la decisión de volver al boli y papel.
Hoy, un mes después, he escrito la última palabra del primer borrador de Ehlpyem, y ha sido como viajar en el tiempo. He disfrutado muchísimo de este libro, muchísimo. Es lo primero que escribo de fantasía clásica, y es a su vez un cuento inspirado en una saga en la que llevo muchos años trabajando, pero que todavía no me atrevo a escribir. Lo normal sería escribir primero la saga y después las historias anexas, pero lo he hecho al revés a modo de entrenamiento. Ha sido muy divertido crear un mundo sencillo que a su vez hace referencias a un mundo muy desarrollado, pero eso sólo lo sé yo. Tener criaturas fantásticas por protagonistas, la clave de humor, la sencillez y ese giro retorcido que no podía faltar... estoy satisfecho, y me da igual que sea la más corta de las seis novelas que he escrito hasta ahora. Es para un público más infantil. Pero no por ello deja de ser novela.
Sé que me he dado prisa para llegar al final porque ya sé qué es lo próximo que voy a escribir, y estoy muy ilusionado. Hasta ahora me había prohibido empezar a planificar, porque quería terminar antes la anterior novela, pero hoy me doy el pistoletazo de salida. No soy capaz de repetir en el género, de modo que lo siguiente será una tragicomedia social. Y mientras tanto, a aprender del mundo editorial. En dos meses lanzamiento. La de cosas que estoy aprendiendo. Si no pudiese escribir me volvería loco.

Direccionismo

Supongo que cuando Aznar dijo eso de "déjenme beber lo que quiera. No conduzcan por mí", trataba de hacer una crítica contra el direccionismo. Claro que le salió rana. Claro que no tenía razón (beba lo que quiera, señor, pero el volante ni tocarlo). Pero me sirve de introducción para hablar del direccionismo.

No encuentro definiciones. Básicamente lo describiré como que te obliguen a hacer lo que es bueno para ti, ¡como si tu no lo supieses ya! Es más: ¡como si tú no tuvieses derecho a equivocarte! Los debates de direccionismo salen a flote sobre todo con los vicios, que a los fumadores les sienta como una patada en el codo que les digan que apaguen el cigarrillo. "¡Son mis pulmones!", te sueltan enbravecidos. Y sí, tienen razón, pero si suyos son sus pulmones, míos son los míos, y me procuro muy bien de no ensuciarlos con sus cigarros. Para Aznar, el tabaco debería ser como el catalán: en la intimidad. Chiste fácil.
Vicios aparte, es interesante el direccionismo con el que vivimos. Te dicen que no fumes, que no bebas, te dicen que tienes que ser un fantástico ciudadano y cuídate de que las normas no cambien de un pueblo a otro, porque suele pasar. Deberíamos respetar incluso los extremos, tanto los de izquierdas como derechas, siempre y cuando ellos nos respeten a nosotros: ¡pero toda opción es válida, que no te digan lo contrario!
Si hay que estudiar una carrera no es porque de verdad la necesites: es porque te han hecho creer que es lo mejor. Te dirigen a la creación de la familia perfecta, te dirigen al chalé en Marina D'Or, te dirigen a huir de la marihuana y renegar de la prostitución.
Qué coño: que cada uno haga lo que le salga de las santas pelotas. Mientras no moleste a los demás, como si se suicida. Faltaría más.

...

Esta tarde iba por la calle cuando un musulmán se me ha cruzado en el camino. Quería que le diese el dinero, y yo he seguido andando. Él ha insistido y yo he seguido andando. Me ha dicho nosequé (y el nosequé no es que yo llevase la música a tope, como el 95% del tiempo. Es que no se le entendía) y le he dicho que no le pensaba dar nada. Entonces ha pateado el suelo, como si fuese un perro al que fuese a espantar.

Mientras seguía mi camino (como atraco era bastante patético: había gente en la calle, así que no iba a faltar el que llamase a la policía) he pensado que si estuviésemos en Estados Unidos y yo tuviese un arma, seguramente le habría disparado a la pierna para defenderme. Yo me hubiese quedado pletórico y la sociedad me hubiese aplaudido. Pero no ha habido arma. No ha hecho falta. Yo he seguido mi camino y él ha acabado por cansarse. Cuando he llegado a casa ni siquiera estaba pensando en ello.
Así que qué os voy a decir: me alegro mucho de que España no sea un paraíso de armas. Cuantos arrebatos mortales nos hemos ahorrado. Historias que acabaron en nada y que con una pistola de por medio hubiesen sido fatales.

Posdata: más de cien seguidores salemitas, ¡qué guay! Y esos son sólo los de Blogger. Digo yo que habrá alguno más por RSS, de Favoritos y vete tú a saber de qué. Gracias por leer mis tonteras.

Facebook frivoliza la amistad


Pero vuelvo a tener a mi perro, y eso lo compensa todo. Hasta los arañazos por todo el cuerpo.

5 de Mayo de 2009

Así, a ojo: hoy es el día más importante de la Historia de España desde el 11 y 13 de Marzo de 2004 (causa y efecto, así que los colocaremos juntos). Esta victoria socialista es mucho más relevante que la de Zapatero en 2008, o la de cualquier otras elecciones en todo este tiempo. Es el hecho histórico más relevante. Las Tierras Vascas, en manos de constitucionalistas. Al 100%. No sé si son conscientes de la responsabilidad que tienen, de la fe que hemos depositado en ellos. No nos pueden fallar.

Retrato de un valenciano

El valenciano

  1. No quita el ojo de su bandera hasta que se asegura de que tiene la franja azul.
  2. Nunca pediría una paella fuera de casa. Lo primero que toma al volver de un viaje es una paella.
  3. Ama u odia a su alcaldesa. No hay términos medios.
  4. Quiere ver arder las Fallas. Sobre todo, si las odia.
  5. Lee los textos en lengua regional hasta que encuentra esas palabras que distinguen el valenciano del catalán, y deja de leer aliviado.

APM?

No todo en la televisión es basura, que no, y pensaba que ya había recomendado en este blog un programa que me encanta, emitido en la televisión catalana. No vamos a negarle a TV3 su programación ampliamente superior a la de muchas otras televisiones públicas y privadas. El programa es APM? y es una especie de batidora, pero muy bien montada. Los videos tienen gracia, pero es la transición lo que pone el chiste. Este que he encontrado no es gran cosa, pero seguramente encontréis otros más molones en el YouTube, o en la tele, si os alcanza la TV3.

Dos enlaces

Como llevo muchos días sin actualizar, tampoco se trata de animarme ahora.

  1. Ya ha salido el nuevo de ElTemplodelasMilPuertas.com, donde nos hemos hartado a reseñar libros.
  2. He creado una web (por ahora, provisional) para mi libro pottérico, que ya tiene fecha y título (y editorial que se pueda decir). Es Laguiasecretadeharrypotter.com. Podéis suscribiros al Tuenti, Facebook y tal para estar al tanto, y si no os interesa el libro, pues sencillamente no entráis que yo no me ofendo ;-) estaría bueno.