Header

Google+ Badge

La explicación del verde petillón

Este asunto no tiene nada que ver con colores, pero necesito que por un momento os concentréis en la paleta. Al final le encontraréis sentido, pero hasta entonces, por favor, no os saltéis ninguna línea. Esta es una explicación entre miles de una polémica centenaria. Habrá que explicarla con un cuento.

Villa Arriba era un pueblo hermoso. Celebraban fiestas con bailes típicos, y todas las mozas comían rosquilletas de azúcar hasta reventar. Villa Arriba era famoso porque todas las casas del lugar estaban pintadas del mismo color.

Sólo bastaba ver una casa verde para que todos recordasen aquel pueblo llamado Villa Arriba, y los villaglucosos (no tienen por qué ser villaarribanos. En este cuento, los gentilicios son peculiares, pero como ocurre a veces en el mundo real) estaban muy orgullosos de sus casas de color verde.
Ocurrió una vez que algunos villaglucosos, unidos a los pifmins, emigraron al sur. Allí fundaron Villa Abajo, que no tardó en crear sus propios bailes, canciones, tradiciones y hasta las mozas se atiborraban a rosquilletas, pero de sal. Los villasaleros, como se llamaban los vecinos de Villa Abajo, decidieron dar un color distinto a sus casas.
Los vecinos de Villa Abajo eligieron un color muy parecido al verde. Tan parecido, que los vecinos de Villa Arriba ni siquiera lo diferenciaban. Pero los vecinos de Villa Abajo sí sabían reconocerlo, porque para reconocer un color no tienes mas que ponerle un nombre. Los vecinos de Villa Abajo bautizaron a ese color como verde petillón.
A decir verdad, el verde de Villa Arriba y el verde petillón de Villa Abajo eran muy parecidos. Pero no eran el mismo, porque los vecinos de Villa Abajo habían tomado como propia esa variedad del verde original y la habían dotado de identidad, dándole un nombre. Todas sus casas estaban pintadas de verde petillón, y no había un sólo villasalero que no supiese distinguir un color del otro.

El verde y el verde petillón eran, en verdad, colores muy parecidos. Podía decirse sin miedo que el verde petillón había nacido como consecuencia del verde, pero era evidente que no eran lo mismo. Una vez, los vecinos de Villa Arriba, los villaglucosos, visitaron Villa Abajo. Algunos se sintieron ofendidos. "¡Es el mismo color! ¡Vuestras casas son verdes!". Algunos se marcharon ofendidos de vuelta a casa. Otros esperaron y, cuando el alcalde de Villa Abajo pintó un brochazo verde sobre una pared de verde petillón, todos tuvieron que admitir que no era exactamente el mismo color. Jamás se hubiesen dado cuenta de no compararlos en conjunto, pero desde ese no hubo un villaglucoso que negase la originalidad del color de Villa Abajo, ni ningún villasalero que se atreviese a negar de qué otro color venía el verde petillón.

Si le has echado un poco de imaginación, este es un debate de lenguas. El verde es el catalán. El verde petillón, el valenciano. Dos lenguas con el mismo origen y distintas características. Desde lejos, uno no podría negar que son la misma. Pero habría que verlas juntas, una sobre otra, para admitir que cada una tiene su peculiaridad. Estamos en el siglo XXI y me siento gilipollas, o siento que mis oídos se agilipollan, cuando oigo a alguien decir que el origen del valenciano y el catalán son distintos. Me molesta que haya quien domine una lengua y finja que no puede entender la otra, cuando son hermanas, pero del mismo modo me molesta que no falte el que niegue las diferencias, que las hay, entre dos lenguas de una misma paleta. Dos colores, por muy parecidos que sean, siguen siendo dos colores. Hay diferencias notables entre el valenciano y el catalán, y quizá el hecho más identificador, aunque no tenga nada que ver con la filología, es que los valencianos eligieron hace siglos dar nombre propio a su variedad. Desde ese día, su verde peculiar se convirtió en verde petillón. Puede que en Argentina o México se sientan cómodos refiriéndose al mismo rojo castellano al que nos referimos en España, pero igualmente estudian en las escuelas el rojo con su tono diferenciador. Este debate infinito entre valencianos y catalanes, catalanistas y valencianistas, se terminaría de golpe si unos admitiesen el origen de su lengua, y los otros se prestasen a reconocer el fondo diferenciador. Lo siento por el cuento de la paleta, pero es que en Villa Abajo y Villa Arriba gobiernan un atajo de paletos.

Vivirdegangas.com, que pudo ser y nanay

A finales de 2008 mencionaba en este blog de mala muerte un proyecto que me traía entre manos, sin desvelar más detalles. Prometí estreno para mediados de Diciembre y nunca más se supo. Algún curioso preguntó, yo me hice el longuis, y el asunto se olvidó antes que Eliancito el Niño Balsero.

Pues bien. El proyecto se frustró, pero ¿y qué? No pasa nada. Y si nunca llegará a ver la luz, y me apetece contaros de qué iba, pues lo hago. Porque ese proyecto era una web anti-crisis (económica, no matrimonial). Se iba a llamar Vivir de gangas (vivirdegangas.com) y pretendía ser una web participativa, 2.0, en la que los usuarios descubriesen la forma de vivir decentemente al menor precio, o de gratis.
Explico el sistema: entras, te registras, marcas la ubicación de tu casa y le pides a la web que te marque los menús de mediodía más baratos de quinientos metros a la redonda. O la biblioteca pública más cercana del trabajo. O el comedor público. O tiendas con pantalones a menos de quince euros, o cedés de segunda mano, o vete tú a saber qué-puede-ser-una-ganga-hoy-en-día.
Era una web pensada para gente humilde y gente tocada por la crisis. Gratuita, en la que los mismos usuarios enviaban sus gangas y votaban sus favoritas. Podía tener posibilidades comerciales como no tenerlas. ¿El objetivo? Poner sobre papel -o sobre la pantalla- la gran variedad de gangas o servicios y bienes gratuitos que tenemos en nuestra ciudad y de los que no somos conscientes, aunque estén en la punta de nuestras narices. En una época en la que miramos hasta el último céntimo que gastamos, y los hay que no tienen ni ese condenado céntimo, Vivirdegangas.com no pretendía vender nada, simplemente que a la gente le saliese menos caro (o incluso gratis) vivir. Que esas gangas que sólo conocen unos pocos, las conociesen unos pocos más.
Pero vinieron otros proyectos. Dificultades técnicas. Vivirdegangas.com se quedó en un cajón, y hoy estoy seguro de que nunca saldrá. ¿Y sabes una cosa? Lo prefiero. No es que mi cabeza se haya quedado vacía de proyectos, es que otros han ocupado su lugar. Esos proyectos despiertan de verdad mi vocación (¿qué vocación podía tener vivirdegangas.com?). Quede Vivirdegangas.com en la nebulosa de webs nonatas que podría haber sido un fracaso, y posiblemente es lo que hubiese ocurrido, pero la suerte de no haberla estrenado es que siempre podré imaginar lo contrario. Hay que echarle un poco de cara a la vida, ¿no?
Y nunca pararse. Jamás. ¿Arrepentirse de fracasar? Sólo conozco un fracaso, y es no tener el valor de atreverse.

Pensamientos en voz alta (i)

Si Oprah Winfrey fuese de verdad tan influyente, lograría que todos creyesen que ser gorda es guay.

CONCURSO PARA BLOGS... CON PREMIO DEDICADO

Actualización en el Concurso para webs y blogs de Crónicas Salemitas: los cinco ejemplares de La Guía Secreta de Harry Potter que recibirán los ganadores estarán dedicados por, mira tú por dónde, ¡yo! (el autor, vamos). Le tengo que dar las gracias a Ediciones B, que ha puesto todas las facilidades. Así que por si todavía no te habías animado a participar, o necesitabas una motivación (algo que distinguiese el premio de los demás libros que se venderán el día 8 de Julio), ya no tienes excusa. Eso sí, tengo que hacer dos matizaciones: este concurso es sólo para españoles, tal y como se dijo en las bases desde el primer momento (hay otro concurso para españoles+americanos). Y segundo: con dirección postal no me refiero sólo al código postal, sino también a la calle, número, etcétera. Muchísimas gracias a los que os habéis animado a participar. Por si las moscas, recuerdo cómo se hacía:

Si tienes un blog o web, todo lo que tienes que hacer es sumarte a la cuenta-atrás del libro.
  1. Copia el código del flamante flash (obra de Vito, gràcies!) disponible la sección de DESCARGAS de la web oficial o a continuación y pégalo en un lateral de tu sitio (lateral si es blog, página principal si es web). Así, además de estar al tanto de los días que faltan para el lanzamiento, entrarás en el sorteo de cinco ejemplares del libro. ¡Pero qué fácil, narices!
  2. Código de cuenta-atrás animado

    Si se trata de una web: pega el código en el código html de la página.
    Si se trata de un blog: cuando entre al menú de modificar diseño, verás la opción de agregar módulos. Selecciona un módulo de HTML, Javascript, o algo parecido, y pégalo en la caja de texto que aparezca.

  3. Una vez pegues el flash (copia el código en un espacio para html. Los blogs suelen tener plantillas para códigos) escribe al email de la web oficial (correo @ laguiasecretadeharrypotter.com) incluyendo tu nombre completo, dirección postal y un teléfono de contacto, además de la dirección del blog o web donde has colocado la cuenta-atrás (¡¡¡no te olvides de ningún dato!!!). Ya puedes poner la cuenta-atrás en tu sitio, ánimo :-). Entre el 9 y 10 de Julio se revisarán los sitios que se han dado de alta para ver que todos los participantes han cumplido las bases, al terminar el plazo se hará el sorteo y los cinco ganadores se anunciarán en este mismo blog en la segunda semana de Julio. Recibirán el libro completamente gratis y dedicado :-)

Cinco cosas obvias que tardé años en enterarme

  1. Que las Antípodas no son una región exótica de los bosques neozelandeses (o que las Columbretes no son unas islas caribeñas, sino valencianas).
  2. Que cuando se tienen X años "y medio" es porque han pasado seis meses desde el cumpleaños, y no porque haya sido tu onomástica.
  3. Que el logo de Tabacos de los estancos no es un casco de moto, sino una hoja con una 't' a un lado.
  4. Que todas las Vírgenes de la Iglesia (la Virgen de los Desamparados, la Virgen de Atocha...) son la misma virgen, y no un montón de mujeres que ascendieron a algo más que santas.
  5. Que lo que yo creía la catedral de Valencia es en realidad la basílica, y que lo que es en realidad la catedral no es un macro-complejo de oficinas arzobispales.
Todos tenemos cosas de estas. El caso es saberse reír de uno mismo.

Klaus & Kinski

Sencillamente me encanta. Podría pasarme tres días seguidos cantando eso de "mi casta proletaria...".

Irán

No sé si has visto Persépolis, o si has leído el cómic, pero a uno se le encoge el corazón al comprobar lo que Irán fue una vez y eso en lo que se ha convertido. Da la impresión que España e Irán debían disfrutar libertades muy parecidas en los 70, y apena ver cómo uno ha evolucionado y cómo el otro, ejem, ha hecho otras cosas. Da pena porque ahí viven personas de verdad, como tú y como yo. Personas que quieren vivir sin un ayatolá que le diga lo que es correcto, y que por culpa de un líder mediocre seas señalado allá a donde vayas, como si fueses del mismo palo. Otros países de Oriente Medio no tuvieron los desarrollos que tuvo Irán, pero incluso estas semanas, cuando seguimos todos los acontecimientos post-electorales, comprobamos que no se parece a países como Afganistán o Irak. Occidente los ha demonizado, y esta repentina focalización no en su líder, sino en su pueblo, tira muchos mitos que los propios gobernantes -o El Gobernante- habían montado. Dirán que Irán limita el acceso a Internet, pero yo ahí leo que mucha gente está conectada. Dirán que el opositor era la esperanza de las mujeres, pero yo he descubierto que un país supuestamente extremista da derecho de voto a las mujeres, da igual que mande un conservador. Dirán que el Consejo de Sabios ve indicios de pucherazo, yo veo un país en el que los pucherazos pueden ser denunciados por las máximas autoridades. Dirán y demostrarán que Irán no era tan triste como nos habían contado, justo cuando más triste nos tiene que parecer.

Orgulloso de ser español

Observo la bandera española y no pienso en otros tiempos supuestamente mejores. No me viene a la cabeza eso de "Una, Grande y Libre", ni me regocijo en eso del Pueblo de Dios, ni en la familia tradicional unida. No pienso en el Imperio que fuimos, ni en el dominio de los mares. Eso no es para sentirse orgulloso.
Cuando observo la bandera española no me emociono. Estéticamente no me resulta atractiva, igual que sí quiero la senyera. No necesito ser español para reafirmarme, podría no serlo. Pero ese pedazo de tela, que a tanta gente molesta, significa para mí mucho más que un miserable dictador, que ni siquiera usó el mismo símbolo. Ese pedazo de bandera, roja y amarilla, me evoca el país en el que vivo, un país multicultural donde caben andaluces, valencianos, catalanes, vascos y gallegos. Un país donde no sólo hay varias lenguas, sino que se respetan todas. Un país donde los extremos ideológicos son una anécdota que no llega al parlamento, y donde por muchas gilipolleces que diga un locutor, puede decirlas porque tenemos libertades. Me siento orgulloso de ser español porque en mi país tengo una sanidad que envidian en el resto del mundo, donde cualquiera puede recibir un riñón sin pagar ni un sólo céntimo, cuando en otros lugares invierten el otro que les queda, y donde también los españoles donan sus órganos por pura solidaridad. Un país donde nuestros cuerpos no son nuestros, sino de todos, y así queremos que ocurra cuando nos alcance la muerte.
Estoy orgulloso de ser español porque vivo en Europa, y mi país es una voz moderada e influyente en un continente que aspira a ser la máxima potencia. Estoy orgulloso de ser español porque mi país mantine relaciones con el mundo árabe, sin prejuicios, y puede ser mediador entre bandos sin riesgos de ser acusado de interesado. Estoy terriblemente orgulloso de ser español porque mi país, consciente del daño que hizo a América Latina durante siglos, invierte hoy todo su tiempo en resucitar ese Nuevo Mundo, en ser su máquina de oxígeno, en ser su mejor amigo y no el culpable de sus desdichas.
Estoy orgulloso de ser español en una España en la que cuando llegan inmigrantes ilegales a las playas, lo primero que reciben es la ayuda sanitaria de la Cruz Roja, antes que cualquier pregunta inquisidora. Estoy orgulloso de ser español porque aceptamos a los diferentes como propios, les abrimos nuestras casas, les reconocemos su dignidad.
Estoy orgulloso de ser español cuando veo la velocidad a la que hemos superado nuestros propios prejuicios. Cuando hace 30 años la mujer estaba bajo la tutela de su marido, y sólo bastaron diez años par que una mujer (y luego otra) gobernase la ciudad hasta nuestros días, y hasta las rivales son mujeres. Estoy orgulloso de que mi país no deje sólo a los familiares de los enfermos, ofreciéndole todos los medios para ayudarles, y de que los homosexuales no tengan derechos de medias tintas, sino los mismos que el resto de ciudadanos, cuando ni en el "país de las libertades" los atisban. Estoy orgulloso de un país donde el hambre es una misión a combatir en el extranjero, y no en el interior, y en el que el ejército trabaja por la paz, y no por las guerras.
Cuando veo la bandera española no siento emoción. Si fuese por la Historia, sólo me provocaría lágrimas. Cuando veo la bandera española, la constitucional, veo un país de derechos y libertades, de éxitos personales, de respeto y comunidad. La España actual es para sentirnos orgullosos, y claro que no hay que olvidar la España dictatorial, ni la España que quemaba curas, ni la España de la Inquisición. Pero recordando esa España sucia, del pillaje, de la trampa y la traición, es cuando más orgulloso de ser de la actual España. Una España plural, grande y libre.

Los lectores que no leían bestsellers


Creo que la horda de lectores habituales está inmersa en un debate sobre si leer el libro o no, prejuicios que tienen de los bestsellers. Metieron la pata con El nombre de la rosa o Harry Potter, pero Dios les dio la razón con El niño del pijama de rayas y demás holocaustos literarios. Yo me lo empecé, pero lo dejé por otros libros. En este verano le daré una nueva oportunidad, a ver. Algo me dice que pertenecerá al primer grupo, pero Dios C. dirá.

Posdata: si mi libro no tiene una tirada de 500.000, no os riáis de mí. Yo no tengo la culpa de no haberme muerto subiendo unas escaleras o tener una viuda que reclama lo que no me quitó la SGAE. Eso siempre da ventas.

Oh!bama

Al margen de su gestión, que Estados Unidos haya superado sus reticencias racistas del pasado para elegir como presidente a Barack Hussein Obama (el tema de la esclavitud -y su liberación- me apasiona. Siempre podéis recomendarme novelas al respecto), me hace tremendamente feliz. Igual que cuando el otro día vi a Patxi López de presidente de las tierras vascas, qué subidón.

Pero como a los periodistas beben y escupen sensacionalismo, os hago una apuesta: el día que haya un presidente 100% negro, y no mulato como Obama, tendremos titulares así: "UN NEGRO DE VERDAD EN LA CASA BLANCA".
Lo harán, al tiempo. Por eso hubiese preferido que se ahorrasen toda esta pantomina, cuando está claro que Obama dejará de ser el primer presidente negro cuando tengan a un 100% negro en su lugar.

Te echamos de menos

En estos días en los que pienso en mi futuro de un modo exagerado (el libro ha pasado a un sorprendente segundo plano, pese a lo poco que queda para su publicación) cada canción que suena en mi iPod parece estar en clave de lo que va a suceder. Entre el eterno repertorio ha sonado un tema que no me ha traído esos pensamientos, sino otros. Nunca te dije cuanto te echamos de menos, de Dorian (conocidos en delantedelosgrises, para contribuir al César). A veces nos olvidamos de decir lo que sentimos con más intensidad. Es terrible, porque las consecuencias pueden ser impredecibles. Y nunca sabremos que lo que provocó fue un silencio cuando no debía haberlo. Si echas de menos a alguien, díselo hoy. Antes de que sea demasiado tarde.

La cultura es libre... en 1888

Pensaba ayer en todo este debate demagogo-comunista de la cultura libre (que vale que el canon sea una BARBARIDAD, pero el otro extremo no lo es menos) y de golpe me acordé de un artículo que escribí hace unos meses para ElTemplo sobre la escritora Frances Hodgson Burnett, la de El jardín secreto, La princesita y El pequeño Lord Fauntleroy. Precisamente por esta última se celebró en 1888 (hace 121 añazos, que se dice pronto) un juicio sobre derechos de autor.

Nos encontramos a finales del siglo XIX, antes de que inventasen el automovil, la BigMac o el iTouch. El libro sale a la venta, es un éxito para la época, las madres se alegran de que sus hijos lean algo en vez de pasarse la tarde haciendo puzzles y la Laura Gallego de la época dice: "¿Veis como los jóvenes sí leen?". Con semejante recepción, no es de extrañar que un productor teatral decida llevar el texto al escenario, y se estrena así la adaptación de El pequeño Lord Fauntleroy (seguro que hubo gente que salió del teatro y dijo: "La obra es mejor que el libro", como si lo viese).
Lo sorprendente de todo esto es que la obra se estrena a bombo y platillo, con toda la espectacularidad del Broadway de la época, pero sin contar con la autora Frances Hodgson Burnett. Vamos, que ni la habían llamado (o escrito una carta lacrada, lo que se hacía en la época). La escritora tenía dos opciones: resignarse o luchar. Fue a los tribunales, hubo un litigio histórico, ganó el juicio y de lo contenta que estaba, invitó a sus amigas del club de lectura a una merienda con horchata. Fue histórico porque hasta entonces, nadie había exigido sus derechos sobre adaptaciones teatrales (todavía no existía el cine, ¡paciencia!) y esta mujer no estaba dispuesta a dar su brazo a torcer, tanto, que se salió con la suya.
Y hoy, que el debate ya no es si un autor tiene derecho sobre la explotación de su obra en el espectáculo, sino si tiene derecho a su propia obra tal y como la concibió, trato de buscar puntos de encuentro entre las dos épocas. A falta de una transcripción de aquel juicio, puedo imaginar las alegaciones de la defensa:
-Señorita Burnett, ¡usted se queja de vicio! La cultura es libre. No puede decir ni mú. De hecho, debería darnos las gracias por la publicidad que le da la obra teatral. Si no le gusta, tendrá que dedicarse a otra cosa.
Vamos: la misma cantinela que hoy en día con el internet. El mismo discurso obligacionista, el si-no-te-gusta-te-jodes, el direccionismo de es-por-tu-bien sin derecho a rechistar. Eso en 1888, pero ahora estamos en 2009. Las circunstancias han cambiado, pero el fondo sigue siendo el mismo: los escritores luchando contra una panda de fanáticos comunistas que quieren que lo del resto sea de todos pero de lo propio mejor no hablar. Y de artista invitado SGAE, a la que nadie quiere en la fiesta, haciendo todo lo posible porque no se entienda ni Dios (salvo las perras en el bolsillo, de las que saben, entienden y besan).
Me consuela pensar que los escritores ganaron aquella batalla. Qué menos, ¿no? También los habría fanáticos del otro lado, no os penséis: no faltaría el abuelo cebolletas, articulista de EL CULTURAL, que presagiase que nadie leería los libros si se adaptaban al teatro o el cine. Se han dicho tonterías en todas partes.

Hace unas semanas leía que Bebe, la cantante (y prima de), animaba a sus fans a que se descargasen su nuevo disco, llamando de gilipollas p'arriba al tonto que se gastase los duros en la copia original. Primero lo cool que queda que un artista diga esto, pero no sé en qué tipo de sociedad vivimo. Bebe, si está tan encantada de la piratería, ¡que no firme con discográficas! Es un insulto para el productor, que ha hecho una inversión en el disco (igual que hace el editor con un libro), que se le tilde de timador. Podrán ser caros, pero no querría oír yo un disco de Bebe sin arreglos, o un libro sin la mano de un editor. El cantante o escritor que no sea capaz de ver esto, no tiene excusa para no auto-editarse. Y ahí, que se lo descargue quien quiera.

Estreno

Yo no sé si porque me he tomado una cocacola con cafeína, si por estar cansado o porque me han quitado sangre, pero el primer dibujo con la tableta gráfica es una rotunda mierda. Ahora a cogerle el truco, claro, pero no iba a privaros de esta gran "obra de arte". ¡En mal momento el 2 de Mayo!

Un consejo

No soy quien para dar consejos, pero aquí va uno para quien lo quiera: nunca respondas, bajo ninguna circunstancia, a una crítica malintencionada. Ni para defenderte. Ni para decir que es injusta. Ni para demostrar que la has leído.

Me encanta discutir y que me discutan. Que me descubran mis infinitos errores. Pero hay críticas y críticas, y dedicar un sólo segundo de nuestras vidas a defendernos de las críticas malintencionadas, las que mienten para hacernos daño, es una pérdida de tiempo. Porque quien hace una crítica malintencionada es el primero que sabe que miente, de modo que ¿cómo vas a luchar contra eso? No hay modo. Cuando te das por aludido, lo único que haces es crecerles. De modo que escúchame, y hazme caso de verdad: jamás, bajo ninguna circunstancia, debes dar coba a esa gente. Cuando alguien se tapa los oídos, da igual todo lo que intentes decirle: sencillamente no te quiere escuchar, pero le estarás dando una importancia e inflando el ego de una forma injusta.
Publico este comentario hoy, porque no ha pasado nada a corto plazo que pueda relacionarlo con nada. Pero me viene a la cabeza las críticas tan injustas (no las argumentadas) que he recibido por acontecimientos recientes, y lo preocupada que estaba la gente de mi alrededor: "¿Le habrá molestado? ¿qué pensará de todo esto?". Pues con total honestidad: lo disfruté como un crío. Precisamente porque para ellos, yo ni siquiera me había enterado. No hice ni una sola alusión, ni para defenderme de las burradas. Y gané por goleada.
A mí me costó mucho aprender esto. No ha habido ni una vez que defendiéndome de esta gente, les haya hecho entrar en razón. Es que les da igual, básicamente. En cambio, desde que ignoro a los malintencionados me siento mucho mejor, y sus gritos duran tres minutos. Ojalá tú no tardes tanto tiempo en darte cuenta de lo que hay que hacer.

CONCURSO DE CRÓNICAS SALEMITAS PARA BLOGUEROS Y WEBMASTERS

Me hace especial ilusión anunciar la convocatoria del primer concurso de La Guía Secreta de Harry Potter, mi libro friki, y mucha más que Crónicas Salemitas, morada de pensamientos y tonteras, sirva de anfitrión. Sí, alma de cántaro, ¡puedes conseguir un ejemplar del libro por la jeta, y es muy fácil!

Si tienes un blog o web, todo lo que tienes que hacer es sumarte a la cuenta-atrás del libro.
  1. Copia el código del flamante flash (obra de Vito, gràcies!) disponible la sección de DESCARGAS de la web oficial o a continuación y pégalo en un lateral de tu sitio (lateral si es blog, página principal si es web). Así, además de estar al tanto de los días que faltan para el lanzamiento, entrarás en el sorteo de cinco ejemplares del libro. ¡Pero qué fácil, narices!
  2. Código de cuenta-atrás animado

    Si se trata de una web: pega el código en el código html de la página.
    Si se trata de un blog: cuando entre al menú de modificar diseño, verás la opción de agregar módulos. Selecciona un módulo de HTML, Javascript, o algo parecido, y pégalo en la caja de texto que aparezca.

  3. Una vez pegues el flash (copia el código en un espacio para html. Los blogs suelen tener plantillas para códigos) escribe al email de la web oficial (correo @ laguiasecretadeharrypotter.com) incluyendo tu nombre completo, dirección postal y un teléfono de contacto, además de la dirección del blog o web donde has colocado la cuenta-atrás (¡¡¡no te olvides de ningún dato!!!). Ya puedes poner la cuenta-atrás en tu sitio, ánimo :-). Entre el 9 y 10 de Julio se revisarán los sitios que se han dado de alta para ver que todos los participantes han cumplido las bases, al terminar el plazo se hará el sorteo y los cinco ganadores se anunciarán en este mismo blog en la segunda semana de Julio. Recibirán el libro completamente gratis (y voy a intentar que con dedicatoria. No puedo prometer esto último, pero lo intentaré), cortesía de Ediciones B.
Este es el primer concurso de los muchos que se van a hacer para conseguir el libro. Dado que aquí se cuenta con la fecha de lanzamiento del 8 de Julio, sólo podrán participar españoles, pero en los que preparan otras webs podrán participar fans de otras nacionalidades. Paciencia ;-)

Webs recomendadas: Anobii.com

Con lo internauta que soy, y rara vez me salgo del patrón general para haceros recomendaciones cibernéticas. No estoy registrado en ninguna red social y tampoco he probado suerte con los juegos online (ni los más básicos ni los más complicados. Sencillamente, no me interesan) pero como buen bibliófilo, hace meses que me enganché a aNobii.com, que aunque el nombre no diga nada (yo todavía no sé de dónde salió), sirve de estantería online para lectores como tú y como yo. ¿Y cuál es la utilidad de todo esto? Pues supongo que si tienes cien mil libros, servirá para comprobar tu biblioteca antes de comprarte equis antigüedad, pero para personas con menos fondo, nos vale muy bien para conocer otros libros y recomendaciones. Admito que cuando visito una casa, lo primero y último que hago es cotillear las estanterías, de modo que aquí puedo hacerlo sin sentirme culpable. También puedes poner a caldo la peor lectura del año (suerte que LaLuna.com lo saqué de la biblioteca pública, porque si no hubiese palidecido) o leer las buenas que otros cuentan de él. Sólo apto para lectores, vamos. Si me buscáis, soy /cronista.


Posdata: Vaya, he dicho que no estaba en ninguna red social y me olvidaba de Twitter. Ahí soy el_croni. Sí, las otras cuentas ya estaban ocupadas.

Pero qué grande sería

¿Por qué nuestras vidas no son un poco así? Tampoco digo que tengamos que ser todos unos artistas, pero no cuesta nada hacer un esfuerzo. Si alguien se pone a cantar, cantamos todos, y bailamos si hace falta. Nuestra calidad de vida iba a aumentar desde ese mismo día.

Por cierto, hoy me han parado dos ciudadanos distintos para preguntarme una dirección. Será que después de cortarme el pelo parezco un ciudadano respetable, pero cuando esperaba que agradeciesen mis instrucciones con una bella canción, se han ido tan panchos. Capaces.

Y ahora, yo

Hace días os pedía que propusieseis temas en vuestros comentarios... pues bien, es el momento de comentar algunos de esos temas, y os invito a que vosotros mismos respondáis a las interpelaciones de unos y otros. Menudo pupurrí va a salir de esto, ¡pero son vuestras propuestas!


Ahora que estás en el mundo editorial, cuéntanos las verdades y las mentiras. ¿Cómo es el mundo editorial por dentro? ¿Es muy injusto, minusvalorado, o quizás poco exigente?
Es sencillamente apasionante. Tiene cosas infravaloradas y otras sobrevaloradas. Pero en conjunto, creo que es un mundo con el prestigio que merece, osea, alto. Hay verdades y mentiras, ¿pero qué voy a saber yo, si soy un iniciado? Mi propósito es conocerlo... a la próxima, te cuento lo nuevo.

Y, bueno, no sé qué pensarás después de que te lance esta pregunta (aunque con sinceridad me viene a dar un poco igual), pero...Homosexualidad (bien pensado, en mi blog tengo una imagen a favor de la diversidad familiar así que...En fin, bleh). Fue uno de los temas más escabrosos en la historia del Foro de LGG, ¿verdad que sí? ¿verdad?
Puf, ¡ni idea! No conocía este episodio del foro de LauraGallego.com, así que me pillas desinformado. De todas formas, no sé cuál es la pregunta. Si es del escándalo de esos foros, no puedo opinar. Si es sobre la homosexualidad en sí, mi sentido común no puede buscar objeción a la libertad de nadie. ¡Faltaría!

¡Judíos!
Tengo pendiente dedicarles una entrada. No podemos culparles por lo que hacen unos nacionales. Religión y nación no es lo mismo, y ellos son los primeros inocentes de esta persecución mediática.

Quiero que hables de la obesidad, desde luego o.O
La prefiero al enanismo, aunque creo que cada vez respondo algo distinto (Eme lo sabe...).

Raquel y Pochi
Algún día haré una antología de historias que se han creado con personas de mi entorno. Está esta, también la de Conchi Laputa (que merece antología propia, y la tendrá dentro de exactamente un año, cuando mis amigos se graduen. Será mi regalo) o Glaucón, el de Botánico Cabanilles. Lo malo es que Raquel, a diferencia de Conchi o Glaucón, me puede demandar. Por eso cifraré su apellido por algo como Raquel Queascó.

10 RAZONES POR LAS QUE NO VOTAR A UPyD EL PROXIMO 7 DE JULIO + 10 RAZONES POR LAS QUE VOTAR A IA EN LAS PROXIMAS ELECCIONES EUROPEAS
¿IA qué es? ¿Un intento de Iniciativa Internacionalista o de Izquierda Unida? Sobre UPyD, diez razones no me apetece, pero te daré unas cuantas porque ni estoy afiliado, ni les devo nada.
  1. Hablan de defender la Constitución, pero sólo en lo que a ello les interesa. En otros punto, quieren cambiarla.
  2. No se atreve a meterse con la imposición del valenciano en el Reino, porque saben que el perfil del valencianoparlante no tiene nada que ver con el catalán, gallego o vasco, y que les puede salir el tiro por la culata.
  3. No sé qué pueden proponer en unas municipales fuera de comunidades bilingües que sea tan distinto al PSOE o al PP.
Hay más, y con todo, son la mejor opción actual...

El poruqe de los Blogs
Por una mezcla de vanidad y necesidad comunicativa.

Yo me muero de ganas de que nos chives un miedo absurdo, algo que te dé vergüenza o algo que te podría hacer llorar. En definitiva, algo que nos haga conocer el lado humano del Cronista de Salem, para que dejes de ser el extraterrestre de desbordante inicativa capaz de ganarle la batalla al tiempo o el "debatidor" infatigable al que se le puede llegar a odiar por defender tan bien una idea de la que uno está en contra.
No puedo estar solo y rodeado de gente que no conozco. Soy capaz de cosas histéricas por salir de esas situaciones. La sensación de que me miren me provoca vértigo.

Critica ha algún libro en especifico también podría ser
El niño del pijama de rayas es un libro que yo no hubiese recomendado publicar, ahora que hago informes de lectura. Lo hubiese descrito como típico, estúpido, simple y sin coherencia interna. Te juro que suscribo esa opinión al 100%, después de ver el éxito que ha tenido. Mi opinión de sus "fans" no es precisamente buena, aunque si leen más, creo que se habrán olvidado por completo de Bruno en tres meses. Claro que no fueron precisamente los buenos lectores los que llevaron a este libro al éxtasis... Crepúsculo también me pareció bien malo, pero sí le hubiese visto un valor comercial. Entiendo su éxito. Con El niño, sigo perplejo.

pues me encantaría saber tu visión sobre: la imaginación.
Creo que es lo más valioso que tengo, más que las piernas o la salud. Gracias a la imaginación, puedo llegar a imaginar que tengo todo eso. Siento muchísima lástima por la gente que no tiene ni una gota de creatividad, aunque para ser justos, no se suicidan porque no saben lo que se pierden.

¿Merece Madrid las olimpiadas?
Sí, ¿por qué no? Otra cosa es que los madrileños o españoles las quieran. Yo, como ciudadano de la subsede olímpica, no estoy seguro de querer que se la concedan. Y temo el día que a Rita se le ocurra presentar a Valencia como candidata. Rita es Rita, y Valencia es Valencia. Si aguanta otros veinte años en el cargo, me juego lo que queráis a que lo intenta.

¿Harías un chiste sobre la anorexia o sobre la bulima, por ejemplo?.
Son temas muyyyyyyyyyyyyyyyyyyy delicados y que duelen mucho.
Una bulímica se comió a una anoréxica y la vomitó. Fin. Nunca se me han dado bien los chistes.

habla sobre lo bueno que seria queel capitalismo se fuera de la sociedad jajajaja
Si el capitalismo se va, me voy yo con él. Zapatero se jactaba hasta hace poco de que el mundo había abandonado el neoliberalismo y había elegido al socialismo. Patada en los huevos después de las elecciones del pasado domingo, imagino.

¿qué opinas de que hoy 70 años después del fin de la Guerra Civil, 34 después de la muerte de Franco y 31 después de haber entrado definitivamente en democracia, se haya abierto la primera fosa común de los represaliados durante la Guerra Civil y el Franquismo por orden judicial?
Lo veo absolutamente necesario. Demasiado tiempo se ha tardado. Ahora bien: como sólo se habla de fosas de unos, parece que los otros no mataron. Franco recuperó a todos sus muertos durante su dictadura, pero hasta donde sé, fueron tantos los de un bando como del otro. Por eso no se puede utilizar una exhumación como arma política, porque ya no quedan fosas nacionales que nos recuerden también sus muertos.

A mi me gustaría una entrada sobre lo que opinas de ciertos temas psicologicos. Más concretamente, de las diferencias entre enfermedad mental y trastorno psicologico. Es que mi profesor de Lengua considera mentirosos a lo psicologos, según ella todas esas cosas que dicen no son ciertas. ¿Tu que opinas? Son ciertas o no? Hay diferencias entre Trastorno psicologico y Enfermedad mental?
Tengo una opinión un tanto negativa de ciertas corrientes de la psicóloga a bautizar absolutamente todo. Pienso que un síndrome no se "descubre". Un síndrome "se crea", cuando a uno le apetece bautizarlo, y si alguien quisiese, podría crear el "síndrome del bloguista adicto". Culpa de este exceso de "patologías" ocurre el descrédito actual a la psicología, además que como carrerá, no es de sentido común que no traten con personas hasta que han terminado sus estudios.

El sacramento legal

El otro día puse a caldo eso del bautizo civil, lo que no me acordaba es de una anécdota personal de cuando yo tenía unos siete años, y haciendo memoria, me he reído solo como nunca. Por lo tengo que podemos ser de niños, y lo que se nos queda -bastante- para después.

La historia es que hasta que tuve unos diez años, pensaba que la Comunión era un estado civil... aparte del sacramental. Exacto. Así de tontos nacimos, o nací yo.
La culpa no la tengo yo: en mi casa, yo no podía ir de copiloto en el coche "hasta que tomes la comunión". De ahí que yo lo consideré un estado civil igual que la mayoría de edad, lo mismo. Me imaginaba al policía comprobando si tenía crucifijo colgando del cuello, y un "ya se puede marchar" después de darse por satisfecho. No podía ir de copiloto con ocho o diez años, no: cuando tomase la comunión, y punto.
Eso me ha traído otros dos recuerdos: la vez, de más pequeño, que abrí la puerta del coche en mitad de la autopista (y se me castigó a no ir tampoco en ventana "hasta tomar la comunión". Creo que soy la única persona en el mundo que ha cumplido un castigo con años de duración. El día de mi comunión no cabía en mi gozo. Frente a mis narices se abría la España de la libertad). El otro requisito legal es más a broma, pero intentó tener calado: el condicionante para tener una camisa con mis iniciales era tomar la Confirmación, igual que mis hermanos. Dado que me retiré del curso cuando estaba a punto de terminar, no se me consideraba merecedor de ello. Claro que ahí ya no pensaba que la confirmación fuese un requisito legal, claro. Ahí se llamaba chantaje sacramental, y punto. No me confirmé. Y tuve camisa.

Un análisis más de las elecciones europeas

Ayer votamos menos de la mitad de europeos, en una fiesta de la democracia que debía significar una alegría para el continente en su conjunto y se quedó con la indiferencia a la que estamos acostumbrados. Cada país se jugaba lo suyo: imposible hacer elecciones en clave europea si los mismos partidos son nacionales, y cada uno gana o pierde de acuerdo a su porción. Ayer no perdió el partido socialista; perdió el grupo socialista europeo, que si éste hubiese ganado y el PSOE naufragado, todavía hubiesen podido hablar de victoria. Claro que esta vez, sí, la conjunción de los astros ocurrió y PP y PPE coincidieron en España y en Europa.

Cada uno ve la botella como quiere, pero las expresiones de sus rostros cuentan lo que callan sus palabras. Rajoy se sentía vencedor, Zapatero... ¿dónde estuvo Zapatero? Zapatero, sencillamente, no apareció. El discurso de López Aguilar fue decente, el de Mayor Oreja me resultó horrible: ¿cómo nos va a inculcar europeísmo un político cuyas palabras de victoria fueron única y exclusivamente en clave nacional? Qué cosas. Digan lo que digan, ni el PP ha arrasado ni el PSOE ha naufragado en medio de la crisis mundial. Sí, hay ganadores y vencidos, pero tampoco para tirar petardos.
Quienes tendrán que hacer un riguroso examen de autocrítica son los psocialistas, que han abusado del Obamismo y ahora les ha estallado en la cara. Si los europeos están atentos a esa conjunción, ha querido que sea de demócratas con centro derecha. También es una mentira, dicha por Pajín, que los gobiernos hayan perdido: quizá no hayan sacado sus mejores resultados, pero los centroderecha Sarkozy y Merkel han sido los claros vencedores, y nadie ha votado a los socialistas para que nos saquen de la crisis. No sé qué análisis sacar a esto, pero el pueblo es soberano y así lo ha decidido. Sobre el éxito -nada exagerado- de Berlusconi, pues no sé. Me ahorraré lo que pienso de verdad por si tengo que visitar Italia en los años venideros.
Sí es preocupante la subida de extremistas y euroescépticos en el parlamento. El PSOE, que tanto ha jugado con que el PP es la extremaderecha, reconocerá ahora que no tiene nada que ver con lo que se ve en el resto de Europa, y que bien agradecidos podemos estar a que partidos como Falange o Democracia Nacional se queden en casa. Pero tampoco pequemos de antidemócratas: están ahí porque les han votado. Habrá que ver qué han gestionado mal los gobiernos para que los europeos se sientan perjudicados por la inmigración. No podemos insultar tan rápidamente.
El PP ha crecido ligeramente en el Reino de Valencia, clásico entre sus feudos, y eso que había trama de corrupción (bastante flojita, todo hay que decirlo) de por medio. El PSOE (o PSOE-PSPV, arg) va a menos, y ya es hora de que hagan el examen de conciencia de sus vidas. Sólo Leire Pajín advirtió los miles de votos que perdía su partido por unas "inocentes" siglas, y el Congreso de Valencia hizo oídos sordos a cambiar el nombre. Pues mientras el Partido Socialista sea del País Valencià, el poder lo tendrán a años luz. Nunca fue tan fácil quitarse un lastre (no creo que el psoe actual sea catalanista, ya pasaron esa moda) y sin embargo, siguen obstinados con ello. Pero hago una predicción: lo del nombre se volverá a someter a votación, y acabará cambiándose. No faltará mucho tiempo para eso, y Moncloa tendrá algo que ver. Digo que el catalanismo es inexistente porque incluso ERC, que se presenta aquí y con una fuerte campaña (sobre todo en los campus universitarios) no ha sacado mas que el 0'50% de los votos. Decir que el 0'50% de los valencianos son catalanistas es menos que cuatro gatos, así que hay que quitarse de una vez el sambenito.
Y UPyD, que me dejo para el final. Voté con poca ilusión, básicamente porque soy europeísta convencido y todavía no encuentro partidos puramente europeos. Quería que sacasen representación y la han conseguido, y grité de alegría cuando lo vi, y me di cuenta, entonces, que sí había votado con muchas esperanzas. Cuando era pequeño, Izquierda Unida, los comunistas, eran la tercera fuerza de España. Hoy esa tercera fuerza está más que diluida y difícilmente puede llamarse "fuerza", mientras que un partido con menos de dos años de vida, en un país claramente bipartidista, ha conseguido hacerse un hueco ya por fin indiscutible. Rosa Díez sufre vetos continuos (es increíble que no les invitasen, esta vez tampoco, a los programas electorales de TVE, la televisión pública. Las excusas eran como siempre peregrinas y contradictorias) y sin embargo consigue llegar a la gente y ser una política muy bien valorada. Cuando Rosa (en España, a las mujeres políticas se les llama por el nombre de pila. No es machista, es una costumbre inexplicable) dejó su escaño europeo por liderar un partido nuevo, "transversal", muchos auguraron su muerte política. Hoy, sin embargo, es en ocasiones la única líder con aprobado en el ámbito nacional y sus intervenciones en televisión son audiencia asegurada. Es de risa que Cuatro no la haya mencionado en toda la campaña electoral, y hoy, a bombo y platillo, anunciaban que mañana estará en Las Mañanas. Claro, ya no puede quitar votos. Lo que puede dar es audiencia. Jodidos hipócritas de los medios.
No odio a ningún partido. Tengo fe en casi todos, y no me salen granos cuando habla Zapatero o Rajoy. Pero tengo un modelo de Estado en la cabeza, centralista, igualitario, justo, y el único partido que lo defiende se llama UPyD. No sé si en las próximas elecciones será lo mismo. Mi voto no le pertenece a nadie. Pero estoy satisfecho de mi voto útil, también del de las elecciones generales de 2008, y es un ejemplo de superación y esfuerzo que esta mujer y sus chicos hayan llegado a donde están. Los del PSOE ven por fin que también les ha quitado votos a ellos. No serán tan malos estos upedeystas, no. No serán tan malos.

VOTA EN BLANCO SI QUIERES, PERO VOTA

Franco nos quitó el derecho a elegir. Décadas sin democracia como para que nos pasemos los siguientes treinta años sin utilizarla. No. La abstención es el triunfo de las dictaduras, el "el pueblo no quiere votar". Me trae sin cuidado lo que votes, pero vota, aunque sea en blanco. En blanco porque han sido unas elecciones vergonzosas, con la peor campaña que he visto en mi (joven) vida. En blanco porque no se ha hablado de programas, sino de rivales. Pero pese a todo, existe un proyecto general, un sueño por Europa. Sueños que no son tan distintos, a fin de cuentas, pero tienen sus peculiaridades. España, con un PSOE liberal y un PP socialista, no nota diferencia alguna cuando manda un bloque u otro en Bruselas. Los dos defenderán proyectos nobles, podemos estar seguros de ellos. También tienes a CiU+PNV con ese ideario federal, tan respetable, y esos ERC+BNG+Aralares que bueno, están. Luego existe IU, que si te he visto no me acuerdo, pero capaz que en Europa tiene más solidez que en España, y promueve algo de fiar y para el pueblo. Y por último está UPyD, que tampoco me ha quedado muy claro lo que ha hecho en campaña, discreta por obligación, pero que tendrá mi voto porque por desgracia, y hasta que tengamos partidos puramente europeos, votaré en clave nacional. Un mal enorme. Pero si vamo hacia la Europa federal, una única circunscripción y aquí paz y allá gloria. Si hay que votar a un Jean-Paul du Fombelle en vez de un Juan Español, adelante. No creo que haya que ser negro para defender a los que sufrieron en la esclavitud.

Vota, eso es todo. Simplemente por no darles el premio de la abstención, que es lo que han buscado como nunca.

Las postales de Navidad

El otro día me descubrí boceteando la postal de Navidad 2010, que según mis amigos tendría que ser de Invierno, porque mis motivos no suelen ser muy cristianos. Lo que pasa es que cuando tengo una idea no quiero que se me escape, y más vale tenerla bien plasmada en papel. Andaba yo pensando en este asunto cuando he recordado uno de mis traumas de Primaria: ¡las mismísimas postales de colegio! Y de cómo de injusta puede ser la vida a esa edad.
Durante varios años, participé en los concursos de postales navideñas del colegio (sí, ya imagino algún lector que estará riéndose, pero que se espere hasta el final. Todo acaba saliendo, señores...). Al llegar Diciembre, el tutor de clase nos daba una cartulina a cada uno de la clase y nos animaba a dibujar la mejor de las postales, todo con el propósito de que la nuestra saliese elegida como la mejor postal del colegio, y por lo tanto, pudiese ser reproducida en la que se enviaba a las familias al llegar tan sacrosanta fecha.
Yo me esforzaba muchísimo. Hubo años que hacía postales cómicas, muy elaboradas. No gané. Otros años me decidía por estilos más serios. Tampoco gané. En unas metía mil elementos. No gané. Y en otras, me atreví con un diseño sencillo, con una simple virgen con el niño. Ni con esas.
Año tras año, la postal elegida por el claustro me disgustaba, pero pase. Después de todo, me fui de allí con doce años, y las mías no eran las mejores. Pero donde me superaba el asunto (y aquí ya sé qué lectores se están riendo) es que en clase, que éramos 27, ni siquiera elegían las mías entre las 3 o 4 mejores. Año tras año, elegían a los mismos, y año tras año, mi postal quedaba fuera de la más básica de las selecciones. Las mías siempre fueron las mejores de clase, con diferencia, y sin embargo siempre fueron ignoradas hasta un punto que rayaba la humillación, sobre todo en los dos últimos años, donde el tutor me tenía un cariño que puede interpretarse por irónico.
Había compañeros que se solidarizaban y no entendían porqué mis postales eran siempre ignoradas incluso en la primera selección. Pero los ganadores, en ocasiones, se lo creían demasiado (cosas de aquella edad), y acaban creyéndose que sus trabajos eran verdaderas obras de arte. Ninguno lo era. Y con todo, la diferencia era notable y se negaban a admitirla. ¡Puede sonar pretencioso o a rencor, pero cada uno tiene sus traumas! Yo querré mucho a los ganadores, varios buenos amigos de entonces y ahora, pero a cada uno nos marcó una cosa distinta en la infancia y esto es lo que más me molestaba con cadas navidades. Luego me cambié de colegio y gané el concurso de clase año tras año. Una vez hasta el del colegio, pero ¡ah, benditos Legionarios! Colegio de chicos, y la postal reproducida fue la del colegio de las chicas. Creo que lo que no gustó de la mía es que la virgen enseñaba un pezón. Estaba amamantando al Niño, ¿acaso era tan grave?
En fin. Será por el trauma infantil, superado en la adolescencia, o por otra cosa, pero creo que nunca he dejado de enviar postales (que muy pocas personas responden, o envían por propia iniciativa). Para mí es de las tradiciones más bonitas del año, quizá porque es la única ocasión en la que pinto mis dibujos (y tampoco es que me mate a hacerlo, porque no uso mas que un color). Ahora dibujo postales que tienen relación con una novela que he escrito en el último año. Y me temo, un año más, que la del próximo volverá a ser hereje (aunque imposible de superar la del año pasado, ubicada en el averno). Hasta navidad, señores.

Bautismo civil

Pedro Zerolo, el último abogado que querría tener en el Infierno, oficia en Madrid el primer bautismo civil, ademán hijo de Cayetana Guillem-Cuervo (de la que podríamos citar mil películas y ninguna), y lo describe como "acto laico de bienvenida a la ciudadanía".

Pensaba que era una subnormalidad, pero hoy he recibido otro sacramento laico: mi primera visita a Hacienda, que me ha hecho sentir adulto de golpe y porrazo. Supongo que será el equivalente a la comunión, porque la hostia que me he llevado no ha sido floja. De papeleo, digo.

Que un niño con zapatos nuevos

Llego a casa y me encuentro con varios paquetes a mi nombre. El portero de edificio me dice:

-¿Será tu libro?
Y yo.
-¿Eh? -mi madre, que no puede callárselo.
-Ya me lo ha contado tu madre -confirma. Si por mi fuese, creo que no se lo diría a nadie-. Me ha dicho que te avise corriendo cuando llegue un paquete, a ver si es el libro.
Teniendo en cuenta que recibo paquetes con libros -y no precisamente el mío- con relativa frecuencia, el portero puede aburrirse después de una semana días. Hoy mismo recibía tres paquetes, y uno de ellos ni lo recordaba. Cuando subo a casa hago memoria. ¡El Estatuto de Cataluña!
Sí, es verdad. No lo recordaba, pero pedí un ejemplar a la Generalitad de Cataluña (tú también puedes pedirlo. De hecho, os reto a los latinoamericanos a que pidáis vuestro ejemplar, a ver si os llega. No hay límites de territorios, y el envío es gratuito para todos). Más contento que un niño con zapatos nuevos (qué carca es esta expresión. ¿A vosotros os hacía ilusión tener zapatos nuevos? A mí me importaba un pito) me he puesto a ojearlo. La de polémica que trajo este Estatuto, y qué pocos se habrán molestado en leerlo. Si lo lees no es tan grave, aunque tiene un aire de nos-da-igual-lo-que-haga-España que tira de lado. De hecho, habría que ver las menciones que hace a España. Yo no he encontrado ninguna, sólo "el Estado". Pero bué. Aquello de "nación" no es culpa del Estatuto, sino de la Constitución Española, que reconocía lo de "multinacional". Así que todos calladitos, que los catalanes no han improvisado nada.
Luego hay cosas feorras. No me gusta lo del control hidráulico, es cero generoso. Ni lo de las arcas, que es una estacada a la España solidaria y social. Claro que yo, que soy más castellanista que español, siempre voy al tema de la lengua, y tampoco es tan grave, oigan. Lo que pasa es que el Estatuto incurre en contradicciones: por un lado te dice que las dos lenguas son oficiales y los catalanes tienen derecho a utilizarlas indistintamente, y luego te mete que hay que meter el catalán hasta en la sopa, como si fuese la lengua única de su pueblo (¿es que no hay catalanes que hablan castellano con otros catalanes? porque yo soy valenciano y uso castellano con toda la gente de mi alrededor).
En fin, que una polémica pasada. Me da pena el asunto, porque siempre se empeñan en lo que nos diferencia y no lo que nos une. Es una paradoja que sean europeístas y nacionalistas a la vez, no hay por dónde cogerlo. Pero ellos sabrán, aunque aquí hacemos camino. Una barbaridad por las que echo de menos a Franco (la única): el metro de Nueva York usa el castellano, el de Valencia no. No es que quiera resucitar al Generalísimo (¡válgame Dios!) sino que algunos dirigentes huelen a fascistas del otro lado, que es igual de fascista.

Vos

Hoy iba a publicar una viñeta sobre la obesidad mórbida, que me produce un tremendo placer (¡dejad que me explique, y luego, porque querréis hacerlo, me matáis!) pero como deberes no me faltan prefiero dar la vuelta al micrófono.

Hoy propones tú.
Igual puedes decir lo que te salga de los mismísimos como proponer el tema de mi próxima entrada.
Que luego haré lo que me entre en gana, pero ahí queda. Sirva esta entrada para el exabrupto del día.

Love of lesbian

Ya conocía varias canciones, pero Spotify me ha permitido conocer toda su discografía. Es genial.

Un comentario popular

Estoy seguro de que la cadena perpetua tiene mucho más apoyo popular de lo que querrían admitir los políticos, y detesto que izquierda y derecha se niegue a admitir un clamor social que lleva años sonando. Estoy a favor de la cadena perpetua en tres casos exclusivos, ni uno más: pederastas, violadores y terroristas. Y lo siento, pero los asesinos de Marta del Castillo no me parecen dignos de esta pena... de hecho, me parece un asesinato tan aburrido que no pasará a la historia de la criminología. Es un asesinato de lo más simple, de los que hay casi a diario. Que la mediatización no nos ofusque y acabemos viendo hitlers donde sólo hay asesinos de poca monta. No se me ocurre una razón objetiva por la que estos niñatos, que no son otra cosa, deban pasar más de lo que dice el Código Penal actual. Sí, aunque los Del Castillo opinen lo contrario. Todavía no sé cómo hemos dejado que éste se convierta en el caso del año. Claro que si nos alarmamos así con la gripe porcina, no sé cómo no vamos a armarla por algo así.

Un comentario impopular

Que en el último accidente de avión hubiese siete niños y un bebé no me provoca ninguna reacción fuera de la pena colectiva. No sé: a veces tengo la impresión de que vale más la vida de un niño o un bebé que la de adulto. Pues voy a decir un comentario impopular: una vida vale lo que la gente de su alrededor, y una persona adulta generalmente tiene más vínculos afectivos en su entorno y por lo tanto, más dolor con su pérdida. De modo que: me suelen dar más penas los adultos que los niños, y qué decir de los bebés (sobre todo si los padres también mueren en el accidente: en ese caso, pobres padres).

Si a esto le sumamos aquello de "los niños y las mujeres primero...". Los niños pase, ¿pero las mujeres? Que se rebelen contra ese enunciado machista. Las equiparan a los niños por inferioridad, no por amor ni ningún cuento chino. Si estuviese en el Titanic, no imagino razón lógica por la que María iba a escapar antes que yo. La caballerosidad está bien, pero no podemos confundirla ni con el machismo ni con la gilipollez. Que se trata de vida o muerte, narices.