Header

Google+ Badge

Garzón

El juez Garzón me entra mal por una razón primordial: su obsesión por ser protagonista, que le lleva a querer estar en todos los frega'os. ¿Servicio a la justicia? Permitidme que lo dude. O un 40% servicio a la justicia por un 60% de populismo. No me gusta la gente que quiere salir en la tele día sí día también. Por eso digo que Garzón me cae mal de entrada, pero hay más. Mucho más.

Estos días es noticia porque lo van a sentar en el banquillo por presunta prevaricación a la hora de juzgar crímenes franquistas. No me voy a meter en camisa de once varas porque no me he empollado el tema, ¿pero no fue él quien evitó juzgar a Carrillo por los crímenes de Paracuellos, empleando los mismos argumentos que ahora niega con los franquistas? A mí, que me encantaría ver a los fascistas juzgados, no me gustaría menos ver en el banquillo a los republicanos que se portaron igual de mal. Alguien que sólo es capaz de ver el crimen en un bando me huele bastante mal.
También me huele mal un tío que persigue al PP. No porque persiga al PP, porque al PP no lo han sentenciado de nada que no haya hecho por sus propios medios, sino porque es un obsesión enfermiza por el partido político de la opisición, él, que estuvo una vez en las listas electorales del PSOE. Eso sería suficiente motivo como para apartarlo de cualquier causa judicial en la que participen partidos políticos, porque no hay que ser un lumbreras para ver que él ha estado metido hasta el fondo en las causas de unas siglas. Pero a Garzón está visto que hay que permitírselo, igual que al PP la corrupción.
Lo mismo con el banco Santander: el presidente le paga un viaje -y Dios sabe que cuando hay una cosa, puede haber muchas más; lo mismo de lo que no nos enteraremos en Gürtel- y el juez se ocupa de que la entidad bancaria se libre de un proceso judicial. ¿De verdad se puede decir que Garzón sea un juez honesto y transparente? ¿Acaso estos argumentos o mil otros, como escuchas telefónicas ilegales, no son suficiente razón como para apartar a este tío de la justicia?
No hay que ser fascista para apoyar la causa. Porque por más que nos hagan creer lo contrario sus amiguetes políticos, Garzón no ha sido el adalid de nada más que de su imagen e ideología. Ha ensuciado la justicia, igual que muchos otros jueces, y sus méritos tienen más que ver con su obsesión por estar siempre en los medios que una auténtica y noble causa por la ley. En este país todavía hay que juzgar a muchos políticos y fascistas, desde luego, igual que a republicanos y exministros. Lo único que espero es que no sea este juez. Ninguna persona objetiva puede negar que las tres causas contra él están perfectamente razonadas. No nos ceguemos y admitamos que el rey se ha creído inviolable.

16 comentarios:

Enrique dijo...

Yo no sé mucho sobre Garzón y pero no creo que sea un mal juez. Ahora mismo se le está criticando por el juicio de los crímenes del franquismo y se está olvidando lo que ha hecho en los anteriores juicios. Pinochet, E.T.A.,.etc. Muchos juicios.
Personalmente creo que juzgar a estar alturas los crímenes del franquismo no viene demasiado a cuento, pero si se ve oportuno investigarlo tendrían que poder hacerlo.
En definitiva, aunque en algunos momentillos a Garzón se le ha visto de que pie cojea... No creo que por ello tenga que ser juzgado.

Cronista dijo...

Hombre: si Garzón se ha saltado la ley, lo malo, lo injusto, sería no juzgarlo.

Vuely dijo...

Pienso igual que tú. Al principio me caía bien por lo mismo que dice Enrique, ya que llevó un trabajo muy laborioso adelante contra ETA, Pinochet y compañía; pero lo que tampoco voy a hacer ahora es decir "como lo hizo bien, voy a pasarle lo que está haciendo ahora".

Una persona no es lo que hizo, es lo que hace día a día, y este tío en cuestión está demostrando que no debemos dejarnos deslumbrar por el pasado de nadie, ya que el presente puede ser tan crudo que deba ser juzgado.

Anónimo dijo...

Enrique, por muy buenas cosas que haya hecho una persona, en elmomento que hace algo ilegal debe ser juzgado.Lo que tengo muy claro es que se cree un elegido, y como dice Cronista lo hace todo por popalaridad y reconocimento público, ¿qué necesidad tenia de juzgar a Pinochet cuando habia sido detenido en Inglaterra y podía ser juzgado alli? Creo q su insistencia tuvo mucho que ver...

Juan Ángel dijo...

Mmm. Los argumentos en su contra que das son bastante buenos. Pero obvias los que son a su favor.

¿Que es populista? Pues claro. Pero hace justicia donde parece que nadie quiere. Según sé, también juzgó el asunto del GAL: no solo al PP, como tú dices.

Hablan de que no se puede criticar una denuncia por quién lo haga, pero es significativo que sean los herederos de los presuntos criminales los que ataquen al juez. Además, según también tengo entendido, en caso de sospecha de crímenes contra la Humanidad, cierta convención de la ONU acordó la invalidación de cualquier ley de amnistía (por lo cual Garzón no estaría cometiendo la prevaricación de la que se le acusa).

Tendrá bastante en su contra, pero tampoco todo. No me parece justo criticar tan duramente al que, de modo más o menos mediático, se mojó en numerosos casos de no poca importancia.

Alehop dijo...

¿De verdad crees que el PP ha sido perseguido? Creo que ellos mismos se han buscado lo que tienen y no ha hecho falta que nadie andara "acosándolos".

A mí me parece perfecto que investiguen los crímines franquistas. En otros países que han tenido dictadura se ha hecho este tipo de juicio y, que yo sepa, los jueces encargados no fueron sentado en el banquillo.

Puedo entender que moleste que haya más intenciones que la misma justicia, pero también creo que los que se dedican a juzgar a Garzón tienen sus propios intereses y sus ideales.

¡Saludooos!

Estelwen Ancálimë dijo...

Sin haberme leído los autos del juicio (y no voya poderlo leer, obviamente), me niego a pronunciarme sobre este asunto porque los medios de comunicación cuentan lo que les da la gana como les de la gana y por eso no me fío de casi nada de lo que dicen. Así pues, creo que ni yo ni ninguno de los que se han enterado de esto por el telediario puede saber si está siendo juzgado por causa justa o si se está cometiendo una injusticia con él.
Personalmente, Garzón siempre me ha caído bien. tendrá sus cosas como todo el mundo, pero también tiene un par de huevos y se la ha jugado muchas veces por defender la legalidad a riesgo de que le volaran la cabeza. Reconozcámoselo. Y, si ha infringido la ley, pues que pague por ello como todo el mundo. Pero, insisto, por experiencia propia (trabajo en el sector de la Justicia) puedo decir que pronunciarse sobre un asunto judicial sabiendo sólo lo que dicen los medios de comunicación es, casi con toda seguridad, pillarse los dedos.

Pilar Cuadro dijo...

Eso de que sea un juez estrella no lo veo justo... Yo fui un día a verle hablar en una conferencia sobre Derecho Internacional convocada por Amnistia Internacional. Fue como en enero, y estuvo suuuuuper interesante, pero ya te digo que no contó nada que fuese nuevo. Eso sí, aproximadamente 7 u 8 medios de comunicación (muchas agencias) estaban cubriendo el evento. Casi todos ser fueron menos VEO7, Libertad Digital y algún que otro compadre de estos. Ya te digo yo que su conferencia no merecia para nada que hubiese tres cámaras esperándole en la salida en una charla para universitarios y ahí estaban. No creo que Garzón llamase a ninguno de ellos para que le fuesen a grabar, él no llama a los medios asi que no creo que tenga intención de ser estrella de nada tampoco. Es de sobra sabido que él no elige los casos, éstos son repartidos por la Audencia y en todo caso son los investigadores de la policia los que le piden para que instruya su causa porque creen que lo hace mejor que nadie.
Respecto lo del partidismo, es la reacción del PP la que da vergüenza. Hace años cuando justo después de salir del Gobierno socialista se dedicó a investigar los GAL solo recibió halagos por parte de la derecha de nuestro país. Y ahora se quejan. Se quejan porque saben que a estado a punto de investigar una cuestión que hubiese levantado demasiada mierda encima de algunos. Eso nos concierte en un país casi antidemocrático. Una serie de personas se enfada porque un juez quiere investigar algo (que además desde mi punto de vista es necesario por) y lo denuncia porque claro "como no les gusta". Y lo peor viene ahora, cuando un oportunista PP además perseguido por el Gurtel (algo que se han comido ellos solitos, escuchas ilegales de lado pero que han sido validadas por varios jueces para ser ahora tumbadas) no encuentra mejor forma de zafarse que atacar al juez.
Como juez de verdad que creo que haya poco que reprocharle. Es un ejemplo mundial de la defensa del derecho internacional. Creo de verdad que lo que da asco es este país nuestro donde se permiten cosas así...

Pazcual dijo...

No me gusta mucho como huele el asunto Garzón, así como no me gustó el asunto Gürtel. Sin embargo, no hay que negar el trabajo que Garzón ha logrado, sin embargo, si es cierta la información que escribes aquí (sobretodo en el caso Santander, que a opinión personal, era algo que desconocía..por lo menos desde ese ángulo)entonces es mejores que la investigacion contra los franquistas pase a otras manos, mucho más objetivas, y se pase entonces a investigar a los republicanos; esperando que los resultados de ambos logren una reparación justa, porque en España (y así es como lo he visto desde que llevo meses dandole vueltas a la ley del 77 y todo lo que esconde) no han querido -o no han sabido- manejar muy bien todo este asunto de la reparación de victimas y de la reconstrucción de la verdad, entre otras cosillas que no pienso resaltar aquí.
Por otro lado, toda persona que tenga un puesto público o tenga un vinculo con el Estado y se demuestre que ha fallado debe ser juzgado. Si no, ¿entonces para que tener un estado? Mejor se monta un teatro y nos reímos como tontos.

Toño Viñas dijo...

A mi lo que me llama la atención es cómo cambian las cosas con el paso del tiempo: cuando Garzón investigó al GAL los del PSOE lo detestaban y los del PP lo amaban.

Ahora es todo lo contrario (tal vez "porque lo aconseja la jugada", como diría cierto Fiscal General del Estado).

Y de lo del GAL fue después de que Garzón fue en las listas del PSOE. Atando cabos...digamos que apenas se me ocurre nada bueno que decir de Garzón.

Enrique dijo...

Estoy contigo, Cronista, en que si Garzón se salta la ley tendría que ser juzgado.
Aún así, no creo que haya cometido prevaricación porque han sido unos partidos de extrema derecha los que denunciaron al magistrado. Para ellos siempre va a ser prevaricación porque verán cualquier sentencia como injusta pues, al fin y al cabo, va en contra de su ideología.
No voy a apoyar ni criticar a Garzón porque se ha convertido en la bandera de algunos partidos y en el blanco de sus contrarios.
A lo mejor el juicio viene bien porque una tema tan grande como el franquismo no puede llevarse sólo por un solo juez, ¿no?

Anónimo dijo...

Olvidas cuando Pedro J. lo alababa y lo ponía en la cumbre de la justicia... cuando el caso Gal contra el PSOE.

Miguel dijo...

Vamos a ver, cronista, estás juzgando a Garzón no por lo que ha hecho sino por una visión mediática seguramente falsa. Lo primero de todo, él puede ser populista pero de ahí a que sea su ambición personal hay un techo. Todo el mundo lo presupone, y de ser así, tampoco es malo, al fin y al cabo, prefiero a un juez que intente escuchar las críticas a sus sentencias de modo que sean lo más consensuadas posibles, dentro de la ley, antes que a otro que haga lo que le venga en gana. En segundo lugar, no creo que esté llevando a cabo una cruzada contra el PP. Algo hay en su financiación que no está bien. Posiblemente en otros partidos también, pero nadie ha denunciado nada de los demás. Por cierto, fue él quien también destapó Filesa, la financiación ilegal del PSOE, partido al cual perteneció, justamente por la imagen que tenía. Es decir, ese halo de juez paradigma de la democracia también le ha traído patinazos, como creo que fue su incursión en política. No ha cesado en su lucha contra ETA por la paz en Euskadi. Es posible que tenga mucho protagonismo, seguramente se lo merezca. En cualquier caso, me parece que tiene una fuerza increíble ya que debe estar sometido a una gran presión. No hay más que fijarse en el juez Gómez Bermúdez, quien con el proceso del 11-M acabó realmente tocado. Bien, hace unos meses, Garzón recibió una denuncia para enjuiciar el franquismo. O sea, no se sacó de la chistera nada, lo que hizo lo hizo en servicio a alguien. Podemos pensar que esto sea inútil, pero era una demanda de un grupo de ciudadanos que así lo quisieron. Casualmente o causalmente le tocó esa denuncia a Garzón. Y él trató de hacer justicia. Cierto es que Baltasar se suele involucrar demasiado en los casos, es uno de sus muchos peros para ser español; no obstante, es un poco excesivo que no pueda ejercer como juez nunca más por haber usado de más los resortes de la ley. Lo más indignante es que le echen precisamente los franquistas, y hablo de las asociaciones que le denunciaron. Es un ciudadano más, como tal todo el peso de la ley habrá de caer sobre él, pero no el la envidia, el odio y el intentar seguir tapando temás tabú como el franquismo o la monarquía (hoy se cumplen 79 años de la proclamación de la II República). Si finalmente no vuelve a ejercer, le echaremos de menos. La prevaricación que ha podido cometer se debe a la "ley" de la Amnistía del 76, y la pongo entre comillas porque en cualquier estado de Derecho se habría abolido hace tiempo. Con políticos sensatos.

Rocy dijo...

Y como no, gente conocida se ha encerrado en la facultad de medicina de la ucm xD (surrealista total)

Rubén Mato dijo...

Tienes razón, Garzón solo ha sabido mover el dedo por aquellos de su orientación política.


¿Por qué le interesa juzgar a quien juzga, realmente? Al menos, porque tiene pluma socialista. Quizá sea un criminal (eso lo decidirán los tribunales). No obstante, me queda la satisfacción de saber que ni que sea algunos de los que hayan pecado en esos turbulentos años en los que la bondad llegó a tener forma de fusil, por muy muerto que esté, se les ha hecho un poco de caso.

Todos olemos a mierda, pues en el fondo solo nos gusta ver el crimen de un lado. Para eso están los demás, y para eso están los jueces (que también son personas, tan subjetivas como yo, el vecino de en frente y el 'cap cap' del constitucional) para darnos leches y hacer que rindamos cuenta de nuestros errores.

Porque somos un país al que le ha gustado olvidar muy rápidamente. No hemos sabido enfrentarnos a los fantasmas de nuestro pasado. Bien porque temíamos que hablar de ellos los haría reaparecer o porque a alguien poderoso no le interesaba. Ya no estamos en la transición, así que me inclino por lo segundo.

A los otros, a los republicanos malos, ya los juzgará un juez abanderado del PP cuando las cosas les vayan bien y las tornas se giren (pues quien se piense que hay mucha menos corrupción en el PSOE que en el PP, intuyo, se equivoca).

En cuanto al rey, lo follarán por todas partes seguro. Por lo que respecta a la justicia de este país, es una casa de putas en la que no me queda más remedio que confiar.

Pruna dijo...

Voy a pegar aquí lo que he escrito en mi blog.

Desde este blog quiero dejar constancia de mi apoyo al Juez Garzón, me parece increíble que se lleve al banquillo de los acusados a un Juez que lo único que ha hecho es intentar descubrir la verdad sobre los crímenes cometidos en la Guerra Civil y durante los años de represión del Franquismo.


Durante la guerra civil se cometieron auténcias brutalidades en los dos bandos, la diferencia está que los asesinos del bando perdedor pagaron por sus crímenes pero los del bando ganador no.


Hay todavía muchas familias que no saben donde están enterrados sus familiares asesinados. Y hoy después de un montón de años se quiere seguir acallando las voces de esos familiares, fueron más de 100.000 personas las desparecidas. Hoy se admite a trámite una denuncia de un grupo fascista como Falange para evitar que el Juez Garzón los investigue.


La Transición no sólo hizo que llegara la democracia a las Cortes, también hubo una limpieza en el poder militar, llevando a la reserva a muchos de los militares afines al régimen franquista, pero la Transición no llegó al poder judicial, mandan todavía los de antes. Y cuando sale un Juez que quiere investigar lo ocurrido salen los herederos del franquismo para acallarlo.

Este juicio al juez es como una advertencia "Cuidadito dónde te metes, que podemos ir a por ti" .