Header

Google+ Badge

Lo que la cultura importa

Qué extraño que la cultura importe tanto cuando casi nadie la cultiva. Qué extraño, que los hace sentir mejores cuando la prueban y escupen a la dignidad de quien la rehuye. Cada vez le encuentro menos beneficios al saber, que sí, que no ocupa lugar, pero nos convierte en esnobs al final del día. Y mientras tanto, en los colegios, en las universidades, en las oficinas y las calles, ni una palabra de civismo. El civismo no importa. Nadie presume de educación. Nadie la ve requisito. Los valores no tienen que ver con la religión, qué va: la cosa trata de la sociedad. No he vivido otras españas para saber cuál es la buena. Lo único seguro es que la de ahora da vergüenza. La gente cree que debería ser más culta, pero no hace nada por solucionarlo. Por desgracia, muy pocos entienden que lo que de verdad importa es ser buena persona. Y si ni siquiera lo aceptamos entre nuestros objetivos, difícilmente vamos a lograrlo.

14 comentarios:

Pazcual dijo...

La cultura, el civismo, la politica del "Todos para todo" y no del único y solitario es algo que se cultiva en casa pero que se puede aprender también fuera. Si tú aplicas y enseñas, a alguien le queda y lo aplicará y seguirá una cadena que creeme, al final se impondrá. No se puede cambiar a toda la gente, vale, pero si se les puede enseñar.

Excelente post. Saludos,

Paz

Anónimo dijo...

Yo creo que el problema que tú tienes es que estás empeñado en tu idea de que los valores son de la sociedad y no de la religión.

La caída de las religiones es también una caída de los valores que ellas nos dan. Aquí tienes un por qué los valores están viniéndose a bajo desgraciadamente.

Ayashi dijo...

Es triste...pero tienes toda la razón. La gente cada vez más "estudiosa", con más "títulos", con más "conocimiento", y cada vez más, con todos mis perdones, hijadeputa.

Francisca dijo...

Es precisamente eso lo que yo me pregunto, tanto saber pero, ¿Para qué sirve? Si no se enseña lo más importante el ser buenas personas, y tanto que se evitarían los gobiernos si realmente se educará, sí se les enseñara una materia o asignatura que tuviera este carácter de entregar los valores y derechos de las personas y que no fuese sólo el hecho de aprenderse los capítulos I, II Y III de la constitución de la republica como un agregado a la materia de historia; si no que se impartiera una asignatura desde los primeros ciclos de escolaridad, de esa manera el Bullying se frenaría, la convivencia entre los pares mejoraría, la delincuencia, los homicidios, la vulgaridad; resulta urgentemente necesario la creación de una materia que tenga este carácter, ya que los OFT (Objetivos fundamentales transversales) no ayudan de mucho que digamos. Tanta preocupación por los resultados del SIMCE cuando esa prueba de medición sólo mide los conocimientos memorísticos del alumno en ese momento y en esa instancia influyen tantas variables, Además ¿Acaso los estudiantes le toman el peso? Algunos solo contestan como se dice vulgarmente al “achunte” por el simple hecho de que sólo quieren salir del paso. ¿Por qué culpar a los profesores? Para mí una prueba que adolece de calidad en su implementación y que no toma en cuenta tantas variables no requiere de mí interés ni de mi adhesión. Del mismo modo un Ministro de educación que se le ocurrió la brillante idea de clasificar por colores, ya sea amarillo, rojo y verde a los establecimientos según sus respectivos rendimientos de SIMCE, me parece tan descabellado.
Retomando, ojalá apareciese el iluminado que propusiese una ley de este tipo, ¿Adónde están los diputados? ¿Adónde están los senadores? En vez de expresar su malestar por el simple hecho de que el presidente no invito al ex presidente de la republica de la DC a sostener un dialogo sobre nuestro Bicentenario deberían preocuparse por lo realmente importante, ¿Cuándo van hacer su trabajo? Que es legislar. La educación necesita urgentemente que se preocupen por todas sus dimensiones, El Ser, el Saber Hacer, y el Saber. Basta del conformismo, no porque seamos los que tenemos la mejor educación a nivel sudamericano nos debemos tranquilizar y adormecer, bien saben que no hay comparación, no con los niveles de economía que tenemos y los que poseen nuestros países vecinos, Chile se debe comparar con otros países, los países de la OCDE, y mirar hacia Finlandia, líder en educación.
El Saber Ser, se debería poner énfasis en el, lástima que así no sea, y sólo se estén formando computadoras.

Sibila dijo...

Siempre se critica a las nuevas generaciones y se defiende eso de: cualquier tiempo pasado fue mejor. Pero yo he conocido a mucha gente mayor muy poco empática y verdaderamente desagradable.

No creo que haya que tomar como modelo el pasado y sí ser creativos para cambiar el presente y construir un futuro mejor. ¿Por qué se tiene tanto miedo al cambio, a lo nuevo?

Y el saber, por lo menos para mí, no ocupa lugar. Creo que si admiro al ser humano en algo es por la cantidad de conocimiento que ha generado.

No pasado vs presente. No saber vs valores. Todo es importante, por lo menos para mí =)

Por cierto, hablando de valores, dan asco los valores de nuestra sociedad que transmitimos TODOS. No hay reflexión y nos escudamos en lo malo que hacen los demás para no ver nuestros errores.

JuLioUM dijo...

Creo que definitivamente no todo se aprende en los libros y no todo lo que se aprende está representado en un título colgado en la pared más vistosa de la casa. Ser "culto" no es un sinónimo de ser "bueno". Ser culto puede costarte años de estudio, una vida. Ser bueno sólo un segundo, un segundo de hacer las cosas bien, siempre y cuando ese segundo se repita, se convierta en un hábito. Por eso los valores son importantes. Creo que ningún libro en el mundo te enseña cómo vivir, menos si ese libro es literario (¡protejase la literatura de querer enseñar cómo se debe vivir!). Al final todo depende de uno mismo, la enseñanza viene de adentro. El ser culto no te hace mejor persona, quizá más intelectual, crítico, eminente, pero nunca bueno. El ser bueno es otra cosa, se cultiva en uno mismo y en nuestra relación con los otros y con nuestro entorno.
Jaja.. andamos de moralistas. (Pero es que hay cosas que no hay que olvidar)

Sandra dijo...

Eso de que los valores van con la religión es una estupidez, dime de que presumes y te diré de lo que careces...

Anónimo dijo...

"Cada vez le encuentro menos beneficios al saber, que sí, que no ocupa lugar, pero nos convierte en esnobs al final del día. "
Te equivocas, se puede saber mucho e instruirse y no ser para nada un snob. Una cosa no tiene nada que ver con la otra y es muy peligroso (y estúpido) confundirlo.

Me pregunto si tienes algún tipo de complejo o manía o algo así, porque la palabra "snob" y "cultureta" aparece mucho en tu blog. A ver si ahora cualquier persona mínimamente instruida y que se niegue a ver a Belén Esteban en televisión va a ser un cultureta.

Fiora dijo...

Es que no se puede enseñar a ser bueno o cívico, Cronista. Eso es puro moralismo y no se sostiene.

Lo que se puede mostrar al mundo son razones para ser bueno, cívico o incluso culto. Razones firmes y solidas que merezcan la pena. Si no hay un motivo, una razón de peso... difícilmente se puede recuperar un valor.

De ahí que se diga que con la religión cristiana en Occidente desaparecen también los valores. Porque la religión cristiana enseñaba una serie de valores basados en una doctrina concreta. Vamos, que eran, y son valores con fundamento y no solo palabrejas en el aire.

Si al niño le dices que tiene que ser bueno y te pregunta por qué, pero lo único que sabes es decir´: "porque sí", llegará un día en el que el niño se convertirá en adulto y se replanteará tus palabras y puede que descubra que no hay ningún criterio detrás. Una de dos: o encuentra el suyo propio para "ser buena persona" o bien se lo salta por el forro. Y es que aquí cada cual actua según lo que más le interesa, ya sea para vivir o para ser feliz.

Cronista dijo...

Uno no tiene que ser bueno "porque sí". Hay muchos beneficios en ello. Y eso es lo que se puede enseñar a los pequeños.

Keldor dijo...

Yo creo que el problema es que en algún momento se confundió cultura con educación. Cuando yo era pequeño me enseñaron ambas, en clase y en casa (lógicamente en mayor y menor medida, respectivamente). Y me enseñaron que para vivir en sociedad todos debemos aportar, para poder recibir. Siempre fuí ateo hasta las snitches, pero consideré los valores como parte de la educación. La cultura era importante, pero parte separada.

Hoy en día eso se ha perdido, la consigna actual es que hay que exprimir todo lo que te puedan dar los demás y aprovecharse en propio beneficio sin aportar nada. Eso en mi opinión conduce inexorablemente a la decadencia social y al colapso. Ocurre en mayor o menor medida en todos los niveles (desde relaciones con el vecino, con las amistades, los padres, la propia pareja, el jefe, la Administración, el subordinado, etc). Mal camino.

ana ryder dijo...

Este post se me había escapado (me pilló de viaje). Y de los que te he leído es uno de los que más me han gustado. Aunque estás mezclando cultura, civismo y valores, tres conceptos diferentes, que ahora comparten el dudoso privilegio de no estar de moda. Al menos en España.

Ana dijo...

Los valores no tienen por qué ir unidos exclusivamente a la religión. Entonces si una persona se define como atea, significa eso que no tiene valores?

Obviamente la religión sí que transmite ciertos valores, pero desde mi punto de vista los más importantes te los transmiten tu familia, el colegio, y todo el entorno en general.

Minara dijo...

La religión no transmite más valores de los que puede transmitir una buena educación. Incluso, creo que la religión no es el mejor método para enseñar a una persona a ser buena.
Pues, ¿cómo vas a enseñarle a una persona a ser buena si sólo tiene que ser buena por que sino irá al infierno? Así no le enseñas a alguien a ser bueno, le enseñas que mejor ser bueno porque sino se le castigará, se le chantajea, no se le educa.
Ojo, con eso no critico a las religiones, que por mi que hagan lo que quieran, pero ya está bien de que finjan que sin religiones no hay valores, porque eso no es verdad.