Header

Google+ Badge

Señoras que estiran tanto la correa del perro que parece que se vayan a meter en el laberinto del minotauro

También conocidas como las señoras que quieren que ganes la medalla olímpica a salto de correa.

7 comentarios:

Siriusina dijo...

jajajaja muy cierto

Ausencia Silenciosa dijo...

A veces me dan tanta risa las cosas que publicas... es como si vieras el mundo al revés :)

Genial!

joel_emosho dijo...

eso es verdad, y mas coraje cuando le jalan cuando vas a brincarlas y te das un fregadazo de antología... ¬¬

Pazcual dijo...

Entusiasman al animal con ser libre de pronto ¡kaput! se acabó mascota.

Saludos.

Rocy dijo...

jajaja muuuuuuuuy buena!

ConfidentLinarola dijo...

Adoro cronicassalemitas! hahaha muy buena la entrada!

Anónimo dijo...

Y se ve que nunca te ha ocurrido llevando niños pequeños (por ejemplo: no pasa la silla, el perro decide olisquear al inquilino o bien juguetear con el mas mayorcito, que corre despavorido mientras el dueño/a (que hay de ambos géneros) clama muy ufano que "no muerde" (no, hasta que lo haga, aparte de que no hay por qué soportar que te planten el hocico en los niños que llevas).

Una respeta muy mucho los animales, y además ha crecido con perro en casa, por lo que me parece fatal que haya quién los maltrate. Pero dicho ésto, sigo sin comprender cómo es que para algunos propietarios de perros el animal tiene preferencia en la acera sobre las personas.

Ex Libris