Header

Google+ Badge

Uno tiene que preparar su muerte a conciencia (ii): mi epitafio

Lo dicho: si no quieres que hagan cualquier cosa contigo una vez muerto, deja claras tus intenciones. Yo ya las escribí en parte y hoy voy a por la segunda entrega, pero no menos importante: el epitafio.
Le he dado muchas vueltas al mío y ya he dado con uno. Pensé en cosas que me describiesen, como "Hasta su muerte fue votada" o "Valenciano más allá de la vida", pero me da que no suenan muy bien. Ya he pensado el que quiero, que es bastante menos pretencioso: "Procuró que le perdonasen sus pecados". Si no sirve como epitafio, lo hará como objetivo vital. No quiero morir con la sensación de que he hecho algún mal que no recibió perdón.

7 comentarios:

Nazaret dijo...

ya sabes que si no lo firmas delante de un notario no vale nada que lo pongas aqui no? es que me vi el otro día el programa ese del juez de telecinco, que salí pronto de trabajar XDDD

Cronista dijo...

1) esto no es una herencia.
2) incluso una herencia puede ser válida sin firmarse delante de un notario. El notario facilita y simplifica los trámites de comprobación etc, pero si aparece mi testamento en un cajón y es válido, se cumplirá mi voluntad.
¡Menos fe en telecinco, recachis! Ahí sólo vale la Esteban.

ana ryder dijo...

Y perdonar los pecados a los demás, ¿no? A veces perdonar cuesta todavía más.

Bonito epitafio, no obstante.

laura dijo...

lo de que quieras tener la conciencia tranquila y estar en paz en el sentido de que te perdonen todo, lo entiendo. A todos nos gustar sentirnos en paz con nosotros y con los demás...
Ahora que lo de los pecados me ha matado... no te imaginaba para nada preocupándote por los pecados y el perdón divino...

Francisca dijo...

Todavía recuerdo lo que comente esa vez, hoy tiempo ha pasado y la verdad es que me retracto de todo lo dicho. Pensamiento infantil, superfluo y estúpido. Hoy optaría por algo sobrio y nada de nacionalismos al final de cuentas soy persona antes de tener alguna nacionalidad, Nada de lagrimas, sólo silencio.

Respecto al epitafio, muchos optarían porque dijese algo como "La Mejor doctora" "La mejor Cantante"; por el contrario yo eso del epitafio se lo dejo en manos de la persona que más me haya amado en mi vida en esta planeta,¿Quien soy yo para adjudicarme el epitafio?para mi no tiene sentido, y no tiene sentido porque ni siquiera yo me conozco, además eso de yo crear mi epitafio me suena muy narcisista para mi persona; eso si espero que el creador de ese epitafio sea muy poético y se lo advierto, donde quiera que estés...

Alfonso dijo...

Pues para mi pensar mucho en poner una frase grandilocuente y que suene bien no sirve para mucho, a no ser que lo que alguien quiera sea sonar como una persona genial o con chispa. A mi me alcanza con un "Alfonso Rodríguez" y las fechas de nacimiento y muerte. Total, lo que importa va a ser lo que haga en vida, no creo que nadie me vaya a recordar por algo que ponga en mi tumba (a menos, claro, que ponga una pantalla LCD de 50 pulgadas que ponga partidos de futbol o algo asi xDDD)

Keldor Gaunt dijo...

La verdad, una vez muerto me va a dar un poco igual lo que pongan en mi epitafio. Pondría algo en plan coña, no sé "Oye tú, eso que estás pisando es mi casa" o algo así.