Header

Google+ Badge

Un año en Madrid, segunda parte: El fantasma de la vida presente (en cómic)

Si no lo has hecho, lee la primera parte, El fantasma de la vida pasada, antes de seguir con ésta.


Photobucket
Photobucket

9 comentarios:

Enrique dijo...

Varias cosas. En primer lugar, Valencia está a tiro de piedra de Madrid. Vale, cuatro horas en tren... pero eso es bastante cerca en comparación con otros casos.
Por otra parte, vive el presente y preocupate del futuro lo estrictamente necesario.

Lya dijo...

El fantasma me da miedo, de verdad xD

Ay, se estaba haciendo esperar, pero me ha gustado. Entiendo más este que el anterior, lo de enamorarse de Madrid es un mal común. Pero, como decías en la entrada de los sueños, tú mismo has imaginado ya las dos partes de la conversación. Así que no tiene sentido decirte de nuevo que tienes dos hogares en vez de uno y que eso es algo de lo que alegrarse. Ya te lo has dicho tú solo.

Quiero la última.

Nana Jones dijo...

Me ha encantado la penúltima viñeta. Supongo que habrá que comentar.

Yo no te conozco más allá de pasarme por aquí de vez en cuando y tampoco podría decir nada que significase mucho pero bueno...

En mi caso, lo de irse de la casa familiar y "empezar" a caminar solo es diferente. Mi Universidad está suficientemente lejos de casa como para que ir y venir todos los días sea insufrible pero suficientemente cerca para que el hecho de ir y venir los fines de semana sea, muchas veces, encantador.
Aunque cada vez vuelvo menos y el tiempo que no vuelvo se alarga.
Supongo que eso es crecer. Meh. Ni idea.

Aún así, yo también supongo que algún día me tocará volar un poco más lejos y no sé cómo afectará eso a mi corazón pero si sé (o creo saber, meh) que aunque tú no te muevas, el mundo se mueve.
Que aunque tu retengas a la gente o te quedes en parada permanente, las personas (amigos, conocidos,....) quieren caminar. Ver, conocer y un largo blablabla.
Así que... qué mejor que caminar también y así, con suerte, tropezar con personas maravillosas.

Más postales de Navidad que enviar cada año ~

Un Saludo.

Rocy dijo...

Piensa en lo bonito que será recordar, dentro de unos años, todo lo que estás viviendo ahora :)

Jota dijo...

Esta vez apuesto a que el fantasma es Belén Esteban. Se da un aire, al menos en la viñeta en la que te pega el guantazo, ¿eh?

Fiora dijo...

*__________*
Seré boba y sentimental, pero me ha encantado el comic y todo lo que dices sobre Madrid y Valencia.
Entiendo como te sientes, yo de algún modo también tengo dos "patrias"(tal vez tres) y acabo de volver a Madridy siempre se siente como algo tuyo :)
Tschüs!

Prigkinissa dijo...

Señorita Belén Esteban, algunos leemos el blog a diario aunque no comentemos por falta de tiempo.

Anónimo dijo...

Tan bonito es Madrid que te puedes llegar a enamorar de ella???

Keyra dijo...

En el fondo me encanta que seas un nostálgico crónico XDD Además, miralo por el lado positivo, si sientes nostalgía es porque pasaron cosas buenas, ocurrieron. Y seguirán ocurriendo, no iguales, no en el mismo sitio, pero ocurrirán, y cuando pase el tiempo las echarás de menos igual. Tenemos miedo a enamorarnos (de los sitios, de la gente, de todo) porque no serán para siempre ¿Pero no sería peor lo contrario?, ¿No enamorarnos de nada?. Y mirar para atrás y no echar de menos nada porque nada nos marcó ni nos enamoró lo suficiente. Una frase que me encanta es "La melancolía es la felicidad de estar triste" (Victor Hugo) porque para mí lo describe muy bien.

Anónimo, yo llevo toda mi vida en Madrid y de vez en cuando me re-enamoro, no es que lo piense, simplemente me da el "venazo" XDD Puede ser caminando por la ciudad, recordándola o hasta con videos del youtube http://www.youtube.com/watch?v=coyi-iubCJo (me dio a principios del verano con éste). A veces cuando he pasado tiempo fuera he bromeado con besar el suelo de la Gran Vía al volver (la de microbios que tendrá eso, lo mio es preocupante XDD).