Header

Google+ Badge

Una mezquita para provocar a los neoyorquinos

No me cabe en la cabeza la posibilidad de que prohiban la construcción de una mezquita en la zona cero del World Trade Center de Nueva York. Dicen que es una provocación a todos los afectados del 11-S, pero no voy a dedicar más de un párrafo a explicar lo que es sentido común. Los aviones los estrellaron terroristas, no musulmanes. Culpar a los musulmanes de los atentados es una locura radical. Que los musulmanes no puedan profesar su religión porque ofenden es una barbaridad en sí misma. Quien no lo entienda, quien confunda unos con otros, tiene que ser por fuerza un poquito subnormal. O eso o una mala persona terrible para quitar derechos a quienes no han hecho nada, o para culparlos de un crimen de semejante magnitud. Mira, sólo he escrito un párrafo del tema.

26 comentarios:

Naru dijo...

Totalmente de acuerdo, tanto, que no tengo nada más que añadir. Acabo de volver de vacaciones (por cierto, he estado por Valencia un par de días y me hizo un tiempo horrible, pero aún así sigue siendo una ciudad que me encanta para vivir) y he estado leyendo tus entradas anteriores; en una de ellas ponías que no te gustaba el cine. Sin embargo, me tomo la libertad de recomendarte, tanto a ti como a quien lea este comentario, una película que bien podría relacionarse con este tema: "Mi nombre es Khan". La vi anunciada hace un par de meses en la televisión, con motivo de un festival de cine hindú que se hizo en Madrid, y me llamó la atención por el hecho de que el protagonista padecía síndrome de Asperger, un tema que me interesa muchísimo. Cuando la vi, me pegué media película llorando, y no por la enfermedad del protagonista, sino viendo la cantidad de injusticias y barbaridades que se cometen por no querer o no saber comprender otras religiones y otras culturas, y por no saber separar la maldad del resto de cosas. Y la película no deja de ser eso, una película de ficción, pero creo que lo que cuenta bien puede haber sucedido, y como vemos sigue sucediendo, desde aquel fatídico 11 de septiembre.

KaTya dijo...

Primero se confunden Terroristas con Musulmanes, y además de ésto, hay que tener en cuenta que segun varias investigaciones privadas, las torres no se hundieron por el choque de los aviones, las torres fueron derrumbadas por cargas explosivas colocadas en los sotanos de los edificios. Hay varias versiones sobre quien fue realmente el causante de todo ésto. Yo prefiero sacar mis propias conclusiones, mezclando opiniones varias. En fin, racismo hay y habrá siempre.

Alfonso dijo...

¿Pero que no era que ya se había decidido construir un nuevo rascacielos hace años? Es más, creo haber leído que ya habían comenzado a construirlo (aunque tal vez me equivoque).

Maku dijo...

Pues a mí me parece una idea rarísima.
Primero, porque no pega una mezquita ahí ni con cola. No entiendo qué hace un templo musulmán en un centro neurálgico de negocios mundial como es la zona del WTC.

Y segundo, porque no, no hace falta confundir términos, solo relacionar ideas. Los atentados del 11S los relacionamos con el integrismo islámico, y esto nos lleva al Islam. ¿Estoy diciendo que todos los musulmanes sean terroristas? No, estoy diciendo que esos terroristas sí eran musulmanes (a la versión oficial me remito, no entro en teorías porque si no no acabamos nunca), y que por tanto la idea de una mezquita en la zona cero remite irremediablemente a los atentados. ¿O es que a alguien a quien le digan "van a construir una mezquita en el lugar de las torres gemelas" no piensa que es, cuando menos, una gran ironía? Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Yo puedo llegar a entender que haya gente a la que una cosa así le pueda doler. Gente que sufrió las consecuencias del atentado, que perdió a algún ser querido. Y me parece que hace falta tener muy, muy poca empatía para no entender eso y encima, decir que cualquiera que no comparta tu propio (y radical) punto de vista tiene algo de subnormal. ¿Te das cuenta de lo que escribes, cronista? Nunca te había leído tan dogmático como ahora.

Ojo, que yo también comprendo que tiene que ser una putada ser musulmán y que la gente te mire mal por el simple hecho de serlo, y ya se crea que eres terrorista. Creo que hay que luchar contra esos prejuicios y ese tipo de discriminación.
Pero eso es una cosa y otra muy distinta que se les haya metido en las narices plantar una mezquita justamente ahí. ¡¡Como no habrá sitios para poner mezquitas!!

Mucha tolerancia de palo veo yo aquí y muy poca de la de verdad; esa tolerancia que consiste en aceptar que los demás pueden tener su parte de razón, y no pensar que cualquiera que difiera de tu pensamiento tiene principio de subnormalidad.

Vamos, es que después de decir eso, que hables de la intolerancia de los demás me parece de risa. Con todo el respeto, eh? Pero plantéatelo, porque es absolutamente incoherente.

Saludos,

Maku

Anónimo dijo...

Deberias de ir con un poquito más de cuidado con tus palabras. Insultas con demasiada ligereza a gente que da su opinión.

Cronista dijo...

El argumento de "¿no hay otro sitio para hacer una mezquita?" no es lógico si el terreno está libre para construir cualquier cosa. Podemos hacer un McDonalds, una Apple Store pero no, no una mezquita porque recuerda a los terroristas.
Entiendo que la gente no quiera mezquitas por motivos laicistas -aunque nadie te obliga a ir, por eso no lo apoyo- pero no es el caso: lo que no quieren es que sea algo musulmán. ¿Te das cuenta lo que implicaría darles la razón a los que no quieren que se construya allí? Sería como culpar a los musulmanes de los atentados, y eso no se puede consentir. El argumento no sólo es injusto, sino que es peligrosísimo en un país de libertad.

Kantia dijo...

Pero es que yo creo que ningún musulmán (ni católico, ni cienciélogo, ni lo que sea) con dos dedos de frente pueda estar feliz de que se construya una mezquita en ese punto. Porque el hecho es que (teorías aparte, como dicen por arriba) unos integristas islámicos causaron mucho dolor en ese punto. Y cualquier persona, del credo que sea, tiene que tener un poco de empatía y pensar que quizás el mejor lugar para profesar la religión musulmana no sea una zona donde unos dementes causaron tanto daño creyendo actuar en nombre del Islam. ¿Que eran unos chiflados? Pues claro, y todos sabemos que no actuaban en nombre de todos los musulmanes, pero hay que ser muy insensible para querer levantar una mezquita en ese punto; porque da la (falsa) impresión de que se está haciendo un monumento a los terroristas que cometieron tal atrocidad en nombre del Islam.

Distanciándonos del suceso real y poniendo un ejemplo diferente que yo creo que podría servir. Pongamos, Cronista, que mañana asesinan a tu familia (es un ejemplo macabro, pero creo que el efecto es mayor si lo ves como algo cercano a ti). Pillan al asesino y va a prisión. El piso de tu familia por lo que sea acaba en venta, en manos del banco o lo que sea... y al cabo de unas semanas descubres que la pareja que lo ha comprado son, casualidades de la vida, los padres del asesino de tu familia.

Igual que un musulmán no tiene la culpa de lo que haga un loco en nombre del Islam, unos padres no tienen la culpa de que su hijo mate a gente inocente. Y, por tanto, tienen todo el derecho del mundo a mudarse a donde quieran. Ahora bien, ¿en serio me estás diciendo que, suponiendo que los padres del asesino sepan que esa casa pertenecía a tu familia, no te lo tomarías como una provocación? ¿De verdad no te daría la impresión de que es una especie de aplauso al crimen cometido por su hijo?

Y podría ser perfectamente que no, que simplemente quisieran mudarse y aquélla fuera la mejor opción. Pero, cualquiera con algo de empatía, pensaría: "no voy a dormir donde lo hacían las personas que mató mi hijo". Y yo creo que cualquier musulmán debería pensar (y estoy convencida de que muchos lo hacen) que ése no es el lugar adecuado para colocar un mezquita.

¿Tienen derecho? Sí, claro que lo tienen. ¿Es una provocación? No lo creo; aunque tendría que estar en la mente de los que tuvieron la idea para saber si lo es. El problema es que, sea una provocación consciente o no, consigue herir sensibilidades. Y dado que hay mil sitios donde levantar una mezquita, es un acto muy insensible y muy INTOLERANTE colocarla ahí.

Y es intolerante con el dolor de las víctimas de los atentados. Porque, si no hubiera otro sitio mejor, lo entendería; pero habiendo otros, me parece que no vendría mal algo de sensibilidad y empatia. A nadie le gusta tener algo que le recuerde constantemente que a su hijo lo mataron allí un puñado de locos exaltados de X religión, la que sea.

Por supuesto que pienso que nadie puede prohibir la construcción de la mezquita por este tema, porque legalmente, si todos los papeles y lo demás están en orden, está correcto. Ahora bien, insisto en que me parece un acto de pura insensibilidad e intolerancia por mucho que esté dentro de la ley. Y me remito al ejemplo de mudarme a la casa donde vivían las personas a las que mató mi hijo; creo que es un ejemplo que encaja bastante bien.

Y coincido de nuevo con lo dicho por ahí arriba de que me parece un ejercicio de tolerancia un tanto impostada esto de defender la mezquita "porque hay que ser tolerantes con los musualmanes". La verdadera tolerancia consiste, según lo veo yo, en alejar cualquier tema político o religioso de esa zona: eso es tolerancia para con las víctimas.

Anónimo dijo...

Maku y Kantia, habéis expresado mi opinión a la perfección.

Y sí, es una provocación en toda regla. "Jodeos, yankis de mierda, porque no solo nos ciscamos en 3000 de los vuestros, sino que ahora vamos a plantar una mezquita en plan bandera. Es que lo de la media luna nos pareció demasiado obvio, podíamos currárnoslo más"

Que la construyan. Durará dos días.

Y sí, mucho buen rollito con los musulmanes no vayan a llamarnos racistas. Pero en nombre de su dios mataron a tres mil personas ahí. Tres mil. Aún recuerdo ver a gente tirándose desde las torres porque, para morir asfixiados, mejor matarse de golpe. No, bonicos. Por respeto a los que ahí murieron, nada de mezquita. Ni iglesia católica, evangelista, protestante, mormona o como sea, ni tampoco templo budista. Y puestos, tampoco el McDonalds. Yo quería que las construyeran otra vez. Pero en fin... Supongo que entonces habría sido una provocación de los yankis a los islamistas extremos, y tampoco es plan.

Que hagan lo que quieran. Pero por cosas como esta (y hablo de lo que pasó hace nueve años), como la Inquisición y como tantas otras, considero a la religión la cosa más perversa, manipuladora, sectaria y absurda de la sociedad. De no ser por Miguel Ángel y Rafael, el cristianismo no valdría la pena.

Anónimo dijo...

Quizá habría que pensar, que aunque los asesinos no representan en absoluto a la mayoría musulmana, actuaban según decían "en nombre de Alá".

Cronista dijo...

Estoy muy sorprendido con los comentarios. ¿Pero qué provocación ni qué ocho cuartos? Son creyentes que quieren profesar su fe. No tiene más vuelta de tuerca. No me cabe la menor duda de que están completamente en contra del radicalismo islámico. Quién sabe si sus familiares no morirían también en el 11-S, lo cuál ya es un daño, sino que seguro que también han tenido que sufrir que se les culpe socialmente de algo que no han hecho.
Eso de "si asesinasen a tu familia y los padres del asesino..." me recuerda a lo de "yo no soy racista, pero no querría que mi hija estuviese con un negro". De nuevo, estoy seguro de que los padres de un asesino no se sentirían muy cómodos viviendo con el hijo de las víctimas de sus hijos, y seguramente cargarán con una culpabilidad injusta. No sé por qué no podría vivir en el mismo edificio que ellos. ¿Qué haría, pedir una orden de alejamiento? Pero es que además, no tiene nada que ver un ejemplo con otro: en el que expones, los padres son las personas con un vínculo más cercano al asesino: sus padres. Sin embargo, decir que los musulmanes de NY son el vínculo más próximo con Al Qaeda, incluso considerarlos metafóricamente sus primos segundos, ya me parece perverso.
Se están confundiendo cosas gravísimas en estos comentarios.

Anónimo dijo...

yo no creo que deba construirse una mezquita, pero no por ser mezquita, no creo que deba construirse cualquier otra cosa que no sea un monumento a lo ocurrido

Cronista dijo...

Nota al margen: creo que los que comentan aquí no saben que la mezquita no se construirá en el hueco de las torres gemelas. Será en un lugar próximo, y eso es lo que ha molestado. Por supuesto que el monumento del 11S no pasará a ser una mezquita...

Anónimo dijo...

A las que hablan de herir sensibilidades, de ponerse en lugar del otro y todo eso, y retomando el ejemplo de la familia del asesino que se traslada a vivir al piso de las víctimas... voy a hacer una comparación que creo que tiene mucha más relación con el tema que estamos tratando: si unos etarras matasen a tu familia, ¿tendrías derecho a exigir que tus vecinos vascos se mudaran a otra parte para que su presencia no hiriese tu sensibilidad? No, porque son vascos, no etarras, y todos sabemos que no es lo mismo. De la misma manera, los musulmanes son musulmanes, no terroristas. Precisamente nosotros, los españoles, que hemos sufrido tan de cerca el problema del terrorismo, deberíamos entenderlo mejor que nadie. No hay que confundir la gimnasia con la magnesia ;-)

Anónimo dijo...

El ejemplo de los vecinos vascos no me parece comparable. Es algo puramente casual y uno va buscando casa como puede (y más en estos tiempos). Pero que pongan una mezquita tan cerca de la zona... justo en esa zona... me parece muy distinto.

Y por como han dicho antes: Lo hacían el nombre de Alá (por mucho que los que creen en Alá no sean todos terroristas). Se crea una relación más directa (nos guste o no, sea justa o injusta... que para mí es injusta, pero la realidad es la que es) que no tener un vecino que, casualmente, es vasco.

Estigia dijo...

Cronista, si quieres míralo desde este punto de vista.

Imagínate que a mi abuelo lo matan unos hombres que siguen el régimen de Franco. No son Franco, ni tiene que haber motivos de la "ideología franquista" para que mataran a mi abuelo, pero lo han hecho por la razón que fuese. Años después, donde está enterrado mi abuelo y más víctimas, deciden construir ahí la sede franquista. ¿No crees que está justificado que me pueda ofender?¿no te parece que son ganas de reírse de la gente?

Yo no me opongo a que construyan allí una mezquita. Soy defensora del Islam -participo en varios foros y tengo casi siempre la opinión minoritaria en cuanto a eso- pero esto sí me parece casi ganas de burlarse de las víctimas. Además, todavía está bastante reciente el atentado (nueve años) y los posibles afectados siguen vivos.

Pensaría lo mismo si fuera una iglesia católica o la asociación PETA, me da igual. Sólo digo que entiendo que haya gente que se oponga, y no necesariamente tienen que ser unos islamófobos.

Repito y reitero: no soy defensora a ultranza de que no pongan una mezquita allí, pero tampoco entiendo el afán de precisamente ponerlo allí.

Un saludo

Estigia dijo...

PD. Ah, y por cierto, si se construye CERCA una mezquita no me parece mal. Pero en el supuesto caso de que fuese en la zona del atentado, entendería la ofensa, que es lo que he querido explicar en mi anterior comentario :)

Anónimo dijo...

Por un momento, pensemos como un integrista islámico:

"Bien, iniciamos una guerra santa y ya hemos conseguido que el Islam se instale allí donde luchamos. Por lo tanto nuestra táctica tiene éxito. Expandamos nuestra fe destruyendo Occidente"

Yo mismo dijo...

Si un grupo de católicos radicales realizara un atentado y varios años después se quisiera construir una iglesia "a dos manazanas" (creo que esa era la distancia) del sitio del atentado, sé de muchos que se llenarían la boca con cosas como "reconciliación", "lucha unida contra los radicales", "eliminación del estigma social que blablablá". Hay que ser consecuentes, gente.

Comprendo perfectamente la oposición a que se construya ahí una mezquita, ya que yo usaba esos mismos argumentos a bote pronto la primera vez que vi la noticia. Pero hay que verlo como una forma de "normalización" del Islam en Estados Unidos, para que se deje de mirar a todo musulmán como si fuera un terrorista y se les trate como a alguien más. A largo plazo, todos saldrán ganando si los musulmanes dejan de ser considerados automáticamente terroristas ya que habrá menos posibilidades de que se formen grupos radicales al estar socialmente normalizada la religión islámica.

Anónimo de las 14:50, la comparación que haces no se sostiene. No hay una relación directa entre un vasco y un etarra más allá de lo relacionado con el territorio, pero entre un practicante cualquiera del Islám y un islamista radical sí: comparten creencias, por mucho que uno se lo tome más en serio que el otro, sus creencias son las mismas.

Que raro se siente uno defendiendo las religiones... joé.

Anónimo dijo...

Cronista me parece que estas especialmente desacertado en este tema, no por tu opinión, sino por cómo desprecias la de los demás. Entre la entrada y los comentarios ya has acusado a gente de subnormal, jugado a insinuar que son casi xenófobos... No sé, mucho tolerancia lanzas tú al aire con el tema de la mezquita y luego aquí, con la opinión de los que te leen, que es algo mucho más cercano, te muestras mucho menos tolerante.

Francisca dijo...

Llámale ignorancia por el hecho de que confunden ambas creencias que son sumamente dispares, por su parte están los musulmanes y por otro los terroristas, quizás están muy sensibles los pobres gringos, pero que yo sepa los musulmanes no tienen culpa, estaríamos siendo injusto si colocamos a terroristas y musulmanes en la misma bolsa, no tendría lógica en lo más mínimo. No confundir a extremistas que estrellan aviones contra edificios y se creen los amos de la verdad, con musulmanes que profesan un credo y no le hacen mal a nadie.

Posdata: Espero no haber dicho nada que hiera ánimos, no desearía que nadie me culpase con adjetivos tan terribles como xenofóbica o quizá engreída, me declaro inocente absolutamente :)

Buenas Tardes Gente!

Pazcual dijo...

Es una actitud racista e ignorante. O sea que si España quiere construit yo no sé qué estatua en América no le dejemos porque España hizo desastres en la Conquista y la Colonia.
Vamos, la que faltaba.

Saludos.

Alehop dijo...

Totalmente de acuerdo con el Anónimo del 23 DE AGOSTO DE 2010 14:50.

El racismo que se desprende es impresionante. Los típico de "No, yo no soy racista peeeeero..." y en este caso sería que no quieren una mezquita cerca de la zona cero de NY.

Cuánta hipocresía.

Lya dijo...

Y yo que no quería comentar...

En primer lugar, no entiendo muy bien a la gente que se ha ofendido por como Cronista ha expresado su opinión, porque al fin y al cabo esto es su blog y si lo de la tolerancia es la máxima, hay que respetar su opinión del tema. No entiendo el alboroto.

Y por otro lado... Yo sinceramente entiendo que la gente se ofenda si van a construir una mezquita cerca de la zona de los atentados. Lo entiendo. Pero no me parece ni mucho menos algo lógico.

La gente tiende a asociar ideas y a generalizar con una facilidad pasmosa y eso lo sabemos todos. Pero asociar el Islam con el terrorismo me parece escandalosamente racista, de base. Entiendo que en todas partes la gente recela del que es diferente simplemente porque es distinto a nosotros. Los orientales desconfían de los occidentales, y viceversa, y eso pasa hoy en Estados Unidos y en España hace cinco siglos. Así que entiendo que para la gente es más sencillo relacionar a los musulmanes con los terroristas y no pararse a pensar en que hay millones de musulmanes que no hacen daño a nadie. Entiendo que los estadounidenses se ofendan porque para ellos un templo en el que se rece a Ala es un recordatorio constante de ese grupo gogantesco en el que han metido a los terroristas. Pero me parece que ofenderse por eso, por mucho que fuera casi lo esperable, es pecar de pereza. Porque con un mínimo de razonamiento se llega a la conclusión de que los únicos culpables de esos atentados fueron los que lo perpetraron y no todas las personas que tuvieran algo en común con ellos.

No me parece insensible construir una mezquita allí. La única insensibilidad radica en no permitirles a los estadounidenses seguir pensando irracionalmente sobre los culpables del 11S. Por mucho que ellos fueran las víctimas, creo que a todo el mundo debe exigírsele un criterio mínimo.

Y por último... tengo la sensación de que, muy a menudo, la gente opina sin tener casi información de las cosas. En realidad no sabemos nada, ni quien propuso lo de la mezquita, ni si podría haber sido una provocación o no, ni muchos otros detalles que cambiarían completamente la perspectiva de las cosas. Creo que hay que ser más prudentes con las opiniones que lanzamos y con las opiniones ajenas que juzgamos, porque el mundo ya está lleno de malentendidos por sí solo :)

Anónimo dijo...

A mí me sorprende con qué facilidad pasmosa se tacha de racista a alguien. Yo he discutido con mucha gente (y me partiría la cara si hiciera falta) defendiendo que no podemos meter a todos en el mismo saco, y he defendido que no se debe criminalizar al colectivo musulmán. Sin embargo, con este tema, al final he decidido inclinarme por el hecho de que no es buena idea hacer una mezquita tan cerca de la zona. Aunque entiendo que la relación que se hace no es justa. ¿Pero saben una cosa? Aquí hablamos de muertos y de un hecho muy reciente... y nos guste o no, queramos o no, nos parezca justo o no, las cosas son así. Ojalá no lo fueran.

Que se pusiera una mezquita en cualquier ciudad de EEUU (o incluso, en otro lugar de la propia NY, ¿por qué no?) no debería ser un problema, y en ese caso, yo sería el primero en criticar a los que se oponen. Pero en este caso, comprendo que la situación es distinta por lo que pasó hace unos añitos.
Concuerdo con la opinión del arzobispo de Nueva York:

http://latercera.com/noticia/mundo/2010/08/678-285199-9-arzobispo-de-nueva-york-aboga-por-cambiar-ubicacion-de-la-polemica-mezquita.shtml

Apuesto por una solución intermedia, hacer una mezquita precisamente AHÍ... comprendo que levante ampollas (repito, sean justas o no).

También comprendo que este tema es complejo, y las dos partes tienen parte de razón, yo me he inclinado por una parte, pero entiendo la otra postura, y sí, les doy la razón de que la relación que se hace no es justa, aunque yo me inclino por alejar la mezquita porque entiendo que los ánimos están caldeados, que estamos hablando de un atentado que dejó muertos y que comprendo que a veces las reacciones, queramos o no, sean ideales o no, no son racionales. De todas formas, yo tampoco me creo en posesión de la verdad absoluta, y menos en un tema como éste.

Pero por supuesto, yo soy un maldito racista cabrón que odia a las demás razas según algunos comentarios que por aquí veo.
Y según otros comentarios, tachar de subnormales a gente que opina lo contrario (como el arzobispo de Nueva York, por ejemplo).

Yo me cuestiono si tengo la razón o no, algunos muy ligeros para tachar de racistas a los demás también deberían hacerlo.

Cronista dijo...

Si se fuese a construir una mezquita próxima a la estación de Atocha, ¿nos levantaríamos para evitarlo por el recuerdo del 11-M? Es la misma religión por un lado, y el mismo grupo terrorista por otro. Lo que espero es que aquí seamos más cabales para no cometer los mismos ataques contra la libertad de credo.

Estelwen Ancálimë dijo...

Hum, lo lamento mucho, Cronista, pero estoy de acuerdo con los que dicen que no es una buena idea. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque no me parece que beneficie a nadie.
No beneficia a las víctimas, desde luego, ya que por muy claro que tenga todo el mundo que no todos los musulmanes son terroristas, no es menos cierto que todos los terroristas que hicieron el antentado eran musulmanes, y por ello es normal que las víctimas se sientan heridas al ver ahí al lado una mezquita.
Pero es que tampoco beneficia a los musulmanes, porque el hecho de que se empeñen en construír allí una mezquita cuando hay cientos de lugares para hacerlo que no dañan las sensibilidades de nadie los revelaría como gente con muy poca empatía y muy mala leche. No haría más que dañar su imagen y empeorar las relaciones con sus convecinos, y se supone que lo que interesa aquí es que el islam se normalice y la gente deje de verlo como una amenaza, no que ciertas personas se salgan con la suya.
Me parece genial cualquier gesto que permita que el islam se normalice en la sociedad, por eso precisamente me parece mal lo de la mezquita ahí, porque va a causar justo el efecto contrario, la gente lo tomará como recochineo y pillará más manía a sus vecinos musulmanes, ¿es eso lo que queremos?
Sería lo mismo si, por ejemplo, se erigiera una iglesia cristiana a dos pasos del lugar donde hubo un progrom de cristianos contra judíos. Yo soy cristiana y si a algún obispo se le ocurriera esa brillante idea yo me tiraría de los pelos, porque sabría que eso no normalizaría las relaciones entre judíos y cristianos, sino todo lo contrario (los judíos, con toda la razón del mundo desde mi punto de vista, lo verían como un recochineo, por muy claro que estuviera que la inmensa mayoría de los cristianos de hoy en día no son terroristas ni antisemitas).

Así que, por favor, no cofundamos las churras con las merinas y no confundamos tampoco la libertad religiosa con la inoportunidad. Que de todos los lugares posibles de Nueva York se elija para construír una mezquita un lugar adyacente a donde hubo un atentado realizados por terroristas islamistas no es ninguna casualidad, y suena bastante a provocación. O, si no, ¿por qué entre todos los sitios posibles se fijan justamente en ese?