Header

Google+ Badge

Los efectos creativos de la droga

Ayer fui a un local de reprografía para imprimir unos documentos y me pasé ahí casi una hora. Primero con la anciana que tenía que ir al médico así-que-déjame-ir-delante-si-no-es-mucho-pedir, a la que misteriosamente se le canceló la cita para tenerme un rato hablando de Requena (oyó que yo la mencionaba por teléfono) pese a que ella nunca ha puesto un pie allí. Luego entró un drogadicto a la tienda que nos puso a todos alerta, especialmente a los clientes, que no teníamos un mostrador enorme en medio como protección. El hombre, demacrado y alienado, pidió que le cambiasen diez monedas de un euro por monedas de veinte y cincuenta céntimos. Luego quiso que le hiciesen "un euro en fotocopias" (me recordó a cuando comprábamos chucherías en El kiosko de David, junto a Escolapios) de un documento manuscrito que tenía toda la pinta de cuadrilla.
Como ya llevaba un rato en la tienda, y el drogadicto me parecía muy interesante, estiré el cuello hasta límites físicamente imposibles para averiguar qué podía querer fotocopiar un desperdicio de la droga. Debí ser muy poco discreto, porque cuando un dependiente le devolvió el original, el hombre me lo regaló.
-Toma, te lo regalo. Para que se lo des a tu novia.
-Oh, muchas gracias, caballero. -Supongo que nadie lo ha llamado "caballero" desde, qué digo, jamás. Creo que en las Barranquillas se estila más lo de "Honorífico" o "Recolgado"-. Es muy amable por su parte.
-No me digas usted. Puedes hablarme de tú. -En texto plano no puedo transmitir su voz de drogadicto pero vamos, os hacéis una idea.
-De acuerdo. Gracias.
Me puse a leer el documento manuscrito, que se trataba de cuatro poemas firmados por "Tu amigo Javier". Tratan de la soledad, del mar y esas cosas de poetas que yo no entiendo porque soy más chico de novela. Las leí unas cuantas veces (me impresionó que casi no tenía faltas de ortografía. No digo que no las hubiese, ¡pero qué maravilla que ese hombre supiese escribir! Me pregunto si al principio sería un hombre respetable) antes de darle mi opinión, un poco comprometida dadas las circunstancias. Ninguno quiere enfrentarse a un drogadicto y mucho menos yo. Nunca sé cómo salir de esas situaciones tan cotidianas.
-Están muy bien.
-Gracias.
Cuando le dieron el euro en fotocopias se marchó, y ahí me quedé yo con los cuatro poemas de mi amigo Javier. Volví a pensar en un asunto que me intriga, y son los efectos creativos de la droga. Sí, las sustancias son malísimas y tal y pascual, pero ¿se puede negar que han sido imprescindibles en la creación de grandes obras literarias, musicales o pictóricas? ¿Sería el arte lo que es hoy sin esos participantes de la droga? ¿Es políticamente incorrecto admitir que la droga tiene efectos positivos como un incremento de la inspiración?
Me gustaría hacer el experimento, pero creo que los camellos y yo no encajaríamos muy bien. Necesitaría una persona intermediaria con el camello, de modo que al final serían dos camellos, y llegado el punto me vería obligado a necesitar tres. No. Prefiero colocarme con donetes, nesquik o cocacola con cafeína. Pero es muy interesante comprobar que la droga no sólo destruye, o que en según qué casos, potencia el ingenio unos segundos antes de atestar ese golpe letal y matar.

13 comentarios:

laura dijo...

jajajaja seguro que entre tus "conocidos más cercanos", no digo amigos, pero sí gente con la que tienes trato, hay más de una persona que tiene acceso a las drogas... No camellos peligrosos jeje pero sí acceso.... ^^

Hermy dijo...

No me ha gustado nada leer esta entrada, y lo digo porque me he sentido mal.
Entiendo todo lo que dices sobre el drogadicto, y tu actitud hacia él, pero eso de '...(me impresionó que casi no tenía faltas de ortografía. No digo que no las hubiese, ¡pero qué maravilla que ese hombre supiese escribir! Me pregunto si al principio sería un hombre respetable)', y tantas otras alusiones hacia al hombre, como lo de 'caballero', me han parecido, no sé como decirlo, ¿superficiales?. Es que no encuentro la palabra correcta. Yo, al igual que tú, también recelo de esa clase de personas, pero ni por asomo los subestimo.
Vamos, a cuadros estoy ahora mismo.

Respecto a tu pregunta sobre si las drogas influyen en la creatividad, creo que sí, no hay más que ver a los músicos. Por ejemplo, Matt Bellamy de la banda Muse, afirmó estar bajo los efectos de las setas cuando hizo la canción 'Plug in baby', una de las mejores del grupo.

Cronista dijo...

Te has ido a la respuesta fácil, Hermy. Si yo hablo a todos los desconocidos de cierta edad de usted, lo fue hubiese sido que a él lo tutase por ser drogadicto. Y por supuesto que me sorprendo de cierta lucidez de un drogadicto, aunque sea para no hacer faltas, cuando hablaba como hablaba: como alguien destrozado por la droga. Ahora será que los drogadictos que duermen en la calle porque no tienen donde caerse muertos son unos cerebritos de las matemáticas y no lo sabía yo. Venga...

FaNy dijo...

No me ha gustado, me ha dejado incluso con mal cuerpo. Me alegra que no hayas tenido cerca una persona con ese tipo de problemas porque si hubieras pasado por eso no hablarías con ese tono.

Estelwen Ancálimë dijo...

Ya lo decía Stephen King (que de drogas sabe un rato, y de creatividad también) en su biografía: tomar drogas no estimula la creatividad. El que es drogadicto es drogadicto, y el que es creativo es creativo. Y si una persona es drogadicta y es cretaiva, uan cosa no tiene nada que ver con la otra.ç

Lo de que la droga estimula la creatividad es la excusa barata que dan los creadores adictos para poder justificar los chutes que se meten.

B.V. dijo...

Bueno, independientemente de que la droga influya o no en la creación artística, a mí también me parece que subestimaste al drogadicto y te lo digo sin ánimo de ofender, de verdad. No porque le hablaras de usted o le llamaras caballero, sino por los comentarios de saber escribir y las faltas de ortografía.

La red de narcotráfico no hace diferencia entre clases sociales ni índices de analfabetismo. Hay muchísimas personas adineradas, con formación académica, estudios superiores, con títulos etc. que han caído en la droga. En realidad, los drogadictos que están en la calle porque no tienen donde caerse muertos, están ahí porque lo han perdido absolutamente todo; todo lo que ganan, lo gastan en drogas, venderían a su madre para comprar droga. Y por supuesto, nadie da trabajo a un drogadicto por muy genio de las matemáticas que sea.

A parte, yo he estado en las barranquillas dando bocadillos a los drogadictos y los hay que hacen cosas súper curiosas para ganar dinero para gastar en droga, y de lo más artísticas, por cierto. Así que sí, la droga influye en la inspiración; a un precio terrible, pero hay quién está dispuesto a pagarlo.

Lya dijo...

Yo he de decir que también estoy muy sorprendida por el tono en el que hablas del hombre. Porque independientemente de que fuera un drogadicto o no, o que escribiera lo que escribiera o que tuviera un sitio donde caerse muerto o no lo tuviera, independientemente de todo eso, decir que te preguntas "si al principio era un hombre respetable"... En fin, yo estoy a cuadros también. Me siento ofendida por el tono en el que hablas de un hombre del que pareces saberlo todo porque le has visto unos minutos en una tienda. Creo que frivolizar con algo así es una falta de consideración.

Pero bueno, quizá yo te haya malinterpretado. Espero, realmente, haberte malinterpretado.

Francisca dijo...

Subestimar, un error frecuente en las personas; yo diría que el personaje drogadicto era más inteligente de lo que creías, no le diría desperdicio porque eso es un trato indigno que no se lo merece nadie, y además ¿En qué te fundamentas para denominarle desperdicio? Sólo porque es un individuo drogadicto, ¿Desperdicio dices? Por favor, esa es la típica actitud que toma la gran parte de la sociedad, decir que es un desperdicio por ende no se puede hacer nada con él, en vez de generar soluciones, ayudar, en fin. Muchas palabras poca acción.

El poder de la droga recae en que es un estimulante y como estimulador propicia a tu cerebro a realizar cosas maravillosas, pero sus efectos a largo plazo son fatales. No dudo de que personas drogadictas hayan hecho cosas esplendidas, ahora tampoco confundir con que sólo con la droga serás una persona creativa eso es deschavetado, de hecho me llamo mucha la atención la pregunta: ¿Sería el arte lo que es hoy sin esos participantes de la droga?, yo respondo a ello que por supuesto que sí, la creatividad no esta asociada a la droga, la droga estimula la creatividad pero no la produce, la creatividad se potencia, se forja, es un constructo que uno como ser humano debe ejercer, dedicar tiempo a ello. A menudo las personas creen que la creatividad es una cuestión de índole innata y si bien puede ser, deben saber que se conjugan varios factores y dentro de esos factores para desarrollar esta capacidad tan sublime es el trabajar en ello, así que ya saben si desean ser creativos POTENCIEN ESTA CAPACIDAD.

Nada más que agregar, aunque alguno seres humanos deberíamos tener más cuidado al subestimar a los demás, creedme uno se lleva muchas sorpresas, lo digo por experiencia propia…

ana ryder dijo...

Dickens no se drogó en su vida. Ni Beethoven o Bach. Tampoco lo hicieron Chesterton y Stevenson, y dudo infinito que lo hiciera Jane Austen.

Siempre he creído en el talento, pero sobre todo en el trabajo. Y soy tremendamente escéptica acerca de lo que cualquier estimulante pueda lograr en el proceso creativo.

Lautaro dijo...

4 palabras:
Dietilamida De Ácido Lisérgico
Droga muy popular en los años 60 (creo a los hippies) que se caracteriza entre otras cosas por su reducida droga para producir los efectos. Y tremendamente poderosa. Aparte de incrementar la creatividad. No es toxica y no produce adicción física (quitando la que produce el chocolate, de querer probarlo de vuelta). Es practicamente imposible encontrarla a dia de hoy.
Tambien se conoce por LSD

Keyra dijo...

Mira, creo que eso de las drogas y la creación artística es exageración. Me explico, siempre me ha dado la sensación de que, por ejemplo, muchísimos grupos musicales les falta tiempo para destacar que una canción ha sido escrita bajo efecto de las drogas. Pero nunca he oido al explicar el proceso de creación de una canción "ésta la compuse sin drogas, qué buena es" (y alguna habrán compuesto sin ellas). Pues eso, que parece que sólo lo destacan cuando la han escrito drogados, y sí cuando han escrito algo sin drogar no digo "demos gracias al no consumo de drogas que tanto hace por el arte", no voy a decir lo contrario cuando las toman. Estoy con Estelwen en que probablemente es una manera de justificar su adicción. Sinceramente, creo que lo que importa es el talento y que todo influye en la inspiración, destacarlo en el caso de las drogas me parece una tontería, puede ser la vida, las frustraciones, las alegrías o la novia que le dejó XDD Yo que sé... Veo mucho mito en este tema, y que se mezclan muchas cosas.

Anónimo dijo...

No recuerdo qué cantante fue (pero juraría que británico y de los 60), que dijo que dejó las drogas para seguir con su carrera musical. En palabras suyas, cuando se metía algo estaba tan flipado que no era capaz de componer nada.

Y opino como Keyra... ¿Qué estando drogado alguien ha compuesto una buena canción? Pues vale, no lo dudo. Pero creo que es que ha sonado la flauta... y resulta tremendamente fácil decir "eh! la compuse drogado", haciendo una correlación entre "drogado = artistas". ¿Y cuando se compone estando sobrio un temazo?

Pazcual dijo...

A opinión personal y porque mi carrera está indirectamente ligada al arte, creo que la droga si ha potencializado a muchos genios, aunque al final los haya llevado a la muerte. ¿Porqué un consumidor de personas no pudo ser una persona respetable? Mi vecino lo era, hasta que se dio cuenta que la cocaína lo hacía cantar mejor y cuando vino a ver, ya tenía dos sobredosis encima. Yo lo veo así.

Saludos.