Header

Google+ Badge

Ideas de después de irse a dormir

Siempre que estoy escribiendo en serio, es decir, que la novela ya va lo suficientemente encauzada como para creer a ciencia cierta que la voy a terminar (no me ocurre con más de una cuarta parte de las cosas que empiezo, así que es un acontecimiento personal) me asalta la duda de qué es lo próximo que voy a escribir. Miro en el cajón y tengo unas cuantas opciones para seguir, proyectos que llevan años planeados pero que están esperando su momento de maduración, y entonces me asalta el pánico de que todo lo que me quede por escribir sean precisamente las ideas que tuve en el pasado, y que el futuro no me reserve ningún proyecto nuevo más. Vamos: el miedo a que se me acaben las ideas y sólo escriba las que surgieron tiempo atrás. Siempre que avanzo lo suficiente con una novela ocurre la misma situación.
Pero entonces, a la una y media de la mañana, enciendo la lamparita de la mesa de noche porque acaba de suceder. Sólo tengo que estirar el brazo para coger un cuaderno y un bolígrafo, colocados estratégicamente para tomar notas después de irme a dormir, y volcar sobre el papel todo lo que ha aparecido en mi cabeza de pronto, sin avisar, cuando ya creía que no volvería a tener ideas. Apunto hasta la última idea, por descabellada que sea, con una caligrafía que demuestra que escribo sobre el colchón. Es igual. Vale la satisfacción de vivir siempre el mismo miedo porque después siempre llega el mismo impulso creativo de puro placer.

5 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Y llega la sensación de felicidad que te recorre entero y te dice: "una más, y tiene buena pinta".

Mucha suerte con tus textos y tus ideas^^

Besotes!!!

laura dijo...

"impulso creativo de puro placer"... me ha gustado como suena!! jeje

Alexia dijo...

A mí lo que me ocurre es que tengo un montón de ideas y casi nunca acaban formadas como algo completo. Ese es mi mayor miedo: no acabar ninguna. Lo de tener nuevas ideas en un futuro no es problema. Siempre me invaden ideas en sueños xD (Yo también tengo a mano una hoja y boli para anotar desde la cama xDD).

Hermy dijo...

Te ha quedado hasta poético :)
Antes de empezar con algo nuevo, hay que acabar lo que se tiene en marcha. La inspiración viene en cualquier momento, como si te tienes que tirar 2 ó 3 meses sin coger el bolígrafo; ya llegará :D

Nerea Pozo dijo...

Yo SIEMPRE tengo un cuadernillo en la mesita de noche pq casi siempre se me ocurren las mejores ideas antes d dormir xDDD alguna vez estaba tan cansada que hasta escribí con la luz apagada y efectivamente a la mañana siguiente toca transcribir ^_^***...