Header

Google+ Badge

Las edades de los quehaceres

A veces tomo un camino distinto para ir al centro, y así me aprovecho para pasear por calles increíbles de Madrid por las que no transita tanta gente. En una de esas descubrí una galería de arte, en cuyo escaparate se exhibían cuadros de un pintor realista que me apasiona. La primera vez que pasé por enfrente me quedé boquiabierto contemplando las pinturas. La segunda vez también. Creo que mi reacción es exactamente idéntica cada vez que me acerco y excuso la mirada en esa dirección.
Sin embargo, nunca me atrevo a entrar. Es una estupidez, pero creo que desentonaría completamente en una galería de arte. Yo, que no voy a comprar nada, paseándome por la sala como si fuese un intelectual. Es una imbecilidad, lo sé, pero a fecha de hoy todavía no me he atrevido a cruzar la puerta. Es sólo por la cuestión de edad: demasiado joven para entrar solo a una galería de arte, como si fuese una sala equis y me fuesen a exigir el dni. No es no.
Otras veces veo a gente mayor de copas, en una actitud de quinceañeros, y siento vergüenza ajena. Lo mismo cuando llevan ropa que no les corresponde, o correspondería, de existir un canon mundial de ropa para cada edad. Parece, porque la sociedad nos lo ha impuesto así, que existen edades para todo, cuando no hay ni una razón lógica -o justificable- para que yo no entre a una galería de arte o para que un señor de cuarenta diga "lo flipas con tuenti" si le da la gana. El problema es de cada uno. Pero los prejuicios nos siguen allá a donde vamos, por más evidente que sea el sinsentido. A ver si empiezo a quitarme de los míos.

8 comentarios:

ana ryder dijo...

No doy crédito.

Hermy dijo...

Para mí son cosas diferentes las que comparas. Vale, eres joven, pero no un niño de 10 años que lo único que haría en la galería sería correr por los pasillos.
Prueba, si ves que te miran mal, te vas y adiós muy buenas xD

Cris dijo...

Pues a mi también me pasa, y me suena raro oir "qué guapo" o simplemente "mola" en boca de gente ya mayorcita. Pero oye, no veo tan mal que una persona joven haga algo que normalmente hace gente más adulta. Te pueden considerar un chico más maduro que la mayoría y no pensar mal de ti. Peor sería al contrario, que por ejemplo te murieras por jugar en el tobogán del parque. Eso sí que sería un problema.

ichirinnohana_is dijo...

Si te gusta da el paso, no te quedes en el escaparate, hombre!!! Disfrútalo =)

Besotes^^

Francisca dijo...

Las galerías de arte, son muy agradables, ve por ellas y déjate de tonterías.

Queda bastante bien decir:
"Carpe Diem"

Miss Anthrope dijo...

Me pasó una vez también con una (mini)galería de arte. Estuve dudando en la puerta unos minutos, pero al final me dije que era una estupidez no entrar sólo por este tipo de prejuicios. Y me lancé, entré, y disfruté como nunca..., sin hacer caso de las miradas reprobatorias de algunos que paseaban por allí.
En fin..., espero que tú también puedas hacerlo.

L. dijo...

Yo vengo hoy de una inauguración de una exposición de arte :D y solo tengo 16 y soy feliz yendo a ver los cuadros de esta amiga, no es mucho la edad sino la actitud con que uno tenga en la situación.

Pazcual dijo...

Yo creo que nos pasa a todos, que en cierto tipo de lugares sentimos que estamos de más o que no vamos con él pero lo bueno de esta sensación es que tenemos la oportunidad de deshacernos de ella. Ya sabe, eso de los riesgos nunca está de más, por más pequeños (e insignificantes) que parezcan.

Saludos.