Header

Google+ Badge

Las crueldades del Antiguo Testamento

El Génesis puede ser un cuento fantástico, la historia de Moisés valer de guión cinematográfico y la del arca de Noé, bien nos sirve para concienciarnos miles de años después del peligro del cambio climático. Sin embargo, ni las mejores lecturas sirven para salvar lo que es un libro tenebroso, con un dios que pone los pelos de punta con cada una de sus crueldades. No entiendo la necesidad de los cristianos de hacer del Antiguo Testamento la mitad de su Biblia. El Nuevo Testamento está más actualizado y su dios, al contrario de como ocurre en el Antiguo, es impecable.
Esta contraposición de dioses, supuestamente el mismo, siempre me ha desconcertado. Un dios malísimo con uno majo, los dos unidos como si fuesen el mismo. Me sorprende la veneración por una divinidad que regala a Satanás el destino de sus más fervorosos creyentes como ocurre con Job; me indigna lo cabrito que puede ser al dejar a Moisés a un paso de la tierra prometida; tampoco me explico qué tiene de admirable un dios capaz de enviar las peores plagas a Egipto, aunque signifique la muerte de miles de personas. Ese dios es terrible y jamás lo podría respetar. Sus crueldades salpican todo el Antiguo Testamento de principio a fin, y hubiese sido mucho mejor si esta religión hubiese renunciado a él para dedicarse única y exclusivamente a las enseñanzas de Jesús. Pero vamos: la Iglesia hubiese ido mucho mejor de hacer mil cosas que ha obviado por el camino.
El Nuevo Testamento es, todavía hoy, cuando han pasado dos mil años, un texto repleto de sentido común y humanidad. Las enseñanzas de Jesús sirven igual para creyentes que agnósticos, y sus palabras deberían enseñarse el día de mañana aunque desaparezca la asignatura de Religión, igual que estudiamos el Quijote o las obras de Shakespeare. Jesús, sea o no el hijo de Dios, es un personaje real de la Historia y posiblemente uno de los más influyentes. Ninguno como él puede presumir de nacer, vivir y morir pobre, y sin embargo trascender por los siglos mucho más que los reyes más ricos.
Pero de todos los momentos de Jesús, yo me quedo con uno solo: el de Jesús y los mercaderes, cuando el joven de treinta y tres, Belén, tiene un ataque de ira al ver los puestos de mercado junto a la sinagoga. Es el único momento en que la máxima figura -humana- del cristianismo pierde los estribos y la toma con todo lo que se le cruza en su camino. Sí, Jesús tiene una actitud vergonzosa en ese momento, nada que ver con cuando dice, clavado en la cruz, "perdónalos padre porque no saben lo que hacen". ¿Por qué no perdonó él a los comerciantes? El Jesús del mercado actúa de manera irracional y no recurre ni un segundo al diálogo. Se comporta como un parias. Y ese momento, por encima de todos los otros, y gracias a que nunca se censuró, nos demuestra el Jesús más humano, el que puede equivocarse alguna vez, y nos lo acerca para plantarlo, con sus defectos, entre nosotros. Todos podemos perder la razón en alguna ocasión. Que Jesús lo haga lo hace más perfecto que si nunca perdiese la compostura. Es un personaje histórico absolutamente apasionante.
También me encanta cuando le ruega a Dios que acabe con su dolor, o cuando duda que los ángeles vayan a recogerlo tras arrojarse al suelo. Jesús tiene sus flaquezas y el Nuevo Testamento no oculta ninguna. Multiplicar los peces y los vinos es un acto innecesario de soberbia, igual que resucitar a Lázaro, pero su maravilla también reside en cada error. Con todo, sus enseñanzas y aciertos son muy superiores a los tropiezos. Jesús es y debe ser una figura clave en la formación de la moral. Las misas serían mucho más interesantes si el cura se dejase de homilías y convirtiese su discurso del domingo en un club de lectura al que todos estuviésemos invitados a participar. La Biblia merece un millón de reflexiones: el Antiguo Testamento por lo peor, y el Nuevo por todo lo que nos queda por aprender. Da igual que no seamos cristianos.

Posdata: el dibujo es Jesús enfadado con los mercaderes. Por si no se entiende, el dedo quiere decir se-os-vais-ya-de-aquí-que-este-sitio-pertenece-a-mi-padre. No recuerdo haber visto jamás un cuadro con esta escena tan maravillosa, así que he tenido que dibujar algo para ilustrar la entrada. Si el retratado fuese Alá, ya me habrían volado los sesos.

Posdata que no tiene nada que ver: me dicen que no dejé claro en qué consiste lo del proyecto entrada número mil. Pues bien: podéis participar con lo que queráis, ya sea una carta, dibujo, videoblog, canción, poema, cómic, retécera. El único requisito es que sea significativo para el blog (vamos: que no enviéis una foto de vuestra primera comunión aunque salgáis muy guapos. No sirve). Hay quien ha escrito una crítica del blog, otro que ha hecho un dibujo con lo que más le interesa (y poco más que agregar, porque han participado muy pocas personas). Quedan siete entradas para el millar, así que aprovechad estos últimos días si os interesa aportar vuestro granito de arena. Gracias por adelantado.

Posdata de relleno, total, qué más da una más: os recuerdo que si entráis a crónicassalemitas.com tenéis botones de 'Me gusta' para el Facebook y también para hacer retweets en Twitter. Así hacéis publicidad al blog y yo me puedo retirar al campo.

11 comentarios:

Jota dijo...

Bueno, creo que el Antiguo Testamento tiene una gran importancia en la Biblia, por el simple hecho de reforzar más el contraste que las enseñanzas de Jesús pudieron tener en la sociedad.

Hoy, no nos impresiona, porque hemos heredado estos valores, pero el Antiguo Testamento nos permite evadirnos a aquella época y comprender mejor la ruptura que supuso el paso de un Dios vengativo al Dios que nos mostraba Jesús, esta vez compasivo.

Anónimo dijo...

Sin el Dios del AT y sin sus historias, que no olvidemos, son la vision metaforica de un pueblo que se considera elegido, escritas hace mucho mas de dos mil años, muchos pasajes del NT se quedarian en el aire. Muchas veces Jesus dice "habeis oido que se dijo... pues yo os digo que...". Los "habeis oido" son el AT, porque Jesus era, no lo olvidemos, un judio. Sus primeros seguidores son judios, y por esa razon la liturgia catolica sigue el esquema de la celebracion en la sinagona de la lectura y el posterior comentario u homilia. Sin el AT un cristiano careceria de la base para asimilar buena parte de las enseñanzas de Jesus. Por eso no es posible eliminarlo.

Otra cosa es que un cristiano este medianamente formado e informado para interpretar un texto que es, como la mayoria de los religiosos de su epoca, tremendamente metaforico. Porque no dejemos a un lado que en la antiguedad no era posible, por poner un ejemplo, hablar de big bang para idear la creacion. Eso es lo que les falla a la mayoria de los cristianos y en particular a los catolicos: formacion biblica y teologica. De hecho, una interpretacion teologica del milagro de los panes y los peces descarta la "multiplicacion" por arte como de magia y defiende que suscito en los asistentes el deseo de compartir lo que llevaban. Uno puede elegir el milagro puro y duro o el milagro del corazon, sin duda, pero para poder elegir la interpretacion hay que conocer las dos versiones. Y ahi es donde los catolicos, en buena medida, fallan.
De hecho, la inmensa mayoria ignora que la muerte de cruz es una asfixia por encharcamiento pulmonar, y que por eso al rasgar el costado sale agua y sangre.

E-L

Keldor Gaunt dijo...

Yo creo que la Iglesia mantuvo el Antiguo Testamento porque les interesaba. Jesús y sus enseñanzas son el ejemplo a seguir de todo cristiano, mientras que el Antiguo Testamento ilustra las consecuencias de no pasar por el aro de la Iglesia, sufrir la ira de Dios. Así se aseguraban de tener unos fieles beatos, humildes, obedientes y sumisos, no fueran a cabrear al de arriba.

Francisca dijo...

Cada uno interpreta como le place las sagradas escrituras, pero si de algo estoy segura es que esconden tantos misterios, hay un trasfondo mayor que para mí parecer no hemos sido capaces de descifrar.
Como bien dice un comentario, esta a rebozar de metáforas,ideas, frases preciosas, pero que te hacen preguntar ¿A qué se referirá? en vista a que fueron escritas hace miles y miles de años atrás por ende la interpretación que uno le de, puede que sea equivoca. No es como leer una novela, las cuales son predecibles, fáciles de interpretar, con la Biblia a mí me ocurre todo lo contrario. Me resulta sumamente complejo, por ende no me atrevería a catalogar, ni a decir que es una actitud inadecuada o que nos muestran modelos dispares entre uno y otro testamento, cada testamento tiene su propio contexto histórico, por ende no es oportuno juntarlos y hacer uno.

jimeneydas dijo...

Hay un libro que describe muy bien al Jesús humano, escrito por un japonés cristiano: "Jesús" de Shosaku Endo.
En él se muestran muchos entretelones que nosotros los occidentales pasamos por alto y damos por supuestos por haber crecido en el marco judeo-cristiano, pero que ayudan a situar en un mejor contexto las historias bíblicas.

Uyu dijo...

Desde mi punto de vista, las enseñanzas de Jesús fueron sumamente transgresoras en su momento. Sobre todo porque tuvo los huevos de decir que todos los seres humanos eran iguales en un mundo que basaba su economía en un sistema esclavista. Por eso supuso una revolución y por eso se persiguió a los primeros cristianos ya que, por lo demás, el Imperio Romano siempre fue muy tolerante con otras religiones, incluida la judía. Yo entiendo que, incluso para los primeros cristianos, las enseñanzas de Jesús eran demasiado novedosas. Y era difícil difundir su mensaje sin una tradición secular detrás. Imagino que por eso incluyeron también el AT, ya que además era la tradición religiosa en la que se había educado el propio Jesús.
Pero sí, metafórico o no, el Dios del AT es tremendamente sádico. Recomiendo la lectura de una novela juvenil titulada "No es el fin del mundo", de Geraldine McCaughrean, publicada por Alfaguara. Es una versión "histórica" de cómo debió de ser la peripecia de Noé y los suyos durante el diluvio, es decir: si realmente Noé hubiese existido y le hubiesen sucedido las cosas que se cuentan en la Biblia, la historia habría sucedido muy probablemente de esta manera. Es una versión realista del episodio bíblico que pone los pelos de punta. Muy diferente de la canción que nos hacían entonar alegremente en la parroquia cuando yo era pequeña: <>. Contado así parecía hasta simpático. Pero, si te paras a pensarlo bien, la historia de Noé es absolutamente escalofriante.

Madison N.Cheshire dijo...

Ala, ¡pero si sigues escribiendo! (leí una entrada tuya hace como mil años, y hoy, limpiando los favoritos, te he encontrado y me he acordado de cuando te leía cada día, pero como no tenía blog no podía comentarte).
Pues nada, que me ha hecho mucha ilusión ver que seguías publicando cosas en tu blog. Es un recuerdo de cuando era (más) pequeña, como encontrar un juguete de cuando era niña.
¡Un beso!

Cronista dijo...

Respondiendo un poco a todos:
Entonces, ¿el AT sirve para resaltar el valor del NT? Os puedo dar la razón. Donde no la doy, es en la necesidad de convertir el AT en un libro sagrado del cristianismo, porque el dios de sus páginas es la mitad del tiempo horrible. ¿No habría modo de demostrar esa diferencia sin necesidad de "oficializar" como sagradas unas escrituras que muestran un dios indeseable?
En lo que parece que estamos todos de acuerdo es en lo rompedor que fue Jesús para la época. Si Jesús hubiese nacido en el año 1000, con el cristianismo extendido, no hubiese sido menos rompedor (señal de que muchos religiosos prefirieron utilizar el AT para sus enseñanzas que el NT. El dios del AT ha sido muy útil para meter miedo en el cristianismo). Incluso hoy, con lo civilizados que nos consideramos, Jesús todavía nos puede decir cosas muy claras que sabemos que son lógicas pero no aplicamos.

Kâlü dijo...

El AT sirve hoy en día 8y mas que nada) para hacer comparaciones con el NT y resaltar los valores y enseñanzas de Jesús (q era el mas molón. Mas q Abraham, Moises, noé, etc...) un besooo!

pd: y no sera x cristos y mercaderes... mirate algo de pintura veneciana, si quieres! (o el Greco, si te gusta)

Anónimo dijo...

Los libros del AT son canónicos básicamenente porque desde un punto de vista teológico revelan algo que rompe con las demás religiones de la época: un Dios único y creador, en lugar de un panteón que parece la versión de la antiguedad de "Aquí no hay quién viva". Lo que pasa es que lo cuentan los que se consideran "elegidos" para esa revelación, y por eso lo hacen como lo hacen. No hay que sacarlos de contexto. Ellos cuentan su historia real desde su punto de vista impregnado de religión, y de hecho, por muy canónico que sea Jueces y otros con listados de cómo es una mancha de lepra y que es consecuencia de un pecado y lo que hay que hacer con un supuesto leproso, sólo los cristianos muy extremistas (entre los que no se encuentra la doctrina oficial católica) lo interpretan al pie de la letra, pero esos no lo hacen solo con el AT, también con el NT (te pongo un ejemplo, los Testigos de Jehová se creen que la cifra de 160.000 del Apocalipsis es la cifra exacta de los que van a entrar en el cielo, y esos no son católicos).

Sin ellos no se entiende igual de bien que la promesa de un Mesías se cumpla en un bebé ni la radicalidad del cambio de interpretación del mensaje por el pueblo elegido cuando éste se hace universal, que es precisamente lo que significa la Epifanía, la revelación al mundo.

Por otra parte, si no fueran canónicos ¿Cuántos católicos los conocerían mínimamente? Porque ¿Cuantos han leído, por ejemplo, los documentos del Concilio Vaticano II? ¡Si incluso mucho del contenido del AT jamás se lee en las liturgias dominicales, de manera que o te los lees por tu cuenta o vas a misa a diario para conocerlo!

E.L

Luciana Puma dijo...

si, el antiguo testamento nos habla de un dios cruel, pero si el papa es el enviado de dios en la tierra, no creo que las cosas hayan cambiado mucho, no se si me dejo entender.

casi siempre estoy de acuerdo contigo, pero la verdad yo no creo que jesus deba ser estudiado como ejemplo de moral o de valores. cosas como poner la otra mejilla no entran en mi formacion etica.

otro tema: quisiera hacer algo para la entrada mil! pero no se me ocurre que! bueno, me encanta tu blog, y lo sigo, aunque no me hago fan en facebook, ni comento. saludos