Header

Google+ Badge

Tres entradas en una (de política, tele y felicidad)

Quedan diez entradas para alcanzar la número mil y quiero daros tiempo para que participéis en el proyecto. Por eso voy a condensar tres asuntos distintos en una misma entrada. Por eso y porque no quiero escribir artículos como quien dispara con metralleta.

El primero es una protesta. He llegado a la conclusión (posiblemente más tarde que la mayoría, mucho más lista y analítica) de que cuando en un debate con dos frentes alguien argumenta algo parecido a "¡es una vergüenza que se dediquen a esto con todo lo que hay que hacer!", es básicamente porque el comentarista no tiene argumentos en contra. Esa frase, reordénese al gusto, la oímos a diario.
Sí, es posible que la prensa dedique más tiempo a asuntos triviales que a los que de verdad importan, pero en política, existen organismos y comisiones para todo. De modo que nadie se escandalice: los que se ocupan de esas, llamémoslas, leyes tontas, no son los mismos que se dedican a las que consideramos importantes. No hay que preocuparse, porque las comisiones de asuntos de máxima importancia seguirán dedicándose a asuntos de máxima importancia. Terminemos ya con ese argumento estúpido y atrevámonos a expresar nuestros auténticos prejuicios contra las reformas. Lo de las prioridades es una soberana gilipollez, la de quien no tiene más que su cabecita retrógrada para justificarse. ¿Qué sería del país sin esas pequeñas reformas? Si sólo se pudiesen hacer las grandes, estaríamos perdidos.

El segundo asunto es que ya tengo TDT, o televisión terrícola, como la llamé durante más de un año. He estado feliz sin ella durante medio año. Ahora alucino con la cantidad de canales que existen (¿LaSexta 3? No sabía ni que hubiese una segunda. O Butaca Latina, los canales de tele-venta, los del tarot... ¡qué mundo por descubrir!). Lo peor ha sido descubrir ciertos programas de auténtica telebasura aburrida: me animan a abandonar España (por los de Neox) pero ya sé a dónde no tengo que ir (esos Estados Unidos de MTV. Mi último recuerdo de la cadena era con música. No sé qué ha pasado desde la última vez). En fin: que para lo visto, mejor apagar el trasto y leer un libro. Qué pocas cosas interesantes que ver.

El tercero es una simple reflexión sobre la felicidad, a la que he dedicado tantos pensamientos. Hoy (que ya veremos mañana) respiro tranquilo pese a no ser feliz. Puedo decir que lo fui alguna vez, y eso debería sacarme por lo menos una sonrisa. Los hay que nunca la conocieron. Es una falta de consideración con ellos no ser ni un poquito agradecido con las felicidades pasadas.

4 comentarios:

Keldor Gaunt dijo...

Sobre la primera: Hombre, el hecho de que existan organismos y comisiones para todo no quiere ecir necesariamente que los que forman parte de las unas no puedan formar parte de las otras. Al menos a nivel de administración local ocurre así, los concejales de un ayuntamiento X pueden formar parte de tropecientas comisiones X simultaneamente que preparan las propuestas de los asuntos que luego han de debatirse en los plenos.

Yo personalmente encuentro que tachar de gilipollas y/o retrógrado a quien expresa un punto de vista o defiende una opinión con la que no se está de acuerdo es mucho más sintomático sobre el hecho de que no se tengan argumentos con los que rebatir tal opinión. Al no poderse contra el argumento, se invalida al argumentador. Y eso sí que se ve todos los días, por desgracia.

Sobre la segunda: Yo cada vez que veo la TDT, con su miriada de canales (y en expansión), me viene a la cabeza una frase de la película "The Kid" (aquella en la que Bruce Willis se reencuentra con su yo pasado): "¡Chorrocientos canales y no echan nada!"

Sobre la tercera: Dado que considero que existen tantas definiciones de felicidad como personas quieran definirla, me abstengo de comentar sobre qué hace falta para ser feliz. Me quedo con una frase que leí en cierto libro sobre psicología: "La felicidad consiste en estar satisfecho con uno mismo"

ConfidentLinarola dijo...

*zaping* "Basura"
*zaping* "Aburrido"
*zaping* "Basura"
*zaping* "Aburrido"
*zaping* "Basura"
*zaping* "Aburrido"
*zaping* "Aburrido"
*zaping* "Basura"
jajaja lo vi en algun lado y me encanta hacerlo en casa porque es la verdad XD

Gracias por las 3 entradas en Una! Que hay que ver como te pones de bloguero cuando la gente piensa mañana tarde y noche "q no ponga nada...que no ponga nadaaaa"

Anónimo dijo...

1° no soy española, y se me hace dificil opinar sobre la politica de un pais q conosco muy poco.
2° es cierto, cada vez hay más canales, pero todos son pura mierda.. no hay ni uno solo q valga la pena. Eso hace q me apegue muxo + a los libros.
3°y sobre la felicidad, en este loco mundo, cada día parece más inalcazable..

Ana dijo...

La busqueda de la felicidad es lo que nos hace infelices, sólo hay que relajarse e intentar disfrutar de lo que tenemos, que inevitablemente es lo único que nos la dará.