Header

Google+ Badge

El próximo presidente de España

Lo que al principio parecía un rumor de pasillos, empieza a parecer realidad: Rubalcaba será el próximo candidato del PSOE a la presidencia española, allá por 2012 y si esto no se ha caído antes. Zapatero podría repetir, que en España no hay máximos de reelecciones, pero pocos piensan que quiera presentarse otra vez.
A fecha de hoy, cuando el partido del gobierno ha tocado fondo en intención de voto (24'1%, nunca antes tan bajo), hablar de su candidato a presidente no tiene ni la mitad de gancho. Que me entiendan: si hoy fuesen las elecciones, el PSOE, ya sea con Zapatero, Rubalcaba o Chacón, no tienen la más mínima posibilidad de mantener su presencia en la Moncloa. El PP, el partido con menos capacidad para sacar provecho político de la crisis, conseguirá la presidencia sólo gracias a los errores del ejecutivo actual. No es que el PP vaya a ganar; es que el PSOE va a perder, y el PP es el único en este país bipartidista con suficiente peso para erigirse gobernante.
A mí es que Rubalcaba no me gusta. Lo aborrezco por ser un fantasma del pasado, una reliquia de aquel gobierno de Felipe González que los jóvenes sólo veremos para cuando Cuéntame alcance el año 1982. Será un personaje de ficción más que un recuerdo de los primeros años de la democracia. No digo que no tenga capacidad para gobernar (ni tampoco que esto sea requisito para ser presidente. No hay más que ver a Zapatero, que si bien no ha sido tan mal presidente, sus pactos con los nacionalistas de la primera legislatura nos van a pasar factura hasta el final), pero me pregunto si no habrá otro nombre para suceder al señorito de León. Chacón, no sé. ¿No era tan fascinante su embarazo como ministra de Defensa? ¿Por qué el PSOE se llena tanto la boca con igualdad y sin embargo es mucho más reticente que el PP a la hora de nombrar mujeres para cabezas de listas en ayuntamientos, comunidades autónomas o la mismísima presidencia?
A menos que intervenga el Dios Todopoderoso, y, Él mismo debe estar de rebote con los laicistas de la izquierda, el candidato a la presidencia que elija el PSOE será el candidato de la derrota y váyase-usted-de-aquí-que-es-nuestro-turno-en-la-Moncloa. De modo que el PSOE no está eligiendo a su candidato a la presidencia, sino al candidato a la oposición, y en ese caso no me parece tan mala la elección de Rubalcaba. Como opositor puede ser mucho mejor que cualquier otro de la cantera socialista. Y de ese modo, los verdaderos futuros candidatos, léase Chacón o cualquier socialista de nueva generación, se estarían reservando para cuando el PSOE tenga un mínimo de posibilidad, en las elecciones de 2016 o 2020.
Este es un análisis actual a un año y medio de elecciones. En este tiempo pueden ocurrir mil cosas y el PSOE remontar cien veces. Quizá llegue el día que Rubalcaba tenga verdaderas posibilidades de ganar y, a lo mejor, de llegar este día, el PSOE prefiera otro candidato para conservar la presidencia. Rubalcaba de oposición, pero nunca de presidente. Con el misterio que gira en torno al sucesor de Zapatero, es posible que el papel de Rubalcaba no sea más que el de cabeza de lista de unas elecciones perdidas, y que se marche a casa para jubilarse un segundo después de anunciarse los resultados.
Porque si asumimos que el PP va a ganar en 2012, lo interesante está en conocer su candidato. Hoy sigue siendo Rajoy, pero hay una convención del partido antes de las elecciones y de ahí saldrá el nombre definitivo. En la última elección, la de Valencia, algunos como Aguirre estuvieron exageradamente serenos, como buitres que esperan el momento de saltar. ¿Está esperando Aguirre este momento, cuando el PP puede ganar de verdad, para proclamarse candidata? Dudo que Gallardón lo haga alguna vez, por más que los votantes lo pidan: no cuenta con el apoyo de los militantes, y eso es como una sentencia a muerte. ¿Hay más nombres en el PP? Ninguno que despunte visiblemente. Lo que se cuece en la sede de Génova es más secreto que cualquier movimiento en Ferraz. No pongo la mano en el fuego a que Rajoy vaya a salir presidente, pero teniendo en cuenta que tienen las elecciones ganadas de antemano, sólo se quedará fuera de la candidatura si otro lo saca antes. Aguirre se frota las manos con fricción. No sé cuántos años más podrá esperar para cumplir con la penúltima de sus ambiciones: ser la primera presidenta de España. La pregunta es si será la próxima.

4 comentarios:

Kâlü dijo...

Vaya pájaro de mal agüero q eres... personalmente a mi me gusta mucho Rubalcaba, tiene mucha mas presencia y aplomo y creo q es de los pocos q saben como hacer las cosas directas y claras. Le prefiero mil veces antes q a Pajín o a Chacón, o a Blanco incluso. Lo único seguro es q reelegir a Zapatero para presentarse de nuevo sería un gran error. Sobre las opciones del PP prefiero no opinar, cualquiera de ellos me pone los pelos de punta. Si llegan a la presidencia seguiran criticando a la directiva continuamente o no haran mas q apaludir quien sabe q? (porque una vez conseguido el objetivo ni se molestaran en intentar arreglar algo, seguro) Lo mas sensato sería q los ciudadanos (y votantes) de este país reaccionaramos de una vez y vieramos todas las posibilidades q tenemos además de estas dos, pero ya sabemos q aquí las cosas q nos exigen un poco mas no nos gustan demasiado... un beso!

Keldor dijo...

Estás dando por hecho que el PP saldrá victorioso las próximas elecciones, y yo lo dudo mucho.

Lo único que tiene que hacer el PSOE para ganar es poner a España de morros con Marruecos y salir en defensa del Sahara, para que artistas, compositores y autores (que ahora están cabreados con el gobierno por ese tema) vuelvan a poner la ceja en la próxima campaña, y referirse al PP diciendo que su política social siempre fue nula y nombrar de pasada las palabras mágicas: "facha" y "Franco". Bueno, eso y comprar votos de nuevo. En las últimas elecciones los españoles nos pusimos precio: 400 euros.

Nerea Pozo dijo...

Dar dinero sin control nunca fue la solución y por lo k yo he visto, se ha estado haciendo como nunca estos últimos años, me daba verguenza ver como gente timaba con cuatro gaitas aqui y alla y conseguia rentas de 500-700 € (de las cuales jamas hubiera imaginado su existencia) por k si y obreros k ponen 1 metro de acera al dia para alargar su contrato Ñ forever and ever... si no me enfado pq mis impuestos son mas altos y mis ganancias mas bajas mientras pasatodo eso tu me diras... :(

Toño Viñas dijo...

Yo creo que la desconfianza hacia Rajoy dentro del PP vino motivada por su segunda derrota en generales. Ahora que están arriba en las encuestas, dudo que Aguirre (y mucho menos Gallardón o cualquier otro)recabe tantos apoyos como entonces.

A mi no me importaría que Gallardón fuera presidente, ya ves. Aguirre ni de coña, y Rajoy...a ver por dónde nos sale.