Header

Google+ Badge

La entrada que prometí de BONE y mi otra primera web

Hace tres años, cuando escribí sobre Superlópez, mi cómic nacional favorito, prometí otro artículo para Bone. No sé si admitir que fallé en mi compromiso con los lectores de finales de 2007 o mejor pongo cara de póquer, salgo por la tangente, digo que he estado demasiado ocupado escribiendo los casi mil artículos siguientes y me siento a escribir a tiempo para no faltar a mi palabra. Pues bien: ha llegado el momento de hablar de mi cómic de cabecera por excelencia.
Para quien no lo conozca, Bone es una aventura de fantasía épica dividida en nueve capítulos que Jeff Smith publicó entre 1991 y 2004. Tres de los protagonistas son bones, unas criaturas blancas llegadas de un mundo civilizado que caen sin pretenderlo a un mundo medieval, después de perderse por el desierto. Todo cuanto Fone y sus primos desean es regresar a Boneville, pero la situación en el valle se tuerce y ensombrece por la amenaza de una guerra legendaria que quedó pendiente unos años atrás. Los diseños de los bones son sencillísimos, pero contrastan con los geniales dibujos de los demás personajes. La historia es casi un guión de película Disney (los dibujos también lo podrían ser), o mejor dicho: cómo contaría Disney una historia de fantasía épica como la de El señor de los anillos si contase con los mejores guionistas y buena predisposición. La trama, aunque está muy bien planificada desde el principio hasta el final, va madurando capítulo a capítulo, aunque nunca pierde su esencia de obra maestra para todos los públicos. Bone pide a gritos una película de animación desde hace años y estoy seguro de que, tres dimensiones al margen, la veremos alguna vez. Es una maravilla de historia en 2D.
Admiro a Jeff Smith tanto como guionista como dibujante. Me enganché a Bone muchos años antes de que Astiberri lo editase en color, lo que ha sido una suerte para los lectores. Cuando yo lo leía, la editorial española era Dude Comics, publicaba los números en episodios individuales (un total de cincuenta y tres aunque, já, nunca fueron todos) con una regularidad tan nula que llegó el punto que ni siquiera terminaron con la saga. Así nos quedamos los fans, impacientes y sin desenlace para la historia. Tuve que comprar los últimos volúmenes en inglés vía amazon.com, todo fuese por no perderme el esperado final, pero mereció la pena. Es una saga de cómic soberbia. Y también sus cómics anexos, como Rose, que lo ilustró Charles Vess y es una auténtica joya. Estúpidas, estúpidas monstrarratas está bien, pero se queda en una broma sin historia.
Los fans de Bone nos quedamos huérfanos con el final de la saga. Jeff Smith inició su nuevo gran proyecto, Rasl, donde se reinventa a sí mismo y atrapa a un nuevo público mientras deja encantado al viejo. Mientras tanto, otras aventuras adicionales recuerdan la que fue su primera obra magna, y estoy impaciente por leer los próximos trabajos de los primos de Boneville. Admito que soy un fan de pura cepa, y ahora que ya tengo un cómic dedicado por Jeff Smith, creo que me importaría un poquito menos morirme.
Para quienes crean que ExpresoHogwarts fue mi primera web, no es así. Al mismo tiempo que nacía HP Valencia (que fue el primer nombre de Expreso, no iba yo a renunciar a mi identidad) creé DerenGard (aquí el diseño número dos, definitivamente más decente), el que incluso hoy, tantos años después, todavía puede presumir de ser el único sitio fan en castellano de Bone. Por más que pase el tiempo, sigo recomendando el cómic a todo aquel con quien me cruzo, sea o no lector de cómic habitual. Yo no lo soy, y volvería a caer en Bone una y otra vez. Tú que no tienes que esperar cada nueva entrega como agua de mayo, ni sufriste la desaparición de la primera editorial, no tienes excusa para perderte esta novelaza gráfica con todas sus letras.

Posdata: quedan tres entradas para el millar. Alerta. Últimos días para participar en el proyecto entrada número mil.

2 comentarios:

Francisca dijo...

Yo de comic no sé mucho, pero uno que tengo pendiente es V de Vendetta por Alan Moore, espero con ansias las vacaciones para leerlo...


Bone, definitivamente no lo conocía, pero veré que tal. Aunque yo me inclino ante lo clásico como Superman o Spiderman.

Buenas Noches.

Alma Con Arte dijo...

Que nadie me mate, pero no conocía este cómic.
Suelo seleccionarlos en base a su ilustración (tema que me apasiona), y luego los leo y evalúo el guión.
Si este es uno de esos equilibrados, encantada de conocerlo porque sus trazos me enamoran.
Ahora a buscarlo y disfrutarlo.
Gracias por la info =)