Header

Google+ Badge

El rey enamorado: una historia real del siglo xx

La película El discurso del rey tiene por telón de fondo una de las historias más interesantes de la monarquía del siglo XX: la de Eduardo VIII, tío paterno de la reina Isabel. La mayoría de españoles ignora que la actual monarca británica sólo accedió al trono por una cuestión de azar, ya que era su tío -y sus consiguientes hijos- los que debían perpetuar el linaje de los Windsor y la antigua corona inglesa. ¿Qué ocurrió para que no fuese así? Eduardo VIII tuvo la ocurrencia de enamorarse de una estadounidense (vulgar para muchos. Estadounidense a secas para la opinión general) dos veces divorciada. El gobierno y el pueblo no querían que contrajese nupcias con la señorita Simpson, y su amor por ella era tan fuerte que abdicó, se quitó la corona a la edad de cuarenta años y vivió como un simple mortal el resto de su vida, hasta 1972. Durante más de treinta años, observó junto a su amada norteamericana cómo su hermano pequeño lo sucedía como rey y cómo su sobrinita Isabel hacía lo propio unos años más tarde. Pero él tenía a Wallis Simpson, y eso es todo lo que necesitaba para ser feliz. Resulta emocionante pensar que estas historias todavía pueden ser posibles.

Pero El discurso del rey es una película biográfica de Jorge VI, padre de la actual reina Isabel II de Reino Unido, que recoge un corto periodo entre sus últimos años como tercero en la línea de sucesión hasta el momento en que sin creérselo, se convierte en monarca del imperio. La película cuenta con un Colin Firth alarmantemente simplón con una Helena Bonham Carter mediocre como nunca en su carrera, aunque sospecho que la culpa la tiene el guión, gran decepción del conjunto. Al salir del cine me decían que el error estaba en que la historia no daba de sí; un discurso ¿es para montar un largometraje? Pero en realidad no creo que este sea el motivo por el que El discurso del rey es una película tan poco apasionante. El mérito de un narrador reside en alimentar la emoción con cualquier historia. ¿No conocéis personas a las que les pasa de todo y personas a las que nunca les ocurre nada? ¿No tendrá algo que ver con el mérito de los primeros a provocar historias donde nos segundos no han sentido el más mínimo estímulo?
La reina es otra película de Buckingham Palace con acontecimientos que podrían parecer poco relevantes: cómo vivió Isabel II los días posteriores a la muerte de lady Di. Y sin embargo, el guionista consiguió crear una historia cautivadora, donde logras sufrir y emocionarte en la piel de la mismísima reina de Inglaterra. Ese es el mérito del que carece El discurso del rey: que la historia no está bien contada, y que los personajes reaccionan de formas de todo menos creíbles.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y por qué razón Colin Firth y Helena Bonham Carter no están bien en pantalla? Y, por cierto, ¿qué pasa con Geoffrey Rush?

Pazcual dijo...

Tengo en mi lista verme esta película. A decir verdad, esta es probablemente la primera vez que leo un review de esta pelicula que le haga critica. La veré y vamos a ver si te doy la razón o no.

Saludos.

Alfonso dijo...

Pues yo ni conozco la película ni se de que se trata, asi que no puedo comentar nada. Podrias decirnos por lo menos el argumento principal de la pelicula?

Nerea Pozo dijo...

Adoro a Colin Filth pero la peli tiene una pinta tostón ...

Kâlü dijo...

Ya has visto la peli? Con lo q has contado se me han quitado las ganas de verla, ya vere lo q hago si logro enganchar a alguien mas para q me acompañe... La forma de contar historias es lo mas importante, nosotros mismos somos un muy buen ejemplo xD

Anónimo dijo...

Yo vi la peli el otro día y, qué decir, estoy en completo desacuerdo con Cronista. Me pareció que tenía un guión fuerte y convincente.
Es curioso que titules la noticia como "el rey enamorado" cuando esa parte de la historia sólo la mencionan como anécdota. En cambio, no haces ninguna referencia a los problemas psicológicos del protagonista (principalmente su tartamudeo, y los problemas que de éste surgen al hablar en público)que son, en definitiva, la trama argumental del film.
En fin, lamento que no te haya gustado, pues a mi parecer es una buena película. Pero si vas a hacer una entrada en el blog de una peli, creo que deberías poner, al menos, el argumento completo.

Saludos.

Francisca dijo...

Colin Firth? ¿Simplón?

...

La Película no se ve mala, además últimamente me ha dado la manía de ver film históricos, siempre me han gustado pero de hace tiempo que no veía nada hasta este verano que estrene viendo "Las Hermanas Bolena", así que yo no seguiré vuestro indirecto consejo, y veré la película, además trabaja Colin Firth, no me puedo creer que su actuación sea nimia.

Buenas Noches.

Anónimo dijo...

Si decías que no te gustaba el cine, no sé por qué haces críticas de pelis que no te han gustado.

Ellishp9 dijo...

mmm habia visto anunciada la pelicula pero no vi el trailer hasta ahorita que lei tu publicacion y vi el nombre de helena en el poster, y pues habra que verla para ver que tal ^^

Anónimo dijo...

En verdad cada vez q leo tus gustos en cine me decepciona... soy muy añiñados... no sabes lo q es bueno.

Francisca dijo...

Recordaba vuestra crítica, y como no me podía creer que Colin Firth actuase de manera simplona, me vi la película (entre otras tantas razones) hace poco ; y me gusto bastante. Debo decir que Firth no me decepcionó, al contrario considero que interpretó soberbiamente al rey Jorge VI; Michael Gambon ni hablar siempre lo hace bien. Por su parte Helena Bonham Carter si bien no brillo para mi fue suficiente, no era necesario que se luciera al fin de cuentas su papel era secundario. La interpretación de Winston Churchill debo decir que me produjo demasiada risa, el actor lo hizo idéntico, el mismo seño fruncido tan típico del gran Churchill… Geoffrey Rush muy bien logrado su papel.
El trasfondo de la película me encanto, hasta me provoco pena, un rey con tantos traumas, tanto tristeza e inseguridad he aquí el porque de su tartamudez, y sin duda Colin Firth provoca que ese dolor llegue al telespectador. Por lo demás otro punto importante de señalar el contexto histórico que es la segunda guerra mundial, y que a nadie dejó y deja indiferente, era trascendental dar un mensaje de aliento a la nación, en tiempos en que la figura de un rey todavía era relevante.
En su conjunto me pareció muy buena película, sólo tengo dos criticas que le podría hacer, la primera es que no le creí a Guy Pearce su actuación de rey enamorado, de hecho la encontré mala. Y la segunda es que hay momentos en que sentí a la película como una “comedia”, hasta me recordó al “teatro del absurdo”. Lo que no quita que sea muy buena.

Personalmente siento que se logro transmitir diversas emociones, pena, risa, emoción, etc. Bien merecido tiene el Oscar.

freshwater dijo...

Una vez vista la película (bastante tiempo después de este post) debo decir: ¿Hemos visto dos películas distintas? ¿Colin Firth simplón? ¿¡!?

Vamos a dejarlo en que yo la he visto en VOS (que es como hay que ver una película que trata sobre una persona tartamuda) y que con el doblaje se pierde mucho. Vamos a dejarlo ahí, porque si no tus valoraciones cinematográficas de aquí en adelante caerán en saco roto para el que esto escribe.