Header

Google+ Badge

Conductas perniciosas del metro (i)

De entre todos los motivos para estar en contra del e-book, me quedo con uno: será mucho más difícil averiguar qué libro está leyendo el viajero de al lado. Difícil, pero no imposible.

6 comentarios:

Ricardo Pérez Alamillo dijo...

Con los ratos buenos que me paso cotilleando los periódicos de los pasajeros que tengo al lado!! XD

Hisuin dijo...

Totalmente de acuerdo u_u No sólo por el del pasajero de al lado, como tú dices, es más fácil, sino por los de enfrente... así no se puede cotillear una portada!

Rocy dijo...

Pero eso no solo pasa en el metro, en el autobús también!!! :)

Prigkinissa dijo...

Pues yo adoro mi ebook. Es una de las mejores compras que he hecho, en serio. Yo sigo leyendo libros en papel ( cuando tengo algún huequecillo) y tienes derechos de autor, pero para documentos que tengo que analizar y estudiar ( y creeme que con muchos) me viene de perlas, y mi vista me lo agradece.
Y ,oye, se siguen viendo libros en el metro y periódicos, que yo también soy muy cotilla, aunque siempre me encuentro con personas que no les gusta y ponen el periódico en posición incómoda para ellos con tal de que no lea ( la de tu dibu parece de esas personas)

Alfonso dijo...

Yo como voy absorto con mi mp3 mirando por la ventana (si puedo) no me interesa mucho eso xD

Luisa Blanco dijo...

Hace unos días iba en autobús, y una señora llevaba su imponente e-book. Eché un ojo a la pantallita, ¡ya que no había portada!