Header

Google+ Badge

Los aburridos

No hablan de nada. O viven en una permanente conversación de ascensor, aun si habitan un bajo sin vecinos. Son las criaturas más aburridas sobre la faz de la Tierra, con permiso del caballito de mar. No les gusta hacer (ni que hagas) nada, no les gusta hablar (ni que hables) de nada, no les gusta ni gustar. Sencillamente se quedan parados, callados, esperando a que los entretengas con tu incomodidad. Son terroristas de la diversión.
La vida cruel nos reserva un aburrido por temporada. Estás tan contento, caminando por el mundo como si no existiesen barreras, y de pronto y sin avisar se te planta delante uno de ellos. Con su silencio sepulcral. Su «bueno...», su «no sé», su permanente indecisión y hastío capaz de inducirte al suicidio. Porque cualquiera aguanta con ellos unas horas cuando hay baldosas que contar, pero a ver quién resiste a la larga sombra del aburrimiento por más de un día. Le preguntas a Dios qué has hecho para merecer esto.
Pero nunca los trates con crueldad. No son aburridos por placer, como las catilinarias de Nothomb. Son aburridos porque les ha tocado ese papel y su papel consiste en probarnos. En comprobar nuestra capacidad para sacar un poco de diversión de semejante sopor carnal. Si te cruzas con uno de ellos, ármate de valor y desarrolla un basto universo mental que te libre de los tentáculos de su presencia de plomo. Invéntate amigos imaginarios, ¡incluso primas segundas imaginarias!, si hace falta; lo que sea por sobrevivir.
Una vez creí que los hipócritas eran los peores, pero no. Por muy terribles que sean, no cuentan con la capacidad de un aburrido. Un hipócrita puede sacarte de tus casillas, que no es tanto. Un aburrido es capaz de chupar hasta el último aliento de tu alma, y todo sin que te des cuenta. Sin la más mínima mala intención, pero destructivo hasta decir basta. ¿O es que tú nunca te has cruzado con un aburrido existencial?

12 comentarios:

Richard dijo...

Toda tu descripción de una persona aburrida me ha hecho recordar a los dementores jajaja xD

Selene.of.Gaia dijo...

Yo soy una persona aburrida :|
Y lo raro es que en realidad nunca me aburro, me limito a aburrir/incomodar a otros...

W-Red dijo...

Me has descrito perfectamente y me ha dolido esta entrada. ¿Así de molestos e indeseables somos para el resto de la humanidad? Para algunos puede ser tomado con gracia, pero para nosotros los aburridos no, y que nos pongas como lo peor de la especie, ¿qué quieres que te diga? No me afecta el hecho de que lo escribas tú o esté escrito en un blog, lo que me "preocupa" es que lo ha escrito una persona y seguramente habrá un grupo grande de personas que piensen lo mismo.

Estoy seguro que no es necesario ser hablador y fiestero para ser divertido, nosotros los aburridos tenemos nuestras maneras de divertirnos, muy particulares, no nos vamos a engañar. Pero da esa impresión.

Leo opiniones, sigo el blog desde hace 3 años y nunca una entrada me había parecido tan seria.

Un saludo.

JuLio Urízar M dijo...

Si me preguntaras, yo prefiero a los aburridos, no a los hipócritas, y creo que no pueden colocarse en un mismo rango pues son dos cosas distintas. En sí, los aburridos no son tan "malos" como los pintas, simplemente, quizás, sean un poco egoístas. Hay en ellos algo... esconden algo y al rebajarlos tanto puede que te quites la oportunidad de descubrirlo. Hay gente "aburrida" porque adentro de ellos debe haber todo lo contrario, un mundo explosivo, quien sabe, con el cual, quizás, les es complicado existir, y muchos no comprenden eso, porque piensan que el "interesante" sólo es aquel que se desenvuelve socialmente bien y siempre tiene algo que decir respecto a. Los aburridos pueden estar ideando las cosas más extraordinarias y el resto ni se da cuenta. Claro que su existencia es incómoda. !Imagina que ellos viven consigo mismos todo el tiempo! Por otro lado, creo que ellos logran afianzar amistades mucho más intensas con los pocos amigos que logran conseguir en sus vidas. Puede que también sean tímidos, que se guarden todo lo que les molesta y que demuestren su sentir en palabras frías como "bueno" o "no sé", a mi me ha pasado y sé que es realmete incómodo para quienes le rodean, pero uno no debe esperar estar siempre al lado de alguien "platicador" Tengo un amigo aburrido y sus silencios me han enseñado cosas valiosas.

Annika dijo...

No me considero aburrida, por lo menos yo no me aburro, pero me consta que hay gente a quien "le aburre" mi conversación o la falta de ella. Pero no creo que sea solo culpa de los aburridos. ¿Te has planteado la posibilidad de que si no te hablan más es porque quizá tú les aburres a ellos? A todos no nos divierten las mismas cosas o temas de conversación. Si el tema no me interesa no voy a darte palique por mucho silencio que haya, a lo mejor es que no me caes bien y prefiero el silencio incómodo a una charla hipócrita.
Tal vez el aburrido piensa que tú eres un plasta con tanta cháchara. Todo es cuestión del punto de vista.

Julieta dijo...

Leí el post hace unos días, me gustó, tampoco me encantó, por eso no comenté, pero, a raiz del reciente Tweet de @el_croni, volví para leer los comentarios (buena táctica de publicidad, eh Cronista!) que sin duda añaden mucho más interés al post (no offense).
Entiendo que se hayan podido ofender, más si se sintieron identíficados. Yo a veces también soy como esas personas descritas en la entrada, pero suele ser porque estoy con gente que ME ABURRE, muchas veces gente muy simpática, que habla mucho, pero dice poco... y al final casi mejor que estén callados.
No sé, igual no me parece que haya tanta seriedad en el escrito...
Saludossss!! :D

Ane Z. dijo...

No entiendo por qué la gente se toma tan en serio un post escrito de una forma tan irónica. ¡En este blog se habla con total tranquilidad de temas mucho más peliguados, desde el aborto hasta la política española, y no suele haber tanto escándalo! :O

Lo cierto es que todos somos aburridos de vez en cuando, pero hay gente que... simpre lo es.
No se trata simplemente de ser indeciso, o de no tener iniciativa. La gente "aburrida de verdad" es esa que nunca tiene una idea propia, e incluso son incapaces de reconocer las buenas ideas en los demás. No tienen aficiones ni conversaciones interesantes. Son la gente que, en la última parte de "La materia oscura" jamás tendría una historia que contarles a las arpías para escapar de esa especie de purgatorio.
En fin, que a mí la entrada me ha gustado. Ánimo. ;)

Anónimo dijo...

Cronista, ¿a qué viene esta entrada? ¿?

Keyra dijo...

Reconozco que a mí me desesperan los no sé, lo que tú quieras... pero normalmente se acaban quitando con la confianza, mucha gente empieza así mientras va "tanteando el terreno" (a mí me es indiferente, como si hubiera que estar de acuerdo en todo para llevarse bien...). A veces vienen por timidez, querer agradar o falta de confianza, no por ser aburrido.

La única vez que me cabreé con un aburrido es cuando reproducía mis comentarios, yo hablaba con él y luego veía que mis comentarios (que no son nada del otro mundo) los acababa diciendo él (delante mío, encima) a otra persona. Eran comentarios muy mios, tonterias, que a lo mejor yo le había soltado media hora antes XD sobre cualquier cosa, la noticia del día, una broma, algo que me había pasado y cómo me lo había tomado... Y lo contaba tal cual como ocurrencia suya (igual, si yo había hecho algo el payaso contándolo él hacía lo mismo), y encima me soltaron varios "Oye, pues yo tenía a X por más... serio, es muy majo, cuando me contó tal... no me esperaba que fuera así". Y yo sonriendo...

Igual hay gente que habla poco y cuando habla suelta absolutas perlitas, y otra gente que no para de hablar, va de alma de la fiesta, tiene hasta público (lo que indica que todo es cuestión de gustos) y madre mía... prefieres contar baldosas.

Frufrú dijo...

Me encanta esta entrada porque hoy mismo estaba pensando en 2 personas que se han cruzado en mi vida (cada una en un ámbito distinto) y que no sabía qué hacer estando con ellas.

Éstas personas en cuestión no decían ni una palabra, ni sobre sus vidas ni lo que opinaban de lo que les contaba ni si eran de esta forma o de otra. Hablo de estar tratando con una persona durante 3 meses todos los días y darte cuenta de que no sabes nada de ellos ni de lo que piensan de ti ni lo que les gusta o disgusta ni nada de nada.

Considero que es comprensible que cuando se empieza a conocer a alguien, uno sea distante por timidez, precaución, desconfianza o cualquier otra razón, pero cuando después de un periodo medio de tiempo la relación sigue igual, acabo ofendiendome y negándome a hablar con ellos, esto es, adoptando su actitud. Es que, sino, me aburro horrores...

Anónimo dijo...

A mí a veces me pasa, quiero decir, que no sé de qué hablar o cómo actuar en algunas situaciones. XD

Pero el tipo de gente que no soporto es precisamente todo lo contrario (supongo que tiene su lógica), esos seres que se creen el centro de atención y les tienes que estar siempre haciendo palmas, riéndoles las gracias, o respondiendo a sus preguntas cotillas de presentadora garrula de telecirco. XD Dice el refrán que contra el vicio de pedir existe la virtud de no dar.

Pero lo que más me repatea es que los verdaderos aburridos son ellos, porque me doy cuenta que lo que me echa para atrás de ellos es que no tienen nada genuino, se limitan a repetir como loros lo que ven en la tele o lo que les dicen que está de moda. :( Si les digo algo, se enfadan. Así que no les digo nada y me largo. :p

Anónimo dijo...

OMG, nunca me habia dado cuenta de que, sobretodo la ultima parte, como chupan tu alma o algo asi decia... es increible... y es verdad porq cuando te das cuenta estas aburrida, malhumorada e incluso mal genio y no sabes porque ¬¬ es lo peor!! Hasta q te das cuenta q no es por ti, sino por alguien mas grrr...

ConfidentLinarola