Header

Google+ Badge

Semana propicia para fachas


Lo de los españoles y el sentimiento nacional es digno de estudio sociológico, empeñados en culpar al franquismo, como si el dictador hubiese inventado España, la lengua y la bandera. Por eso lo del mundial de España fue extraordinario: no por pasar de cuartos, que también, sino por invocar un patriotismo sano y natural que no recordábamos desde que inventamos la paella. Hay que estar enfermo para confundir esto con fascismo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo

Hugo G. dijo...

Lo pasmoso es que luego la gente luce sus camisetas con los colores de Argentina, Portugal o Brasil y nadie se escandaliza.

Anónimo dijo...

A mí me hace gracia eso. La bandera británica no sólo es la insignia nacional inglesa, sino que además se ha convertido en un objeto de diseño con el que empapelar cualquier cosa. Desde llaveros hasta camisetas.

A nadie en España se le ocurriría llevar una camiseta con la bandera (o el escudo español) que no fuese la de la selección, y fundamentalmente porque porque le identificaría rápidamente con ideologías políticas. Cuando nuestra bandera es la bandera de todos.

NoNii dijo...

Coincido contigo y sinceramente es muy triste que el sentimiento nacional salga cuando ganamos un mundial, en ese aspecto podriamos aprender un poquito de los estadounidenses (que sus cosas malas también tienen) pero estan orgullosos de serlo no como nosotros que sacamos la banderita y los colores con el fútbol ¬¬

Toniet dijo...

Yo soy un mal español.

Anónimo dijo...

Yo también debo de ser muy español, pensaba que lo del patriotismo era algo más serio que salir con una banderita a celebrar una victoria deportiva... O salir a secas.

Está claro que lo de trabajar por lo nuestro está mal visto y salir a berrear está guay. Pues vale. Pues bueno.

Candela dijo...

Me acuerdo del fanatismo que vi en Madrid, cumple un año tambien de que estuve en Europa. Mucho mas civilizados (los festejos), diria yo, que los que se viven aca en Argentina. Me impacto ver a grupos de holandeses tranquilamente caminando por las calles intercalando su propia hinchada con la madrileña, algo imposible aca donde vivo. Saludos

Anónimo dijo...

Ehehehhehehheheheeeeehh!! La paella és valenciana, en tot cas és patriotisme valencià, no espanyol.