Header

Google+ Badge

Genio ¿de qué?

Que Steve Jobs creó un filón lo sabemos todos. Que era un genio visionario de los de primer nivel no estoy tan seguro.
Si repasamos su trayectoria, destaca más por su talento como director que como creador. El Apple I, por ejemplo, fue creado por su compañero de entonces. Jobs tuvo el genio de comercializarlo. Participó más intensamente en el desarrollo del ordenador Apple II y Macintosh, pero lo hizo con un equipo que no merece menos créditos que él. En un momento dado, Steve Jobs sale de Apple para regresar años después como presidente ejecutivo. Es a partir de aquí cuando el empresario trabaja a fondo en la imagen que lo rodea: la de sus productos y la suya propia, el único ítem de Apple que no se vende pero que también afecta a la bolsa.
De Apple han surgido grandes éxitos comerciales. El iPod no fue el primer reproductor musical, pero su diseño y prestaciones (más su diseño que sus prestaciones) lo convirtieron en el más vendido. El iPhone tampoco fue el primer móvil, ni siquiera participó en las primeras generaciones, pero de nuevo un gran trabajo de desarrollo detrás y una no menos meritoria labor de publicidad delante lo situó como el teléfono por excelencia. Apple se ha permitido sus propias excentricidades, y ha creado necesidades como la de la tableta, un mercado en el que nadie se había fijado porque no prometía futuro.
Sin embargo, Jobs queda como un visionario comercial, no como el genio indiscutible de la tecnología que quieren grabarnos. Sus productos tampoco han sido siempre los mejores en su gama, pero sí los más codiciados por el gran público. Glorificar una carrera por su éxito comercial está bien, pero no se debe extrapolar a otros ámbitos donde la contribución de Steve Jobs es más cuestionable. Pero nos lo hemos creído, claro que sí, porque si en algo ha sido un genio ha sido en imagen. La suya no iba a ser menos. Sus productos con el característico blanco, él con su característico cuello alto negro. Hasta el punto de convertir la figura de un director ejecutivo en un show man, hasta el punto de hacernos creer que Apple es sólo una persona, o que Apple no funciona sin él. Hasta el punto de hacernos creer que lo ha revolucionado todo, cuando lo que ha hecho ha sido meterse en carreras que ya estaban empezadas y correr como si participase desde el primer minuto. Es como decir que Google inventó Internet.
Steve Jobs ha sido un incuestionable fenómeno en sí mismo. Pero no me interesa como fenómeno tecnológico, que no lo ha sido tanto, sino como fenómeno sociológico. Ahí radica su principal hito: crear aduladores de una marca, personas que compran un producto sólo porque lleva un sello. Ser capaces de crear una necesidad cuando no existía, como con las tabletas. Su principal éxito es sociológico y no es fácil lo que ha logrado ni pretendo quitarle mérito. Pero seamos razonables: ¿en qué cambiaría el mundo sin iPods, Macs e iPads, cuando ya existían productos muy parecidos? Cuesta dar una respuesta que encaje con el genio visionario del que hablan hoy todos los obituarios, pero pensémoslo por un momento: sin Apple, nosotros seríamos, lo admitamos o no, los mismos. Los contemporáneos de los grandes visionarios de la Historia no podrían decir lo mismo, porque ellos vivieron revoluciones que traspasaron lo comercial y afectaron a su modo de vida. Si a nosotros nos quitasen todos los productos Apple, no retrocederíamos ni medio paso en la evolución.

36 comentarios:

Helena dijo...

Recuerdame que te comente esta entrada en persona xD

Mike dijo...

Muy buen artículo: por fin alguien resume lo que llevo pensando desde anoche. Por mucho que Apple venda su imagen, no ofrecen tanto como nos hacen creer. Como dice el dicho, nada nuevo bajo el sol.

Lo que más gracia me hace son los comentarios de gente que aparentemente lo adora... cuando probablemente antes de que muriera no sabrían ni su nombre. En fin, hay gente para todo.

Mery dijo...

BRAVO! No eres el único que piensa así, ni mucho menos, pero de momento es la única opinión de este tipo completa que he visto hoy (y que comparto). No vamos a desprestigiarle ni mucho menos, pero todo lo que se esta diciendo de él a raiz de su muerte me parece excesivo.

Anónimo dijo...

Ni a que el cuerpo se enfríe has esperado...

freshwater dijo...

Lo siento, pero no estoy nada de acuerdo con gran parte de tu entrada. ¿Cómo que no fue un visionario de la tecnología? Ser visionario no es inventar desde cero, si no dar un giro radical a productos ya existentes, que es lo que Steve Jobs y Apple han hecho siempre.

Partiendo desde el iPod, que no solo es diseño, si no un magnífico producto con una magnífica funcionalidad; siguiendo por el iPhone... ¿nos acordamos de como eran los smartphones de antes del iPhone (p.e, Nokia E90) y como son los de ahora (p.e, Samsung Galaxy S2)? ¿acaso no es clara y evidente la REVOLUCIÓN que supuso la llegada del iPhone?; y llegando al iPad un producto totalmente nuevo (aquí sí que inventó desde cero) que no solo ha tenido éxito por las hordas de fanboys que lo han comprado, si no por su utilidad... Ha tenido éxito, como así atestiguan las tablets sacadas por sus competidores (sí, la gente compra tablets que no son el iPad), porque cubre un nicho de mercado que Steve Jobs vió en su momento (¡antes del iPhone, el iPad lo pensó Steve Jobs antes del iPhone!).

Podríamos hablar del sistema operativo Mac OS X. Ahora Windows ha conseguido reducir la distancia en calidad, pero en tiempos de Windows 95, 98, Me y XP el SO de los Mac (bien sea Mac OS 9 o Mac OS X) le daba millones de vueltas. Windows en su evolución ha seguido el camino marcado por el SO de Apple.

Por no hablar de la iTunes Store o de la App Store. O incluso del concepto de Apple Store física y todo lo que lleva relacionado (experiencia de compra, de atención, de servicio al cliente...)

Efectivamente, mi vida no cambiaría sustancialmente sin mi iPhone ni sin mi Mac. Simplemente sería más aburrida. Apple no me ha salvado la vida, ni la ha mejorado hasta el punto de decir que antes era una mierda y ahora maravillosa. Simplemente la ha hecho más divertida y algo más fácil en la cotidianeidad del día a día. Pero creo que subestimas lo increíble que es que un producto tecnológico pueda hacer esto, y no solo a una persona, si no a millones.

Steve Jobs ha sido el mayor genio en el ámbito de la tecnología del siglo XXI. Ha marcado el camino a seguir y lo ha marcado bien, a tenor de los resultados. Decir que Steve Jobs no es un visionario es, lo siento, pura ceguera.

Anónimo dijo...

No es una cuestión de esperar a que se enfrie el cuerpo o no, no creo que el que haya escrito esto lo haya hecho porque se acabe de morir, sino por todos los comentarios que ha generado su muerte y en los cuales no se ve la imagen completa de steve jobs. De todo lo que leído hoy a la único que le puede decir olée sin peros!

Anónimo dijo...

Jobs era un genio. Un genio de ideas. Jobs no fabricó el Mac ni el iPhone con sus manos, pero sí con ideas.

Steve Jobs apostó porque la tecnología y el diseño debían ir unidos, y por eso Mac OS X es un sistema operativo bello, y por eso los ordenadores de Apple son bonitos y minimalistas, sin pegatinas, sin líneas, sin uniones.

Jobs ha sabido vender una imagen. Mira a tu alrededor, ¿qué imagen da Telefónica? ¿Qué imagen da Facebook? ¿Qué imagenes dan las grandes empresas? Apple ha sabido venderse, y eso también es arte.

Steve Jobs creó Pixar, la compañía que ha creado maravillas que para muchos de nosotros son nuestra infancia.

Probablemente, Jobs no fue el fabricante directo de todo, está claro que hay diseñadores, ingenieros, etc. Pero piensa que todo lo que ha tocado Steve Jobs ha revolucionado la industria.
Volvió a Apple cuando la empresa estaba agonizando y hoy es la segunda compañía más valiosa del mundo. También había ingenieros y diseñadores en esa etapa, y Apple no era ni mucho menos lo que es hoy.

SeamusF dijo...

Croni, espero que no te ofenda, pero dejas ver que no sabes mucho de tecnología. Parece que piensas que el 90% de lo destacable de la marca Apple es la pura imagen. Por ejemplo, hablas como si el diseño del iPod es más destacable que las prestaciones; el software y los algoritmos con el que fue diseñado cubre mucho más las necesidades de alguien que gusta escuchar música que otro MP3. También el iPhone si fue el mejor en su gama. Tienes que considerar la unión software-hardware, no solo el hardware. Bueno, eso era todo xD Sobre los méritos de Steve, después opino.

Anónimo dijo...

Si nos ponemos así... Jobs no hizo nada destacado en la informática porque el ordenador YA ESTABA inventado.
Lo que hay que leer...
Me pregunto si realmente dices lo que piensas o lo haces para causar polémica...

Nerea Pozo dijo...

Yo soy pobra, nunca tuve ni use nada de Apple ... LOL (Es cierto aunque parezca una gran mentira)

Anónimo dijo...

Mike, a mí lo que más gracia me hace es la gente que, viendo la que se ha montado (en mi opinión, justamente porque Jobs supuso toda una revolución) por la muerte de Jobs, toma partido por el lado contrario porque sí.
Quizás eras tú quien no sabía quién era y ya se sabe, ahora piensa el ladrón que todos son de su condición.
El artículo me parece que no tiene validez porque de tecnología, lo que se dice tecnología, no parece que el autor sepa mucho, la verdad. Al menos no más que el usuario medio. Lo mismo digo del resto de comentarios que le aplauden.

Anónimo dijo...

Parece algún tipo de patología obsesiva que te lleva a estar en contra y a hacer polémica de asuntos delicados por que sí. Por el mero hecho de ser ese que dijo eso.

Anónimo dijo...

Creo que te has columpiado Cronista...

Anónimo dijo...

Vaya, cuando resentimiento

Anónimo dijo...

D.E.P si puedes...

Maku dijo...

Anónimo de la 01:55 ha dicho: "a mí lo que más gracia me hace es la gente que, viendo la que se ha montado (en mi opinión, justamente porque Jobs supuso toda una revolución) por la muerte de Jobs, toma partido por el lado contrario porque sí."

Y eso mismo digo yo. Cronista, esta crítica no es personal, pero tengo que decir que no es la primera vez, y me temo que no será la última, que me da la impresión que, con tal de querer decir algo "transgresor" o que se salga de lo que dice "la masa", hablas sin saber y metes la pata hasta el corvejón.

Ya no se trata de simples opiniones, las aportaciones de Jobs al mundo de la tecnología son hechos objetivos que cualquiera puede conocer simplemente molestándose en documentarse un poco (traducción: wikipedia).
Para entender la trascendencia de lo que hizo Jobs no debemos quedarnos en el iPad, el iPhone y el iPod, hay que irse a mucho antes, a los tiempos de la fundación de Apple. Jobs fundó Apple junto con Wozniak con la idea de popularizar los ordenadores, cosa que por aquel entonces parecía una locura: un ordenador era algo tan caro, tan aparatoso y tan complicado de utilizar (en aquellos tiempos había que saber mucho de informática para usar uno), que se veía como una herramienta de trabajo de determinadas empresas, nada más. Es como si tú ahora vas a una obra y ves una hormigonera, o vas a un laboratorio y ves un espectofotómetro, y dices: "¡Oye! Esto podría tener utilidad para la gente de a pie. Si lo hiciéramos más sencillo, más compacto, más atractivo, etc., podría haber una hormigonera o un espectrofotómetro en cada casa, y serían muy útiles." ¿A que parece muy raro? Pues igual de raro veían en los 70 tener un ordenador personal. ¡Un ordenador personal! Una idea que Wozniak ofreció por activa y por pasiva nada menos que a una empresa como HP, que la desechó de plano (y ahora fabrica portátiles, jejeje).

También fueron los primeros en popularizar el ratón, y es lo mismo que con los ordenadores: cierto, no lo inventaron, pero Jobs personalmente se empeñó en que todo el que quisiera pudiera tener un ratón, en una época en la que eran carísimos y se les consideraba poco útiles. No fue él el que desarrolló el "ratón barato y para todos", no fue él quien lo montó, pero fue quien lo ideó, quien creyó en esa idea y quien invirtió dinero en ella. Apple también fue pionera en desarrollar interfaces intuitivas, orientadas al usuario. Puntero de ratón, objetos en los que hacer clic y ventanas, en lugar de líneas y líneas de códigos. Bill Gates copió la idea y ganó a Apple en cuota de mercado durante muchos años porque, al contrario que Jobs, no se empeñaba en vender hardware y software juntos.

Maku dijo...

Y sí, Jobs siempre ha trabajado con un equipo de personas muy válidas, pero la prueba de que él era el alma de Apple es que a su partida comenzó el declive, y a su regreso Apple volvió a crecer como la espuma. (Esperemos que ahora que la empresa está más consolidada no se note tanto su ausencia).

Y llegamos al pasado más reciente. Dices que el iPod no supuso una revolución... porque ya existían reproductores mp3. Vale. Pero dejando a un lado la mejora que supuso el iPod en cuanto a capacidad de almacenamiento, navegabilidad, durabilidad... (yo tengo un nano que puede tener 6 años fácilmente y funciona como el primer día, busca tú a alguien con un mp3 de otra marca que te diga lo mismo), te olvidas de que el iPod va ligado a iTunes. O sea, se pasa de un simple reproductor, mejor o peor, a un sistema de búsqueda, compra y disfrute de la música, todo en uno. Y con la posibilidad de pagar solo por las canciones que quieres (y no el disco entero), sin tener que moverte de casa, instantáneamente, y sin hacer nada ilegal. Pero claro, nada de esto era revolucionario porque desde los 70 existen los walkmans, ¿verdad?

Del Mac OS, la App Store y demás también podría hablar pero me repetiría con Freshwater.

Y ojo, todo esto por no hablar del milagro de Pixar, que cuando Jobs la compró era una empresa desconocida y pasó a revolucionar el cine de animación y a ganar oscars y nominaciones como rosquillas. Y nos dio Toy Story...

Pero el fondo de la cuestión, la conclusión a la que quiero llegar, es que el mérito de Jobs no fue solo hacer cosas, sino demostrar que eran posibles. Su herencia queda en Apple y fuera de Apple, en Pixar y fuera de Pixar.
Porque sin esos inicios en el garaje, no habría habido ordenadores y ratones para todos, ni punteros y ventanas que te permitan disfrutar de un ordenador personal pese a no ser programador. Porque sin Toy Story no habría habido Shrek, ni Rapunzel, ni Avatar; porque Toy Story fue la demostración de que se podía hacer una película enteramente animada por ordenador. Porque sin iTunes no habría Spotify; porque sin iPhone, no habría Samsungs-y-HTCs-que-parecen-iPhones, ni habría Android; porque sin iPad... bueno, sin iPad no habría tablet ninguno.

Jobs era un genio, no en el término más científico de la palabra, sino en un término más amplio. Jobs supo ver el potencial de la tecnología y aprovecharlo para darle a la gente exactamente lo que quería. Era un valiente, un emprendedor y un visionario.

Y como esto es totalmente objetivo, va a seguir siendo así por mucho que tú desde tu blog quieras desmarcarte de la corriente y decir con ignorancia: "bah, no fue para tanto".

Saludos.

ana ryder dijo...

Steve Jobs llevó el diseño y el sentido de belleza a la tecnología cuando esta era exclusivamente útil. Yo creo que eso lo convierte en visionario. Y en un genio también.

C. (@el_croni) dijo...

Bueno, insisto (por si no ha quedado claro) que tengo muchísimo respeto por Jobs y me parece un empresario soberbio, a la vista está todo lo que ha logrado. No lo desprestigio ni hablo mal de él (así que no siento que tenga que pasar un año después de muerto para escribir esto. Es que no digo nada que no pudiese escuchar yo de un ser querido, a menos que no fuese un ser racional). Lo único que digo, en mi humilde opinión, es que no es el genio a nivel de Newton y Edison que nos dicen desde ayer. Que quien lo quiera decir adelante, pero me parece que se le puede respetar mucho y felicitar de mil maneras sin tener que caer en las exageraciones y fanatismos.
Leo vuestros comentarios y sigo pensando lo mismo: genio, pero no de lo que se le presume. Un genio empresarial para mí. ¿Acaso eso es poco?
Gracias por los comentarios, igualmente.

Maku dijo...

Estás diciendo cosas distintas.

En la entrada decías que se ha apuntado a carreras que ya estaban en marcha y no es cierto, Steve Jobs estuvo ahí, en el germen de todo, en Silicon Valley, moldeando en los 70 y 80 la informática y la tecnología que disfrutamos hoy día.

Has dicho que su principal éxito es sociológico, pero es imposible crear un éxito sociológico basado en la tecnología, sin que esa tecnología sea innovadora.

Has insistido mucho en la importancia del marketing y la imagen en el éxito de Jobs. Obviamente, ha habido marketing. Pero el marketing solo no vende, o por lo menos no tanto, no durante tanto tiempo. Y además, que no ha sido agresivo ni mucho menos. Durante años y años, por lo menos aquí en España, Apple ha funcionado por el boca a boca. Steve Jobs es una figura que en España no se conoce desde hace tanto, empezó a conocerse más o menos cuando se puso de moda seguir las Keynotes en directo. Pero, ¿antes? Jobs era, al menos aquí y para los no iniciados, un desconocido. Pero Apple ya era un éxito. Así que el punto sobre la imagen de Jobs es bastante discutible.

¿Y el punto sobre la imagen de sus productos? Bien, teniendo en cuenta que la tecnología es algo que experimentamos en un 90% a través del sentido de la vista, mejorar la imagen de un software o un hardware no es baladí ni superficial. Más cuando esa imagen "bonita" va siempre acompañada de un uso simple, agradable y cómodo.

Otra cosa es lo que dices en tu último comentario: lo de compararlo a Einstein, Newton y Edison. Bien... en los dos primeros coincido en que no es la misma clase de genio. No es un genio científico, como ya dije antes. Pero creo que nadie ha dicho que lo sea, y que si se le compara a Einstein o Newton es por el impacto que ha supuesto para la sociedad de su tiempo, o por la capacidad de ser visionario, no por su capacidad intelectual ni porque el tipo de trabajo que hayan llevado a cabo sea parecido.

Respecto a Edison, pues decirte que sí, que en su caso su historia sí que es bastante paralela a la de Jobs. Edison no cursó estudios superiores, pero tenía todo un laboratorio montado en el desván de su casa. ¿Te suena? Fue más un "inventor" que un "científico", y tuvo ingenio para vender sus inventos: durante su vida registró cientos de patentes, muchas de ellas hoy son objetos cotidianos. Su invento estrella, la bombilla eléctrica, era prima hermana de las lámparas de aceite y las de gas, que ya alumbraban las casas desde hacía décadas, y ni siquiera fue inventada por él. Edison solo la perfeccionó, aumentando el tiempo de incandescencia que aguantaba una bombilla antes de fundirse, haciéndola de esta manera más operativa.

¿Sigues pensando que Jobs y Edison no son comparables? Porque yo creo que está bastante claro que son exactamente el mismo tipo de genio.

Anónimo dijo...

Probablemente haya que sumar a tu entrada algún desconocimiento desde el punto de vista informático.

Yo estudio Ingeniería Informática y ayer y hoy varios profesores han recordado a Jobs en clase. Para nuestra profesión y para la informática personal en general, la percepción de Steve Jobs ha tenido un gran impacto.

Probablemente tú no tendrías un teléfono inteligente si no fuese por la salida del iPhone, que forzó a las demás compañías a acelerar su innovación (un eufemismo bonito de copiar) para poder competir. Probablemente tampoco disfrutarías de un ordenador personal como hoy haces, porque el concepto de ventanas como tal y del uso que hacemos de un ordenador fue existoso gracias al uso que hicieron de ello los primeros ordenadores de Apple, y nuevamente gracias a la competencia también los de Microsoft.

Probablemente otros habrían diseñado ordenadores personales que facilitasen la informática a la población general (es decir, tú no necesitas saber programar ni diseñar un circuito integrado para poder beneficiarte de la informática), pero puede que esto fuese mucho más tarde en el tiempo y puede que si no hubiera estado Apple ahí, y Steve Jobs, no hubiera sido posible.

C. (@el_croni) dijo...

Es que nadie cuestiona la contribución de Apple a la tecnología. Lo que decimos algunos (y no soy el único) es que no es hasta el punto que algunos, creemos, están exagerando.

Anónimo dijo...

Me encanta Cronista como estás reculando... aunque sin querer admitir tu error.
De la entrada que has hecho a "algunos" como dices en tu último mensaje me temo que hay un abismo en tu opinión.

Nyna dijo...

Un aplauso tremendo a Maku. Plas, plas, plas. Y al último anónimo.
La ignorancia es la madre del atrevimiento... y en este blog eso se acostumbra a palpar a menudo.

Anónimo dijo...

Me ha parecido un artículo justo, @el_croni. Y no creo que ofendas en nada al difunto, de hecho, dejas bien claro que lo respetas. No me da la impresión que digas nada por el hecho de ir "contracorriente", como te acusan por aquí, no dejas de llamar a Jobs "genio" en ningún momento y mantienes la humildad. Aunque es posible que hacia el final le quites algún mérito de más al hombre.

Supongo que aquellos que consideren que Steve Jobs es el mejor y punto pelota habrán visto en tu artículo un ataque hacia él en vez de unos puntos suspensivos, un "eh, vamos a pararnos un rato a pensar sobre este tipo sin ofender a nadie".

No hace falta un conocimiento profundo de los algoritmos utilizados en los programas que incluyen los aparatos de Apple o de cómo se fabrica un microchip para decir lo que he leído en tu artículo. Me ha gustado, por lo que te llevas las felicitaciones de un @serbalfanhuí, aunque de poco valgan.

C. (@el_croni) dijo...

También hay algunos que están pasándose un poquito con sus reacciones, ¿eh? Que yo encantado mientras haya debate, pero tampoco hay que pasarse si ofender a nadie.

Anónimo dijo...

Yo creo que antes de cuestionar las reacciones de la gente deberías cuestionar tu entrada... pero bueno, para hacer eso hay que tener cierta fortaleza ;)

Richard dijo...

Vaya, la que se ha armado con tu entrada Cronista.... yo sólo vengo a apoyar lo que otros ya han dicho: admite los errores de tu entrada. Si estudiaras informática o alguna ingeniería sabrías las mejoras a nivel de SO que trajo la MAC OS X... como comentarista de tecnología dejas mucho que desear, mejor sigue con tus entradas de literatura y política , que tan bien las haces

freshwater dijo...

Bueno, tampoco nos pasemos con el pobre Cronista xD

Es su opinión (diferente a la mia). Afortunadamente, las opiniones se pueden cambiar y espero que el paso de los años le hagan valorar en su justa medida la revolución que introdujo Steve Jobs en la tecnología de consumo. Para mi genio tanto en lo tecnológico, como en lo empresarial.

Anónimo dijo...

Puede que otro consideren Cronista que tu también has ofendido. Si no quieres polémica, no al busques.

C. (@el_croni) dijo...

¿A quién he ofendido yo, y con qué?

Yubii dijo...

Creo que estais exagerando vuestras reacciones. Como he leido en otro comentario, yo también creo que le quita algún mérito a Jobs, diciendo que llegó con la carrera empezada, cuando la mayoría de los grandes invntos se basan en cosas ya existentes, perfeccionadas.
Steve Jobs ha cambiado la tecnologia a nivel de usuario, es decir, ha inflouido en la sociedad, que entiendo que es a esto a lo que se refiere el cronista de Salem cuando lo alude como "genio sociologico".
en mi opinión, no ha ofendido a nadie, simplemente comparte su opinión de que la bombilla mejoró nuestras vidas hasta limites insospechados, mientras que el iPhone no.

Anónimo dijo...

Si no se hablara desde la más absoluta ignorancia (cosa que entraña poca humildad) y de forma tan contundente no provocaría ninguna reacción """exagerada""".
Pero claro, a algunos les molesta el simple hecho de señalar al emperador y decir que está desnudo.

José Francisco dijo...

Supongo que ya lo habrás visto, pero te recomiendo igualmente que veas el discurso que dio Steve Jobs en una ceremonia de graduación de la universidad de Stanford.

http://www.youtube.com/watch?v=qvNef9U29wc

Liz dijo...

Creo que tienes tod ala razon. Para mi genio: Eisntein.

Jessie Piña dijo...

Primero: Respeto tu punto de vista y el que veas a Mac más como un producto comercial, desgraciadamente el mundo capitalista se presta para eso.
Segundo: Creo que no sabes mucho de tecnología, no cualquiera puede programar en y/o para Mac y sus dispositivos (no tienen muchos virus, razón por la que adquirí una)
Tercera: Las Mac son como anillos a los dedos de todos lo que estamos en medios de comunicación (foto, video, audio, diseño gráfico) con sus gráficos y la increíble manipulación de archivos que tenemos en una, es por lo que llegamos a amarlas. Quizás por el gusto que tenemos los medios a estas maquinas es porque exageramos un poco con la muerte de Jobs y difundimos de más esa noticia. La vida sin Jobs no hubiera cambiado mucho, pero nos la hizo más fácil