Header

Google+ Badge

Si mañana se despide E.T.A.

Dicen que ETA anunciará su fin antes de las elecciones de noviembre. Que la peor pesadilla de los españoles desde la muerte de Franco dirá adiós para siempre a través de un comunicado que reproducirá la BBC. Agur, señores, hasta aquí llegó la sangre. Ahora voten bien.
Los españoles esperamos este punto y final desde que tenemos memoria. Es echar un vistazo al extranjero y comprobar que el terrorismo no es cosa de todos, y menos aún de países desarrollados. ETA nos separa del resto. Pero al margen del lastre que supone frente a otros, ETA es un cáncer que nos daña por dentro. Un cáncer que duele pero que, más quieran, no destruye. ETA es la quintaesencia del fanatismo, con un puñado de monstruos que han dejado la conciencia en casa para llevar el odio por montera. No hay justificación que valga en un Estado de Derecho. Lo de imponer credos tendría que haber muerto con Franco.
ETA dirá adiós, si Dios quiere, como un enfermo terminal que se entrega a la eutanasia. Por qué no ponerse fin hoy cuando la naturaleza los va a finiquitar mañana. O los finiquitó ayer, pero es que en ETA no se habían dado cuenta. En cualquier caso, la despedida de nuestro grupo terrorista, así, como una vergonzosa propiedad, es una noticia que esperamos con ansias y no poca alegría. Un titular así puede hacer sombra a la elección de un presidente. Pero ante todo, los españoles, que estamos tan ansiosos por verlos salir, somos prudentes. Cautos porque ETA nos hizo así.
Sabemos que engañan. La mentira es su código de honor desde los inicios. Y aunque el comunicado del fin final es inédito hasta en su poco creíble historial, no sabremos cómo tomarlo hasta que pase un tiempo y los hechos acompañen a las palabras. Nos morimos de ganas por contemplar la caída, pero no queremos decepcionarnos. Los últimos años sin atentados son importantes. También lo es la eliminación del «impuesto revolucionario»‎, que no es sino un eufemismo para referirse al dinero que algunos vascos tenían que pagar a los etarras con tal de que no les hiciesen nada a ellos o a sus familias. Queda por ver la libertad, expresarse por cualquier pueblo vasco sin que se cierren todas las ventanas, y que los que apoyaron a ETA comprendan hasta qué punto apoyaron el horror más profundo. El camino es largo, pero menos cuando te quitas de encima el peso del terrorismo.
Si mañana se despide ETA en su primera carta sincera España tendrá que celebrarlo como la mayor alegría desde nuestra democracia. Porque ETA, a fin de cuentas, era quien más la empañaba. Junto a la libertad que tanto nos había costado. Si mañana se despide ETA, que lo haga sin condiciones, y que lo haga entregando las armas. No hay lugar para condiciones o medias tintas. Tampoco debemos consentir que nadie se ponga medallas ni busque atribuirse el mérito. La única responsable ha sido la ley y su determinación, además de la unidad de un pueblo que cuando se trata de terrorismo, no entiende de matices. Es ETA, son asesinos y punto. Punto y final, ojalá pronto, porque ni los vascos, ni el conjunto de los españoles, queremos compartir ni un segundo más de nuestra historia con ellos. Ni este blog quiere tener la sección de artículos sobre ETA por más tiempo.

5 comentarios:

julix111 dijo...

Ojalá ocurra, pero sinceramente dudo que sea antes de las elecciones.

Anónimo dijo...

Yo creo que ocurrirá antes de las elecciones porque Ardanza lo sabe de buena tinta. Porque Urkullu se ha citado hasta en seis ocasiones con Mariano Rajoy en Madrid (también porque será presidente en poco más de un mes). Pero lamentablemente la mejor noticia para España y los españoles quedará eclipsada por la crisis y la recesión. ¿Seremos capaces de entender lo que estamos viviendo, o es que tantos meses sin muertos nos han hecho olvidar y mirar para otro lado?

Sería una gran noticia, para España, pero sobre todo para los vascos y su economía. El turismo reflotaría en buena medida, sobre todo en Bizkaia y Gipuzkoa. Y eso siempre es bueno. Los pintxos, las cuadrillas, el txikiteo, los domingos haciendo una visita a la amatxu Begoña...

Si en algo estoy de acuerdo es que ya no nos sirve el "lo dejamos". Estamos hartos de medias tintas, de que nos hagan creer que ya no volverán a atentar y que la realidad sea justo lo contrario. Deben entregar las armas. Sólo así se puede hablar del final de ETA.

Anónimo dijo...

Siendo como anda la cosa de que lo anuncien antes de las elecciones, cuestiones de pocas semanas, los resultados van a ser brutales para Bildu. Literalmente, van a arrasar.

Anónimo dijo...

Creo que ya ha pasado un tiempo desde que eso ocurrió ósea que querría hacer un análisis sobre lo que yo creo que ocurrió.

Para empezar el estado si que debilito a ETA, pero eso no quiere decir que fue el estado el que consiguió el "final" de ETA, ya que el "final" de ETA vino marcado por un pronunciamiento por parte de la misma banda, en el cual la máxima presión y motor de cambio no fueron ni los políticos, ni las fuerzas del estado sino la sociedad vasca. Para que políticos como Rubalcaba pudieran haber dicho con razón (como dijo en su tiempo) que fueron las fuerzas armadas las que han llevado a ETA a su fin, debería haber sido el estado el que consiguiera acabar con toda huella de esta banda y meter a los terroristas y miembros punibles de la banda a la cárcel, pero eso ¿No es lo que ocurrió no?

El "final" de ETA no es un verdadero final, por lo que he dicho anteriormente y tampoco porque la banda armada admitiera en aquel famoso comunicado que fuera su final, sino que lo único que dijo fue que no seguiría por la vía de la violencia. Y lo cierto es que de momento a cumplido con su palabra, pero aun sigue existiendo la banda en sí, aunque ahora no es una banda terrorista, también quiero recalcar que ETA en sus inicios tampoco fue una banda terrorista.

Si, ya hemos visto que ETA ha sacado un rédito político con el "final" de la banda armada. ¿Por que? Para empezar los medios de comunicación jugaron a su favor y también que la comunidad internacional siguió el camino marcado por la banda, una estrategia que salió redonda a ojos de la sociedad vasca, y luego, eso se reflejó en las urnas con el partido político de unión Amaiur. Creo que ETA seguirá haciendo este tipo de cosas, ya que el resultado de hacerlas hasta ahora a sido positivo. Y por otra parte ni el gobierno pasado ni el actual están a la altura, ya que han demostrado una gran hipocresía al no permitir a los vascos hacer una consulta popular para decidir la independencia, que otros partidos totalmente democráticos como Aralar y PNV (y otros) han estado pidiendo, aun a sabiendas de que la verdadera mayoría absoluta vasca apoya esta decisión, y que solo los vascos somos dueños del resultado de esta consulta, teniendo pleno derecho para llevar a cavo, ya que lo contrario sería antidemocrático (aunque tengo que recordar a los grandes medios de comunicación que todavía no vivimos en una verdadera democracia, sino que vivimos en una monarquía parlamentaría, que no es lo mismo que una democracia).

Espero aclarar muchas cosas a los que están influidos por los medios de comunicaciones mayoritarios, que son los que nos han vendido el "final" de ETA. Señores esto no es un final, ETA seguirá influyendo a la sociedad vasca, como ETA fue influida por ella. Y eso como hemos visto ya tiene una respuesta en las urnas, los que somos nacionalistas hemos sido ampliamente dañados por las acciones punibles de esos señores, pero no permitiremos que eso haga mella en nuestra determinación para conseguir la independencia del País Vasco.

Anónimo dijo...

Creo que ya ha pasado un tiempo desde que eso ocurrió ósea que querría hacer un análisis sobre lo que yo creo que ocurrió.

Para empezar el estado si que debilito a ETA, pero eso no quiere decir que fue el estado el que consiguió el "final" de ETA, ya que el "final" de ETA vino marcado por un pronunciamiento por parte de la misma banda, en el cual la máxima presión y motor de cambio no fueron ni los políticos, ni las fuerzas del estado sino la sociedad vasca. Para que políticos como Rubalcaba pudieran haber dicho con razón (como dijo en su tiempo) que fueron las fuerzas armadas las que han llevado a ETA a su fin, debería haber sido el estado el que consiguiera acabar con toda huella de esta banda y meter a los terroristas y miembros punibles de la banda a la cárcel, pero eso ¿No es lo que ocurrió no?

El "final" de ETA no es un verdadero final, por lo que he dicho anteriormente y tampoco porque la banda armada admitiera en aquel famoso comunicado que fuera su final, sino que lo único que dijo fue que no seguiría por la vía de la violencia. Y lo cierto es que de momento a cumplido con su palabra, pero aun sigue existiendo la banda en sí, aunque ahora no es una banda terrorista, también quiero recalcar que ETA en sus inicios tampoco fue una banda terrorista.

Si, ya hemos visto que ETA ha sacado un rédito político con el "final" de la banda armada. ¿Por que? Para empezar los medios de comunicación jugaron a su favor y también que la comunidad internacional siguió el camino marcado por la banda, una estrategia que salió redonda a ojos de la sociedad vasca, y luego, eso se reflejó en las urnas con el partido político de unión Amaiur. Creo que ETA seguirá haciendo este tipo de cosas, ya que el resultado de hacerlas hasta ahora a sido positivo. Y por otra parte ni el gobierno pasado ni el actual están a la altura, ya que han demostrado una gran hipocresía al no permitir a los vascos hacer una consulta popular para decidir la independencia, que otros partidos totalmente democráticos como Aralar y PNV (y otros) han estado pidiendo, aun a sabiendas de que la verdadera mayoría absoluta vasca apoya esta decisión, y que solo los vascos somos dueños del resultado de esta consulta, teniendo pleno derecho para llevar a cavo, ya que lo contrario sería antidemocrático (aunque tengo que recordar a los grandes medios de comunicación que todavía no vivimos en una verdadera democracia, sino que vivimos en una monarquía parlamentaría, que no es lo mismo que una democracia).

Espero aclarar muchas cosas a los que están influidos por los medios de comunicaciones mayoritarios, que son los que nos han vendido el "final" de ETA. Señores esto no es un final, ETA seguirá influyendo a la sociedad vasca, como ETA fue influida por ella. Y eso como hemos visto ya tiene una respuesta en las urnas, los que somos nacionalistas hemos sido ampliamente dañados por las acciones punibles de esos señores, pero no permitiremos que eso haga mella en nuestra determinación para conseguir la independencia del País Vasco.