Header

Google+ Badge

Pi y Sha

Ella lo tiene todo. Él también. Provocaron la pareja más inesperada del año y no hicieron ningún esfuerzo por ocultarlo. Shakira y Piqué elevaron a la universalidad la relación de famosa-famoso (dejando lo de Casillas y Carbonero a un mero tortolado nacional) e hicieron para sí aquello del «¿Y a mí qué?» para que no quedase niño, adulto, anciano ni googlebot que no se enterase de su amor.
Sobredimensionaron algo ya de por sí bastante sobredimensionado como es la popularidad. Ir al supermercado y aguantar veinte miradas antes de llegar a los congelados. Hacer una cola en el cine y escuchar un poco «Ese es el de...» mal disimulado. Tener un mal día y soportar a más maleducados de lo normal, como si hacerse fotos por la calle, firmar autógrafos o sencillamente responder un «Muchas gracias» a cualquier entrometido fuese con el sueldo. Los famosos me dan lástima, qué cosas. El hermetismo de celebridades como J.D. Salinger me resulta más lógico que cualquiera que pasea sus virtudes y miserias por el ¡Hola!
Por eso no podía comprender la política de Shakira y Piqué. Ellos, que podían hacer un esfuerzo por esquivarlo, se pusieron a tiro de los paparazzis. Para qué un fin de semana en las alejadas Bahamas, cuando puedes pasear tu ñoñismo por las Ramblas. Para qué tener fotógrafos persiguiéndote, cuando puedes ahorrarles el trabajo y subir tú mismo la foto más esperada a tu Facebook o Twitter. Para qué hacer del amor algo secreto, cuando puedes compartirlo con todo el mundo, un amor 2.0.
¿Para qué? Para que se cansen y no hablen más de ti. Se exhibieron tanto y de tantas maneras que consiguieron lo que ninguno antes: que nadie se interese lo más mínimo por su relación. Provocaron tal congestión informativa en las revistas que ya no había quien se tragase una píldora más. Ni Wikileaks con El País. Y hoy, los dos cursis que nos hartaron con sus besos, declaraciones y piquetones, no salen en los medios si no es por su profesión. Como debería haber ocurrido desde el primer día.

3 comentarios:

Naeshai dijo...

¿Y crees que lo han hecho queriendo? No se me había ocurrido... yo creo más bien que han vivido su historia sin esconderse, porque les ha apetecido hacer lo que quisieran en cada momento, sin pensar en si les veían o no. ¡Aunque debe ser desesperante que te persigan de esa manera!

Mini dijo...

Yo creo q lo de subir las fotos en twitter y esas cosas estan muy bien,xq x la foto del beso se pagaban millones,es una buena forma de jorobar a la industria.Ademas a él le amo y ella me gusta cante lo q cante.

Rocy dijo...

Estoy total y absolutamente de acuerdo contigo :)