Header

Google+ Badge

Crónicas Salemitas ha vuelto

Tenía que volver. No me refiero al blog, que en realidad nunca se había ido; siempre estuvo aquí para quien quisiese revisitarlo. Hablo de mí: tenía que volver, porque llevaba demasiado tiempo callado. Tenía que volver a sentarme delante del ordenador, a poner los dedos sobre el teclado, a liberarme de todo lo que se me pasa por la cabeza, dar forma y ordenar mis ideas antes de que se pudriesen en mi cabeza. Tenía que reanudar esta terapia, que es lo que ha sido siempre, para encontrarme mejor conmigo mismo. Tenía que hacerlo porque no sé hacer otra cosa.
Hace casi un año, y con motivo del quinto aniversario de Crónicas, decidí que el mejor modo de celebrarlo era darme un descanso. Total: tampoco es que os fueseis a perder entradas geniales. La idea me pareció brillante y muy de mi estilo: cuando todos esperaban una gran novedad en el blog, yo lo haría desaparecer. Como quien elige la fiesta de su cumpleaños para volverse invisible y echarse a la fuga. Es algo que hay que hacer por lo menos una vez en la vida.
Ni siquiera puedo decir que haya descansado durante los nueve meses de parón. He escrito mucho, muchísimo. Para el blog (tengo un puñado de entradas en el cajón que irán saliendo poco a poco), pero también para mí, el motivo oculto por el que quise desconectar Crónicas hasta nueva orden. Durante este tiempo tampoco he podido quedarme callado, y he dibujado una buena cantidad de viñetas que he publicado en Facebook y Twitter. He recurrido a las redes cuando no he podido contenerme a más, pero me ha sabido a poco.
Yo no sé explicarme en ciento cuarenta caracteres. Me quedo en lo superficial, y así no hay quien se explique. Lo mismo cuando leo al resto: hay más titulares que nunca, pero los contenidos de verdad han bajado preocupantemente. La gente no desarrolla sus ideas: solamente lanza tuits al aire, y no hay ni rastro de explicaciones. Aunque parezca un bicho raro, yo no puedo pensar con tanta síntesis. Me quedo corto con poco espacio. Durante estos nueve meses me he sentido asfixiado en un medio que no es el mío, Twitter, mientras que constantemente echaba en falta mi hábitat natural, el blog. Por eso vuelvo a Crónicas y reivindico una plataforma de opinión que no puede caer en el olvido. Los argumentos de verdad necesitan tiempo y espacio. La brevedad para quien la quiera, pero yo me quedo aquí, sin restricciones, con ganas de protestar y de recibir golpes. En eso ha consistido siempre.
Sin embargo, el hábitat no es el mismo. Es imposible marcharse tanto tiempo y que las cosas estén igual al volver. Crónicas Salemitas ya no vive en la sabana africana, sino que esta vez nos lleva hasta la selva de Madagascar. No sé qué lugar es más salvaje, pero tenía necesidad de viajar. De explorar. Cuidado con los animales. Toda la animación es obra del inimitable Vito, que la ha programado de tal forma que funciona hasta en un iPhone (entra al blog si lo estás leyendo desde un lector externo). También añadió algunos trucos para irritar a mi otro yo, pero eso ya lo descubrirás cuando juegues un poco con los dibujos.
Bienvenido una vez más a Crónicas Salemitas. Gracias por volver.

16 comentarios:

Elendin dijo...

Me alegro mucho de que hayas vuelto, esperaba con ganas este día y los que vendrán para volverte a leer :)

Ashraow dijo...

"Como quien elige la fiesta de su cumpleaños para volverse invisible y echarse a la fuga" Oh Bilbo :) Me alegra mucho que volviera el blog. De las pocas cosas constantes que tengo en internet desde que solia llamarse PabloCReyna :P

Enrique dijo...

¡Me mola mucho el nuevo diseño! El lémur parece tan majo que casi no echo de menos al elefantito. Esperamos verte por aquí mucho tiempo sabiendo que te tomes los descansos que te tomes siempre estaremos aquí esperando una nueva entrada, viñeta o lo que sea.

José Francisco dijo...

Te he leído durante muchos años. Este ha sido -y en cierto modo creo que lo sigue siendo- mi blog de referencia desde que llegué a Internet, así que me alegra volver a verlo activo.

Es evidente que Twitter no es tu medio, pero oye, éste sí que lo es. Y eso no es precisamente moco de pavo.

Babilonia dijo...

Bienvenido de nuevo :). Qué ganas había de volverte a leer. ¡Un saludo!

Anónimo dijo...

Queremos una foto tuya sin camiseta YA xD

Anónimo dijo...

Julix111 de nuevo...¿Me dejas fangirlear con que has vuelto?...Bueno, mejor no, pero me alegro de que estés por blogger de nuevo. ¡¡Qué ganas de leer por estos lares!!

Óscar dijo...

Bienvenido de nuevo, señor Bolson. Me he tirado cinco minutos poniéndote bizco.

Guillermo G. Lapresa dijo...

¡Muy bien!

Planck dijo...

¡Bienvenido! Que sepas que la envidia malsana que sentía hacia la cabecera de tu blog, y que casi había desaparecido gracias a tu ausencia, renace como el caballero oscuro con más fuerza ahora. No obstante, se te perdona. Lo dicho, bienvenido a tu casa ;)

Un saludo alienígena.

Prigkinissa dijo...

:-)
Y encima vuelves a pecho descubierto. Yuju!

Pity_Parker dijo...

Hola de nuevo!!!! por suerte lo tuyo solo fue un "hasta luego"
la verdad que se te extrañaba!
me sumo al voto de "foto sin camiseta"
y también me divertí jugando con le personaje central, tanto que lo deje bizco varias veces! jaja
Abrazo
Pity

Melissa Adriana Saenz dijo...

*o* como extrañaba este blog , y aunque me entretuve bastante leyendo las entradas anteriores , bueno las noticias era pasadas también.

Croni tú siempre piensas totalmente diferente a los demás , para celebrar el lustro de "Crónicas Salemitas" lo cierras y ahora lo abres en un día normal, lo digoporque tal vez si hubiera sido yo lo hubiera abierto en San Valentin talvez para que quedara en una fecha especial.

Me alegra de verdad que hayas vuelto y por supuesto el blog que parece como si tuviera vida propia.

Mis felicitaciones Vito que como siempre demuestra lo excelente programador que es cada vez me sorprende más las cosas que hace las animaciones de arriba le quedaron genial .me quedé viendolo unos segundos pensando que lehacía falta algo yal rato me di cuenta que era y es que lefalta la jirafa característica tuya . XD

Anónimo dijo...

No se te vaya a ocurrir estar dos semanas para publicar la primera entrada después del regreso del blog, ¿eh? Hemos podido esperar nueve meses pero no íbamos a esperar mucho más ;)

Anónimo dijo...

¡Que alegría! Precisamente entré hace un par de días en el blog, por si habías decidido reabrir sin avisar o-algo-así.
Pues seguiremos por aquí, leyéndonte.
Bienvenido de nuevo, Cronista.

Rocy dijo...

¡Gracias a ti por volver! ;)